/ martes 24 de noviembre de 2015

Considera Gastón García Marinozzi... Válido sanar los traumas a través de la cultura

T omar como referencia sucesos que han marcado la historia mundial, como la caída de las “Torres Gemelas” de Nueva York, el 11 de septiembre del 2001, puede derivar en una “catarsis cultural” y en las inquietudes de toda una generación, considera Gastón García Marinozzi, quien da a conocer su primer novela “Viaje al fin de la memoria”.

Editado por Tusquets, el libro que según su sinopsis trata sobre “Mario Palmero”, reportero que es enviado de urgencia: “a cubrir el más impactante ataque al centro del imperio económico de Estados Unidos, el camino que emprende, le permite reflexionar sobre las historias que conmocionan a la sociedad, pero que también han dejado huella en su propia vida”.

En entrevista, el autor, quien se ha desempeñado como periodista y que ha colaborado en dos libros de Daniel Mordzinski (“Portraits d’ecrivains mexicains” y “Bogotá 39), explica su desafío de narrar los dos viajes que hace el protagonista, el primero, de tres días, territorial y el segundo hacia sus recuerdos.

“Cuando inicia esta travesía no sabe su destino y resulta que tampoco conoce de dónde viene. Entonces ahí empieza a viajar hacia el pasado, en Argentina, su tierra natal, donde pasa sus primeros años, la dictadura, hasta llegar a su exilio en México. En este caso eran cuestiones que él no había decidido, ninguna. La travesía lo transforma en ese sentido. El primer paso que toma es conocerse y verse asimismo”.

-¿Qué tan autobiográfica es esta historia, al ser el personaje central arge-mex?

“Muchas cosas pueden parecer mías, porque soy argentino-mexicano y periodista... además de que le puse a su perro igual al que tuve yo en mi infancia. Lo que sí tiene un poco de mí es ese espíritu de emigrante, de andariego, de seguir hacia adelante, eso se encuentra un poco de mi manera de ver la vida”.

-¿Porqué los sucesos del atentado a las “Torres Gemelas”?

“A mí me parece que fue un momento en el que el mundo cambió. Mi generación también lo hizo para siempre. Tengo 41años. Nos modificó la manera de relacionarnos, de vivir, de hacerlo con la comunidad. Yo digo que es la pérdida de la inocencia de nuestra generación. No nos había pasado a nivel mundo algo que hubiera tocado tanto nuestra vida. A nuestros padres fueron los 60 y los 70 con las dictaduras, revoluciones, etcétera y a nuestros abuelos la segunda guerra mundial.

“Lo del 11 de septiembre fue también para mostrar como el personaje central vive su transformación, su propia perdida de la inocencia y su paso a la madurez. Me servía eso para contar las dos partes de la historia. El tiene treinta años pero es un adolescente insoportable, no le gusta nada, solo Lou Reed, va por la vida como va”.

-En la novela ¿Hay una reflexión?

“No la hago explícitamente, pero todo lo que cuento es consecuencia directa o indirecta que los acontecimientos de las torres marcó. Inició una guerra y mutó al mundo para siempre y todo lo que pasa en México tiene que ver con todo esto, porque es la frontera con Estados Unidos y creo que el problema de la región, la violencia, corrupción y el narco, se relacionan”.

-¿En este libro que tanto ‘viajó’ y tomó de su experiencia como periodista?

“Fue un trabajo de investigación arduo. A mí me encantan las hemerotecas y leí todo lo que pude de esa semana... de México, España, Argentina. No hice el viaje en coche hasta allá, lo haré alguna vez porque me fascina la idea, fueron también muchas lecturas, de ensayos, el once siempre me ha obsesionado”.

-¿Cómo lo vivió?

“Yo estaba en Argentina haciendo mi tesis, que era sobre el retorno de la religión y sucede esto en la televisión y me dijeron ‘esta es tu tesis’ y el tema estaba presente desde siempre, además hacía muchas lectura al respecto. Paul Auster escribió sobre esto... fue algo que tardó en hacer catarsis, pero finalmente si lo llevó a cabo”.

Después, García Marinozzi señala la trascendencia de las expresiones artísticas a partir de las tragedias, como al término de la dictadura argentina. “Recuerdo muy bien, el año 83, que había movimientos culturales importantes al respecto como en el teatro, en el cine... mientras uno pueda sanar sus traumas a través de la cultura está bien”.

-¿Hacen falta más autores que retraten la realidad inmediata?

“Si nos ponemos ver en la literatura mexicana, hay mucha gente haciéndolo, por ejemplo, el problema del narco, sobre todo se expone en el cine, en el teatro no tanto, pero en la literatura, dice Norman Mayer, hay que esperar 10 años para escribir sobre el tema que nos impacta, yo me tardé un poco más...”, concluyó el escritor.

/arm

T omar como referencia sucesos que han marcado la historia mundial, como la caída de las “Torres Gemelas” de Nueva York, el 11 de septiembre del 2001, puede derivar en una “catarsis cultural” y en las inquietudes de toda una generación, considera Gastón García Marinozzi, quien da a conocer su primer novela “Viaje al fin de la memoria”.

Editado por Tusquets, el libro que según su sinopsis trata sobre “Mario Palmero”, reportero que es enviado de urgencia: “a cubrir el más impactante ataque al centro del imperio económico de Estados Unidos, el camino que emprende, le permite reflexionar sobre las historias que conmocionan a la sociedad, pero que también han dejado huella en su propia vida”.

En entrevista, el autor, quien se ha desempeñado como periodista y que ha colaborado en dos libros de Daniel Mordzinski (“Portraits d’ecrivains mexicains” y “Bogotá 39), explica su desafío de narrar los dos viajes que hace el protagonista, el primero, de tres días, territorial y el segundo hacia sus recuerdos.

“Cuando inicia esta travesía no sabe su destino y resulta que tampoco conoce de dónde viene. Entonces ahí empieza a viajar hacia el pasado, en Argentina, su tierra natal, donde pasa sus primeros años, la dictadura, hasta llegar a su exilio en México. En este caso eran cuestiones que él no había decidido, ninguna. La travesía lo transforma en ese sentido. El primer paso que toma es conocerse y verse asimismo”.

-¿Qué tan autobiográfica es esta historia, al ser el personaje central arge-mex?

“Muchas cosas pueden parecer mías, porque soy argentino-mexicano y periodista... además de que le puse a su perro igual al que tuve yo en mi infancia. Lo que sí tiene un poco de mí es ese espíritu de emigrante, de andariego, de seguir hacia adelante, eso se encuentra un poco de mi manera de ver la vida”.

-¿Porqué los sucesos del atentado a las “Torres Gemelas”?

“A mí me parece que fue un momento en el que el mundo cambió. Mi generación también lo hizo para siempre. Tengo 41años. Nos modificó la manera de relacionarnos, de vivir, de hacerlo con la comunidad. Yo digo que es la pérdida de la inocencia de nuestra generación. No nos había pasado a nivel mundo algo que hubiera tocado tanto nuestra vida. A nuestros padres fueron los 60 y los 70 con las dictaduras, revoluciones, etcétera y a nuestros abuelos la segunda guerra mundial.

“Lo del 11 de septiembre fue también para mostrar como el personaje central vive su transformación, su propia perdida de la inocencia y su paso a la madurez. Me servía eso para contar las dos partes de la historia. El tiene treinta años pero es un adolescente insoportable, no le gusta nada, solo Lou Reed, va por la vida como va”.

-En la novela ¿Hay una reflexión?

“No la hago explícitamente, pero todo lo que cuento es consecuencia directa o indirecta que los acontecimientos de las torres marcó. Inició una guerra y mutó al mundo para siempre y todo lo que pasa en México tiene que ver con todo esto, porque es la frontera con Estados Unidos y creo que el problema de la región, la violencia, corrupción y el narco, se relacionan”.

-¿En este libro que tanto ‘viajó’ y tomó de su experiencia como periodista?

“Fue un trabajo de investigación arduo. A mí me encantan las hemerotecas y leí todo lo que pude de esa semana... de México, España, Argentina. No hice el viaje en coche hasta allá, lo haré alguna vez porque me fascina la idea, fueron también muchas lecturas, de ensayos, el once siempre me ha obsesionado”.

-¿Cómo lo vivió?

“Yo estaba en Argentina haciendo mi tesis, que era sobre el retorno de la religión y sucede esto en la televisión y me dijeron ‘esta es tu tesis’ y el tema estaba presente desde siempre, además hacía muchas lectura al respecto. Paul Auster escribió sobre esto... fue algo que tardó en hacer catarsis, pero finalmente si lo llevó a cabo”.

Después, García Marinozzi señala la trascendencia de las expresiones artísticas a partir de las tragedias, como al término de la dictadura argentina. “Recuerdo muy bien, el año 83, que había movimientos culturales importantes al respecto como en el teatro, en el cine... mientras uno pueda sanar sus traumas a través de la cultura está bien”.

-¿Hacen falta más autores que retraten la realidad inmediata?

“Si nos ponemos ver en la literatura mexicana, hay mucha gente haciéndolo, por ejemplo, el problema del narco, sobre todo se expone en el cine, en el teatro no tanto, pero en la literatura, dice Norman Mayer, hay que esperar 10 años para escribir sobre el tema que nos impacta, yo me tardé un poco más...”, concluyó el escritor.

/arm

Política

Alito propone ley para acceder a armas: "que los criminales sepan que la gente se defenderá" (video)

El líder del tricolor mencionó que ante el panorama de inseguridad que estamos viviendo en el país, es obligación presentar esta propuesta pues la gente está indefensa

Mundo

La Nobel María Ressa denuncia el cierre de su organización de noticias en Filipinas

Rappler, organización creada por la periodistas y Premio Nobel de la Paz, se ha encargado de difundir la sangrienta guerra contra las drogas del gobierno de Filipinas

Sociedad

Balacera en centro de vacunación Covid-19 en Puebla deja 4 heridos

Momentos de terror se vivieron en el centro de salud "Francisco I. Madero" donde se vacunaban a niños y personas rezagadas contra el coronavirus

Sociedad

Bloqueos simultáneos de transportistas paralizan Acapulco [Videos]

Protesta por la presunta irrupción del personal de la Marina en el municipio de Marquelia, donde se reportó un enfrentamiento

Sociedad

Presas en Coahuila se están quedando sin agua

Las presas de La Laguna no tienen lluvia desde hace dos años de la parte denominada cuenca alta

Finanzas

Consejo de Altán Redes designa como nuevo presidente a Anthony McCarthy Sandland

La empresa anunció estos movimientos luego de que el pasado 10 de junio el presidente Andrés Manuel López Obrador informó dio a conocer su rescate

Virales

Niño llora desconsolado en concierto de Sebastián Yatra

Fue el cantante quien compartió el vídeo del pequeño cantando con tanto sentimiento, y se hizo viral en redes

Mundo

Mexicanos son acusados de la muerte de migrantes en San Antonio, Texas

Los hombres fueron acusados de poseer armas de fuego mientras estaban en Estados Unidos de forma ilegal

Mundo

La Nobel María Ressa denuncia el cierre de su organización de noticias en Filipinas

Rappler, organización creada por la periodistas y Premio Nobel de la Paz, se ha encargado de difundir la sangrienta guerra contra las drogas del gobierno de Filipinas