/ sábado 11 de junio de 2016

Ruinas Arqueológicas en Banderilla, amenazadas por mancha urbana

Xalapa, Ver.-  Banderilla destaca como sede de un conjunto de ruinas arqueológicas que en su momento pudieron haber sido habitadas por totonacas.

Los vestigios, de atractivo turístico, son estudiados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), además de que en su momento estuvieron amenazados por el desarrollo de la mancha urbana, según los vecinos.

Parte de las ruinas, de lo que presuntamente fueron pirámides, se encuentran a un costado del bulevar Xalapa-Banderilla, sobre el carril que conduce a Perote y casi frente a la entrada principal de esta cabecera municipal.

Al visitar este lugar la imaginación vuela de forma inmediata, pues aunque muy poco se sabe de los vestigios hay quienes aseguran que pueden existir desde los 400 o 600 años después de Cristo.

Las bases de piedra invitan a chicos y grandes por igual a observarlas y a recorrerlas mientras el INAH continúa con las investigaciones para conocer más detalles que permitan conocer y entender la historia de quienes hace miles de años habitaron sobre este territorio.

Al entrar a la zona arqueológica se puede apreciar una placa que a la letra dice: “Zona Arqueológica. Las estructuras prehispánicas encontradas en este sitio forman parte de una zona arqueológica que ocupó un área de seis kilómetros cuadrados. Fue poblado por grupos étnicos provenientes de la cuenca de México y grupos totonacos que se establecieron en la región entre los años 600 después de Cristo y 1200 después de Cristo, a juzgar por sus rasgos arquitectónicos, escultóricos y cerámicos”.

La placa data del año 1998 y fue firmada por el Gobierno del Estado y por el ayuntamiento de Banderilla.

Los vecinos aseguran que en ésta y en otra zona cercana al cementerio se han localizado basamentos piramidales, además de algunos pedazos de lo que pudieron ser algunas esculturas, sin que a la fecha se cuente con la certeza de los grupos étnicos a los que pertenecieron.

El acceso a este lugar es gratuito y permite a todos por igual recorrer los vestigios para darse una idea de quiénes pudieron ser los primeros habitantes de esta zona ubicada en los límites con Xalapa.

La zona arqueológica es de gran importancia por los restos que aún conserva y que podrían ser esenciales para obtener mayor información que revele qué tipo de asentamiento yace en este lugar.

/afa

Xalapa, Ver.-  Banderilla destaca como sede de un conjunto de ruinas arqueológicas que en su momento pudieron haber sido habitadas por totonacas.

Los vestigios, de atractivo turístico, son estudiados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), además de que en su momento estuvieron amenazados por el desarrollo de la mancha urbana, según los vecinos.

Parte de las ruinas, de lo que presuntamente fueron pirámides, se encuentran a un costado del bulevar Xalapa-Banderilla, sobre el carril que conduce a Perote y casi frente a la entrada principal de esta cabecera municipal.

Al visitar este lugar la imaginación vuela de forma inmediata, pues aunque muy poco se sabe de los vestigios hay quienes aseguran que pueden existir desde los 400 o 600 años después de Cristo.

Las bases de piedra invitan a chicos y grandes por igual a observarlas y a recorrerlas mientras el INAH continúa con las investigaciones para conocer más detalles que permitan conocer y entender la historia de quienes hace miles de años habitaron sobre este territorio.

Al entrar a la zona arqueológica se puede apreciar una placa que a la letra dice: “Zona Arqueológica. Las estructuras prehispánicas encontradas en este sitio forman parte de una zona arqueológica que ocupó un área de seis kilómetros cuadrados. Fue poblado por grupos étnicos provenientes de la cuenca de México y grupos totonacos que se establecieron en la región entre los años 600 después de Cristo y 1200 después de Cristo, a juzgar por sus rasgos arquitectónicos, escultóricos y cerámicos”.

La placa data del año 1998 y fue firmada por el Gobierno del Estado y por el ayuntamiento de Banderilla.

Los vecinos aseguran que en ésta y en otra zona cercana al cementerio se han localizado basamentos piramidales, además de algunos pedazos de lo que pudieron ser algunas esculturas, sin que a la fecha se cuente con la certeza de los grupos étnicos a los que pertenecieron.

El acceso a este lugar es gratuito y permite a todos por igual recorrer los vestigios para darse una idea de quiénes pudieron ser los primeros habitantes de esta zona ubicada en los límites con Xalapa.

La zona arqueológica es de gran importancia por los restos que aún conserva y que podrían ser esenciales para obtener mayor información que revele qué tipo de asentamiento yace en este lugar.

/afa