/ sábado 19 de septiembre de 2020

Centro SCOP busca ser Monumento Artístico

A 35 años del terremoto que afectó la obra cultural y el complejo arquitectónico y tres del sismo que provocó nuevas afectaciones, esperan poder proteger incluso el terreno e impedir la intervención de inmobiliarias

Antes de terminar el año, la declaratoria como Monumento Artístico del Centro SCOP estará lista para su revisión jurídica y con ello establecer el decreto presidencial para dar protección legal al conjunto arquitectónico de siete kilómetros cuadrados que contiene 15 murales en mosaico desplegados en 600 metros de fachadas.

En 2017, el complejo ubicado en las calles de Eje Central y Xola en la Ciudad de México, sufrió graves daños por el sismo del 19 de septiembre. El edificio identificado con la letra A se inclinó y se desprendieron algunos de los mosaicos del mural de José Chávez Morado, además de afectaciones visibles en el piso de concreto. Una semana después del terremoto, el personal desalojó las oficinas del Centro y desde entonces quedó vacío y en espera de un proyecto de rescate y conservación.

El conjunto mural creado en 1959 por artistas como José Chávez Morado, Juan O’Gorman, Arturo Estrada, Rosendo Soto, Luis García Robledo, Jorge Best y José Gordillo, ya había sido severamente afectado por el terremoto de 1985.

Foto: Gaceta UNAM

Dolores Martínez, encargada de la subdirección General del Patrimonio Artístico Inmueble del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), confirmó a El Sol de México que tiene un avance del 90 por ciento en la integración del expediente técnico por lo que en los próximos meses se entregará al área de revisión arquitectónica y jurídica para concluir con la declaratoria que considera no sólo el área mural sino todo el complejo arquitectónico ubicado entre Eje Central, Av. Universidad y Xola, alcaldía de Benito Juárez

“Lo tenemos que entregar (el expediente) en los próximos meses, ya está prácticamente estructurado. La parte de investigación ya está, tenemos que darle forma a la revisión técnica en el área de arquitectura y del área jurídica, debemos tener ciertos documentos de planos catastrales, datos de la propiedad y darle la estructura que requieren estos proyectos. Pero este año evidentemente tiene que quedar listo este expediente, ya tenemos un avance del 90 por ciento y obviamente las revisiones llevan tiempo para cumplir con la ley de monumentos”, refirió en entrevista.

Martínez precisó que se trabaja en colaboración con el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM para responder los puntos que solicita la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos. Ésta pide una justificación artística, arquitectónica y urbanística para otorgar la declaratoria. Se deben definir desde la corriente estilística, grado de innovación y materiales utilizados hasta la importancia del complejo en el contexto urbano.

Foto: Adrián Vázquez

“Es desmenuzar esos ingredientes de los inmuebles propuestos para justificar la declaratoria y claro que esta obra tiene los ingredientes”, precisó Martínez al señalar que una vez terminado el expediente y la revisión jurídica se conseguirá la declaratoria como decreto presidencial lo que da un “respiro” al Centro SCOP luego de tres años de abandono y deterioro debido a los daños ocasionados por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Por su parte, el vocero de la iniciativa ciudadana En Defensa del Patrimonio Artístico del Centro SCOP, Jesús Vega, explicó en entrevista que si bien urge un plan de rescate del espacio, resulta indispensable tener primero la declaratoria para garantizar la protección legal del espacio e impedir que empresas ajenas, como inmobiliarias, interfieran en los murales o que estos sean trasladados a diversos edificios, como se pretendió en 2018.

“Por su posición geográfica es una zona apetecible para las grandes inmobiliarias y ese es el mayor riesgo que de pronto se construyan plazas comerciales o complejos habitacionales, por eso la declaratoria es importante porque le brinda al centro amparo legal, una protección jurídica y así no se puede mover, quitar, destruir, derrumbar o añadir nada en forma ilegal. No se puede tocar el espacio. Ya con la declaratoria se puede empezar con los proyectos de restauración”.

Para la declaratoria, el monumento debe cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 33 de la Ley, que señala que para determinar el valor estético de algún bien se atenderán las siguientes características: representatividad, inserción en corriente estilística, grado de innovación, materiales y técnicas utilizadas. Y la obra mural de valor estético será conservada y restaurada por el Estado.

UN PATRONATO INCIERTO

Con el anunció de la creación del Patronato de restauración del Centro SCOP, dirigido por Javier Jiménez Espriú, se vislumbra “una luz al final del túnel”, en la intervención y conservación del espacio. Sin embargo, a un mes de la presentación, éste es aún incierto ante el silencio del propio exdirector de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Los integrantes de la iniciativa ciudadana En Defensa del Centro SCOP han buscado por diferentes medios establecer contacto con Jiménez Espriú, pero hasta el momento no ha habido respuesta y se desconoce sobre la función y objetivos del nuevo patronato, incluso sobre la figura legal y los recursos económicos para intervenir el complejo.

Foto: Adrián Vázquez

“Nosotros seguimos haciendo el esfuerzo de contactarlo porque es importante tener el conocimiento de cómo estará hecho el patronato. Cuál será su funcionamiento, quiénes lo integrarán y que la sociedad civil pueda participar, pero todavía es una situación bastante ambigua. Imagino que es complejo porque se debe dar una figura legal que estará bajo la tutela de la Secretaría de Comunicaciones, pero al día de hoy lo del patronato sigue en incertidumbre”, apuntó Vega.

En tanto Dolores Martínez aseguró que una vez establecida la declaratoria se podrá convocar a reuniones de trabajo con el patronato donde participará el INBAL para trazar un plan de intervención y conservación de los murales y el conjunto arquitectónico a donde también se solicitará la participación de especialistas. Al momento no se tiene fecha, dijo, para un encuentro.

ENTRE BASURA E INSEGURIDAD

Luego de septiembre de 2017, cuando el sismo inclinó el edificio A y dañó la estructura del resto de la construcción, el complejo se desalojó y quedó en el abandono. Las principales quejas vecinales son la acumulación de basura, el crecimiento de la fauna nociva y, sobre todo, la inseguridad en el entorno donde hay un multifamiliar con 492 departamentos. A ello se suma el deterioro de la obra mural.

El único trabajo de intervención que se ha realizado fue el retiro de dos mil 200 metros cuadrados de murales de un total de cuatro mil de la torre A que, de acuerdo con estudios, se consideraron en mayor riesgo. La empresa CAV inició en octubre del 2018 el desprendimiento de los mosaicos.

En ese entonces se pretendía remover todo el mural; sin embargo, integrantes de la iniciativa ciudadana detuvieron el trabajo al considerar que los mosaicos del quinto piso hacia abajo se podrían fracturar porque están adheridos con concreto.

“Si se seguía con el retiro de los murales con la velocidad con la que tenía planeado la empresa CAV era un peligro, se tenía planeado acabar antes de finalizar el sexenio pasado. Las primeras partes fueron sencillas porque su autor, Jorge Best, le puso agarraderas especiales cuando hizo la restauración después del sismo de 1985, sin embargo, los mosaicos de la parte inferior son los originales y se podrían romper todas las secciones porque no tienen ningún sostén más que la placa de cemento”, describió Jesús Vega.

Entonces se detuvo la intervención y únicamente personal del Centro Nacionacl de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM) ha revisado continuamente el estado de conservación de los mosaicos retirados que se encuentran en bodegas in situ; hasta el momento las obras están en buenas condiciones de acuerdo con el INBAL.

El cambio de administración federal y local en 2019 y la pandemia de Covid-19 en 2020 congeló todo el proyecto de rescate y conservación del complejo, que sigue a la espera.



Antes de terminar el año, la declaratoria como Monumento Artístico del Centro SCOP estará lista para su revisión jurídica y con ello establecer el decreto presidencial para dar protección legal al conjunto arquitectónico de siete kilómetros cuadrados que contiene 15 murales en mosaico desplegados en 600 metros de fachadas.

En 2017, el complejo ubicado en las calles de Eje Central y Xola en la Ciudad de México, sufrió graves daños por el sismo del 19 de septiembre. El edificio identificado con la letra A se inclinó y se desprendieron algunos de los mosaicos del mural de José Chávez Morado, además de afectaciones visibles en el piso de concreto. Una semana después del terremoto, el personal desalojó las oficinas del Centro y desde entonces quedó vacío y en espera de un proyecto de rescate y conservación.

El conjunto mural creado en 1959 por artistas como José Chávez Morado, Juan O’Gorman, Arturo Estrada, Rosendo Soto, Luis García Robledo, Jorge Best y José Gordillo, ya había sido severamente afectado por el terremoto de 1985.

Foto: Gaceta UNAM

Dolores Martínez, encargada de la subdirección General del Patrimonio Artístico Inmueble del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), confirmó a El Sol de México que tiene un avance del 90 por ciento en la integración del expediente técnico por lo que en los próximos meses se entregará al área de revisión arquitectónica y jurídica para concluir con la declaratoria que considera no sólo el área mural sino todo el complejo arquitectónico ubicado entre Eje Central, Av. Universidad y Xola, alcaldía de Benito Juárez

“Lo tenemos que entregar (el expediente) en los próximos meses, ya está prácticamente estructurado. La parte de investigación ya está, tenemos que darle forma a la revisión técnica en el área de arquitectura y del área jurídica, debemos tener ciertos documentos de planos catastrales, datos de la propiedad y darle la estructura que requieren estos proyectos. Pero este año evidentemente tiene que quedar listo este expediente, ya tenemos un avance del 90 por ciento y obviamente las revisiones llevan tiempo para cumplir con la ley de monumentos”, refirió en entrevista.

Martínez precisó que se trabaja en colaboración con el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM para responder los puntos que solicita la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos. Ésta pide una justificación artística, arquitectónica y urbanística para otorgar la declaratoria. Se deben definir desde la corriente estilística, grado de innovación y materiales utilizados hasta la importancia del complejo en el contexto urbano.

Foto: Adrián Vázquez

“Es desmenuzar esos ingredientes de los inmuebles propuestos para justificar la declaratoria y claro que esta obra tiene los ingredientes”, precisó Martínez al señalar que una vez terminado el expediente y la revisión jurídica se conseguirá la declaratoria como decreto presidencial lo que da un “respiro” al Centro SCOP luego de tres años de abandono y deterioro debido a los daños ocasionados por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Por su parte, el vocero de la iniciativa ciudadana En Defensa del Patrimonio Artístico del Centro SCOP, Jesús Vega, explicó en entrevista que si bien urge un plan de rescate del espacio, resulta indispensable tener primero la declaratoria para garantizar la protección legal del espacio e impedir que empresas ajenas, como inmobiliarias, interfieran en los murales o que estos sean trasladados a diversos edificios, como se pretendió en 2018.

“Por su posición geográfica es una zona apetecible para las grandes inmobiliarias y ese es el mayor riesgo que de pronto se construyan plazas comerciales o complejos habitacionales, por eso la declaratoria es importante porque le brinda al centro amparo legal, una protección jurídica y así no se puede mover, quitar, destruir, derrumbar o añadir nada en forma ilegal. No se puede tocar el espacio. Ya con la declaratoria se puede empezar con los proyectos de restauración”.

Para la declaratoria, el monumento debe cumplir con los requisitos establecidos en el artículo 33 de la Ley, que señala que para determinar el valor estético de algún bien se atenderán las siguientes características: representatividad, inserción en corriente estilística, grado de innovación, materiales y técnicas utilizadas. Y la obra mural de valor estético será conservada y restaurada por el Estado.

UN PATRONATO INCIERTO

Con el anunció de la creación del Patronato de restauración del Centro SCOP, dirigido por Javier Jiménez Espriú, se vislumbra “una luz al final del túnel”, en la intervención y conservación del espacio. Sin embargo, a un mes de la presentación, éste es aún incierto ante el silencio del propio exdirector de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Los integrantes de la iniciativa ciudadana En Defensa del Centro SCOP han buscado por diferentes medios establecer contacto con Jiménez Espriú, pero hasta el momento no ha habido respuesta y se desconoce sobre la función y objetivos del nuevo patronato, incluso sobre la figura legal y los recursos económicos para intervenir el complejo.

Foto: Adrián Vázquez

“Nosotros seguimos haciendo el esfuerzo de contactarlo porque es importante tener el conocimiento de cómo estará hecho el patronato. Cuál será su funcionamiento, quiénes lo integrarán y que la sociedad civil pueda participar, pero todavía es una situación bastante ambigua. Imagino que es complejo porque se debe dar una figura legal que estará bajo la tutela de la Secretaría de Comunicaciones, pero al día de hoy lo del patronato sigue en incertidumbre”, apuntó Vega.

En tanto Dolores Martínez aseguró que una vez establecida la declaratoria se podrá convocar a reuniones de trabajo con el patronato donde participará el INBAL para trazar un plan de intervención y conservación de los murales y el conjunto arquitectónico a donde también se solicitará la participación de especialistas. Al momento no se tiene fecha, dijo, para un encuentro.

ENTRE BASURA E INSEGURIDAD

Luego de septiembre de 2017, cuando el sismo inclinó el edificio A y dañó la estructura del resto de la construcción, el complejo se desalojó y quedó en el abandono. Las principales quejas vecinales son la acumulación de basura, el crecimiento de la fauna nociva y, sobre todo, la inseguridad en el entorno donde hay un multifamiliar con 492 departamentos. A ello se suma el deterioro de la obra mural.

El único trabajo de intervención que se ha realizado fue el retiro de dos mil 200 metros cuadrados de murales de un total de cuatro mil de la torre A que, de acuerdo con estudios, se consideraron en mayor riesgo. La empresa CAV inició en octubre del 2018 el desprendimiento de los mosaicos.

En ese entonces se pretendía remover todo el mural; sin embargo, integrantes de la iniciativa ciudadana detuvieron el trabajo al considerar que los mosaicos del quinto piso hacia abajo se podrían fracturar porque están adheridos con concreto.

“Si se seguía con el retiro de los murales con la velocidad con la que tenía planeado la empresa CAV era un peligro, se tenía planeado acabar antes de finalizar el sexenio pasado. Las primeras partes fueron sencillas porque su autor, Jorge Best, le puso agarraderas especiales cuando hizo la restauración después del sismo de 1985, sin embargo, los mosaicos de la parte inferior son los originales y se podrían romper todas las secciones porque no tienen ningún sostén más que la placa de cemento”, describió Jesús Vega.

Entonces se detuvo la intervención y únicamente personal del Centro Nacionacl de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (CENCROPAM) ha revisado continuamente el estado de conservación de los mosaicos retirados que se encuentran en bodegas in situ; hasta el momento las obras están en buenas condiciones de acuerdo con el INBAL.

El cambio de administración federal y local en 2019 y la pandemia de Covid-19 en 2020 congeló todo el proyecto de rescate y conservación del complejo, que sigue a la espera.



Sociedad

Quintana Roo se prepara para recibir al huracán Zeta; habilitan más de 70 refugios

El gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín González emitió la alerta roja para siete municipios por la amenaza del huracán

México

México suma 89 mil 171 defunciones por Covid

El director general de Epidemiología informó que hasta el momento suman 895 mil 326 casos confirmados por el virus

Política

Muñoz Ledo: No cederé ante la ilegalidad en Morena, seguiré la lucha por la vía judicial

El legislador perdió la semana pasada la encuesta para presidir a Morena, ante su compañero, el diputado Mario Delgado

Política

Muñoz Ledo: No cederé ante la ilegalidad en Morena, seguiré la lucha por la vía judicial

El legislador perdió la semana pasada la encuesta para presidir a Morena, ante su compañero, el diputado Mario Delgado

Deportes

"Mano de obra barata", así insultan en e-sports a jugadores sudamericanos

Fueron jugadores estadounidenses los que ofendieron a sus contrincantes

Sociedad

Sindicatos del Conalep firman acuerdos salariales en la Secretaría del Trabajo

Se otorgó un incremento salarial del 3.4% en beneficio de más de 2 mil docentes de 33 planteles la Ciudad de México y Oaxaca

Justicia

Rosario N continuará en prisión; juez niega sobreseimiento del caso

hasta el próximo mes de diciembre se resolverá la situación jurídica de la exfuncionaria ante el supuesto desvío de recursos del erario

Sociedad

México reporta 89 mil 171 defunciones por Covid-19

El director general de Epidemiología informó que hasta el momento suman 895 mil 326 casos confirmados por el virus

Sociedad

Programa de Fertilizantes se extiende a Morelos, Tlaxcala y Puebla

Los apoyos se darán a partir del ciclo otoño-invierno en noviembre y para el primavera-verano 2021