/ domingo 5 de mayo de 2019

En la Mira | Ser fotógrafo, la peor decisión del mundo

Según un reporte de los peores y mejores trabajos en América del Norte, ser fotógrafo se encuentra en el sitio 195 de 220 actividades a nivel global

Ulises Castellanos

Twitter: @MxUlysses

Facebook: Ulises Castellanos

Así como lo leen, ahora resulta que ser o buscar ser fotógrafo en estos tiempos será la peor decisión laboral que puedan tomar para el presente o para su futuro. Les cuento. Según un reporte internacional de Careercast, un portal dedicado al estudio de los peores y mejores trabajos en América del Norte, colocó el desempeño del fotógrafo en el sitio 195 de 220 actividades a nivel global.

Se trata de un estudio realizado en Estados Unidos y Canadá que, dicho sea de paso, son naciones que tienen una de las mejores economías del mundo; sin embargo, no están exentas de los cambios tecnológicos y de paradigma que en muchos rubros se están presentando en plena era digital.

Los mercados laborales en todo el planeta son un reflejo sustantivo de nuestra cultura y nuestras expectativas de vida. Por ello es clave entender la dinámica de los tipos de desempeño que la sociedad mejor recompensa o castiga, desde el punto de vista económico.

Foto: www.manuelalvarezbravo.org

La mayoría de quienes hicimos una carrera profesional fue con el sueño de que nos fuera bien en la vida, pocos consiguen empatar trabajo con pasión, la mayoría trabaja “para vivir” o los hay también, “que viven para trabajar”.

El informe de CareerCast.com tiene como objetivo proporcionar una visión sobre 220 carreras, utilizando criterios clave: “ingresos, perspectivas de crecimiento, entorno laboral y estrés”.

Ahí es donde está el detalle, no sólo en el billete, resulta que según este sitio, ser fotógrafo tiene una sola ventaja, el “excelente” ambiente laboral (jajajaja), pero su desempeño es de altísimo riesgo y estrés; sin embargo, donde se desploma en la lista, es en su pésima remuneración y la proyección a futuro, de que el resto de nuestras vidas es y será sobre la ruta de la pobreza.

EL FOTÓGRAFO francés Marc Riboud se caracterizó por tener una gran pasión detrás del lente de su inseparable cámara.

Para darnos una idea, este ranking promedia el salario de un fotógrafo en el primer mundo sobre los 32 mil 400 dólares anuales, y aquí es donde ustedes dirán: ¿dónde firmo?, pero no, ese salario no es para México, es para Estados Unidos o Europa, y ese sueldo equivale a la mitad de un salario mínimo en aquellos lares, donde ronda por los 60 mil dólares al año para un obrero promedio.

Es decir, un fotógrafo en el primer mundo gana menos que un carpintero y hay 194 trabajos mejor pagados. Aquí unos ejemplos de esa misma lista, el informe “Jobs Rated” ha seguido las carreras y su desempeño por más 30 años, utilizando criterios ya comentados que son claves: el salario, la perspectiva de crecimiento, el entorno laboral y el estrés; ningún informe es tan completo como el presentado en ese portal.

Este mismo estudio plantea que el mejor trabajo del mundo, hoy en día, es el de “Consultor en genética” le siguen el “Matemático” y el profesor “Universitario” de tiempo completo; en el mismo informe, pero respecto a los peores trabajos de 2018, en último lugar se encuentra el de “chofer” de taxi libre, como resultado de las aplicaciones tipo Uber o DIdi con apenas cinco años de existencia. Por lo que la perspectiva de crecimiento de esta última chamba al volante, fuera de las aplicaciones, es menos cero.

Pero volviendo a nuestra tragedia particular: ser terapista, carpintero, policía, obrero, enfermera o piloto, es 10 veces mejor que ser fotógrafo en aquellas tierras. Ahora imagínense en México, donde el promedio en CdMx para un fotógrafo de prensa ronda los 12 mil pesos, mientras que pasando la caseta de Toluca, todo se reduce a la mitad o menos; en Colima conocí fotógrafos que cobraban un salario mínimo al mes.

Ahora sumemos a estos minisalarios, el desgaste emocional y físico que representa salir a diario a cualquier punto de la ciudad, -por lo general alejado y peligroso- para trabajar en contra del tiempo y en situaciones de alto riesgo. La crisis derivada del cambio tecnológico y crisis en los medios ha expulsado ya a varios colegas de la lente que hoy han optado mejor por poner un changarro y apostarle a “cubrir” una boda el fin de semana, y eso, si es que la gente se sigue casando, porque eso también va a la baja.

Foto: EFE

Así las cosas, en México todavía es mejor ser fotógrafo que policía por ejemplo, pero un ambulante gana más. Es una tragedia laboral y profesional, porque será aún más difícil, sobre todo para las nuevas generaciones.

En mi caso, tuve la fortuna de crecer profesionalmente en un tiempo en el que ser fotógrafo era relevante, importante y muy divertido, incluso viajabas. Podría decir que fui feliz y por fortuna lo sigo siendo, porque sigo ligado a la imagen en un mundo diversificado que hoy me permite, por ejemplo, compartir estas líneas con ustedes para hablar de foto.

Pero bueno, no se desanimen, apóyense en la pasión que despierta esta increíble carrera de obstáculos; pero no olviden que se requiere, de una fuerte dosis de carácter más la resistencia física y mental de Rocky Balboa en su primera película. Así que, ánimo pues, y olviden todo lo que acaban de leer.


Ulises Castellanos

Twitter: @MxUlysses

Facebook: Ulises Castellanos

Así como lo leen, ahora resulta que ser o buscar ser fotógrafo en estos tiempos será la peor decisión laboral que puedan tomar para el presente o para su futuro. Les cuento. Según un reporte internacional de Careercast, un portal dedicado al estudio de los peores y mejores trabajos en América del Norte, colocó el desempeño del fotógrafo en el sitio 195 de 220 actividades a nivel global.

Se trata de un estudio realizado en Estados Unidos y Canadá que, dicho sea de paso, son naciones que tienen una de las mejores economías del mundo; sin embargo, no están exentas de los cambios tecnológicos y de paradigma que en muchos rubros se están presentando en plena era digital.

Los mercados laborales en todo el planeta son un reflejo sustantivo de nuestra cultura y nuestras expectativas de vida. Por ello es clave entender la dinámica de los tipos de desempeño que la sociedad mejor recompensa o castiga, desde el punto de vista económico.

Foto: www.manuelalvarezbravo.org

La mayoría de quienes hicimos una carrera profesional fue con el sueño de que nos fuera bien en la vida, pocos consiguen empatar trabajo con pasión, la mayoría trabaja “para vivir” o los hay también, “que viven para trabajar”.

El informe de CareerCast.com tiene como objetivo proporcionar una visión sobre 220 carreras, utilizando criterios clave: “ingresos, perspectivas de crecimiento, entorno laboral y estrés”.

Ahí es donde está el detalle, no sólo en el billete, resulta que según este sitio, ser fotógrafo tiene una sola ventaja, el “excelente” ambiente laboral (jajajaja), pero su desempeño es de altísimo riesgo y estrés; sin embargo, donde se desploma en la lista, es en su pésima remuneración y la proyección a futuro, de que el resto de nuestras vidas es y será sobre la ruta de la pobreza.

EL FOTÓGRAFO francés Marc Riboud se caracterizó por tener una gran pasión detrás del lente de su inseparable cámara.

Para darnos una idea, este ranking promedia el salario de un fotógrafo en el primer mundo sobre los 32 mil 400 dólares anuales, y aquí es donde ustedes dirán: ¿dónde firmo?, pero no, ese salario no es para México, es para Estados Unidos o Europa, y ese sueldo equivale a la mitad de un salario mínimo en aquellos lares, donde ronda por los 60 mil dólares al año para un obrero promedio.

Es decir, un fotógrafo en el primer mundo gana menos que un carpintero y hay 194 trabajos mejor pagados. Aquí unos ejemplos de esa misma lista, el informe “Jobs Rated” ha seguido las carreras y su desempeño por más 30 años, utilizando criterios ya comentados que son claves: el salario, la perspectiva de crecimiento, el entorno laboral y el estrés; ningún informe es tan completo como el presentado en ese portal.

Este mismo estudio plantea que el mejor trabajo del mundo, hoy en día, es el de “Consultor en genética” le siguen el “Matemático” y el profesor “Universitario” de tiempo completo; en el mismo informe, pero respecto a los peores trabajos de 2018, en último lugar se encuentra el de “chofer” de taxi libre, como resultado de las aplicaciones tipo Uber o DIdi con apenas cinco años de existencia. Por lo que la perspectiva de crecimiento de esta última chamba al volante, fuera de las aplicaciones, es menos cero.

Pero volviendo a nuestra tragedia particular: ser terapista, carpintero, policía, obrero, enfermera o piloto, es 10 veces mejor que ser fotógrafo en aquellas tierras. Ahora imagínense en México, donde el promedio en CdMx para un fotógrafo de prensa ronda los 12 mil pesos, mientras que pasando la caseta de Toluca, todo se reduce a la mitad o menos; en Colima conocí fotógrafos que cobraban un salario mínimo al mes.

Ahora sumemos a estos minisalarios, el desgaste emocional y físico que representa salir a diario a cualquier punto de la ciudad, -por lo general alejado y peligroso- para trabajar en contra del tiempo y en situaciones de alto riesgo. La crisis derivada del cambio tecnológico y crisis en los medios ha expulsado ya a varios colegas de la lente que hoy han optado mejor por poner un changarro y apostarle a “cubrir” una boda el fin de semana, y eso, si es que la gente se sigue casando, porque eso también va a la baja.

Foto: EFE

Así las cosas, en México todavía es mejor ser fotógrafo que policía por ejemplo, pero un ambulante gana más. Es una tragedia laboral y profesional, porque será aún más difícil, sobre todo para las nuevas generaciones.

En mi caso, tuve la fortuna de crecer profesionalmente en un tiempo en el que ser fotógrafo era relevante, importante y muy divertido, incluso viajabas. Podría decir que fui feliz y por fortuna lo sigo siendo, porque sigo ligado a la imagen en un mundo diversificado que hoy me permite, por ejemplo, compartir estas líneas con ustedes para hablar de foto.

Pero bueno, no se desanimen, apóyense en la pasión que despierta esta increíble carrera de obstáculos; pero no olviden que se requiere, de una fuerte dosis de carácter más la resistencia física y mental de Rocky Balboa en su primera película. Así que, ánimo pues, y olviden todo lo que acaban de leer.


Justicia

Enfrentamientos no ceden en Chihuahua, van más de mil homicidios en el año

Persisten los ataques de los grupos delincuenciales contra cuerpos de seguridad, los últimos en Cuauhtémoc, que dejaron cuatro muertos, entre ellos un agente estatal de investigación

CDMX

Denuncian asilo ante Fiscalía de CDMX por muerte de huésped

La familia de Simona Marín exige que se investigue por qué no les reportaron a tiempo sobre su salud

Ciencia

En riesgo, el futuro de la ciencia en México

La amenaza de un recorte surge en el contexto de una contingencia a la que el propio Cinvestav está combatiendo

Sociedad

#Data | Los lugares de vicio y deporte que deben esperar

Según datos del INEGI, existen en el país 30 mil 600 centros nocturnos y bares, así como 22 mil 900 gimnasios

CDMX

Denuncian asilo ante Fiscalía de CDMX por muerte de huésped

La familia de Simona Marín exige que se investigue por qué no les reportaron a tiempo sobre su salud

CDMX

En 2021, primeras líneas del Cablebús

El titular de la Secretaría de Obras y Servicios precisó que las Líneas 1 y 2, llevan un avance del 70 y 50 por ciento respectivamente

Política

[Exclusiva] Slim impulsa norma para certificar al INE

Se busca aplicar un sistema de gestión de la calidad en la organización de procesos electorales

Mundo

Para EU, Hong Kong ya no es autónomo

Revoca estatus especial y lo eliminará como centro comercial mundial; siguen las protestas violentas

Finanzas

Disruptores | Apperto: el tango de la ciudad pequeña

La plataforma de comercio digital busca llegar a esos centros urbanos que no están en el mapa de Uber, Rappi o Nubank