/ viernes 19 de noviembre de 2021

Revolución Mexicana: Así fue la masacre en la comunidad china en Torreón

En plena Revolución Mexicana, la mitad de la comunidad china en Torreón, Coahuila, fue masacrada

La madrugada del 15 de mayo de 1911, en plena Revolución Mexicana, la mitad de la comunidad china en Torreón, Coahuila, fue masacrada en el evento racial más violento que hayan sufrido ciudadanos del país asiático en el continente americano. A pesar de lo violento del suceso, es poca la documentación que existe al respecto y muchas menos las referencias a él.

Según el investigador del consejo académico del Museo Arocena de Torreón, Carlos Castañón Cuadros, "hubo un silencio cómplice de una sociedad que no quiso afrontar o reconocer que fue parte de esa violencia, y la mejor manera de abordar ese terrible suceso histórico fue no hablando de ello".

La Revolución desembocó en la masacre

Seis meses después del levantamiento armado, el ejército de Francisco I. Madero superaba al gobierno federal, especialmente en el norte del país. Torreón era uno de los pocos bastiones que le quedaban a las fuerzas de Porfirio Díaz.

La comarca lagunera por aquél entonces era una de las regiones agrícolas más productivas del país, y en ella se asentaron familias chinas que huían de la hambruna de sus comunidades, especialmente de la región de Cantón. Otros escapaban de la persecución racial desde Estados Unidos.

600 personas conformaban la comunidad china en Torreón. La mayoría eran campesinos, trabajadores y dueños de lavanderías. Aunque también había algunas familias adineradas, que fundaron el principal banco de la ciudad.

Las fuerzas insurgentes llegaron la madrugada del 15 de mayo de 1911 a la comarca. Tras unas horas de combate, los miembros del Ejército federal abandonan la ciudad, según algunas versiones.

Foto: Cortesía INAH

Las pocas investigaciones que existen sobre la masacre coinciden en que todo inició con saqueos por parte de los vecinos a los negocios, especialmente de la comunidad china. Argumentaban que ellos se habían aliado con las fuerzas federales, ya que, supuestamente, los soldados disparaban desde sus casas y comercios.

El historiador Marco Antonio Pérez Jiménez documentó que la turba asesinó con saña a las víctimas, sin importar que entre ellas hubiera adolescentes, niños y mujeres. Esta versión nunca se comprobó. Sin embargo, pocos minutos se pasó del saqueo a la extrema violencia.

"La forma del asesinato revela un odio que va mucho más allá de la lucha, de una cuestión de guerra", afirma investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Foto: Cortesía INAH

¿Cómo se llegó a esa violencia?

Investigadores coinciden en que una atmósfera de racismo y xenofobia flotaba por toda América Latina y Estados Unidos en aquella época, en particular contra asiáticos y árabes.

En el estado de Sonora incluso existían leyes que prohibía el matrimonio entre mexicanas y chinos. Antes de la Revolución, se asentaron en Torreón grupos anarquistas que se identificaban con el periodista Ricardo Flores Magón.

Los magonistas, como se les conocía, "se pronunciaron abiertamente contra los chinos por considerarlos una migración indeseable, una competencia a los trabajadores mexicanos", explica el investigador Castañón Cuadros.

Cuando estalló la lucha revolucionaria, los magonistas nutrieron al ejército de Madero. Los prejuicios raciales y económicos generaron la violenta reacción que bañó de sangre el amanecer del 15 de mayo de 1911.

El gobierno de Francisco I. Madero ofreció una indemnización a las familias sobrevivientes luego de que China demandara una investigación y castigo a los responsables; sin embargo Madero fue asesinado y el pago nunca se realizó.

Tanto sobrevivientes de la comunidad China, como mexicanos de la zona guardaron silencio sobre lo sucedido hasta la década de los 2000, cuando se realizaron varios actos en desagravio.

A pesar de ellos, existe incluso una novela del autor mexicano Julian Herbert (La casa del dolor ajeno) en la que se retrata lo sucedido en la ciudad de Torreón hace más de 100 años.

Hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció una disculpa pública al embajador de China en México, en un evento que se realizó en la ciudad donde ocurriera la masacre.

➡ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

La madrugada del 15 de mayo de 1911, en plena Revolución Mexicana, la mitad de la comunidad china en Torreón, Coahuila, fue masacrada en el evento racial más violento que hayan sufrido ciudadanos del país asiático en el continente americano. A pesar de lo violento del suceso, es poca la documentación que existe al respecto y muchas menos las referencias a él.

Según el investigador del consejo académico del Museo Arocena de Torreón, Carlos Castañón Cuadros, "hubo un silencio cómplice de una sociedad que no quiso afrontar o reconocer que fue parte de esa violencia, y la mejor manera de abordar ese terrible suceso histórico fue no hablando de ello".

La Revolución desembocó en la masacre

Seis meses después del levantamiento armado, el ejército de Francisco I. Madero superaba al gobierno federal, especialmente en el norte del país. Torreón era uno de los pocos bastiones que le quedaban a las fuerzas de Porfirio Díaz.

La comarca lagunera por aquél entonces era una de las regiones agrícolas más productivas del país, y en ella se asentaron familias chinas que huían de la hambruna de sus comunidades, especialmente de la región de Cantón. Otros escapaban de la persecución racial desde Estados Unidos.

600 personas conformaban la comunidad china en Torreón. La mayoría eran campesinos, trabajadores y dueños de lavanderías. Aunque también había algunas familias adineradas, que fundaron el principal banco de la ciudad.

Las fuerzas insurgentes llegaron la madrugada del 15 de mayo de 1911 a la comarca. Tras unas horas de combate, los miembros del Ejército federal abandonan la ciudad, según algunas versiones.

Foto: Cortesía INAH

Las pocas investigaciones que existen sobre la masacre coinciden en que todo inició con saqueos por parte de los vecinos a los negocios, especialmente de la comunidad china. Argumentaban que ellos se habían aliado con las fuerzas federales, ya que, supuestamente, los soldados disparaban desde sus casas y comercios.

El historiador Marco Antonio Pérez Jiménez documentó que la turba asesinó con saña a las víctimas, sin importar que entre ellas hubiera adolescentes, niños y mujeres. Esta versión nunca se comprobó. Sin embargo, pocos minutos se pasó del saqueo a la extrema violencia.

"La forma del asesinato revela un odio que va mucho más allá de la lucha, de una cuestión de guerra", afirma investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Foto: Cortesía INAH

¿Cómo se llegó a esa violencia?

Investigadores coinciden en que una atmósfera de racismo y xenofobia flotaba por toda América Latina y Estados Unidos en aquella época, en particular contra asiáticos y árabes.

En el estado de Sonora incluso existían leyes que prohibía el matrimonio entre mexicanas y chinos. Antes de la Revolución, se asentaron en Torreón grupos anarquistas que se identificaban con el periodista Ricardo Flores Magón.

Los magonistas, como se les conocía, "se pronunciaron abiertamente contra los chinos por considerarlos una migración indeseable, una competencia a los trabajadores mexicanos", explica el investigador Castañón Cuadros.

Cuando estalló la lucha revolucionaria, los magonistas nutrieron al ejército de Madero. Los prejuicios raciales y económicos generaron la violenta reacción que bañó de sangre el amanecer del 15 de mayo de 1911.

El gobierno de Francisco I. Madero ofreció una indemnización a las familias sobrevivientes luego de que China demandara una investigación y castigo a los responsables; sin embargo Madero fue asesinado y el pago nunca se realizó.

Tanto sobrevivientes de la comunidad China, como mexicanos de la zona guardaron silencio sobre lo sucedido hasta la década de los 2000, cuando se realizaron varios actos en desagravio.

A pesar de ellos, existe incluso una novela del autor mexicano Julian Herbert (La casa del dolor ajeno) en la que se retrata lo sucedido en la ciudad de Torreón hace más de 100 años.

Hoy, el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció una disculpa pública al embajador de China en México, en un evento que se realizó en la ciudad donde ocurriera la masacre.

➡ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

República

Pobladores de Xaltocan se enfrentan con Policía Militar por terrenos para AIFA

Ejidatarios aseguran que militares derrumbaron una escuela para construir un drenaje de la terminal aérea

Finanzas

CRE sanciona a Iberdrola con 9 mil 145 mdp por incumplir contrato

La compañía española vendió energía a empresas y socios que no fueron establecidos previamente al momento de la autorización de dicho contrato

CDMX

Colapsa sistema electrónico del SAT; contribuyentes hacen fila de hasta tres horas

Las personas buscan realizar el trámite burocrático de la firma electrónica y la Constancia de Situación Fiscal

Mundo

El coahuilense Federico Torres perdió a su hijo en el tiroteo de la primaria de Uvalde, Texas

Rogelio Torres, menor de tan solo 10 años, falleció durante el atentado el pasado 24 de mayo

Sociedad

Se registra apagón en Cancún, Chetumal, Playa del Carmen y otras partes de la península

El corte del fluido eléctrico se reportó en varios municipios de Quintana Roo dejando sin luz a las zonas turísticas

Celebridades

Borran a Julión Álvarez de la lista negra del Departamento del Tesoro de EU

Ahora que el cantante ha sido sacado de la lista, ya puede retomar sus actividades artísticas y empresariales en dicho país

Mundo

Niña se salva de tiroteo en Texas al fingir estar muerta

La madre de la niña señaló que ya han comenzado a ayudarle a superar el trauma tras presenciar el tiroteo en Texas

OMG!

Jurado en caso Depp y Heard reanudará deliberaciones el próximo martes

Los miembros del jurado no pudieron llegar a un veredicto, por lo que será hasta el próximo 31 de mayo que se reunirán de nuevo

Mundo

Trump insta que ciudadanos tengan armas para combatir el "mal"

Además acusó a los demócratas de "politizar" el tiroteo en el colegio de Uvalde, que dejó 19 niños y dos profesoras muertos