/ viernes 25 de septiembre de 2020

Viggo Mortensen recibe el Premio Donostia en San Sebastián

Mortensen debuta como director, hace un recuento de su carrera y asegura que “para la suerte hay que estar preparado"

SAN SEBASTIÁN. El actor Viggo Mortensen recibió de manos del cineasta madrileño Agustín Díaz Yanes el Premio Donostia de la 68ª edición del Festival de San Sebastián y afirmó que valora el galardón para seguir aprendiendo “y mejorando en mi oficio”, además de que dijo que ha tenido mucha suerte en su carrera cinematográfica.

En una gala celebrada en el Kursaal, uno de los escenarios sedes del festival, el actor, director, guionista pero también pintor y poeta, agradeció al público su presencia. “Les felicitó por la tremenda suerte que tienen de seguir vivos y por el amor que demuestran al cine estando acá”, dijo.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Nervioso y emocionado, agradeció el galardón, un “lindo” premio que refleja “la larga historia del cine” y su “promesa como modo de expresión y comunicación creativa. Cuando pienso en la impresionante lista de los artistas que han recibido el Premio Donostia me siento muy afortunado de estar incluido en esa tradición y esa promesa”, sostuvo.

El actor estadounidense, tres veces nominado a los premios Oscar, presentó el largometraje Falling, que clausuró el Festival de Sundance, también es parte de las películas seleccionadas por el Festival de Cannes y tiene ahora su premier europea en el Festival de San Sebastián.

Mortensen reflexionó sobre el momento actual y expresó que “de una manera u otra, el Covid-19 nos ha jodido a todos y seguirá jodiéndonos durante un buen rato, pero es sólo un obstáculo más en nuestra existencia. Siempre hemos vivido con la incertidumbre, aunque puede que seamos más conscientes de ello en este momento”.

Puntualizó que “la incertidumbre es ley de vida, pero no olvidemos que la vida es un regalo. Hemos de seguir adelante, acompañando a los que están solos y honrando a los que ya no están, haciéndolo lo mejor posible con lo que podamos imaginar” y además clamó un “¡Viva el cine!”.

En el acto se proyectaron imágenes de tres amigos que quisieron saludar a Viggo Mortensen, el primero, el productor británico Jeremy Thomas quien destacó su faceta de poeta, actor, director de cine y músico. “Cultiva todos los ámbitos del arte y es maravilloso trabajar con él”, y el segundo, el argentino Beto Acosta, exfutbolista del San Lorenzo de Almagro, le felicitó y le prometió una camiseta del club del que es ferviente seguidor.

También estuvo el cineasta David Cronenberg que consideró un privilegio colaborar con él. “No sólo tienes a un actor maravilloso, sino a todo un equipo de producción: un guionista, un decorador, un director de fotografía…tiene tanto conocimiento sobre cualquier aspecto del cine, y es tan colaborador, tan agradable, amable y humano en el trato, que es una bendición tener a Viggo en el set”.

“Las historias que nos marcan, nos unen a todos, este reconocimiento es un lindo premio, lo que destaca es la larga historia del cine, la promesa del cine como modo de expresión y comunicación creativa, me siento muy afortunado”, remarcó el premiado.

Mortensen, nacido en Nueva York en 1958, de padre danés y madre estadounidense, hizo hincapié en que el reconocimiento “me hace feliz a mí, a mi familia y a mis amigos”.

En una rueda de prensa antes de la ceremonia, el actor dijo que ha tenido mucha suerte en su carrera. "He podido trabajar con muchos directores importantes, y he encarnado papeles muy buenos, pero para la suerte también hay que prepararse, estar listo para reconocer las oportunidades", matizó.

Mortensen es conocido en todo el mundo por papeles como el Aragorn de El señor de los anillos, las películas de David Cronenberg Eastern Promises o A history of violence y más recientemente por Captain fantastic o Green book por las que obtuvo nominaciones al Oscar.

Pero hoy recordó sus primeros trabajos en el cine, cuando le cortaban en el montaje final sin avisarle y ni siquiera salía en los títulos de crédito, como le ocurrió con La rosa púrpura del Cairode Woody Allen.

"No conozco otra vida, desde hace 38 años mi vida está vinculada al cine y al deseo de formar parte de ese mundo, no he perdido la curiosidad, siempre me ha interesado y me sigue interesando el rompecabezas de llevar un guion a la pantalla", señaló.

Luego de 35 años de carrera, ha participado en medio centenar de películas de cineastas como David Cronenberg, Peter Weir, Jane Campion, Peter Jackson, Gus Van Sant, Brian de Palma, Agustín Díaz Yanes, Ana Piterbarg, Lisandro Alonso, David Oelhoffen, Peter Farrelly o Matt Ross.

En su discurso de aceptación, Mortensen hizo una reflexión del momento actual y subrayó que “vivimos una primavera negra en la que han florecido todo tipo de políticos que presumen de tener un doble papel: ser pirómanos y bomberos a la vez, meten fuego a todos lados y luego además de preguntar quién puso el fuego, creen que solo ellos lo pueden apagar”.

Remarcó que “hay que ser más grandes en todos los sentidos, es una lección personal, cada persona, en cada familia, forma lo que es la sociedad actual y eso cambia, es algo que tiene potencial para el bien o para el mal”.

Falling está protagonizada por el veterano Lance Henriksen y por el propio Mortensen, que también firma el guion. Ambos interpretan a un padre y a un hijo cuyos diferentes mundos colisionan.

Sobre Falling, aseveró que “todo lo que ves, lo que escuchas, te influye, yo no fui consciente de haber copiado a nadie haciendo la película, pero soy consciente de que me influía todo, lo que he visto y lo que he vivido”.

Explicó que escribió el guion poco después de la muerte de su madre, era un esfuerzo inicial, unos apuntes, para no olvidar cosas que había escuchado en el funeral, eventos que había presenciado, historias que contaban de mis padres sus amigos ya que “es muy subjetiva la memoria, son muy subjetivos los recuerdos”.

Añadió que la base era querer explorar los sentimientos por sus padres, algunos detalles, algunos recuerdos que mis hermanos reconocen y por eso les dedico la película, pero es una ficción, no es una autobiografía. Con información de EFE





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

SAN SEBASTIÁN. El actor Viggo Mortensen recibió de manos del cineasta madrileño Agustín Díaz Yanes el Premio Donostia de la 68ª edición del Festival de San Sebastián y afirmó que valora el galardón para seguir aprendiendo “y mejorando en mi oficio”, además de que dijo que ha tenido mucha suerte en su carrera cinematográfica.

En una gala celebrada en el Kursaal, uno de los escenarios sedes del festival, el actor, director, guionista pero también pintor y poeta, agradeció al público su presencia. “Les felicitó por la tremenda suerte que tienen de seguir vivos y por el amor que demuestran al cine estando acá”, dijo.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Nervioso y emocionado, agradeció el galardón, un “lindo” premio que refleja “la larga historia del cine” y su “promesa como modo de expresión y comunicación creativa. Cuando pienso en la impresionante lista de los artistas que han recibido el Premio Donostia me siento muy afortunado de estar incluido en esa tradición y esa promesa”, sostuvo.

El actor estadounidense, tres veces nominado a los premios Oscar, presentó el largometraje Falling, que clausuró el Festival de Sundance, también es parte de las películas seleccionadas por el Festival de Cannes y tiene ahora su premier europea en el Festival de San Sebastián.

Mortensen reflexionó sobre el momento actual y expresó que “de una manera u otra, el Covid-19 nos ha jodido a todos y seguirá jodiéndonos durante un buen rato, pero es sólo un obstáculo más en nuestra existencia. Siempre hemos vivido con la incertidumbre, aunque puede que seamos más conscientes de ello en este momento”.

Puntualizó que “la incertidumbre es ley de vida, pero no olvidemos que la vida es un regalo. Hemos de seguir adelante, acompañando a los que están solos y honrando a los que ya no están, haciéndolo lo mejor posible con lo que podamos imaginar” y además clamó un “¡Viva el cine!”.

En el acto se proyectaron imágenes de tres amigos que quisieron saludar a Viggo Mortensen, el primero, el productor británico Jeremy Thomas quien destacó su faceta de poeta, actor, director de cine y músico. “Cultiva todos los ámbitos del arte y es maravilloso trabajar con él”, y el segundo, el argentino Beto Acosta, exfutbolista del San Lorenzo de Almagro, le felicitó y le prometió una camiseta del club del que es ferviente seguidor.

También estuvo el cineasta David Cronenberg que consideró un privilegio colaborar con él. “No sólo tienes a un actor maravilloso, sino a todo un equipo de producción: un guionista, un decorador, un director de fotografía…tiene tanto conocimiento sobre cualquier aspecto del cine, y es tan colaborador, tan agradable, amable y humano en el trato, que es una bendición tener a Viggo en el set”.

“Las historias que nos marcan, nos unen a todos, este reconocimiento es un lindo premio, lo que destaca es la larga historia del cine, la promesa del cine como modo de expresión y comunicación creativa, me siento muy afortunado”, remarcó el premiado.

Mortensen, nacido en Nueva York en 1958, de padre danés y madre estadounidense, hizo hincapié en que el reconocimiento “me hace feliz a mí, a mi familia y a mis amigos”.

En una rueda de prensa antes de la ceremonia, el actor dijo que ha tenido mucha suerte en su carrera. "He podido trabajar con muchos directores importantes, y he encarnado papeles muy buenos, pero para la suerte también hay que prepararse, estar listo para reconocer las oportunidades", matizó.

Mortensen es conocido en todo el mundo por papeles como el Aragorn de El señor de los anillos, las películas de David Cronenberg Eastern Promises o A history of violence y más recientemente por Captain fantastic o Green book por las que obtuvo nominaciones al Oscar.

Pero hoy recordó sus primeros trabajos en el cine, cuando le cortaban en el montaje final sin avisarle y ni siquiera salía en los títulos de crédito, como le ocurrió con La rosa púrpura del Cairode Woody Allen.

"No conozco otra vida, desde hace 38 años mi vida está vinculada al cine y al deseo de formar parte de ese mundo, no he perdido la curiosidad, siempre me ha interesado y me sigue interesando el rompecabezas de llevar un guion a la pantalla", señaló.

Luego de 35 años de carrera, ha participado en medio centenar de películas de cineastas como David Cronenberg, Peter Weir, Jane Campion, Peter Jackson, Gus Van Sant, Brian de Palma, Agustín Díaz Yanes, Ana Piterbarg, Lisandro Alonso, David Oelhoffen, Peter Farrelly o Matt Ross.

En su discurso de aceptación, Mortensen hizo una reflexión del momento actual y subrayó que “vivimos una primavera negra en la que han florecido todo tipo de políticos que presumen de tener un doble papel: ser pirómanos y bomberos a la vez, meten fuego a todos lados y luego además de preguntar quién puso el fuego, creen que solo ellos lo pueden apagar”.

Remarcó que “hay que ser más grandes en todos los sentidos, es una lección personal, cada persona, en cada familia, forma lo que es la sociedad actual y eso cambia, es algo que tiene potencial para el bien o para el mal”.

Falling está protagonizada por el veterano Lance Henriksen y por el propio Mortensen, que también firma el guion. Ambos interpretan a un padre y a un hijo cuyos diferentes mundos colisionan.

Sobre Falling, aseveró que “todo lo que ves, lo que escuchas, te influye, yo no fui consciente de haber copiado a nadie haciendo la película, pero soy consciente de que me influía todo, lo que he visto y lo que he vivido”.

Explicó que escribió el guion poco después de la muerte de su madre, era un esfuerzo inicial, unos apuntes, para no olvidar cosas que había escuchado en el funeral, eventos que había presenciado, historias que contaban de mis padres sus amigos ya que “es muy subjetiva la memoria, son muy subjetivos los recuerdos”.

Añadió que la base era querer explorar los sentimientos por sus padres, algunos detalles, algunos recuerdos que mis hermanos reconocen y por eso les dedico la película, pero es una ficción, no es una autobiografía. Con información de EFE





Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Mundo

Biden nombra, por primera vez en la historia de EU, un equipo de comunicación formado sólo por mujeres

Como futura portavoz de la Casa Blanca ha sido elegida la veterana Jennifer Psaki, que trabajó en la Administración de Barack Obama

CDMX

Controlan incendio en subestación eléctrica de CFE

La CFE informó que no hay víctimas ni lesionados que lamentar; el suministro eléctrico afectado quedará restablecido al 100% en cuestión de minutos

Finanzas

Interjet cancela otra vez vuelos para este fin de semana

Esta es la segunda vez en un mes que ocurre algo similar, después de que Interjet canceló vuelos del 31 de octubre al 2 de noviembre

Finanzas

#Data | Recuperación económica en México, la mayor en 40 años

El crecimiento de la economía mexicana del segundo al tercer trimestre de este año fue del 12%

Sociedad

Las autodefensas sí existimos y portamos armas por necesidad: Román Vázquez

La falta de una estrategia sólida de seguridad ha orillado a los ciudadanos a cuidarse a sí mismos

Finanzas

Peugeot duplica su cuota de mercado en cuatro años

La marca francesa confía en concentrar 1% del mercado mexicano antes de que concluya el año, dice su CEO local, Igor Dumas

Sociedad

Dejan a alcaldes a merced del crimen

Luego de 14 años, no existen protocolos, a nivel federal, para garantizar la seguridad de los funcionarios

Finanzas

Venta de marihuana será legal en 2022

De entrar en vigor, la Secretaría de Salud tendrá seis meses para crear el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis

Literatura

Rosa Montero realiza un viaje hacia la reinvención

Rosa Montero presentó en la FIL de Guadalajara La buena suerte, una novela sobre la resiliencia