/ lunes 1 de agosto de 2016

“Cumbres borrascosas”

Roberto Rondero

La novela pasional por excelencia del romanticismo puro en el siglo XIX, se titula “Cumbres borrascosas” (Clásicos B, 364 páginas), la única escrita en este género por Emiliy Brontë, publicada en 1847, fiel reflejo de la tradición en el que sus personajes no saben de emociones a medias.

Llevada también al cine en 1939 bajo la dirección de WiliamWyler, con las actuaciones de Laurence Olivier, Merle Oberon y David Nivel, y guión de Charles MacArthur y Ben Hecht, tuvo ocho nominaciones al Oscar y obteniendo Mejor Fotografía a Gregg Toland.

HIZO QUE EL TRUENO RUGIERA

“Con un par de pinceladas, Emily Brontë podía conseguir retratar el espíritu de una cara de modo que no precisara cuerpo; al hablar del páramo conseguía hacer que el viento soplara y el trueno rugiera”, dijo en su momento Virginia Woolf.

En “Cumbres borrascosas” un amor está hecho de los vientos, la lluvia y el baro de los páramos ingleses.  Una pasión que atraviesa paredes y acecha a través de las ventanas. Una pasión que burla a la muerte y atormenta a los vivos, una mor parecido a una energía sobrenatural que se divide y toma cuerpo en dos seres: Catherine y Heatchliff.

…”Al principio, Heatchliff toleró bastante resignadamente su nuevo estado. Catherine le enseñaba lo que ella aprendía, trabajaba en el campo con él y jugaban juntos. Los dos iban creciendo en una abandono completo, y el joven amo no se preocupaba para nada de lo que hacía, con tal de que no lo estorbaran. Ni siquiera se preocupaba de que fueran a la iglesia los domingos. Cada vez que los chicos se escapaban y Joseph o el cura censuraban su descuido, se limitaba a mandar que pegasen a Heathcliff y que dejasen sin comer a a Catherine”.

…”Heatchcliff apareció enseguida. El muchacho ya era de por sí muy dejado y nadie se ocupaba de él antes de la ausencia de Catherine, pero ahora todo ello había empeorado. Yo era la única que me preocupa a de hacer se lavase una vez a la semana. Los muchachos de su edad no suelen ser amigos del agua. Tenía el pelo desgreñado y la cara y las manos cubiertas con una capa de suciedad, por no hablar de su ropa, que llevaba desde hacía tres meses, sometiéndola al barro y al polvo. Permanecía escondido, mirando a la bonita joven que acababa de entrar, asombrado de verla tan bien vestida y no hecha una facha como él mismo”.

Roberto Rondero

La novela pasional por excelencia del romanticismo puro en el siglo XIX, se titula “Cumbres borrascosas” (Clásicos B, 364 páginas), la única escrita en este género por Emiliy Brontë, publicada en 1847, fiel reflejo de la tradición en el que sus personajes no saben de emociones a medias.

Llevada también al cine en 1939 bajo la dirección de WiliamWyler, con las actuaciones de Laurence Olivier, Merle Oberon y David Nivel, y guión de Charles MacArthur y Ben Hecht, tuvo ocho nominaciones al Oscar y obteniendo Mejor Fotografía a Gregg Toland.

HIZO QUE EL TRUENO RUGIERA

“Con un par de pinceladas, Emily Brontë podía conseguir retratar el espíritu de una cara de modo que no precisara cuerpo; al hablar del páramo conseguía hacer que el viento soplara y el trueno rugiera”, dijo en su momento Virginia Woolf.

En “Cumbres borrascosas” un amor está hecho de los vientos, la lluvia y el baro de los páramos ingleses.  Una pasión que atraviesa paredes y acecha a través de las ventanas. Una pasión que burla a la muerte y atormenta a los vivos, una mor parecido a una energía sobrenatural que se divide y toma cuerpo en dos seres: Catherine y Heatchliff.

…”Al principio, Heatchliff toleró bastante resignadamente su nuevo estado. Catherine le enseñaba lo que ella aprendía, trabajaba en el campo con él y jugaban juntos. Los dos iban creciendo en una abandono completo, y el joven amo no se preocupaba para nada de lo que hacía, con tal de que no lo estorbaran. Ni siquiera se preocupaba de que fueran a la iglesia los domingos. Cada vez que los chicos se escapaban y Joseph o el cura censuraban su descuido, se limitaba a mandar que pegasen a Heathcliff y que dejasen sin comer a a Catherine”.

…”Heatchcliff apareció enseguida. El muchacho ya era de por sí muy dejado y nadie se ocupaba de él antes de la ausencia de Catherine, pero ahora todo ello había empeorado. Yo era la única que me preocupa a de hacer se lavase una vez a la semana. Los muchachos de su edad no suelen ser amigos del agua. Tenía el pelo desgreñado y la cara y las manos cubiertas con una capa de suciedad, por no hablar de su ropa, que llevaba desde hacía tres meses, sometiéndola al barro y al polvo. Permanecía escondido, mirando a la bonita joven que acababa de entrar, asombrado de verla tan bien vestida y no hecha una facha como él mismo”.

Mundo

Fin del aborto en EU golpea a un país ya dividido

La división en Estados Unidos frente al tema se demostró con las manifestaciones contrarias, que a veces se encontraban debatiendo a los gritos

Sociedad

Con misa darán último adiós a sacerdotes jesuitas asesinados

El templo del Sagrado Corazón de Jesús, sede de la comunidad jesuita en Chihuahua, recibirá por última vez a los hermanos jesuitas

Sociedad

México registra 17 mil 432 casos nuevos de Covid; la cifra más alta en junio

Además se reportaron 42 defunciones, casi el doble que las 24 del día jueves, con lo que se llegó a las 325 mil 511 muertes por el coronavirus

Gossip

Napoleón, firme en su decisión de retirarse de los escenarios

José María Napoleón retoma el tour Hasta siempre y se despide en escenarios de la Ciudad de México, Monterrey, y Guadalajara

CDMX

Policías en CDMX regresaron 104 mil pesos en artículos y dinero extraviados

Aquellos que realizan estos actos son nombrados policías del mes

CDMX

Impugnarán fallo de tribunal electoral sobre presupuesto al IECM

El árbitro electoral viola las constituciones local y federal, su trabajo no es legislar, dice Sheinbaum

CDMX

Denuncian desperdicio de miles de litros de agua en El Caracol de Coyoacán

Vecinos dicen que el líquido proviene de una barranca y va a la coladera

Sociedad

México vierte agua sucia en el río Bravo

La CILA manifestó preocupación por estos desagües, ya que el caudal que nace en la parte norteamericana es usado para el riego de cultivos de maíz y trigo

Finanzas

Empresas europeas apoyan la inclusión

Las compañías suizas han sido pioneras en adoptar políticas corporativas a favor de las personas LGBT+