/ viernes 10 de julio de 2020

Carlos Barmen presenta novela en la semana negra de Gijón

Mongo blanco compite por el Premio Espartaco, que distingue en el certamen literario a la mejor novela histórica

GIJÓN. En conversaciones para adaptarla a una serie, el actor, guionista y escritor español Carlos Bardem presentó en la Semana Negra de Gijón su novela Mongo blanco, una historia basada en hechos reales sobre el malagueño Pedro Blanco, uno de los grandes tratantes de esclavos del siglo XIX, con escenarios entre España, Cuba o África.

Mongo blanco compite por el Premio Espartaco, que distingue en el certamen literario a la mejor novela histórica, con Voraces, de la gallega Nieves Abarca, Hierba de brujas, de Toti Martínez de Lezea y con Coronado, de Ignacio del Valle, esta última sobre la expedición de Francisco Vázquez de Coronado al territorio del norte de México y el sur de Estados Unidos en 1540.

En la presentación de su novela, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón, Bardem explicó que “Pedro Blanco era un monstruo, un señor que se dedicaba a una atrocidad y que revolucionó la trata de esclavos de alguna manera y yo digo que es el Pablo Escobar de la trata de esclavos, pero estos monstruos no son personas patológicas, sino creados por un sistema”.

En la novela, tras la muerte de su padre, el joven malagueño Pedro Blanco se echa a la mar en busca de un futuro mejor. Gracias a su pericia y fuerza de voluntad, escala posiciones hasta convertirse en Mongo Blanco, uno de los grandes negreros del siglo XIX, pero la traición de una persona muy cercana a él lo llevará al comienzo de su caída en desgracia.

Así se lo cuenta a su médico desde el manicomio en el que está encerrado sin sospechar que su historia todavía no ha terminado, ya que alguien de su pasado ha vuelto para cobrarse una deuda pendiente. En el ocaso de su vida, Mongo blanco tendrá ocasión de redimirse o ser finalmente víctima de sus excesos.

Para Bardem, esta historia advierte sobre "la banalización del mal", aunque tras comparar el esclavismo con el holocausto nazi, en el que se estima que hubo seis millones de muertos, durante los cinco siglos que duró la época de la esclavitud se calcula que 12.5 millones de africanos fueron sacados a la fuerza y vendidos a través de un tráfico trasatlántico.

Semana Negra de Gijón / Adela Mac Swiney González | El Sol de México

“Sin embargo, era una práctica legal, el lugar de máxima rentabilidad para el dinero, y hay autores que elevan esa cifra a más del doble porque como en todo negocio legal hay una parte ilegal, dijo, para luego enfatizar que “pese a todo esto, cualquier atrocidad que sufra un ser humano, aunque sólo sea uno, ya es injustificable”.

Mongo blanco está basada en hechos reales pero con una trama de ficción y se enfoca en la participación de España en el tráfico de esclavos, algo, que apuntó Bardem, no forma parte del discurso oficial del relato de la historia del país.

“Cuando se habla de esclavos negros la imagen que se tiene es la de los campos de algodón de Estados Unidos, de Alabama, pero se omite la de las plantaciones de caña de azúcar en las colonias españolas, que fue de mayor magnitud”, abundó.

Recalcó que hay una herida brutal en muchas regiones del planeta por temas que tienen que ver con esclavismo y racismo “pero mientras no hagamos los deberes como sociedad, intentemos olvidarlo y no pongamos manos a la obra para sanar, será una más de las temáticas que rasguen nuestra sociedad”.

Para el escritor y actor, quien asegura es una buena persona pero por su cara le han dado los papeles de las más malvadas personas, en el trasfondo de esta novela hay un mensaje que pretende alertar a los lectores sobre lo peligroso que pueden ser los discursos que justifican las atrocidades.

"Actualmente proliferan discursos de este tipo, como los que justifican la precariedad laboral en la supuesta necesidad de reducir los costos de producción, lo que no debería ser aceptable", destacó.

Tras señalar que es un apasionado lector de la novela de aventuras clásica, aseguró que, “he escrito la novela de aventuras que a mí me hubiera gustado leer pues aquí la gente muere, se caga de miedo, se orina de miedo, las mujeres son violadas y he dejado de lado los girones de ingenuidad”.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

GIJÓN. En conversaciones para adaptarla a una serie, el actor, guionista y escritor español Carlos Bardem presentó en la Semana Negra de Gijón su novela Mongo blanco, una historia basada en hechos reales sobre el malagueño Pedro Blanco, uno de los grandes tratantes de esclavos del siglo XIX, con escenarios entre España, Cuba o África.

Mongo blanco compite por el Premio Espartaco, que distingue en el certamen literario a la mejor novela histórica, con Voraces, de la gallega Nieves Abarca, Hierba de brujas, de Toti Martínez de Lezea y con Coronado, de Ignacio del Valle, esta última sobre la expedición de Francisco Vázquez de Coronado al territorio del norte de México y el sur de Estados Unidos en 1540.

En la presentación de su novela, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón, Bardem explicó que “Pedro Blanco era un monstruo, un señor que se dedicaba a una atrocidad y que revolucionó la trata de esclavos de alguna manera y yo digo que es el Pablo Escobar de la trata de esclavos, pero estos monstruos no son personas patológicas, sino creados por un sistema”.

En la novela, tras la muerte de su padre, el joven malagueño Pedro Blanco se echa a la mar en busca de un futuro mejor. Gracias a su pericia y fuerza de voluntad, escala posiciones hasta convertirse en Mongo Blanco, uno de los grandes negreros del siglo XIX, pero la traición de una persona muy cercana a él lo llevará al comienzo de su caída en desgracia.

Así se lo cuenta a su médico desde el manicomio en el que está encerrado sin sospechar que su historia todavía no ha terminado, ya que alguien de su pasado ha vuelto para cobrarse una deuda pendiente. En el ocaso de su vida, Mongo blanco tendrá ocasión de redimirse o ser finalmente víctima de sus excesos.

Para Bardem, esta historia advierte sobre "la banalización del mal", aunque tras comparar el esclavismo con el holocausto nazi, en el que se estima que hubo seis millones de muertos, durante los cinco siglos que duró la época de la esclavitud se calcula que 12.5 millones de africanos fueron sacados a la fuerza y vendidos a través de un tráfico trasatlántico.

Semana Negra de Gijón / Adela Mac Swiney González | El Sol de México

“Sin embargo, era una práctica legal, el lugar de máxima rentabilidad para el dinero, y hay autores que elevan esa cifra a más del doble porque como en todo negocio legal hay una parte ilegal, dijo, para luego enfatizar que “pese a todo esto, cualquier atrocidad que sufra un ser humano, aunque sólo sea uno, ya es injustificable”.

Mongo blanco está basada en hechos reales pero con una trama de ficción y se enfoca en la participación de España en el tráfico de esclavos, algo, que apuntó Bardem, no forma parte del discurso oficial del relato de la historia del país.

“Cuando se habla de esclavos negros la imagen que se tiene es la de los campos de algodón de Estados Unidos, de Alabama, pero se omite la de las plantaciones de caña de azúcar en las colonias españolas, que fue de mayor magnitud”, abundó.

Recalcó que hay una herida brutal en muchas regiones del planeta por temas que tienen que ver con esclavismo y racismo “pero mientras no hagamos los deberes como sociedad, intentemos olvidarlo y no pongamos manos a la obra para sanar, será una más de las temáticas que rasguen nuestra sociedad”.

Para el escritor y actor, quien asegura es una buena persona pero por su cara le han dado los papeles de las más malvadas personas, en el trasfondo de esta novela hay un mensaje que pretende alertar a los lectores sobre lo peligroso que pueden ser los discursos que justifican las atrocidades.

"Actualmente proliferan discursos de este tipo, como los que justifican la precariedad laboral en la supuesta necesidad de reducir los costos de producción, lo que no debería ser aceptable", destacó.

Tras señalar que es un apasionado lector de la novela de aventuras clásica, aseguró que, “he escrito la novela de aventuras que a mí me hubiera gustado leer pues aquí la gente muere, se caga de miedo, se orina de miedo, las mujeres son violadas y he dejado de lado los girones de ingenuidad”.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

CDMX

Chapultepec está enfermo: talarán 4 mil 400 árboles

El exceso de visitantes durante la pandemia es uno de los factores que lo dañaron, dice documento de Sedema

CDMX

Alcaldía Cuauhtémoc quiere poner su logotipo en el piso de andadores de Tlatelolco

Denunciaron que en el piso de andadores colocarán logo de alcaldía

Mundo

China recurre a sobornos en América Latina, acusa EU

En un informe, señalan a empresas y al gobierno del país asiático de robo de tecnología en las naciones de la región, aunque no especifica cuáles

Sociedad

Joselyn, de 16 años, fue secuestrada en Guerrero cuando iba a la escuela

Se ofrece una recompensa a quien brinde información sobre el paradero de la menor, mientras su familia realiza un bloqueo en la México-Acapulco

Gossip

Herencia de Timbiquí canta a sus raíces y al amor propio

El grupo colombiano Herencia de Timbiquí prepara el lanzamiento de dos nuevos discos, con los cuales buscan seguir explorando el folclor de su país

Gossip

Fela Domínguez cumple sueño al lanzar su su primer álbum

La cantante presenta su primer álbum, el cual le tomó tres años realizar, mientras seguía su carrera en el teatro musical; actualmente forma parte del elenco de José el soñador

Cultura

Francisco Serratos explica el origen del cambio climático en El capitaloceno

Francisco Serratos habla del libro que presentó en el festival de divulgación de la ciencia El Aleph

Mundo

China recurre a sobornos en América Latina, acusa EU

En un informe, señalan a empresas y al gobierno del país asiático de robo de tecnología en las naciones de la región, aunque no especifica cuáles

Mundo

Biden acata orden del Título 42 y seguirán expulsiones rápidas de migrantes a México

El Departamento de Seguridad Nacional de EU enviará otros 600 agentes para reforzar la frontera