/ martes 23 de mayo de 2017

Tecnológico Universitario del Valle de Chalco se incorpora a la IBERO

Fue incorporado el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH) a la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, por lo que ahora la IBERO tendrá la responsabilidad de la conducción del centro educativo.

La incorporación fue dada a conocer públicamente este lunes, en el marco de la inauguración del periodo lectivo del TUVCH, y durante una ceremonia encabezada por el Rector de la IBERO, Mtro. David Fernández Dávalos S. J., y el Director del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco, Mtro. Óscar Arturo Castro Soto.

El tipo de universidades como el TUVCH “son, desde hace más de veinte años, una alternativa viable para los jóvenes, hombres y mujeres, que por diversas circunstancias sociales y económicas no pueden ingresar a instituciones de educación superior como la UNAM, el Poli o la UAM”.

Te puede interesar: 

Con la fusión, la IBERO reafirma formalmente su objetivo de ofrecer a los sectores populares una alternativa educativa accesible, intensiva, de calidad y fuerte en el componente práctico (70% de práctica y 30% de teoría); que permita a los jóvenes acceder al mercado laboral en menos tiempo y en condiciones suficientemente dignas y decentes.

Se seguirá ofreciendo vinculación con el trabajo antes de que las alumnas y alumnos terminen sus estudios; y no se descarta que en el mediano plazo se pueda abrir en el TUVCH alguna carrera de ingeniería, como posibilidad de crecimiento académico para aquellos que deseen y puedan continuar con sus estudios.

“Queremos reducir el abandono escolar del TUVCH; ampliar y fortalecer las competencias integrales en nuestros estudiantes, como el razonamiento y el pensamiento crítico; igualmente, nos proponemos atender los déficits en competencias básicas con los que ingresan muchos de los estudiantes de este Tecnológico. Queremos una formación integral, que fortalezca las capacidades técnicas, pero sin detrimento de la formación intelectual que brinde conocimientos sólidos para comprender los procesos, y propicie el desarrollo de habilidades de pensamiento en los estudiantes”.

“Nos proponemos ofrecer estrategias pedagógicas articuladas que cuenten con apoyos como asesorías académicas, tutorías, cursos remediables, apoyo psicológico, una oferta cultural y deportiva amplias, y transformar la experiencia en el aula con enfoques constructivistas centrados en el aprendizaje y no tanto en el profesor”.

En síntesis, con la alianza incorporación del tecnológico, la IBERO desearía:

-Responder a las expectativas sociales, económicas y políticas de los jóvenes del oriente de la Ciudad de México y del noreste del Estado de México.

-Brindar las competencias necesarias para que se integren con éxito en el mercado de trabajo.

-Contribuir con ello a la superación de la pobreza, el mejoramiento de las condiciones de trabajo y la movilidad social.

-Impactar en las trayectorias formativas y educativas de los jóvenes, de suerte que se contribuya con su formación como ciudadanos y ciudadanas críticos, comprometidos, solidarios y participativos en el desarrollo de su comunidad y del país.

-Fortalecer la calidad académica y formativa del TUVCH.

-Manifestar el compromiso que el Sistema Universitario Jesuita (SUJ) tiene con la justicia, los sectores desposeídos y la construcción de una patria digna.

“Éste es el único centro universitario de nivel tecnológico de gestión privada con financiamiento público. Constituye por eso un laboratorio para desarrollar la colaboración público-privada en el campo de la educación, y encontrar juntos nuevas fórmulas para atender los retos educativos amplios y diversos que desafían a nuestro país.

También lee: 

/cpg

Fue incorporado el Tecnológico Universitario del Valle de Chalco (TUVCH) a la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, por lo que ahora la IBERO tendrá la responsabilidad de la conducción del centro educativo.

La incorporación fue dada a conocer públicamente este lunes, en el marco de la inauguración del periodo lectivo del TUVCH, y durante una ceremonia encabezada por el Rector de la IBERO, Mtro. David Fernández Dávalos S. J., y el Director del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco, Mtro. Óscar Arturo Castro Soto.

El tipo de universidades como el TUVCH “son, desde hace más de veinte años, una alternativa viable para los jóvenes, hombres y mujeres, que por diversas circunstancias sociales y económicas no pueden ingresar a instituciones de educación superior como la UNAM, el Poli o la UAM”.

Te puede interesar: 

Con la fusión, la IBERO reafirma formalmente su objetivo de ofrecer a los sectores populares una alternativa educativa accesible, intensiva, de calidad y fuerte en el componente práctico (70% de práctica y 30% de teoría); que permita a los jóvenes acceder al mercado laboral en menos tiempo y en condiciones suficientemente dignas y decentes.

Se seguirá ofreciendo vinculación con el trabajo antes de que las alumnas y alumnos terminen sus estudios; y no se descarta que en el mediano plazo se pueda abrir en el TUVCH alguna carrera de ingeniería, como posibilidad de crecimiento académico para aquellos que deseen y puedan continuar con sus estudios.

“Queremos reducir el abandono escolar del TUVCH; ampliar y fortalecer las competencias integrales en nuestros estudiantes, como el razonamiento y el pensamiento crítico; igualmente, nos proponemos atender los déficits en competencias básicas con los que ingresan muchos de los estudiantes de este Tecnológico. Queremos una formación integral, que fortalezca las capacidades técnicas, pero sin detrimento de la formación intelectual que brinde conocimientos sólidos para comprender los procesos, y propicie el desarrollo de habilidades de pensamiento en los estudiantes”.

“Nos proponemos ofrecer estrategias pedagógicas articuladas que cuenten con apoyos como asesorías académicas, tutorías, cursos remediables, apoyo psicológico, una oferta cultural y deportiva amplias, y transformar la experiencia en el aula con enfoques constructivistas centrados en el aprendizaje y no tanto en el profesor”.

En síntesis, con la alianza incorporación del tecnológico, la IBERO desearía:

-Responder a las expectativas sociales, económicas y políticas de los jóvenes del oriente de la Ciudad de México y del noreste del Estado de México.

-Brindar las competencias necesarias para que se integren con éxito en el mercado de trabajo.

-Contribuir con ello a la superación de la pobreza, el mejoramiento de las condiciones de trabajo y la movilidad social.

-Impactar en las trayectorias formativas y educativas de los jóvenes, de suerte que se contribuya con su formación como ciudadanos y ciudadanas críticos, comprometidos, solidarios y participativos en el desarrollo de su comunidad y del país.

-Fortalecer la calidad académica y formativa del TUVCH.

-Manifestar el compromiso que el Sistema Universitario Jesuita (SUJ) tiene con la justicia, los sectores desposeídos y la construcción de una patria digna.

“Éste es el único centro universitario de nivel tecnológico de gestión privada con financiamiento público. Constituye por eso un laboratorio para desarrollar la colaboración público-privada en el campo de la educación, y encontrar juntos nuevas fórmulas para atender los retos educativos amplios y diversos que desafían a nuestro país.

También lee: 

/cpg