/ martes 15 de diciembre de 2015

En descuido, el acueducto del Padre Tembleque

Alberto González / El Sol de Hidalgo

ZEMPOALA, Hgo. (OEM-Informex).- El acueducto del Padre Tembleque, obra arquitectónica del siglo XVI, declarado en julio Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), luce un descuido institucional, señalaron integrantes del Patronato Acueducto Tembleque AC.

Mateo Linaza Eyerbe, tesorero de la asociación, fue entrevistado en la arquería del conjunto durante un recorrido que ofreció a integrantes de la Sociedad Defensora del Tesoro Artístico de México, de la que es miembro también y acaban de cumplir 51 años de fundada.

A raíz del dictamen emitido en Alemania por la UNESCO a principios de julio, el de profesión ingeniero aseguró que se ha cuadruplicado o quintuplicado el número de turistas nacionales y extranjeros que visitan este monumento.

Consideró que esto es importante para la proyección del acueducto, del Estado y fomentar el cuidado y protección de este patrimonio.

Sin embargo, así como hoy es un emblema mundial, ya que es un modelo en un periodo de tres mil años, con una mezcla de técnicas arábigas y romanas; es símbolo del auge de acueductos en México y América, pero no se le ha dado la importancia que merece por las autoridades gubernamentales.

El conjunto de la arquería posee el arco más alto del mundo, arco de medio punto tipo romano, que del lecho bajo del río al ‘intra dos’ mide 38.75 metros, indicó Mateo Linaza.

Expuso que hay contrastes negativos, que no pudo precisar si son por “descuido u omisión”, en lo que coincidió con otro defensor de esta obra hidráulica, Saúl Uribe, quien expreso comentarios vía telefónica al respecto.

Enlistaron que de donde se ubican los siete manantiales que alimentan el acueducto, no están protegidos de que las manos anónimas dejen basura, conecten mangueras y se “roben” el agua, pese que el Gobierno municipal proporciona el servicio.

Consideraron que la autoridad de Zempoala, responsable de proporcionar el agua potable, no actúa a favor del patrimonio de la humanidad evitando este tipo de anomalías.

Al mismo tiempo que trabajaron para que el acueducto fuera considerado por la UNESCO en su designación, querían la inclusión del entorno para que se nombrara “zona paisajista” y estuviera protegida.

Hoy lamentan que las autoridades permitan que en seis a siete hectáreas adyacentes al apantle (palabra náhuatl que significa caño o ducto por donde pasa el agua) hayan permitido la instalación de varios invernaderos y una barda en el acceso a la zona de arquería que ya fue clausurada, pero ahí sigue el muro “rompiendo” con la imagen de alrededor.

Esto podría afectar el nombramiento de la UNESCO, ya que una vez por año hacen supervisión para verificar si se conserva el monumento, apuntó Mateo Linaza.

Por eso, en 2014, hubo plantación de magueyes tanto en su parte del Estado de México como en Hidalgo, sumando 13 mil plantas, de las cuales reconocieron que la Secretaría de Desarrollo Agropecuario estatal, aportó 600.

La meta es sembrar en 2016, 30 mil más, que sirvan de “protección” a todo el conjunto arquitectónico, a manera de límite con las propiedades privadas y áreas públicas, y esto forma parte de los cinco millones de pesos que gestionaron los diputados federales hidalguenses en la Cámara Baja para la restauración del mismo, informó.

“Se desvivieron” por conseguir recursos los legisladores Alfredo Bejos, Fernando Moctezuma y Gloria Hernández, precisó.

Por su parte, vía telefónica y por correo electrónico, Saúl Uribe acusó que manos criminales levantaron tapas, echaron basura en los apantles y abrieron agujeros para sacar agua, hicieron letrina contigua a los manantiales, rompieron mampostería medieval a lo largo de los 50 kilómetros de su recorrido, con salidas desde Tecajete a Zempoala, Tepeyahualco, Axapusco, Hacienda de Arcos, Nopalapan, Hacienda Soapayuca y la terminal en Otumba, en el Estado de México.

Aunque han pedido la intervención de la alcaldesa Selene Peña, los ha ignorado.

Por todo lo anterior, hacen un llamado a las autoridades del INAH y del Gobierno municipal para que intervengan en la protección del acueducto del Padre Tembleque, que durante el recorrido, se pudo comprobar que no existen letreros o anuncios que den a conocer que es patrimonio de la humanidad, y menos señales viales para llegar.

Acaso dos pequeños anuncios ya viejos en la zona de arquería y en cada uno de los siete manantiales, donde se da cuenta que tienen nombre propio y un resumen de dicha obra hidráulica.

“Es la obra de ingeniería hidráulica más importante durante 300 años de la época virreinal en la Nueva España”, tardó 17 años en realizarse, donde se amalgama la cultura indo europea de relevancia mundial.

El conjunto de la arquería posee el arco más alto del mundo, arco de medio punto tipo romano, que del lecho bajo del río al “intra dos” mide 38.75 metros, indicó Mateo Linaza.

Expuso que hay contrastes negativos, que no pudo precisar si son por “descuido u omisión”, en lo que coincidió con otro defensor de esta obra hidráulica, Saúl Uribe, quien expreso comentarios vía telefónica al respecto.

Enlistaron que de donde se ubican los siete manantiales que alimentan el acueducto, no están protegidos de que las manos anónimas dejen basura, conecten mangueras y se “roben” el agua, pese que el Gobierno municipal proporciona el servicio.

Consideraron que la autoridad de Zempoala, responsable de proporcionar el agua potable, no actúa a favor del patrimonio de la humanidad evitando este tipo de anomalías.

Al mismo tiempo que trabajaron para que el acueducto fuera considerado por la UNESCO en su designación, querían la inclusión del entorno para que se nombrara “zona paisajista” y estuviera protegida.

Hoy lamentan que las autoridades permitan que en seis a siete hectáreas adyacentes al apantle (palabra náhuatl que significa caño o ducto por donde pasa el agua) hayan permitido la instalación de varios invernaderos y una barda en el acceso a la zona de arquería que ya fue clausurada, pero ahí sigue el muro “rompiendo” con la imagen de alrededor.

Esto podría afectar el nombramiento de la UNESCO, ya que una vez por año hacen supervisión para verificar si se conserva el monumento, apuntó Mateo Linaza.

Por eso, en 2014, hubo plantación de magueyes tanto en su parte del Estado de México como en Hidalgo, sumando 13 mil plantas, de las cuales reconocieron que la Secretaría de Desarrollo Agropecuario estatal, aportó 600.

La meta es sembrar en 2016, 30 mil más, que sirvan de “protección” a todo el conjunto arquitectónico, a manera de límite con las propiedades privadas y áreas públicas, y esto forma parte de los cinco millones de pesos que gestionaron los diputados federales hidalguenses en la Cámara Baja para la restauración del mismo, informó.

“Se desvivieron” por conseguir recursos los legisladores Alfredo Bejos, Fernando Moctezuma y Gloria Hernández, precisó.

Por su parte, vía telefónica y por correo electrónico, Saúl Uribe acusó que manos criminales levantaron tapas, echaron basura en los apantles y abrieron agujeros para sacar agua, hicieron letrina contigua a los manantiales, rompieron mampostería medieval a lo largo de los 50 kilómetros de su recorrido, con salidas desde Tecajete a Zempoala, Tepeyahualco, Axapusco, Hacienda de Arcos, Nopalapan, Hacienda Soapayuca y la terminal en Otumba, en el Estado de México.

Aunque han pedido la intervención de la alcaldesa Selene Peña, los ha ignorado.

Por todo lo anterior, hacen un llamado a las autoridades del INAH y del Gobierno municipal para que intervengan en la protección del acueducto del Padre Tembleque, que durante el recorrido, se pudo comprobar que no existen letreros o anuncios que den a conocer que es patrimonio de la humanidad, y menos señales viales para llegar.

Acaso dos pequeños anuncios ya viejos en la zona de arquería y en cada uno de los siete manantiales, donde se da cuenta que tienen nombre propio y un resumen de dicha obra hidráulica.

“Es la obra de ingeniería hidráulica más importante durante 300 años de la época virreinal en la Nueva España”, tardó 17 años en realizarse, donde se amalgama la cultura indo europea de relevancia mundial.

Alberto González / El Sol de Hidalgo

ZEMPOALA, Hgo. (OEM-Informex).- El acueducto del Padre Tembleque, obra arquitectónica del siglo XVI, declarado en julio Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), luce un descuido institucional, señalaron integrantes del Patronato Acueducto Tembleque AC.

Mateo Linaza Eyerbe, tesorero de la asociación, fue entrevistado en la arquería del conjunto durante un recorrido que ofreció a integrantes de la Sociedad Defensora del Tesoro Artístico de México, de la que es miembro también y acaban de cumplir 51 años de fundada.

A raíz del dictamen emitido en Alemania por la UNESCO a principios de julio, el de profesión ingeniero aseguró que se ha cuadruplicado o quintuplicado el número de turistas nacionales y extranjeros que visitan este monumento.

Consideró que esto es importante para la proyección del acueducto, del Estado y fomentar el cuidado y protección de este patrimonio.

Sin embargo, así como hoy es un emblema mundial, ya que es un modelo en un periodo de tres mil años, con una mezcla de técnicas arábigas y romanas; es símbolo del auge de acueductos en México y América, pero no se le ha dado la importancia que merece por las autoridades gubernamentales.

El conjunto de la arquería posee el arco más alto del mundo, arco de medio punto tipo romano, que del lecho bajo del río al ‘intra dos’ mide 38.75 metros, indicó Mateo Linaza.

Expuso que hay contrastes negativos, que no pudo precisar si son por “descuido u omisión”, en lo que coincidió con otro defensor de esta obra hidráulica, Saúl Uribe, quien expreso comentarios vía telefónica al respecto.

Enlistaron que de donde se ubican los siete manantiales que alimentan el acueducto, no están protegidos de que las manos anónimas dejen basura, conecten mangueras y se “roben” el agua, pese que el Gobierno municipal proporciona el servicio.

Consideraron que la autoridad de Zempoala, responsable de proporcionar el agua potable, no actúa a favor del patrimonio de la humanidad evitando este tipo de anomalías.

Al mismo tiempo que trabajaron para que el acueducto fuera considerado por la UNESCO en su designación, querían la inclusión del entorno para que se nombrara “zona paisajista” y estuviera protegida.

Hoy lamentan que las autoridades permitan que en seis a siete hectáreas adyacentes al apantle (palabra náhuatl que significa caño o ducto por donde pasa el agua) hayan permitido la instalación de varios invernaderos y una barda en el acceso a la zona de arquería que ya fue clausurada, pero ahí sigue el muro “rompiendo” con la imagen de alrededor.

Esto podría afectar el nombramiento de la UNESCO, ya que una vez por año hacen supervisión para verificar si se conserva el monumento, apuntó Mateo Linaza.

Por eso, en 2014, hubo plantación de magueyes tanto en su parte del Estado de México como en Hidalgo, sumando 13 mil plantas, de las cuales reconocieron que la Secretaría de Desarrollo Agropecuario estatal, aportó 600.

La meta es sembrar en 2016, 30 mil más, que sirvan de “protección” a todo el conjunto arquitectónico, a manera de límite con las propiedades privadas y áreas públicas, y esto forma parte de los cinco millones de pesos que gestionaron los diputados federales hidalguenses en la Cámara Baja para la restauración del mismo, informó.

“Se desvivieron” por conseguir recursos los legisladores Alfredo Bejos, Fernando Moctezuma y Gloria Hernández, precisó.

Por su parte, vía telefónica y por correo electrónico, Saúl Uribe acusó que manos criminales levantaron tapas, echaron basura en los apantles y abrieron agujeros para sacar agua, hicieron letrina contigua a los manantiales, rompieron mampostería medieval a lo largo de los 50 kilómetros de su recorrido, con salidas desde Tecajete a Zempoala, Tepeyahualco, Axapusco, Hacienda de Arcos, Nopalapan, Hacienda Soapayuca y la terminal en Otumba, en el Estado de México.

Aunque han pedido la intervención de la alcaldesa Selene Peña, los ha ignorado.

Por todo lo anterior, hacen un llamado a las autoridades del INAH y del Gobierno municipal para que intervengan en la protección del acueducto del Padre Tembleque, que durante el recorrido, se pudo comprobar que no existen letreros o anuncios que den a conocer que es patrimonio de la humanidad, y menos señales viales para llegar.

Acaso dos pequeños anuncios ya viejos en la zona de arquería y en cada uno de los siete manantiales, donde se da cuenta que tienen nombre propio y un resumen de dicha obra hidráulica.

“Es la obra de ingeniería hidráulica más importante durante 300 años de la época virreinal en la Nueva España”, tardó 17 años en realizarse, donde se amalgama la cultura indo europea de relevancia mundial.

El conjunto de la arquería posee el arco más alto del mundo, arco de medio punto tipo romano, que del lecho bajo del río al “intra dos” mide 38.75 metros, indicó Mateo Linaza.

Expuso que hay contrastes negativos, que no pudo precisar si son por “descuido u omisión”, en lo que coincidió con otro defensor de esta obra hidráulica, Saúl Uribe, quien expreso comentarios vía telefónica al respecto.

Enlistaron que de donde se ubican los siete manantiales que alimentan el acueducto, no están protegidos de que las manos anónimas dejen basura, conecten mangueras y se “roben” el agua, pese que el Gobierno municipal proporciona el servicio.

Consideraron que la autoridad de Zempoala, responsable de proporcionar el agua potable, no actúa a favor del patrimonio de la humanidad evitando este tipo de anomalías.

Al mismo tiempo que trabajaron para que el acueducto fuera considerado por la UNESCO en su designación, querían la inclusión del entorno para que se nombrara “zona paisajista” y estuviera protegida.

Hoy lamentan que las autoridades permitan que en seis a siete hectáreas adyacentes al apantle (palabra náhuatl que significa caño o ducto por donde pasa el agua) hayan permitido la instalación de varios invernaderos y una barda en el acceso a la zona de arquería que ya fue clausurada, pero ahí sigue el muro “rompiendo” con la imagen de alrededor.

Esto podría afectar el nombramiento de la UNESCO, ya que una vez por año hacen supervisión para verificar si se conserva el monumento, apuntó Mateo Linaza.

Por eso, en 2014, hubo plantación de magueyes tanto en su parte del Estado de México como en Hidalgo, sumando 13 mil plantas, de las cuales reconocieron que la Secretaría de Desarrollo Agropecuario estatal, aportó 600.

La meta es sembrar en 2016, 30 mil más, que sirvan de “protección” a todo el conjunto arquitectónico, a manera de límite con las propiedades privadas y áreas públicas, y esto forma parte de los cinco millones de pesos que gestionaron los diputados federales hidalguenses en la Cámara Baja para la restauración del mismo, informó.

“Se desvivieron” por conseguir recursos los legisladores Alfredo Bejos, Fernando Moctezuma y Gloria Hernández, precisó.

Por su parte, vía telefónica y por correo electrónico, Saúl Uribe acusó que manos criminales levantaron tapas, echaron basura en los apantles y abrieron agujeros para sacar agua, hicieron letrina contigua a los manantiales, rompieron mampostería medieval a lo largo de los 50 kilómetros de su recorrido, con salidas desde Tecajete a Zempoala, Tepeyahualco, Axapusco, Hacienda de Arcos, Nopalapan, Hacienda Soapayuca y la terminal en Otumba, en el Estado de México.

Aunque han pedido la intervención de la alcaldesa Selene Peña, los ha ignorado.

Por todo lo anterior, hacen un llamado a las autoridades del INAH y del Gobierno municipal para que intervengan en la protección del acueducto del Padre Tembleque, que durante el recorrido, se pudo comprobar que no existen letreros o anuncios que den a conocer que es patrimonio de la humanidad, y menos señales viales para llegar.

Acaso dos pequeños anuncios ya viejos en la zona de arquería y en cada uno de los siete manantiales, donde se da cuenta que tienen nombre propio y un resumen de dicha obra hidráulica.

“Es la obra de ingeniería hidráulica más importante durante 300 años de la época virreinal en la Nueva España”, tardó 17 años en realizarse, donde se amalgama la cultura indo europea de relevancia mundial.

Sociedad

Atacan a balazos a policías de Tamaulipas; hay un muerto y dos heridos

El Gobierno de Tamaulipas emitió una condolencia por el fallecimiento del policía

Sociedad

Entre cantos y lluvia llegan a templo para despedir a sacerdotes jesuitas asesinados

Los cuerpos de los sacerdotes jesuitas volverán a Cerocahui, la comunidad donde sirvieron por décadas a los habitantes de la Sierra Tarahumara

Política

“Corcholatas” de Morena pregonan la unidad y muestran su fortaleza en Coahuila

Morena asegura que la Cuarta Transformación llegará a Coahuila en el 2023

Salud

Zenda.la, seguros médicos para todos

Una plataforma ofrece aseguramiento gratuito para cualquier persona y de manera remota, en la que sólo te registras y desde ese momento ya tienes acceso a un plan básico

Mundo

#Data | ¿Cómo vamos con la viruela símica?

Al cierre de la semana pasada se habian confirmado 3 mil 552 casos de viruela símica en el mundo

Sociedad

Crimen intimida a madres buscadoras en Sonora

Más de tres mil personas defensoras de derechos humanos están en el Mecanismo de Protección de Segob, incluida la buscadora Cecilia Flores

Sociedad

Moderna apuesta por vacunar a los niños

Arturo Vázquez, representante de la farmacéutica, confía en que no tarde la autorización de su vacuna contra Covid-19

Política

Como líder de Morena, Mario Delgado duplica salario de AMLO

Los líderes de Movimiento Ciudadano y el Partido del Trabajo no transparentan ingresos y el PRD dice que es un “cargo honorífico”