/ domingo 16 de octubre de 2016

Chinicuiles, caros, pero vale la pena disfrutarlos

Por CONCEPCIÓN OCÁDIZ

TULANCINGO.- Casi culmina la temporada de lluvias, propicia paraque se vendan lo que muchos llaman “un verdadero manjar”. Sí,se trata de esos “gusanitos rojos”, que ofrecen en tramoscarreteros de la región.

Los chinicuiles se venden, aunque no tan fácilmente. Es justoesta época de lluvias donde se observa a numerosas personasofrecerlos.

Los ofrecen a 50 o 100 pesos la bolsita, depende de cuántossean. Difícilmente alguien los comprará por kilogramo, solo enalgunos restaurantes. Los vendedores provienen, sobre todo, de lazona de Zempoala. Y extraerlos de su hábitat, no es nada fácil,la tarea es ardua.

El Mito


Por lo regular se encuentran en la base del maguey, y losrecolectores, dicen: “Es tradición, tienen que observar muy bienlas puntas de las pencas para conocer si hay buenos gusanos”.

De no tener buen color, entonces hay que buscar magueyes en otrolado.

[caption id="attachment_500504" align="alignnone"width="615"]Foto: El Sol de Tulacingo[/caption]

Muchas horas invertidas


Los chilocuiles de la zona del Altiplano, son los favoritos demucha gente. Los comerciantes llegan al Valle de Tulancingo aganarse unos pesos, pues realmente lo que cobran es la “mano deobra”, es decir, todo el trabajo que implica sacarlos de susitio.

“Para muchos pareciera caro pero bien vale la pena, invertiren ellos. Son muy ricos”, dijo Leoncio Jardines.

Juntar un solo kilogramo les puede tardar hasta una semana o talvez más.

[caption id="attachment_500505" align="alignnone"width="500"]Foto: El Sol de Irapuato[/caption]

“Los que traemos son frescos, no son reproducidos en frascosni nada, todavía tienen hasta tierrita”. Pero sin duda sialguien lo quiere conservar, agrega “se les echa tortilla en unfrasco con un poco de pulque, y crecen”.

Confían en que de septiembre a noviembre, tengan buenaventa.

Cómo prepararlos


Esto es parte de la gastronomía hidalguense. Y tienen una basehistórica: Se dice que los aztecas los consideraban un verdaderomanjar. No son los únicos que la gente disfruta, también estánlos gusanos de maguey, escamoles, entre otros animales, incluso,insectos.

Pero, los chinicuiles, pueden cocinarse en una salsa demolcajete, e igualmente: fritos o tostados, o añadirlos al chilecon huevo.

[caption id="attachment_500506" align="alignnone"width="615"]Foto: El Sol de Irapuato[/caption]

Por CONCEPCIÓN OCÁDIZ

TULANCINGO.- Casi culmina la temporada de lluvias, propicia paraque se vendan lo que muchos llaman “un verdadero manjar”. Sí,se trata de esos “gusanitos rojos”, que ofrecen en tramoscarreteros de la región.

Los chinicuiles se venden, aunque no tan fácilmente. Es justoesta época de lluvias donde se observa a numerosas personasofrecerlos.

Los ofrecen a 50 o 100 pesos la bolsita, depende de cuántossean. Difícilmente alguien los comprará por kilogramo, solo enalgunos restaurantes. Los vendedores provienen, sobre todo, de lazona de Zempoala. Y extraerlos de su hábitat, no es nada fácil,la tarea es ardua.

El Mito


Por lo regular se encuentran en la base del maguey, y losrecolectores, dicen: “Es tradición, tienen que observar muy bienlas puntas de las pencas para conocer si hay buenos gusanos”.

De no tener buen color, entonces hay que buscar magueyes en otrolado.

[caption id="attachment_500504" align="alignnone"width="615"]Foto: El Sol de Tulacingo[/caption]

Muchas horas invertidas


Los chilocuiles de la zona del Altiplano, son los favoritos demucha gente. Los comerciantes llegan al Valle de Tulancingo aganarse unos pesos, pues realmente lo que cobran es la “mano deobra”, es decir, todo el trabajo que implica sacarlos de susitio.

“Para muchos pareciera caro pero bien vale la pena, invertiren ellos. Son muy ricos”, dijo Leoncio Jardines.

Juntar un solo kilogramo les puede tardar hasta una semana o talvez más.

[caption id="attachment_500505" align="alignnone"width="500"]Foto: El Sol de Irapuato[/caption]

“Los que traemos son frescos, no son reproducidos en frascosni nada, todavía tienen hasta tierrita”. Pero sin duda sialguien lo quiere conservar, agrega “se les echa tortilla en unfrasco con un poco de pulque, y crecen”.

Confían en que de septiembre a noviembre, tengan buenaventa.

Cómo prepararlos


Esto es parte de la gastronomía hidalguense. Y tienen una basehistórica: Se dice que los aztecas los consideraban un verdaderomanjar. No son los únicos que la gente disfruta, también estánlos gusanos de maguey, escamoles, entre otros animales, incluso,insectos.

Pero, los chinicuiles, pueden cocinarse en una salsa demolcajete, e igualmente: fritos o tostados, o añadirlos al chilecon huevo.

[caption id="attachment_500506" align="alignnone"width="615"]Foto: El Sol de Irapuato[/caption]

Sociedad

Localizan cuerpo del estadounidense Patrick Brexton-Andrew

Lo trasladan a las instalaciones del C4 para practicarle la necropsia de ley y entregarlo a sus familiares en Estados Unidos

Justicia

Ley de Adquisiciones, en la lupa de la SCJN

Permite asignaciones directas de obra sin licitación, como se pretende hacer en el caso de la refinería

Sociedad

Entrada de frente frío 11 afectará al norte del país

Prevén temperaturas frías por la mañana y noche en los estados del norte del país

Mundo

Papa dedica jornada a los pobres llama a escuchar "el grito de los pobres"

El pontífice celebró este domingo la misa en la basílica de San Pedro de Roma en presencia de seis mil personas pobres

Política

Renuncia Héctor Serrano al PRD

Tras 15 años de militancia dijo que "es tiempo de dar espacio a nuevos y jóvenes liderazgo"

Política

PRD eliminará corrientes internas; conserva logo, lema y principios

Durante su congreso nacional el presidente Ángel Ávila Romero prometió liquidar a las corrientes internas

Sociedad

Entrada de frente frío 11 afectará al norte del país

Prevén temperaturas frías por la mañana y noche en los estados del norte del país

Sociedad

Recorre los atractivos nevados de México

Los volcanes en esta temporada son bellezas naturales que no deben dejar de admirarse

Justicia

Ley de Adquisiciones, en la lupa de la SCJN

Permite asignaciones directas de obra sin licitación, como se pretende hacer en el caso de la refinería