/ martes 18 de abril de 2017

En Egipto descubren momias de la era faraónica

Un grupo de arqueólogos descubrió ocho momias, sarcófagos de maderas de vivos colores y figuritas funeriaras en una tumba de la época de los faraones, situada en el Alto Egipto, con casi 3.500 años de antigüedad.

La tumba, cercana a la ciudad de Luxor, un verdadero museo a cielo abierto, y del Valle de los Reyes, al parecer pertenecía a Userhat, un magistrado de la 18ª dinastía (1550-1295 A.C.) quien poseía el título de "juez de la ciudad".

Pero fue reutilizada unos siglos después, bajo la 21ª dinastía, para albergar a otras momias.

"Fue una sorpresa descubrir tantos elementos dentro: utensilios de arcilla con el nombre del propietario de la tumba, varios sarcófagos y momias, así como más de un millar de 'ushebti'", pequeñas estatuillas funerarias que eran colocadas en las tumbas para sustituir al muerto en los quehaceres del más allá, indicó el ministro de Antigüedades, Jaled Al Anani, durante una visita a la tumba organizada para la prensa.

"Es un descubrimiento importante, y no está terminado", se congratuló Anani.

En un primer momento, la portavoz del ministerio de Antigüedades, Nevine El Aref, había informado del hallazgo de "seis momias", aunque precisó que esta cifra podría aumentar por la presencia de fragmentos adicionales.

Más tarde, el jefe de la misión arqueológica, Mustafa Waziri, anunció un total de "8 momias y 10 sarcófagos" encontrados en la tumba. "Continúan los registros", añadió.

Decenas de estatuillas funerarias 

En la tumba, los expertos egipcios se afanan alrededor de sarcófagos de madera, rotos pero bien conservados, decorados con personajes y motivos faraónicos de vivos colores: amarillo, rojo, negro y azul. En su interior se encuentran las momias, envueltas en lino blanco, ennegrecido por los años.

" La tumba data de la 18ª dinastía, pero al parecer fue reutilizada durante la 21ª dinastía (1070-945 A.C.), una época conocida como la de los 'saqueadores de tumbas'", indicó a la AFP Waziri, cuyo equipo efectúa los registros en el sector de Deraa Abul Naga.

"Alguien concienciado, un sacerdote o un alto funcionario habría recuperado los sarcófagos" inicialmente instalados en las tumbas profanadas por saqueadores, y los habría introducido en el hipogeo, que data de la 18ª dinastía, para conservarlos", explicó el arqueólogo.

Sobre una mesa, se alinean decenas de ushbeti de arcilla, de color ocre, encontrados dentro de un profundo pozo en el interior de la tumba. No muy lejos de ahí, sobre el suelo, pueden verse pequeños jarrones de arcilla de todos los tamaños de color ocre, rojo y blanco. Los arqueólogos también han descubierto esqueletos y cráneos humanos.

Otras dos tumbas 

En la entrada del hipogeo, otros dos accesos que conducen a sendas tumbas fueron exhumados. "Los registros proseguirán para intentar descubrir qué contienen esas dos tumbas y a su propietario", según un comunicado del ministerio.

Egipto aprobó recientemente varios proyectos arqueológicos con la esperanza de realizar nuevos descubrimientos, justo cuando el sector turístico, un pilar de su economía, apenas consigue despegar tras los mortíferos atentados de los últimos años.

En octubre de 2015, las autoridades presentaron un ambicioso proyecto, llamado "Scan Pyramids", con el objetivo de descubrir, principalmente, cámaras secretas dentro de las pirámides de Guizeh y de Dahshur, al sur de El Cairo, y de esclarecer por fin el misterio que envuelve su construcción.

Un año después, el equipo encargado del proyecto anunció que había detectado en la pirámide de Keops, con la ayuda de análisis avanzados, dos "anomalías" que podrían ser "cavidades desconocidas".

Además, las autoridades egipcias lanzaron en otoño de 2015 investigaciones en la tumba del faraón Tutankamón, en el Valle de los Reyes, con la intención de descubrir una cámara secreta que podría albergar la tumba de la reina Nefertiti.

El pasado abril, unas excavaciones en la necrópolis del sitio de Dahshur desembocaron en el hallazgo de las ruinas de una pirámide de 3.700 años de antigüedad.

/cpg

Un grupo de arqueólogos descubrió ocho momias, sarcófagos de maderas de vivos colores y figuritas funeriaras en una tumba de la época de los faraones, situada en el Alto Egipto, con casi 3.500 años de antigüedad.

La tumba, cercana a la ciudad de Luxor, un verdadero museo a cielo abierto, y del Valle de los Reyes, al parecer pertenecía a Userhat, un magistrado de la 18ª dinastía (1550-1295 A.C.) quien poseía el título de "juez de la ciudad".

Pero fue reutilizada unos siglos después, bajo la 21ª dinastía, para albergar a otras momias.

"Fue una sorpresa descubrir tantos elementos dentro: utensilios de arcilla con el nombre del propietario de la tumba, varios sarcófagos y momias, así como más de un millar de 'ushebti'", pequeñas estatuillas funerarias que eran colocadas en las tumbas para sustituir al muerto en los quehaceres del más allá, indicó el ministro de Antigüedades, Jaled Al Anani, durante una visita a la tumba organizada para la prensa.

"Es un descubrimiento importante, y no está terminado", se congratuló Anani.

En un primer momento, la portavoz del ministerio de Antigüedades, Nevine El Aref, había informado del hallazgo de "seis momias", aunque precisó que esta cifra podría aumentar por la presencia de fragmentos adicionales.

Más tarde, el jefe de la misión arqueológica, Mustafa Waziri, anunció un total de "8 momias y 10 sarcófagos" encontrados en la tumba. "Continúan los registros", añadió.

Decenas de estatuillas funerarias 

En la tumba, los expertos egipcios se afanan alrededor de sarcófagos de madera, rotos pero bien conservados, decorados con personajes y motivos faraónicos de vivos colores: amarillo, rojo, negro y azul. En su interior se encuentran las momias, envueltas en lino blanco, ennegrecido por los años.

" La tumba data de la 18ª dinastía, pero al parecer fue reutilizada durante la 21ª dinastía (1070-945 A.C.), una época conocida como la de los 'saqueadores de tumbas'", indicó a la AFP Waziri, cuyo equipo efectúa los registros en el sector de Deraa Abul Naga.

"Alguien concienciado, un sacerdote o un alto funcionario habría recuperado los sarcófagos" inicialmente instalados en las tumbas profanadas por saqueadores, y los habría introducido en el hipogeo, que data de la 18ª dinastía, para conservarlos", explicó el arqueólogo.

Sobre una mesa, se alinean decenas de ushbeti de arcilla, de color ocre, encontrados dentro de un profundo pozo en el interior de la tumba. No muy lejos de ahí, sobre el suelo, pueden verse pequeños jarrones de arcilla de todos los tamaños de color ocre, rojo y blanco. Los arqueólogos también han descubierto esqueletos y cráneos humanos.

Otras dos tumbas 

En la entrada del hipogeo, otros dos accesos que conducen a sendas tumbas fueron exhumados. "Los registros proseguirán para intentar descubrir qué contienen esas dos tumbas y a su propietario", según un comunicado del ministerio.

Egipto aprobó recientemente varios proyectos arqueológicos con la esperanza de realizar nuevos descubrimientos, justo cuando el sector turístico, un pilar de su economía, apenas consigue despegar tras los mortíferos atentados de los últimos años.

En octubre de 2015, las autoridades presentaron un ambicioso proyecto, llamado "Scan Pyramids", con el objetivo de descubrir, principalmente, cámaras secretas dentro de las pirámides de Guizeh y de Dahshur, al sur de El Cairo, y de esclarecer por fin el misterio que envuelve su construcción.

Un año después, el equipo encargado del proyecto anunció que había detectado en la pirámide de Keops, con la ayuda de análisis avanzados, dos "anomalías" que podrían ser "cavidades desconocidas".

Además, las autoridades egipcias lanzaron en otoño de 2015 investigaciones en la tumba del faraón Tutankamón, en el Valle de los Reyes, con la intención de descubrir una cámara secreta que podría albergar la tumba de la reina Nefertiti.

El pasado abril, unas excavaciones en la necrópolis del sitio de Dahshur desembocaron en el hallazgo de las ruinas de una pirámide de 3.700 años de antigüedad.

/cpg

Sociedad

Empresa inhabilitada en México hará cárcel en Guatemala

Itecsa, subsidiaria de Grupo Tradeco, está a un paso de quedarse con la licitación que asciende a casi 88 millones de dólares

Política

Me tocó cargar con el odio de Cuitláhuac: Del Río Virgen

El funcionario del Senado afirma que su encarcelamiento fue para afectar a Ricardo Monreal y Dante Delgado

Finanzas

Profeco eleva el gasto para verificaciones a negocios

En 2021 erogó 6.7 mdp en combustibles para llevar a cabo las verificaciones a negocios

Mundo

Zelenski pide reconocer a Rusia como Estado terrorista tras ataque a centro comercial

El ataque ruso en un centro comercial en Kremenchuk es uno de los ataques terroristas más desafiantes en la historia europea, sostuvo Zelenski

Mundo

Centro comercial fue afectado por explosión de municiones occidentales destruidas: Rusia

El portavoz del ejército ruso sostuvo que el centro comercial de Kremenchuk no fue atacado con misiles por Moscú, sino que se incendió tras destruir un depósito de armas occidentales

Mundo

Mueren ocho civiles en bombardeo ruso contra Lisichansk

Serhii Haidai, responsable militar de Ucrania en la región de Lugansk, sostuvo que los ocho civiles se abastecían de agua cuando cayó sobre ellos el bombardeo

Gossip

Juan Solo: Un hombre de retos

El cantautor habla de su disco más reciente y también de otras disciplinas en las que ha incursionado, como el teatro musical y la composición de canciones para cine y para otros artistas

Cultura

¿Qué significaba realmente ser punk?

En el mundo hay una nueva ola de interés tras el jubileo que celebró el Reino Unido y sobre todo gracias a la serie de Danny Boyle que ha sido objeto de controversia

Ecología

Sin árboles, el cielo caería sobre nosotros

Este 28 de junio se celebra el Día Mundial del Árbol y es una fecha ideal para recordar la gran importancia que tienen estos habitantes de la naturaleza