/ martes 17 de octubre de 2023

Cuando las letras juegan en contra del rap

Los abogados han utilizado las letras de los raperos como prueba en casos penales desde los años ochenta, tras el auge del gangsta rap

Cuando la policía arrestó al rapero Kenjuan McDaniel por asesinato en agosto de 2023, citaron un video musical que publicó en YouTube y que, según dicen, incluye detalles de un asesinato de 2021 que no se había hecho público.

McDaniel, que utiliza el nickname TheBiggestFinn4800, había sido considerado anteriormente una persona de interés en el caso porque su letra decía: "Estacioné el auto / retrocedí sobre los pies / la forma más inteligente de deslizarme / entré / cerré dos veces / asegúrate de tener tu cuerpo".

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Como estudiosa de la teoría racial que investiga los sistemas de opresión, sé que el caso de McDaniel no es único.

Las letras de rap se introdujeron como prueba en casos penales contra el rapero del Área de la Bahía de San Francisco Andre “Mac Dre” Hicks en 1992, luego con Snoop Dogg en 1996, McKinley “Mac” Phipps, Jr. en 2000, Lil Boosie en 2012, Drakeo the Ruler en 2016, 6ix9ine en 2019 y Young Thug en 2022.

Tanto los tribunales federales estadounidenses como los estatales han establecido reglas que requieren el uso de una prueba de equilibrio para determinar si se excluyen pruebas.

Si los fiscales pueden demostrar que las letras de un rapero establecen un motivo, intención o identidad relacionada con un presunto delito, entonces la mayoría de los jueces permitirán que se utilicen las pruebas.

Se espera que los jueces sopesen si la prueba supera cualquier valor perjudicial o la tendencia a influir de manera injusta o inadecuada en el jurado. Por ejemplo, según esta prueba de equilibrio, las letras de un rapero acusado deben excluirse si éstas contribuirán más a envenenar al jurado contra el acusado que a establecer su conexión con un delito específico.

El uso de letras como prueba en casos penales es problemático no sólo porque puede negarle a un acusado un juicio justo, sino porque muchas letras son obras metafóricas que tienen doble significado o se basan en experiencias ficticias

Pero la jurisprudencia sobre el uso de letras de rap como prueba de un delito puede variar de un estado a otro y de un juez a otro.

En 2014, la Corte Suprema de Nueva Jersey determinó que la introducción de la letra de un rapero acusado no debería haber sido admitida como prueba, porque la letra era de naturaleza general y no demostraba motivo o intención. En cambio, concluyó el tribunal, la letra sirvió para activar prejuicios particulares que el jurado tenía contra el rap y, como resultado, contra el rapero acusado.

En 2020, el Tribunal de Apelaciones de Maryland decidió que las letras de un rapero acusado podían admitirse como prueba. Según el juez, la letra pretendía intimidar a los testigos antes del juicio. Para ser claros, el rapero acusado grabó la letra desde un centro de detención 10 meses después del presunto asesinato por el que estaba detenido y tres semanas antes de su juicio.

Esencialmente, el tribunal se centró más en el momento de la letra en relación con el juicio y en un presunto delito completamente nuevo, no en la comisión del delito por el que el rapero estaba detenido ni en la esencia de la letra grabada.

Criminalizar a los artistas negros

El uso de letras de rap como prueba en casos penales es problemático no sólo porque puede negarle a un acusado un juicio justo, sino también porque muchas letras son obras creativas y metafóricas que tienen doble significado o se basan en experiencias ficticias.

En 1991, los fiscales federales demostraron que un rapero acusado poseía a sabiendas y tenía la intención de distribuir drogas que llevaba en dos maletas al momento de su arresto. Durante el juicio, el rapero acusado afirmó que no conocía el contenido de la maleta. Los fiscales presentaron el cuaderno del rapero acusado, que incluía la siguiente letra: “Llave por llave. Libra por libra. Soy el mayor traficante de drogas y trabajo en toda la ciudad...

Durante el juicio, los fiscales presentaron pruebas para demostrar que la palabra “llave” era una jerga común utilizada en el tráfico de cocaína para referirse al kilogramo. En este caso, las letras del rapero acusado fueron aceptadas como autobiográficas y no metafóricas. Calificaron como una de las únicas pruebas para establecer la criminalidad.

Investigadores documentaron al menos 500 casos entre 2009 y 2019 en los que se introdujeron letras de rap como prueba en juicios penales

Si bien en los últimos 30 años se han presentado cientos de casos contra raperos acusados de emplear sus letras de rap como prueba de un delito, no se han presentado cargos similares contra creativos de otros géneros al mismo ritmo. Algunos académicos han sugerido que esta diferencia de trato es, en parte, el resultado de que las letras de rap a menudo quedan excluidas de ciertas protecciones de la Primera Enmienda.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Como resultado, permitir que las letras de un artista de rap se utilicen como evidencia de un delito corre el riesgo de convertir en un arma una forma de arte dominada por negros y otras personas de color. Tal como están las cosas, los estadounidenses negros ya están encarcelados en prisiones estatales a una tasa casi cinco veces mayor que la de los estadounidenses blancos.


* Directora del proyecto CRT Forward, Universidad de California, Los Ángeles.


Cuando la policía arrestó al rapero Kenjuan McDaniel por asesinato en agosto de 2023, citaron un video musical que publicó en YouTube y que, según dicen, incluye detalles de un asesinato de 2021 que no se había hecho público.

McDaniel, que utiliza el nickname TheBiggestFinn4800, había sido considerado anteriormente una persona de interés en el caso porque su letra decía: "Estacioné el auto / retrocedí sobre los pies / la forma más inteligente de deslizarme / entré / cerré dos veces / asegúrate de tener tu cuerpo".

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Como estudiosa de la teoría racial que investiga los sistemas de opresión, sé que el caso de McDaniel no es único.

Las letras de rap se introdujeron como prueba en casos penales contra el rapero del Área de la Bahía de San Francisco Andre “Mac Dre” Hicks en 1992, luego con Snoop Dogg en 1996, McKinley “Mac” Phipps, Jr. en 2000, Lil Boosie en 2012, Drakeo the Ruler en 2016, 6ix9ine en 2019 y Young Thug en 2022.

Tanto los tribunales federales estadounidenses como los estatales han establecido reglas que requieren el uso de una prueba de equilibrio para determinar si se excluyen pruebas.

Si los fiscales pueden demostrar que las letras de un rapero establecen un motivo, intención o identidad relacionada con un presunto delito, entonces la mayoría de los jueces permitirán que se utilicen las pruebas.

Se espera que los jueces sopesen si la prueba supera cualquier valor perjudicial o la tendencia a influir de manera injusta o inadecuada en el jurado. Por ejemplo, según esta prueba de equilibrio, las letras de un rapero acusado deben excluirse si éstas contribuirán más a envenenar al jurado contra el acusado que a establecer su conexión con un delito específico.

El uso de letras como prueba en casos penales es problemático no sólo porque puede negarle a un acusado un juicio justo, sino porque muchas letras son obras metafóricas que tienen doble significado o se basan en experiencias ficticias

Pero la jurisprudencia sobre el uso de letras de rap como prueba de un delito puede variar de un estado a otro y de un juez a otro.

En 2014, la Corte Suprema de Nueva Jersey determinó que la introducción de la letra de un rapero acusado no debería haber sido admitida como prueba, porque la letra era de naturaleza general y no demostraba motivo o intención. En cambio, concluyó el tribunal, la letra sirvió para activar prejuicios particulares que el jurado tenía contra el rap y, como resultado, contra el rapero acusado.

En 2020, el Tribunal de Apelaciones de Maryland decidió que las letras de un rapero acusado podían admitirse como prueba. Según el juez, la letra pretendía intimidar a los testigos antes del juicio. Para ser claros, el rapero acusado grabó la letra desde un centro de detención 10 meses después del presunto asesinato por el que estaba detenido y tres semanas antes de su juicio.

Esencialmente, el tribunal se centró más en el momento de la letra en relación con el juicio y en un presunto delito completamente nuevo, no en la comisión del delito por el que el rapero estaba detenido ni en la esencia de la letra grabada.

Criminalizar a los artistas negros

El uso de letras de rap como prueba en casos penales es problemático no sólo porque puede negarle a un acusado un juicio justo, sino también porque muchas letras son obras creativas y metafóricas que tienen doble significado o se basan en experiencias ficticias.

En 1991, los fiscales federales demostraron que un rapero acusado poseía a sabiendas y tenía la intención de distribuir drogas que llevaba en dos maletas al momento de su arresto. Durante el juicio, el rapero acusado afirmó que no conocía el contenido de la maleta. Los fiscales presentaron el cuaderno del rapero acusado, que incluía la siguiente letra: “Llave por llave. Libra por libra. Soy el mayor traficante de drogas y trabajo en toda la ciudad...

Durante el juicio, los fiscales presentaron pruebas para demostrar que la palabra “llave” era una jerga común utilizada en el tráfico de cocaína para referirse al kilogramo. En este caso, las letras del rapero acusado fueron aceptadas como autobiográficas y no metafóricas. Calificaron como una de las únicas pruebas para establecer la criminalidad.

Investigadores documentaron al menos 500 casos entre 2009 y 2019 en los que se introdujeron letras de rap como prueba en juicios penales

Si bien en los últimos 30 años se han presentado cientos de casos contra raperos acusados de emplear sus letras de rap como prueba de un delito, no se han presentado cargos similares contra creativos de otros géneros al mismo ritmo. Algunos académicos han sugerido que esta diferencia de trato es, en parte, el resultado de que las letras de rap a menudo quedan excluidas de ciertas protecciones de la Primera Enmienda.

➡️ Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Como resultado, permitir que las letras de un artista de rap se utilicen como evidencia de un delito corre el riesgo de convertir en un arma una forma de arte dominada por negros y otras personas de color. Tal como están las cosas, los estadounidenses negros ya están encarcelados en prisiones estatales a una tasa casi cinco veces mayor que la de los estadounidenses blancos.


* Directora del proyecto CRT Forward, Universidad de California, Los Ángeles.


Elecciones 2024

INE presentaría más de 18 mil denuncias por irregularidades en lista nominal para votar en el extranjero

Las denuncias por irregularidades en registros del INE no irían precisamente en contra de las personas registradas

Sociedad

CNTE inicia mesa de negociación con AMLO

Mientras se realiza la mesa de diálogo con el presidente, un contingente de maestros de la CNTE marcha con dirección al Zócalo de la CDMX

Elecciones 2024

Empresarios se alinean con Claudia Sheinbaum y la 4T

Claudia Sheinbaum prometió a los empresarios que de llegar al poder, habrá “solidez económica” y va a mantener finanzas sanas y responsables

Política

AMLO acusa persecución política contra Arturo Zaldívar

En su conferencia matutina, el presidente descalificó a los ministros de la Corte por iniciar la investigación a la denuncia anónima en contra de Zaldívar

Finanzas

Afores de trabajadores son intocables e inexpropiables: IMSS

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aseguró que la reforma para financiar el Fondo de Pensiones para el Bienestar no afecta los recursos de los trabajadores

Justicia

Acusado por incendio en la estación del INM en Cd. Juárez abandona el Cereso 3

El empleado acusado por el incendio en el INM, también tiene cargos por homicidio culposo y omisión en el desempeño de sus obligaciones