/ viernes 25 de octubre de 2019

Alberto Chimal se adentra a una "Noche en la zona M", su nuevo libro

La civilización tal como la conocemos ha dejado de existir...

"La noche en la zona M" transcurre en un entorno apocalíptico y, paradójicamente, esperanzador. La civilización tal como la conocemos ha dejado de existir y la Ciudad de México, donde se ubica la trama de la nueva novela de Alberto Chimal, está dividida en reinos separados entre sí que intentan sobrevivir con los pocos recursos naturales que existen.

"Estoy en contra de las historias que llamaría de 'porno apocalíptico', donde todo es destrucción, muerte y desolación", dice Chimal en entrevista.

Narrada con diálogos precisos y breves, la novela expone, agrega el autor, que incluso en medio de la destrucción, existe la posibilidad de sobrevivencia.

En la trama, tres mujeres al verse amenazadas por el plan que tiene el Jefe para la menor de ellas (Sita), deciden escapar del Reino del Centro, donde viven.

Foto: @papalector

Sita y su abuela Lucina, quienes se ocupan de las redes de comunicación del Fuerte, la base del cacique local, huyen con Celeste, quien conoció el mundo antes de la devastación y emprenden un viaje que las lleva a descubrir que en todo final hay un comienzo.

La novela expone ideas profundas acerca del futuro, que en la ficción se ubica alrededor del año 2112 pero que en realidad, podemos identificar en el presente que estamos viviendo, apunta Chimal.

"Sabemos lo que nos hace falta como especie, necesitamos dejar de consumir tantos recursos, reducir la desigualdad de la repartición de recursos, por ejemplo, Estados Unidos que tiene menos del tres por ciento de la población mundial, produce el 25 por ciento de emisiones contaminantes, no solo es la desigualdad, sino la enorme responsabilidad de cómo se usan los recursos y los deshechos que producen, necesitamos plantearnos de otra manera nuestra relación con el entorno, el mundo no es un depósito infinito de recursos que está ahí para saquearlo".

El autor menciona además la necesidad de revertir varias nociones que son parte del pensamiento contemporáneo, "entre otras que la supervivencia es un asunto de individuos y no de comunidades. Los personajes de esta novela sobreviven porque sobre todo las mujeres, entre ellas tienen cuidado". La noche en la zona M critica también la relación desigual entre hombre y mujeres, así como vicios del machismo.

"Si pudiéramos entablar otra relación de los habitantes del mundo y de su entorno, estaríamos en otra etapa distinta de la historia, quizá con mejores posibilidades para sobrevivir", apunta el autor de este fascinante texto para jóvenes en el que no aparecen animales ni árboles o plantas: la imagen máxima de la devastación de la naturaleza.

Foto: @edomexaldia

La ciencia ficción, explica Alberto Chimal, no profetiza. "Este tipo de historias en el fondo están hablando del presente, de preocupaciones actuales que se intensifican para tratar de imaginar un posible futuro, eso quiere decir que parten de cosas que se observan ahora y yo en este momento observo mucho de lo que está en la novela, los problemas del presente son los que conducen a los horrores de ese futuro en el cual está ubicada, no es la caída de un estado ideal, sino la degradación de condiciones que ya estaban presentes".

Tal como lo plantea en la novela, editada por el Fondo de Cultura Económica, el autor imagina como única alternativa de la humanidad para sobrevivir es decidir qué conservar del pasado.

"En esta época hay por parte de movimientos conservadores incluso muy extremistas, la insistencia en recuperar un pasado que mitifican como perfecto, el ejemplo más cercano que tenemos es el pasado virtuosos que imaginan los grupos de derecha, como que las mujeres estaban mejor en su lugar en casa y no compitiendo con los hombres, o que los pobres y al gente de color más oscuro se apartaran de los blancos o los criollos.

"Es algo que me interesaba criticar, porque cuando se idealiza un pasado es para tratar de ganar poder, convencer a una cierta población de que tienen un enemigo en contra del cual pelear para obtener privilegios que creen haber perdido, en un fenómeno muy inquietante de nuestra época, semejantes modos de pensar y de acción política, conducen a más destrucción y discriminación".

Foto: @albertochimal

En un mundo distópico futurista, la civilización como la conocemos ha caído, la Ciudad de México también, y se ha dividido en un conjunto de reinos que mantienen una paz frágil e intentan sobrevivir aprovechando los restos de la tecnología de otra época.

En el reino del Centro vive Sita, una adolescente que se ocupa, junto con su abuela Lucina, de mantener las comunicaciones del Fuerte, la base del cacique local. Ambas viven con Celeste: la conciencia de una mujer que conoció los tiempos antiguos y ahora está almacenada en una computadora. Cuando Sita se entera de los planes que tienen para ella, decide emprender una huida hacia un lugar mejor, pero en el camino se topará con amenazas peligrosas de las que nadie ha escapado vivo.

"La noche en la zona M" transcurre en un entorno apocalíptico y, paradójicamente, esperanzador. La civilización tal como la conocemos ha dejado de existir y la Ciudad de México, donde se ubica la trama de la nueva novela de Alberto Chimal, está dividida en reinos separados entre sí que intentan sobrevivir con los pocos recursos naturales que existen.

"Estoy en contra de las historias que llamaría de 'porno apocalíptico', donde todo es destrucción, muerte y desolación", dice Chimal en entrevista.

Narrada con diálogos precisos y breves, la novela expone, agrega el autor, que incluso en medio de la destrucción, existe la posibilidad de sobrevivencia.

En la trama, tres mujeres al verse amenazadas por el plan que tiene el Jefe para la menor de ellas (Sita), deciden escapar del Reino del Centro, donde viven.

Foto: @papalector

Sita y su abuela Lucina, quienes se ocupan de las redes de comunicación del Fuerte, la base del cacique local, huyen con Celeste, quien conoció el mundo antes de la devastación y emprenden un viaje que las lleva a descubrir que en todo final hay un comienzo.

La novela expone ideas profundas acerca del futuro, que en la ficción se ubica alrededor del año 2112 pero que en realidad, podemos identificar en el presente que estamos viviendo, apunta Chimal.

"Sabemos lo que nos hace falta como especie, necesitamos dejar de consumir tantos recursos, reducir la desigualdad de la repartición de recursos, por ejemplo, Estados Unidos que tiene menos del tres por ciento de la población mundial, produce el 25 por ciento de emisiones contaminantes, no solo es la desigualdad, sino la enorme responsabilidad de cómo se usan los recursos y los deshechos que producen, necesitamos plantearnos de otra manera nuestra relación con el entorno, el mundo no es un depósito infinito de recursos que está ahí para saquearlo".

El autor menciona además la necesidad de revertir varias nociones que son parte del pensamiento contemporáneo, "entre otras que la supervivencia es un asunto de individuos y no de comunidades. Los personajes de esta novela sobreviven porque sobre todo las mujeres, entre ellas tienen cuidado". La noche en la zona M critica también la relación desigual entre hombre y mujeres, así como vicios del machismo.

"Si pudiéramos entablar otra relación de los habitantes del mundo y de su entorno, estaríamos en otra etapa distinta de la historia, quizá con mejores posibilidades para sobrevivir", apunta el autor de este fascinante texto para jóvenes en el que no aparecen animales ni árboles o plantas: la imagen máxima de la devastación de la naturaleza.

Foto: @edomexaldia

La ciencia ficción, explica Alberto Chimal, no profetiza. "Este tipo de historias en el fondo están hablando del presente, de preocupaciones actuales que se intensifican para tratar de imaginar un posible futuro, eso quiere decir que parten de cosas que se observan ahora y yo en este momento observo mucho de lo que está en la novela, los problemas del presente son los que conducen a los horrores de ese futuro en el cual está ubicada, no es la caída de un estado ideal, sino la degradación de condiciones que ya estaban presentes".

Tal como lo plantea en la novela, editada por el Fondo de Cultura Económica, el autor imagina como única alternativa de la humanidad para sobrevivir es decidir qué conservar del pasado.

"En esta época hay por parte de movimientos conservadores incluso muy extremistas, la insistencia en recuperar un pasado que mitifican como perfecto, el ejemplo más cercano que tenemos es el pasado virtuosos que imaginan los grupos de derecha, como que las mujeres estaban mejor en su lugar en casa y no compitiendo con los hombres, o que los pobres y al gente de color más oscuro se apartaran de los blancos o los criollos.

"Es algo que me interesaba criticar, porque cuando se idealiza un pasado es para tratar de ganar poder, convencer a una cierta población de que tienen un enemigo en contra del cual pelear para obtener privilegios que creen haber perdido, en un fenómeno muy inquietante de nuestra época, semejantes modos de pensar y de acción política, conducen a más destrucción y discriminación".

Foto: @albertochimal

En un mundo distópico futurista, la civilización como la conocemos ha caído, la Ciudad de México también, y se ha dividido en un conjunto de reinos que mantienen una paz frágil e intentan sobrevivir aprovechando los restos de la tecnología de otra época.

En el reino del Centro vive Sita, una adolescente que se ocupa, junto con su abuela Lucina, de mantener las comunicaciones del Fuerte, la base del cacique local. Ambas viven con Celeste: la conciencia de una mujer que conoció los tiempos antiguos y ahora está almacenada en una computadora. Cuando Sita se entera de los planes que tienen para ella, decide emprender una huida hacia un lugar mejor, pero en el camino se topará con amenazas peligrosas de las que nadie ha escapado vivo.

CDMX

[Fotos] CDMX vive su primer macrosimulacro de 2020

Trabajadores, estudiantes y familias detuvieron sus actividades para resguardarse en un punto seguro

Mundo

Mujeres, las perdedoras de la distribución de la riqueza mundial, denuncia

Oxfam señala que los 22 hombres más ricos del mundo tienen una riqueza superior a la que poseen todas las mujeres de África

Sociedad

Rifa es solo una opción, aclara AMLO sobre avión presidencial

El mandatario sostuvo que su gobierno "no es un Gobierno de ocurrencias" al mismo tiempo se rió de los memes

Virales

[Video] Estuvo a centímetros de arrojarse de edificio de Xalapa, ¡lo salvaron!

Un policía evitó que un joven se quitara la vida lanzándose de un alto edificio en construcción

Gossip

A partir de febrero, los personajes de Studio Ghibli llegan a Netflix

Las cintas de una de las casas de animación más reconocidas a nivel mundial, finalmente llegarán a Netflix

Sociedad

"Nos vamos pa'l río", cientos de migrantes cruzan el Suchiate hacia México

El INM afirmó que "permitiría" el ingreso a quienes cumplan requisitos establecidos en la ley, aunque no se aclararon cuáles son las condiciones

Mundo

Honduras designa como organización terrorista a Hezbolá

El Gobierno hondureño anunció además la creación del Registro de Personas y Entidades vinculadas al terrorismo y su financiación

CDMX

[Fotos] CDMX vive su primer macrosimulacro de 2020

Trabajadores, estudiantes y familias detuvieron sus actividades para resguardarse en un punto seguro

Sociedad

AMLO no recibirá caminata de la paz para evitar "show"

“Pueden entrar a Palacio Nacional, van a ser recibidos, pero no los voy a recibir yo", aclaró sobre el movimiento encabezado por Javier Sicilia y Julián Lebarón