/ jueves 5 de octubre de 2017

Me gusta más la poesía que el género de terror: Guillermo del Toro

El director y guionista abrirá la 50 edición del Festival de Cine Fantástico de Sitges

El director mexicano Guillermo del Toro, que hoy abre la 50 edición del Festival de Cine Fantástico de Sitges (Barcelona) con su última película, "The Shape of Water", confesó que le interesa más la poesía que la mecánica del género de terror.

"Lo que me atrae del género es la poesía, los elementos como el miedo o la sangre me atraen menos, y por eso me interesa realizar películas con la mecánica del cuento de hadas pero con la estética del terror, porque, en el fondo, hay mucha poesía oscura en el cine de horror", dijo Del Toro en una multitudinaria conferencia de prensa.

"The Shape of Water", con la que el director mexicano ganó el León de Oro en el último Festival de Venecia, está lleno de homenajes y de citas a pie de página al cine en mayúsculas.

"He procurado siempre evitar ser posmoderno, es decir hacer referencias porque sí, y por eso los títulos que ve la protagonista en la televisión o en el cine sobre el que vive son películas cutres, porque a veces te salvan la vida películas de domingo, y mi intención era celebrar el cine, no las grandes películas; y lo mismo pasa con las canciones, que no son muy conocidas".

Para Del Toro, esta elección resulta más interesante, ya que describe mejor el mundo vital de la protagonista, que es muda.

Precisamente, el director escribió el papel de Eliza, una joven muda que trabaja como limpiadora en un centro de investigación estadounidense en los años 60, para la actriz británica Sally Hawkins porque vio en ella "una presencia luminosa" que descubrió en "Submarine" (2010).

La elección de Sally Hawkins responde a otra razón poderosa: "quería que la bella no fuera una princesa Disney típica, sino que hirviera huevos para desayunar o se masturbara cada mañana en la bañera, es decir lo que hacen todos; y enfrente tuviera a una bestia que no se convirtiera en príncipe".

Justamente, ese 'príncipe' monstruoso, en el que el equipo de diseño trabajó durante tres años, se aleja de sus monstruos cinematográficos anteriores, busca cierto naturalismo, y cumple con tres reglas: "ser un dios, un animal y el protagonista masculino, algo muy difícil, pero el truco es que pueda ser creíble el enamoramiento de la protagonista".

Asegura Del Toro, que en "The Shape of Water" vuelca toda su autobiografía, como en todas sus películas, aunque "hasta ahora todas hablaban de mi infancia, y esta es la primera que hago como adulto, la primera en la que hablo de amor, política y sexo".

No es casual que en la cinta aparezcan "un hombre espía sin una entidad propia, un gay que dibuja para una agencia de publicidad, dos limpiadoras, una muda y otra afroamericana".

Tras esos personajes hay un mensaje a esos Estados Unidos de Donald Trump: "la película es como un ungüento para la época actual, en un momento con tanta crispación hacia el otro, mientras que en la historia del filme se plantea un diálogo".

Preguntado por la posible traslación del planteamiento de la película al caso de España y Cataluña, Del Toro señala: "es tan reciente y tan tremendo que para mí es muy doloroso verlo, pero creo que es importante que como mexicano tenga el respeto y guarde la distancia y hablar de ello sería muy banal por mi parte".

"Lo que tengo que decir de la relación del humano con el humano lo digo en las películas, y en este caso concreto prefiero abstenerme", agregó.

Como padrino de esta cincuenta edición del certamen, Guillermo del Toro dijo que Sitges ya era "mítico" antes de que él se estrenara con su ópera prima, "Cronos" (1993).

Y señaló que "la percepción que se tiene en Europa del fantástico es diferente de la que hay en América, pues hay un deseo de contextualizar, de construir, de hablar del fantástico con mayúsculas, hay una vocación autoral".

Sin descartarlo definitivamente, Del Toro ve complicado poder tirar adelante la adaptación de "At the Mountains of Madness", de H.P. Lovecraft, pero lo acepta con naturalidad.

"Una carrera no es una trayectoria planeada, es un accidente en cámara lenta", comenta el director mexicano, quien está en conversaciones para realizar una antología del horror en la que habrá tres historias de Lovecraft.

/eds

El director mexicano Guillermo del Toro, que hoy abre la 50 edición del Festival de Cine Fantástico de Sitges (Barcelona) con su última película, "The Shape of Water", confesó que le interesa más la poesía que la mecánica del género de terror.

"Lo que me atrae del género es la poesía, los elementos como el miedo o la sangre me atraen menos, y por eso me interesa realizar películas con la mecánica del cuento de hadas pero con la estética del terror, porque, en el fondo, hay mucha poesía oscura en el cine de horror", dijo Del Toro en una multitudinaria conferencia de prensa.

"The Shape of Water", con la que el director mexicano ganó el León de Oro en el último Festival de Venecia, está lleno de homenajes y de citas a pie de página al cine en mayúsculas.

"He procurado siempre evitar ser posmoderno, es decir hacer referencias porque sí, y por eso los títulos que ve la protagonista en la televisión o en el cine sobre el que vive son películas cutres, porque a veces te salvan la vida películas de domingo, y mi intención era celebrar el cine, no las grandes películas; y lo mismo pasa con las canciones, que no son muy conocidas".

Para Del Toro, esta elección resulta más interesante, ya que describe mejor el mundo vital de la protagonista, que es muda.

Precisamente, el director escribió el papel de Eliza, una joven muda que trabaja como limpiadora en un centro de investigación estadounidense en los años 60, para la actriz británica Sally Hawkins porque vio en ella "una presencia luminosa" que descubrió en "Submarine" (2010).

La elección de Sally Hawkins responde a otra razón poderosa: "quería que la bella no fuera una princesa Disney típica, sino que hirviera huevos para desayunar o se masturbara cada mañana en la bañera, es decir lo que hacen todos; y enfrente tuviera a una bestia que no se convirtiera en príncipe".

Justamente, ese 'príncipe' monstruoso, en el que el equipo de diseño trabajó durante tres años, se aleja de sus monstruos cinematográficos anteriores, busca cierto naturalismo, y cumple con tres reglas: "ser un dios, un animal y el protagonista masculino, algo muy difícil, pero el truco es que pueda ser creíble el enamoramiento de la protagonista".

Asegura Del Toro, que en "The Shape of Water" vuelca toda su autobiografía, como en todas sus películas, aunque "hasta ahora todas hablaban de mi infancia, y esta es la primera que hago como adulto, la primera en la que hablo de amor, política y sexo".

No es casual que en la cinta aparezcan "un hombre espía sin una entidad propia, un gay que dibuja para una agencia de publicidad, dos limpiadoras, una muda y otra afroamericana".

Tras esos personajes hay un mensaje a esos Estados Unidos de Donald Trump: "la película es como un ungüento para la época actual, en un momento con tanta crispación hacia el otro, mientras que en la historia del filme se plantea un diálogo".

Preguntado por la posible traslación del planteamiento de la película al caso de España y Cataluña, Del Toro señala: "es tan reciente y tan tremendo que para mí es muy doloroso verlo, pero creo que es importante que como mexicano tenga el respeto y guarde la distancia y hablar de ello sería muy banal por mi parte".

"Lo que tengo que decir de la relación del humano con el humano lo digo en las películas, y en este caso concreto prefiero abstenerme", agregó.

Como padrino de esta cincuenta edición del certamen, Guillermo del Toro dijo que Sitges ya era "mítico" antes de que él se estrenara con su ópera prima, "Cronos" (1993).

Y señaló que "la percepción que se tiene en Europa del fantástico es diferente de la que hay en América, pues hay un deseo de contextualizar, de construir, de hablar del fantástico con mayúsculas, hay una vocación autoral".

Sin descartarlo definitivamente, Del Toro ve complicado poder tirar adelante la adaptación de "At the Mountains of Madness", de H.P. Lovecraft, pero lo acepta con naturalidad.

"Una carrera no es una trayectoria planeada, es un accidente en cámara lenta", comenta el director mexicano, quien está en conversaciones para realizar una antología del horror en la que habrá tres historias de Lovecraft.

/eds

Mundo

Trump critica de nuevo a migrantes e insiste en reforzar la frontera

Asimismo, el presidente estadounidense reitera si intención de contratar más agentes fronterizos

Mundo

Sara Netanyahu, esposa del primer ministro israelí, acusada de fraude

A finales de mayo, la Fiscalía de Israel dio un ultimátum a Sara Netanyahu para que aceptara un acuerdo

Mundo

Muere en México víctima 112 de erupción del Volcán de Fuego

El ministro de Salud Pública y Asistencia Social, Carlos Soto, confirmó la muerte a través de sus redes sociales

Tecnología

Por una relación amorosa con colega, renuncia CEO de Intel

Un investigación interna confirmó que Brian Krzanich violó la política de la compañía; él presentó su renuncia efectiva de inmediato

CDMX

Partidazo sin ganador: Dinamarca y Australia empatan 1-1

Dinamarca y Australia han empatado a un gol el encuentro de la segunda jornada del grupo C

Ecología

Muere Koko, la gorila que se comunicaba con lenguaje de señas

Hanabi-ko, su nombre en japonés, se convirtió en un ícono para la empatía y la comunicación entre especies

Política

Asesinan a Fernando Ángeles Juárez, candidato del PRD en Michoacán

Sujetos armados ingresaron hasta su habitación donde lo acribillaron para después huir; es el tercer asesinato de un político en este mes

Mundo

Trump se enfrenta con una niña migrante en nueva portada del Time

La cubierta está dedicada a la polémica postura migratoria del mandatario, cuya administración ha separado a las familias

Justicia

Policía Estatal realiza megaoperativo en alcaldía y comandancia de Ciudad Serdán

El despliegue es similar al del mes pasado en el municipio de San Martín Texmelucan