/ viernes 24 de enero de 2020

Documentales y películas que han sido testigos del holocausto nazi

George Stevens y Alfred Hitchcock sorprendieron al mundo con imágenes del horror en los campos de concentración; hoy sus trabajos pueden verse en plataformas de streaming

George Stevens y Alfred Hitchcock sorprendieron al mundo al presentar las imágenes del horror en los campos de concentración donde los nazis exterminaron a miles de judíos, sus trabajos hoy son documentos históricos que pueden verse en algunas plataformas de streaming

La literatura y el cine nos han entregado infinidad de historias sobre la Segunda Guerra Mundial, sean ficciones o basadas en hechos reales, esta etapa atrae por igual a creativos y espectadores empeñados en conocer las estrategias, a los hombres detrás de las decisiones que cambiaron el destino de miles de personas o a aquellos que formaron parte de los ejércitos de las naciones involucradas.

Pero hay un tema, atroz y cruel que sigue siendo objeto de libros y películas: el holocausto. En cine recordamos filmes como La decisión de Sophie (Alan J. Pakula 1983), protagonizada por Meryl Streep, que presenta las vivencias de una sobreviviente de un campo de concentración (1982); en La lista de Schindler (Steven Spielberg, 1993), vemos al empresario alemán que hizo lo imposible por salvar la vida cientos de trabajadores judíos empleados en su fábrica de Cracovia.

La vida es bella (Roberto Benigni, 1997) muestra a un padre que intenta por todos los medios y utilizando la comedia, que su hijo no se entere que vive en un campo de concentración.

Dirigida por Roman Polanski y protagonizada por Adrien Brody, El pianista (2002), narra la historia real de Wladyslaw Szpilman, un músico polaco de origen judío que intenta sobrevivir a la persecución nazi en una Varsovia en ruinas.

Mientras El niño con el pijama de rayas (Mark Herman 2008), basada en el libro del mismo nombre, describe la relación de dos niños, uno encerrado en el campo de concentración y el hijo del general nazi encargado del lugar.

Hay otras cintas que no deben pasar inadvertidas, como El hijo de Saúl (László Nemes, 2015) que presenta la desolación de un hombre encargado de quemar los cadáveres en un campo de exterminio e intenta salvar el cuerpo de un niño que hace pasar como su hijo, así como Los falsificadores (Stefan Ruzowitzky, 2007), sobre un judío que se enfrenta al dilema de tener que ayudar a los nazis y así prolongar la pesadilla de su gente.

RESCATANDO LA HISTORIA

De estos cineastas, es tal vez Spielberg el que más horas ha dedicado a proyectos que retratan la Segunda Guerra Mundial, él también dirigió la cinta Rescatando al soldado Ryan (1998) y produjo la serie Band of brothers (Hermanos de sangre) que transmitió HBO.

Pero sin duda uno de sus trabajos más ambiciosos y cercanos, es el documental Five Cameback, del que no sólo fue productor, sino que también formó parte del ensamble de directores que presentaron la historia de los cinco realizadores estadounidenses que se enrolaron como parte del ejército de Estados Unidos y se encargaron de presentar los horrores de la guerra.

John Ford, William Wyler, John Huston, Frank Capra y George Stevens, en diferentes momentos

De acuerdo con el documental, disponible en Netflix y narrado por Meryl Streep, un tercio de la mano de obra masculina de Hollywood se sumó a la guerra y cada uno de estos directores utilizó el cine como propaganda para convencer a la gente sobre la necesidad de involucrarse en el conflicto, pero fue George Stevens (1904-1975) un experto en comedias románticas al que le correspondió tocar la parte más humana.

A dos días del fin de la guerra, el cineasta llegó al campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, uno de los más antiguos, la realidad lo tomó por sorpresa.

Aunque había rumores de que existían lugares donde se tenían enclaustrados a los prisioneros, nunca se pensó que se trataba de campos de exterminio.

“Cuando un hombre ciego y hambriento, me agarró y comenzó a suplicarme, me sentí tan nazi como cualquier otro hombre”, reveló Stevens en una grabación recuperada para el documental Five Cameback.

George Stevens ya no volvió a ser el mismo y aunque según sus colegas tenia un don para el entretenimiento ligero, en su vida el cine de comedia quedó en el olvido, se convirtió en uno de los mejores directores de drama.

De sus grabaciones en Dachau armó dos filmes que sirvieron como evidencia en los juicios de Núremberg, en los que las naciones aliadas, vencedoras en la Segunda Guerra Mundial determinaron las responsabilidades en los crímenes contra la humanidad por parte de colaboradores del régimen de Adolfo Hitler.

Su trabajo, las primeras imágenes del holocausto que llegaron a la gente, quedó registrado en el documental Nazi concentration camps, que se puede ver a través de la plataforma de streaming Netflix.

El pietaje lo tenía siempre guardado bajo llave y cuando decidió hacer la película El diario de Ana Frank (1959), intentó volver a ver las escenas que él mismo grabó, sólo pudo aguantar un minuto.

LAS IMÁGENES PERDIDAS

Otro de los directores que accedió a las pruebas del exterminio nazi fue Alfred Hitchcock, el cineasta tuvo acceso, por intermediación de su amigo Sidney Bernstein, a las imágenes filmadas por la Unidad de Cine del Ejército Británico.

Su primera reacción fue de horror y por una semana se alejó de los estudios Pinewood, pero a insistencia de Bernstein, creó un documental que nunca salió a la luz debido a la inestable política de Gran Bretaña.

El trabajo fue a dar a las bodegas del Museo Imperial de la Guerra en Londres, de donde fue rescatado 70 años después, primero se exhibió incompleto y luego lo rescató el productor ejecutivo Andre Singer, quien a su vez realizó para HBO el documental Night Will fall.

LA SERIE DE BBC

En 1979, la productora británica BBC produjo la serie de cuatro capítulos Holocausto, que narra la vida de una familia judía ficticia, integrada por un médico exitoso, su esposa y tres hijos, que van de la opulencia a las cámaras de gas en un campo de concentración.


George Stevens y Alfred Hitchcock sorprendieron al mundo al presentar las imágenes del horror en los campos de concentración donde los nazis exterminaron a miles de judíos, sus trabajos hoy son documentos históricos que pueden verse en algunas plataformas de streaming

La literatura y el cine nos han entregado infinidad de historias sobre la Segunda Guerra Mundial, sean ficciones o basadas en hechos reales, esta etapa atrae por igual a creativos y espectadores empeñados en conocer las estrategias, a los hombres detrás de las decisiones que cambiaron el destino de miles de personas o a aquellos que formaron parte de los ejércitos de las naciones involucradas.

Pero hay un tema, atroz y cruel que sigue siendo objeto de libros y películas: el holocausto. En cine recordamos filmes como La decisión de Sophie (Alan J. Pakula 1983), protagonizada por Meryl Streep, que presenta las vivencias de una sobreviviente de un campo de concentración (1982); en La lista de Schindler (Steven Spielberg, 1993), vemos al empresario alemán que hizo lo imposible por salvar la vida cientos de trabajadores judíos empleados en su fábrica de Cracovia.

La vida es bella (Roberto Benigni, 1997) muestra a un padre que intenta por todos los medios y utilizando la comedia, que su hijo no se entere que vive en un campo de concentración.

Dirigida por Roman Polanski y protagonizada por Adrien Brody, El pianista (2002), narra la historia real de Wladyslaw Szpilman, un músico polaco de origen judío que intenta sobrevivir a la persecución nazi en una Varsovia en ruinas.

Mientras El niño con el pijama de rayas (Mark Herman 2008), basada en el libro del mismo nombre, describe la relación de dos niños, uno encerrado en el campo de concentración y el hijo del general nazi encargado del lugar.

Hay otras cintas que no deben pasar inadvertidas, como El hijo de Saúl (László Nemes, 2015) que presenta la desolación de un hombre encargado de quemar los cadáveres en un campo de exterminio e intenta salvar el cuerpo de un niño que hace pasar como su hijo, así como Los falsificadores (Stefan Ruzowitzky, 2007), sobre un judío que se enfrenta al dilema de tener que ayudar a los nazis y así prolongar la pesadilla de su gente.

RESCATANDO LA HISTORIA

De estos cineastas, es tal vez Spielberg el que más horas ha dedicado a proyectos que retratan la Segunda Guerra Mundial, él también dirigió la cinta Rescatando al soldado Ryan (1998) y produjo la serie Band of brothers (Hermanos de sangre) que transmitió HBO.

Pero sin duda uno de sus trabajos más ambiciosos y cercanos, es el documental Five Cameback, del que no sólo fue productor, sino que también formó parte del ensamble de directores que presentaron la historia de los cinco realizadores estadounidenses que se enrolaron como parte del ejército de Estados Unidos y se encargaron de presentar los horrores de la guerra.

John Ford, William Wyler, John Huston, Frank Capra y George Stevens, en diferentes momentos

De acuerdo con el documental, disponible en Netflix y narrado por Meryl Streep, un tercio de la mano de obra masculina de Hollywood se sumó a la guerra y cada uno de estos directores utilizó el cine como propaganda para convencer a la gente sobre la necesidad de involucrarse en el conflicto, pero fue George Stevens (1904-1975) un experto en comedias románticas al que le correspondió tocar la parte más humana.

A dos días del fin de la guerra, el cineasta llegó al campo de concentración de Dachau, cerca de Munich, uno de los más antiguos, la realidad lo tomó por sorpresa.

Aunque había rumores de que existían lugares donde se tenían enclaustrados a los prisioneros, nunca se pensó que se trataba de campos de exterminio.

“Cuando un hombre ciego y hambriento, me agarró y comenzó a suplicarme, me sentí tan nazi como cualquier otro hombre”, reveló Stevens en una grabación recuperada para el documental Five Cameback.

George Stevens ya no volvió a ser el mismo y aunque según sus colegas tenia un don para el entretenimiento ligero, en su vida el cine de comedia quedó en el olvido, se convirtió en uno de los mejores directores de drama.

De sus grabaciones en Dachau armó dos filmes que sirvieron como evidencia en los juicios de Núremberg, en los que las naciones aliadas, vencedoras en la Segunda Guerra Mundial determinaron las responsabilidades en los crímenes contra la humanidad por parte de colaboradores del régimen de Adolfo Hitler.

Su trabajo, las primeras imágenes del holocausto que llegaron a la gente, quedó registrado en el documental Nazi concentration camps, que se puede ver a través de la plataforma de streaming Netflix.

El pietaje lo tenía siempre guardado bajo llave y cuando decidió hacer la película El diario de Ana Frank (1959), intentó volver a ver las escenas que él mismo grabó, sólo pudo aguantar un minuto.

LAS IMÁGENES PERDIDAS

Otro de los directores que accedió a las pruebas del exterminio nazi fue Alfred Hitchcock, el cineasta tuvo acceso, por intermediación de su amigo Sidney Bernstein, a las imágenes filmadas por la Unidad de Cine del Ejército Británico.

Su primera reacción fue de horror y por una semana se alejó de los estudios Pinewood, pero a insistencia de Bernstein, creó un documental que nunca salió a la luz debido a la inestable política de Gran Bretaña.

El trabajo fue a dar a las bodegas del Museo Imperial de la Guerra en Londres, de donde fue rescatado 70 años después, primero se exhibió incompleto y luego lo rescató el productor ejecutivo Andre Singer, quien a su vez realizó para HBO el documental Night Will fall.

LA SERIE DE BBC

En 1979, la productora británica BBC produjo la serie de cuatro capítulos Holocausto, que narra la vida de una familia judía ficticia, integrada por un médico exitoso, su esposa y tres hijos, que van de la opulencia a las cámaras de gas en un campo de concentración.


Política

Senadores de varios partidos crean nuevo grupo parlamentario

Senadores como Emilio Álvarez Icaza, Gustavo Madero, Germán Martínez, entre otros, aseguraron que la ciudadanía en México no se siente bien representada

Sociedad

Reportan más de 3 mil nuevos casos de Covid en las últimas horas

Las entidades que más casos positivos acumulan a día de hoy son: CDMX, Edomex, Nuevo León, Guanajuato, y Jalisco

Sociedad

Con nuevas reglas buscan prevenir desastres naturales

Se publicó el anteproyecto de las nuevas reglas de operación para el Fondo para la Prevención de Desastres Naturales

Ecología

El Pico de Orizaba ya no pertenece a Veracruz

Existe otra recategorización en Veracruz, ya que el Volcán Naucampatepetl (Cofre de Perote) ahora es catalogado como un cerro

Sociedad

Así es como mujeres transgénero de Guerrero buscan traspasar fronteras con sus huipiles

A través de las redes sociales muestran al mundo sus prendas que elaboran de tres a ocho meses

Sociedad

Identifican fallas en Aprende en Casa 2021

El Coneval encontró que el programa adolece de indicadores que permitieran verificar si se cumplió con la estrategia

Finanzas

Incendio en Ku-Maloob-Zaap redujo 43 mil barriles la producción de crudo de Pemex

Al cierre de agosto pasado, los 125 pozos de la Sonda de Campeche de Pemex sufrieron afectaciones que impidieron su operación por ocho días consecutivos

Salud

Adiós, Chikungunya: científicos mexicanos desarrollan vacuna con éxito

El ensayo clínico aplicado a un total de 24 voluntarios arrojó un 100% de efectividad, indicó el médico a cargo de la investigación.

Sociedad

Norma 237 dejaría desempleados a trabajadores de escuelas privadas

Tras la entrada en vigor de la Norma 237, hasta 18 mil escuelas privadas a nivel nacional cerraría de manera definitiva