/ viernes 28 de febrero de 2020

El MET: siglo y medio de esplendor 

Fundado el 13 de abril de 1870, en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York se pueden apreciar más de cinco mil años de arte

Este 2020 se cumplen 150 años de la creación del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. Todo comenzó como una iniciativa de amantes del arte que deseaban compartir su pasión con cualquier interesado y el experimento funcionó muy bien, ya que a la fecha ha llegado a recibir más de 7 millones de visitantes al año.

El edificio es mágico y conserva esa particularidad de la Gran Manzana. Si se pasa a una hora distinta o en una temporada en contraste, eso altera los recuerdos. Por ejemplo, el Templo de Dendur que tiene un ventanal enorme que permite ver el exterior, cambia completamente entre una tarde de invierno con nevada en la que ya no hay Sol, a una mañana esplendorosa de verano.

No es la única sala que interactúa de esa forma con el clima, también están diversos jardines con tragaluz que varían su apariencia o la terraza, que está abierta al público de abril a octubre, para disfrutar de un buen trago mientras se ven instalaciones y una vista privilegiada de Manhattan . La fachada es completamente distinta de día o de noche gracias a la iluminación. Encontrarse con el edificio luego de una caminata perdediza en el Central Park o si se llega en metro en una tarde de lluvia… Todo son factores que cambian la experiencia.

La inmersión al edificio es inmediata. Imponen los techos altos, las paredes y escalinatas de mármol al atravesar el umbral. En seguida se ven las filas de las taquillas que podrían desanimar al turista con prisa, pero en realidad, al entrar al museo, la gente se disipa entre la enorme variedad de sus salas.

El museo está dividido por “alas” y se debe estar dispuesto a la ubicación cartesiana que requiere la ciudad, ya que las descripciones de los panfletos, aunque se encuentran escritos en español, indican de esa forma las salas.

La selección del recorrido es infinita. El museo cuenta con guías que van en grupos a ver las obras más populares, existen guías temáticas para niños, en español o para que personas con diversas discapacidades pueda disfrutar, como guías en lenguaje de señas o un paseo por el museo vacío, si se cuenta con 3 mil dólares entre 25 personas para realizarlo.

Dado que tiene una colección sólo superada por el Musée d’Orsay de París de arte francés, los amantes de esa línea pudieran ir directamente a contemplar la travesía y transformación de los galos. Los amantes del arte egipcio podrían irse a esa sala, ya que se considera que el acervo que tiene el MET en cuanto a cantidad y calidad de conservación de las piezas, sólo lo supera una visita a El Cairo.

Las colecciones de los impresionistas y neoimpresionistas son también para destacar. Si tomaron la decisión de ir con un grupo de recorrido guiado, les explicarán que la distancia para ver una obra hecha con puntillismo es muy importante, ya que la percepción de los que sucede en el cuadro cambia. Acercarse y alejarse cambia la expresión de los protagonistas, como en el caso de la Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte, de Georges Pierre Seurat.

Resulta corta cualquier descripción que demos de los artículos que se pueden ver. Hablo de la experiencia de pasar días enteros recorriendo, intentando algún día terminar el recorrido, pero gana el dolor de cabeza al intentar abstraer la información adquirida. Tuve la oportunidad de trabajar dos meses en una producción televisiva para un canal público en esos pasillos. Mi consejo es tomar los recorridos con guía, porque muchos detalles de la curaduría, el diálogo de las piezas y las posiciones explican factores que un turista aventurado puede pasar por alto.

Tiene para todos los gustos, incluso una persona que pueda decir que no le gusta mucho la contemplación del arte, se estremezca al ver la sala de música, con instrumentos de tiempos remotos y que llegan desde otros continentes, pero no se queda la experiencia en ver el objeto, ya que organizan conciertos que son gratuitos a los visitantes que están realizando el recorrido y así se puede ver una presentación de música barroca, un cuarteto de gaita o música tradicional japonesa (para saber las fechas y eventos específicos, sugiero consultar cartelera).

La ventaja sobre otros museos alrededor del mundo es que el MET es como una vuelta al planeta, por la historia y los contextos universales al pagar 25 dólares (los menores de 12 años entran gratis).

Si considera que un viaje a Nueva York sale de su presupuesto, desde su sitio web www.metmuseum.org mantienen parte del catálogo que puede contemplarse en fotografías de alta definición, libres de derechos y que pueden descargarse con un clic, así como un archivo de libros de arte de acceso gratuito que cada vez lo amplían más, o ver áreas completas en 360 grados en video.

Eventos para celebrar siglo y medio

Una gran particularidad es que la narrativa tiene variantes. Ya hemos hablado un poco de las exposiciones permanentes, pero también existen las temporales y este año están de manteles largos y celebran con todo aquel que se quiera sumar.

La más ambiciosa es Making The Met, 1870–2020, que “presentará más de 250 obras de arte superlativas de casi todos los tipos, desde los favoritos de los visitantes hasta los tesoros frágiles que rara vez se pueden ver. Organizada en torno a momentos de transformación en la evolución de la colección, los edificios y las ambiciones del Museo, la exposición revelará las figuras visionarias y las fuerzas culturales que impulsaron al Met en nuevas direcciones desde su fundación en 1870 hasta nuestros días. Las fotografías de archivo raramente vistas, las innovaciones digitales y las historias de trabajo detrás de escena y el alcance comunitario del Museo mejorarán esta experiencia única”, anuncian desde su sitio web.

En esa misma plataforma tienen una lista de reproducción bajo el nombre From the Vaults, en el que cada mes publicarán de “3 a 4 videos películas del extenso archivo de imágenes en movimiento del Museo, que comprende más de 1.500 películas, realizadas a partir de la década de 1920. Incluye perfiles de artistas y documentales raramente vistos, así como películas de procesos sobre técnicas de creación artística y filmaciones de los trabajos dentro del Museo”, comentan en su portal.

Son tesoros visuales que nos llevan a otra época o ensayos tan graciosos como Metropolitan Cats, 1983—A History of Cats at The Met, con fotografías de los felinos que se encuentran en las obras de arte, mientras se describe la naturaleza de estas mascotas que a ratos son salvajes. En ese playlist también describen cómo desde hace más de un siglo, desarrollan la preservación del arte o la precisión milimétrica requerida para montar una obra, como la del artista Isamu Noguchi.

También han publicado videos en el canal de YouTube The Met, que se pueden encontrar bajo el título de Met Stories, en donde trabajadores del museo narran sus experiencias y memorias. Una de las reflexiones la da Asim Rehman, un hombre de origen musulmán que cuenta cómo una visita a una mezquita del museo le cambió la vida. Al final, es un lugar de herencia cultural y considerando que el condado de Queens es el lugar con mayor diversidad de culturas, lenguas y nacionalidades, el Museo Metropolitano de Nueva York, es un reflejo de la población de la ciudad. Como lo menciona Rehman: “Un lugar que logra crear comunidad”.

Bajo #MyMetStory han convocado a la población en general a que cuenten su historia con el museo. Algunos serán seleccionados y los compartirán en sus redes sociales.

Exhibiciones con las obras recibidas como regalo por los 150 años son:

En busca de la moda: Colección Sandy Schreier, del 27 de noviembre de 2019 al 17 de mayo de 2020.

Esplendores estéticos: objetos destacados del regalo de Barrie y Deedee Wigmore, del 2 de diciembre de 2019 al 16 de agosto de 2020.

Visión 2020: Fotografías de 1840 a 1860. Del 3 de diciembre de 2019 al 10 de mayo de 2020; Fotografías de 1940 a 1960 del 20 de julio de 2020 al 3 de enero de 2021.

De Géricault a Rockburne: selecciones del regalo de Michael y Juliet Rubenstein, del 29 de enero al 29 de marzo de 2020.

Fotografía del siglo pasado: Colección Ann Tenenbaum y Thomas H. Lee, del 10 de marzo al 28 de junio de 2020.

Pop espiritual: arte de Irán en la década de 1960, del 16 de abril al 14 de junio de 2020.

Armado con buenas intenciones: tradiciones de armaduras de regalo y armas, del 22 de junio de 2020 al 6 de junio de 2021.

Línea del tiempo

1870. Se les da permiso a un grupo apasionado de la cultura a construir un museo cuyo fin era brindar arte y educación a la población americana. Llegan tres colecciones privadas europeas con 174 pinturas. Con obras de artistas como Hals y Van Dyck, Poussin, Tiepolo y Guardi.

1872. Se inaugura en la 5ta avenida número 681. El primer presidente fue John Taylor Johnston. Su colección particular fue el primer acerbo que presentó el museo.

1873. Se muda a su sede actual, en la 5ta avenida, abarca de las calles 80 a la 84 rodeado del Central Park. Con arquitectura neogótica diseñado por Calvert Vaux y Jacob Wrey Mould.

1907. Desde comienzos del siglo XX, la colección se amplió enormemente, pero ese año es representativas por la llegada de trabajos de Auguste Renoir. Ahora es considerado uno de los recintos más importantes que resguarda el arte Impresionista y postimpresionista.

1910. Fue la primera institución reconocida que aceptó trabajos de Henri Matisse.

1926. Remodelan y extienden la construcción. La fachada se diseña con estilo Beaux-Arts por Richard Morris. Reconstruyen fragmentos de civilizaciones asiáticas , destaca un jardín chino de la dinastía Ming.

1938. Tras la idea de John D. Rockefeller JR., se inaugura en el Fort Tyron Park el único museo en Estados Unidos dedicado al arte medieval. Lleva el nombre de The Cloister, ya que es compuesto de varios claustros.

1949. La aportación de más de 400 obras de arte del siglo XX por parte de Georgina O’Keeffe, extiende el acervo del museo. Cubismo, dadaísmo y artistas estadounidenses enriquecieron enormemente.

1965. Llega una de los principales atractivos, el Templo de Dendur. Donado por el gobierno egipcio para salvarlo de una inundación.

1984. 1987 Gracias al aporte de 90 obras de Paul Klee por parte de Heinz Berggrue y otras donaciones que se fueron acumulando, inauguran la Lila Acheson Wallace Wing, 3 pisos dedicados al arte del siglo XX.

2010. En su colección registran 2 millones 500 mil obras de arte.

Datos Curiosos

  • El departamento de arte Griego y Romano es dueño de miles de objetos, que incluyen la colección más cuidada de vidrio y plata que se conozca en el mundo.
  • Cuentan con 17 departamentos de curaduría que siempre están en la búsqueda de nuevos objetos o catalogando las donaciones que reciben.
  • La ala del arte americano cuenta con 24 salas en las que se ve la historia de Estados Unidos, las costumbres y estilos de vida a través del tiempo. Es la colección más grande que existe con esa temática.
  • La gala del MET es un evento que se tornó de relevancia mundial, a la que asisten cientos de artistas con el fin de aportar ingresos para el Instituto del Vestido, que cuenta con una amplia colección de prendas que deben ser cuidadas con varias técnicas. En 2019 el boleto costó 30 mil dólares.

Este 2020 se cumplen 150 años de la creación del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. Todo comenzó como una iniciativa de amantes del arte que deseaban compartir su pasión con cualquier interesado y el experimento funcionó muy bien, ya que a la fecha ha llegado a recibir más de 7 millones de visitantes al año.

El edificio es mágico y conserva esa particularidad de la Gran Manzana. Si se pasa a una hora distinta o en una temporada en contraste, eso altera los recuerdos. Por ejemplo, el Templo de Dendur que tiene un ventanal enorme que permite ver el exterior, cambia completamente entre una tarde de invierno con nevada en la que ya no hay Sol, a una mañana esplendorosa de verano.

No es la única sala que interactúa de esa forma con el clima, también están diversos jardines con tragaluz que varían su apariencia o la terraza, que está abierta al público de abril a octubre, para disfrutar de un buen trago mientras se ven instalaciones y una vista privilegiada de Manhattan . La fachada es completamente distinta de día o de noche gracias a la iluminación. Encontrarse con el edificio luego de una caminata perdediza en el Central Park o si se llega en metro en una tarde de lluvia… Todo son factores que cambian la experiencia.

La inmersión al edificio es inmediata. Imponen los techos altos, las paredes y escalinatas de mármol al atravesar el umbral. En seguida se ven las filas de las taquillas que podrían desanimar al turista con prisa, pero en realidad, al entrar al museo, la gente se disipa entre la enorme variedad de sus salas.

El museo está dividido por “alas” y se debe estar dispuesto a la ubicación cartesiana que requiere la ciudad, ya que las descripciones de los panfletos, aunque se encuentran escritos en español, indican de esa forma las salas.

La selección del recorrido es infinita. El museo cuenta con guías que van en grupos a ver las obras más populares, existen guías temáticas para niños, en español o para que personas con diversas discapacidades pueda disfrutar, como guías en lenguaje de señas o un paseo por el museo vacío, si se cuenta con 3 mil dólares entre 25 personas para realizarlo.

Dado que tiene una colección sólo superada por el Musée d’Orsay de París de arte francés, los amantes de esa línea pudieran ir directamente a contemplar la travesía y transformación de los galos. Los amantes del arte egipcio podrían irse a esa sala, ya que se considera que el acervo que tiene el MET en cuanto a cantidad y calidad de conservación de las piezas, sólo lo supera una visita a El Cairo.

Las colecciones de los impresionistas y neoimpresionistas son también para destacar. Si tomaron la decisión de ir con un grupo de recorrido guiado, les explicarán que la distancia para ver una obra hecha con puntillismo es muy importante, ya que la percepción de los que sucede en el cuadro cambia. Acercarse y alejarse cambia la expresión de los protagonistas, como en el caso de la Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte, de Georges Pierre Seurat.

Resulta corta cualquier descripción que demos de los artículos que se pueden ver. Hablo de la experiencia de pasar días enteros recorriendo, intentando algún día terminar el recorrido, pero gana el dolor de cabeza al intentar abstraer la información adquirida. Tuve la oportunidad de trabajar dos meses en una producción televisiva para un canal público en esos pasillos. Mi consejo es tomar los recorridos con guía, porque muchos detalles de la curaduría, el diálogo de las piezas y las posiciones explican factores que un turista aventurado puede pasar por alto.

Tiene para todos los gustos, incluso una persona que pueda decir que no le gusta mucho la contemplación del arte, se estremezca al ver la sala de música, con instrumentos de tiempos remotos y que llegan desde otros continentes, pero no se queda la experiencia en ver el objeto, ya que organizan conciertos que son gratuitos a los visitantes que están realizando el recorrido y así se puede ver una presentación de música barroca, un cuarteto de gaita o música tradicional japonesa (para saber las fechas y eventos específicos, sugiero consultar cartelera).

La ventaja sobre otros museos alrededor del mundo es que el MET es como una vuelta al planeta, por la historia y los contextos universales al pagar 25 dólares (los menores de 12 años entran gratis).

Si considera que un viaje a Nueva York sale de su presupuesto, desde su sitio web www.metmuseum.org mantienen parte del catálogo que puede contemplarse en fotografías de alta definición, libres de derechos y que pueden descargarse con un clic, así como un archivo de libros de arte de acceso gratuito que cada vez lo amplían más, o ver áreas completas en 360 grados en video.

Eventos para celebrar siglo y medio

Una gran particularidad es que la narrativa tiene variantes. Ya hemos hablado un poco de las exposiciones permanentes, pero también existen las temporales y este año están de manteles largos y celebran con todo aquel que se quiera sumar.

La más ambiciosa es Making The Met, 1870–2020, que “presentará más de 250 obras de arte superlativas de casi todos los tipos, desde los favoritos de los visitantes hasta los tesoros frágiles que rara vez se pueden ver. Organizada en torno a momentos de transformación en la evolución de la colección, los edificios y las ambiciones del Museo, la exposición revelará las figuras visionarias y las fuerzas culturales que impulsaron al Met en nuevas direcciones desde su fundación en 1870 hasta nuestros días. Las fotografías de archivo raramente vistas, las innovaciones digitales y las historias de trabajo detrás de escena y el alcance comunitario del Museo mejorarán esta experiencia única”, anuncian desde su sitio web.

En esa misma plataforma tienen una lista de reproducción bajo el nombre From the Vaults, en el que cada mes publicarán de “3 a 4 videos películas del extenso archivo de imágenes en movimiento del Museo, que comprende más de 1.500 películas, realizadas a partir de la década de 1920. Incluye perfiles de artistas y documentales raramente vistos, así como películas de procesos sobre técnicas de creación artística y filmaciones de los trabajos dentro del Museo”, comentan en su portal.

Son tesoros visuales que nos llevan a otra época o ensayos tan graciosos como Metropolitan Cats, 1983—A History of Cats at The Met, con fotografías de los felinos que se encuentran en las obras de arte, mientras se describe la naturaleza de estas mascotas que a ratos son salvajes. En ese playlist también describen cómo desde hace más de un siglo, desarrollan la preservación del arte o la precisión milimétrica requerida para montar una obra, como la del artista Isamu Noguchi.

También han publicado videos en el canal de YouTube The Met, que se pueden encontrar bajo el título de Met Stories, en donde trabajadores del museo narran sus experiencias y memorias. Una de las reflexiones la da Asim Rehman, un hombre de origen musulmán que cuenta cómo una visita a una mezquita del museo le cambió la vida. Al final, es un lugar de herencia cultural y considerando que el condado de Queens es el lugar con mayor diversidad de culturas, lenguas y nacionalidades, el Museo Metropolitano de Nueva York, es un reflejo de la población de la ciudad. Como lo menciona Rehman: “Un lugar que logra crear comunidad”.

Bajo #MyMetStory han convocado a la población en general a que cuenten su historia con el museo. Algunos serán seleccionados y los compartirán en sus redes sociales.

Exhibiciones con las obras recibidas como regalo por los 150 años son:

En busca de la moda: Colección Sandy Schreier, del 27 de noviembre de 2019 al 17 de mayo de 2020.

Esplendores estéticos: objetos destacados del regalo de Barrie y Deedee Wigmore, del 2 de diciembre de 2019 al 16 de agosto de 2020.

Visión 2020: Fotografías de 1840 a 1860. Del 3 de diciembre de 2019 al 10 de mayo de 2020; Fotografías de 1940 a 1960 del 20 de julio de 2020 al 3 de enero de 2021.

De Géricault a Rockburne: selecciones del regalo de Michael y Juliet Rubenstein, del 29 de enero al 29 de marzo de 2020.

Fotografía del siglo pasado: Colección Ann Tenenbaum y Thomas H. Lee, del 10 de marzo al 28 de junio de 2020.

Pop espiritual: arte de Irán en la década de 1960, del 16 de abril al 14 de junio de 2020.

Armado con buenas intenciones: tradiciones de armaduras de regalo y armas, del 22 de junio de 2020 al 6 de junio de 2021.

Línea del tiempo

1870. Se les da permiso a un grupo apasionado de la cultura a construir un museo cuyo fin era brindar arte y educación a la población americana. Llegan tres colecciones privadas europeas con 174 pinturas. Con obras de artistas como Hals y Van Dyck, Poussin, Tiepolo y Guardi.

1872. Se inaugura en la 5ta avenida número 681. El primer presidente fue John Taylor Johnston. Su colección particular fue el primer acerbo que presentó el museo.

1873. Se muda a su sede actual, en la 5ta avenida, abarca de las calles 80 a la 84 rodeado del Central Park. Con arquitectura neogótica diseñado por Calvert Vaux y Jacob Wrey Mould.

1907. Desde comienzos del siglo XX, la colección se amplió enormemente, pero ese año es representativas por la llegada de trabajos de Auguste Renoir. Ahora es considerado uno de los recintos más importantes que resguarda el arte Impresionista y postimpresionista.

1910. Fue la primera institución reconocida que aceptó trabajos de Henri Matisse.

1926. Remodelan y extienden la construcción. La fachada se diseña con estilo Beaux-Arts por Richard Morris. Reconstruyen fragmentos de civilizaciones asiáticas , destaca un jardín chino de la dinastía Ming.

1938. Tras la idea de John D. Rockefeller JR., se inaugura en el Fort Tyron Park el único museo en Estados Unidos dedicado al arte medieval. Lleva el nombre de The Cloister, ya que es compuesto de varios claustros.

1949. La aportación de más de 400 obras de arte del siglo XX por parte de Georgina O’Keeffe, extiende el acervo del museo. Cubismo, dadaísmo y artistas estadounidenses enriquecieron enormemente.

1965. Llega una de los principales atractivos, el Templo de Dendur. Donado por el gobierno egipcio para salvarlo de una inundación.

1984. 1987 Gracias al aporte de 90 obras de Paul Klee por parte de Heinz Berggrue y otras donaciones que se fueron acumulando, inauguran la Lila Acheson Wallace Wing, 3 pisos dedicados al arte del siglo XX.

2010. En su colección registran 2 millones 500 mil obras de arte.

Datos Curiosos

  • El departamento de arte Griego y Romano es dueño de miles de objetos, que incluyen la colección más cuidada de vidrio y plata que se conozca en el mundo.
  • Cuentan con 17 departamentos de curaduría que siempre están en la búsqueda de nuevos objetos o catalogando las donaciones que reciben.
  • La ala del arte americano cuenta con 24 salas en las que se ve la historia de Estados Unidos, las costumbres y estilos de vida a través del tiempo. Es la colección más grande que existe con esa temática.
  • La gala del MET es un evento que se tornó de relevancia mundial, a la que asisten cientos de artistas con el fin de aportar ingresos para el Instituto del Vestido, que cuenta con una amplia colección de prendas que deben ser cuidadas con varias técnicas. En 2019 el boleto costó 30 mil dólares.

México

EU dona 3 mdd a México para manejo de pandemia

Sobre la segunda fase de la estrategia, afirmó que consiste en integrar de forma más amplia la reactivación económica

Justicia

Matan a siete en Jerécuaro, Guanajuato

El hecho se registró en el camino que conduce a la comunidad El Fresno a unos 400 metros de la carretera estatal Apaseo el Alto-Jerécuaro

República

Se enfrentan balseros del río Suchiate con Ejército de Guatemala

La trifulca ha dejado varios detenidos y afectaciones entre pobladores de esta ciudad fronteriza con México

Finanzas

Unilever dará mil mde para cuidar el medio ambiente

La aportación hecha por Unilever es similar al presupuesto otorgado al Conacyt para este año

Finanzas

App Mozper promueve la cultura financiera

Mozper funcionará con una tarjeta de débito para que los niños aprendan a ahorrar y pagar créditos

Finanzas

Vans camina hacia nuevos mercados

La marca californiana apuesta por llegar al público enamorado de los deportes de acción, el arte, la música y la cultura urbana

Gossip

Carlos Bardem lleva su novela Mongo Blanco a la TV

Bardem desarrollará una serie en la que narra la historia de Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX

Cultura

Jonás Cuarón llevará el mito del chupacabras a Netflix

El realizador mexicano trabajará con el productor Chris Columbus

Gossip

Thalía, David Guetta y Sofía Reyes se unen por los migrantes

Este es el primer lanzamiento musical de la iniciativa Human (X), proyecto impulsado por la incubadora de talentos Neon 16