/ domingo 24 de febrero de 2019

Ser o no ser… actriz

La afortunada irrupción en el mundo cinematográfico de Yalitza Aparicio con la cinta Roma, de Alfonso Cuarón, ha sido centro de debates sobre si ella se interpretó así misma o creó un personaje, al final de cuentas hoy tiene el reconocimiento internacional y una nominación al Oscar como Mejor Actriz

Yalitza Aparicio es, sin lugar a duda, la actriz revelación del año. Al final del día, la actuación no es otra cosa que el contar una historia a través de la representación que un actor o actriz, hace del personaje que adopta.

“Actuar bien” es un asunto multifactorial, que involucra imaginación, emocionalidad, expresividad, proyección, observación, emulación, y un largo etcétera de otros factores técnicos.

Y “actuar bien” en cine, es, además, un trabajo colaborativo. Ni el mejor actor es capaz de salir avante sin un buen guion, una buena dirección, fotografía, edición, maquillaje, y otro complejo etcétera. Así que sí, la afortunada presencia de Yalitza en Roma es un cúmulo de gratas coincidencias, de múltiples talentos y de un amplio set de habilidades.

Las voces que dicen que Yalitza no hizo más que interpretarse a ella misma, pecan de un simplismo reduccionista que más tiene que ver con su racismo que con la crítica actoral.

Reto a cualquiera de esas voces a que “se interprete a sí mismo”, en la sala de un quirófano dando a luz o salvando las vidas de dos niños en el mar. Que además lo haga ante una cámara, que todo lo modifica, que dosifiquen su interpretación según el plano, y que lo hagan “bien”, con verdad, que generen emociones en quien los observa, que construyan empatía y que desborden naturalidad.

Sobran ejemplos de actores no profesionales (me niego a mal llamarlos “no actores”), que hicieron su debut en cine gracias a un director visionario, y que hicieron carrera a partir de esa oportunidad.

Será cuestión de Yalitza continuar actuando, formarse como actriz en la academia, o en el set, o en los escenarios, o quedarse con la experiencia y regresar a ser maestra en Oaxaca. Lo que sea que decida, estará bien. Lo que hizo hecho está, y no hay comentario o envidia que les reste a los éxitos que ella y Roma, ya han conseguido.

En dado caso y bajo cierta lectura, decir que Yalitza se interpretó a sí misma, tal vez sea el mayor elogio que una actriz puede recibir. Parafraseando: la actuación de Yalitza parece sencilla, su tono naturalista embona a la perfección con el tono de la película, la mujer flota de una escena a otra sin esfuerzo. Pareciera que afortunadamente Cuarón estaba ahí, con una cámara, para acompañarla y documentar lo que le pasaba. La actuación de Yalitza no parece una actuación, y al final, eso es todo lo que una buena actuación debe aspirar a ser.

Ver esta publicación en Instagram

Cleo Photo by @carlossomonte @romacuaron #ROMACuarón

Una publicación compartida de Alfonso Cuaron (@alfonsocuaron) el

Yalitza Aparicio es, sin lugar a duda, la actriz revelación del año. Al final del día, la actuación no es otra cosa que el contar una historia a través de la representación que un actor o actriz, hace del personaje que adopta.

“Actuar bien” es un asunto multifactorial, que involucra imaginación, emocionalidad, expresividad, proyección, observación, emulación, y un largo etcétera de otros factores técnicos.

Y “actuar bien” en cine, es, además, un trabajo colaborativo. Ni el mejor actor es capaz de salir avante sin un buen guion, una buena dirección, fotografía, edición, maquillaje, y otro complejo etcétera. Así que sí, la afortunada presencia de Yalitza en Roma es un cúmulo de gratas coincidencias, de múltiples talentos y de un amplio set de habilidades.

Las voces que dicen que Yalitza no hizo más que interpretarse a ella misma, pecan de un simplismo reduccionista que más tiene que ver con su racismo que con la crítica actoral.

Reto a cualquiera de esas voces a que “se interprete a sí mismo”, en la sala de un quirófano dando a luz o salvando las vidas de dos niños en el mar. Que además lo haga ante una cámara, que todo lo modifica, que dosifiquen su interpretación según el plano, y que lo hagan “bien”, con verdad, que generen emociones en quien los observa, que construyan empatía y que desborden naturalidad.

Sobran ejemplos de actores no profesionales (me niego a mal llamarlos “no actores”), que hicieron su debut en cine gracias a un director visionario, y que hicieron carrera a partir de esa oportunidad.

Será cuestión de Yalitza continuar actuando, formarse como actriz en la academia, o en el set, o en los escenarios, o quedarse con la experiencia y regresar a ser maestra en Oaxaca. Lo que sea que decida, estará bien. Lo que hizo hecho está, y no hay comentario o envidia que les reste a los éxitos que ella y Roma, ya han conseguido.

En dado caso y bajo cierta lectura, decir que Yalitza se interpretó a sí misma, tal vez sea el mayor elogio que una actriz puede recibir. Parafraseando: la actuación de Yalitza parece sencilla, su tono naturalista embona a la perfección con el tono de la película, la mujer flota de una escena a otra sin esfuerzo. Pareciera que afortunadamente Cuarón estaba ahí, con una cámara, para acompañarla y documentar lo que le pasaba. La actuación de Yalitza no parece una actuación, y al final, eso es todo lo que una buena actuación debe aspirar a ser.

Ver esta publicación en Instagram

Cleo Photo by @carlossomonte @romacuaron #ROMACuarón

Una publicación compartida de Alfonso Cuaron (@alfonsocuaron) el

Sociedad

Industria y hoteles no padecen la crisis de agua en NL

Negocios como las tiendas de conveniencia operan con normalidad pese a la falta de agua

Política

PVEM pagó 37.8 mdp a empresas fantasma

Las compañías contratadas registran un giro comercial y ubicación distintos

CDMX

Secretario de Harfuch representa a santuario Black Jaguar White Tiger

Héctor Ortega Celis es vicepresidente de la fundación denunciada por maltrato animal

Sociedad

Industria y hoteles no padecen la crisis de agua en NL

Negocios como las tiendas de conveniencia operan con normalidad pese a la falta de agua

Ecología

Combustibles fósiles: El enemigo número uno

El discurso de la restauración de los ecosistemas, aunque benéfico, distrae de la principal urgencia global, que es eliminar de manera efectiva y drástica las energías no renovables

Salud

Un “menú digital” para la familia

Especialistas en seguridad en línea acuñaron el término de "dieta digital" para describir el uso de la tecnología dentro del núcleo familiar

Cultura

Cuestionario Proust: Aurora Cano

Además de la música, Aurora ha destacado en la actuación y la dirección teatral

Tecnología

Ya vienen los drones sin hélices

Los nuevos modelos se basan en una tecnología de propulsión eléctrica y cilindros giratorios, una innovación que abre las puertas a una generación de vehículos de carga autónomos

Moda

Surrealismo y un homenaje a la naturaleza, la inspiración del inicio de Semana Alta Costura de París 

Serán 29 firmas de lujo que presentarán sus colecciones para la temporada otoño-invierno 22/23