/ viernes 13 de septiembre de 2019

Huitlacoche, el caviar azteca

Alguna vez considerado una plaga del maíz, hoy es considerado un manjar al que también se le llama la trufa mexicana en otras partes del mundo

Aunque alguna vez fue considerado una molesta plaga que atacaba los cultivos de maíz y se exterminaba sin piedad, hoy por hoy el mexicanísimo huitlacoche (o cuitlacoche) es considerado un manjar en países como Estados Unidos, Alemania y Francia, donde se le llama el caviar azteca o la trufa mexicana por ese sabor intensamente ahumado, mezcla de champiñones shiitake y trufas negras.

Muchos creen que este hongo que crece en las mazorcas empezó a consumirse en la época prehispánica; sin embargo, en el libro Cujtlacochi, El Cuitlacoche, editado por la UNAM, los autores Raúl Valadez Azúa, Ángel Moreno Fuentes y Graciela Gómez Álvarez explican que en el Códice Florentino de Fray Bernardino de Sahagún se hace referencia a los hongos que conocían bien y consumían los pueblos prehispánicos; sin embargo, el huitlacoche no se menciona en este apartado, lo que revela que en esa época este producto no era considerado alimento.

“La información del cuitlacoche es sumamente reducida, ya que sólo hace referencia a la mazorca en mal estado”, dice el libro.

De hecho, su etimología no habla de ese manjar suculento que ahora se conoce, sino de algo muy desagradable, pues proviene del náhuatl cuitlatl, excremento, y cochtli, dormido, de acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana.

En realidad, el reconocimiento del huitlacoche como hongo se dio hasta 1895, según el libro antes citado, y su consumo como alimento surgió en el siglo XX como una necesidad, más que como una tradición, cuando los campesinos decidieron aprovechar al máximo los productos de la milpa.

A partir de entonces, el Ustiligo Maydis, que es el nombre científico de este hongo, se consume frecuentemente como parte de la gastronomía mexicana, en platillos como quesadillas, tamales, guisados de cerdo, pollo y pescado, chiles rellenos y diversos tipos de sopa, entre otros.


Pero no sólo se le considera exquisito, sino que además se ha descubierto que la parte comestible del huitlacoche tiene un alto contenido de proteínas, así como vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes.

Además, se continúa estudiando su potencial para ayudar en la atención de algunas enfermedades, si bien la medicina tradicional ya lo emplea en México para diversas afecciones de la piel y digestivas.

Es decir, es un manjar exquisito de la tierra mexicana, con mucho que dar aún.

DIETÉTICO
En comparación con otras especies de hongos, tiene un muy bajo contenido en grasas.


51%
De la superficie total cosechada en México lo ocupa el maíz, donde crece el Ustiligo Maydis.

RECETA

Huitlacoche con rajas


Ingredientes
600 gr de huitlacoche limpio, picado toscamente
4 (500 gr) chiles poblanos, asados, retirada la piel y las semillas, cortados en rajas finas
2 (30 ml) dientes de ajo, pelados, picados finamente
3 ramas de epazote
100 gr de queso fresco, rebanado
Tortillas de maíz
Sal

Preparación

-Calentar el aceite elegido y freír la cebolla, los ajos y las rajas de poblano
-Añadir los hongos, tapar y mantener a fuego bajo durante 10 minutos o hasta que los hongos estén tiernos, pero no suaves ni desbaratados. Por último añadir el epazote y sazonar.
-Antes de servir, retirar las ramas de epazote, acompañar de las rebanadas de queso y las tortillas calientes.

Donde el pueblo canta: cantinas para recordar a José Alfredo Jiménez


Aunque alguna vez fue considerado una molesta plaga que atacaba los cultivos de maíz y se exterminaba sin piedad, hoy por hoy el mexicanísimo huitlacoche (o cuitlacoche) es considerado un manjar en países como Estados Unidos, Alemania y Francia, donde se le llama el caviar azteca o la trufa mexicana por ese sabor intensamente ahumado, mezcla de champiñones shiitake y trufas negras.

Muchos creen que este hongo que crece en las mazorcas empezó a consumirse en la época prehispánica; sin embargo, en el libro Cujtlacochi, El Cuitlacoche, editado por la UNAM, los autores Raúl Valadez Azúa, Ángel Moreno Fuentes y Graciela Gómez Álvarez explican que en el Códice Florentino de Fray Bernardino de Sahagún se hace referencia a los hongos que conocían bien y consumían los pueblos prehispánicos; sin embargo, el huitlacoche no se menciona en este apartado, lo que revela que en esa época este producto no era considerado alimento.

“La información del cuitlacoche es sumamente reducida, ya que sólo hace referencia a la mazorca en mal estado”, dice el libro.

De hecho, su etimología no habla de ese manjar suculento que ahora se conoce, sino de algo muy desagradable, pues proviene del náhuatl cuitlatl, excremento, y cochtli, dormido, de acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana.

En realidad, el reconocimiento del huitlacoche como hongo se dio hasta 1895, según el libro antes citado, y su consumo como alimento surgió en el siglo XX como una necesidad, más que como una tradición, cuando los campesinos decidieron aprovechar al máximo los productos de la milpa.

A partir de entonces, el Ustiligo Maydis, que es el nombre científico de este hongo, se consume frecuentemente como parte de la gastronomía mexicana, en platillos como quesadillas, tamales, guisados de cerdo, pollo y pescado, chiles rellenos y diversos tipos de sopa, entre otros.


Pero no sólo se le considera exquisito, sino que además se ha descubierto que la parte comestible del huitlacoche tiene un alto contenido de proteínas, así como vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes.

Además, se continúa estudiando su potencial para ayudar en la atención de algunas enfermedades, si bien la medicina tradicional ya lo emplea en México para diversas afecciones de la piel y digestivas.

Es decir, es un manjar exquisito de la tierra mexicana, con mucho que dar aún.

DIETÉTICO
En comparación con otras especies de hongos, tiene un muy bajo contenido en grasas.


51%
De la superficie total cosechada en México lo ocupa el maíz, donde crece el Ustiligo Maydis.

RECETA

Huitlacoche con rajas


Ingredientes
600 gr de huitlacoche limpio, picado toscamente
4 (500 gr) chiles poblanos, asados, retirada la piel y las semillas, cortados en rajas finas
2 (30 ml) dientes de ajo, pelados, picados finamente
3 ramas de epazote
100 gr de queso fresco, rebanado
Tortillas de maíz
Sal

Preparación

-Calentar el aceite elegido y freír la cebolla, los ajos y las rajas de poblano
-Añadir los hongos, tapar y mantener a fuego bajo durante 10 minutos o hasta que los hongos estén tiernos, pero no suaves ni desbaratados. Por último añadir el epazote y sazonar.
-Antes de servir, retirar las ramas de epazote, acompañar de las rebanadas de queso y las tortillas calientes.

Donde el pueblo canta: cantinas para recordar a José Alfredo Jiménez


Sociedad

Los bebés robados del Franquismo: Ligia Ceballos busca reabrir su caso

Dos décadas después de enterarse que fue entregada ilegalmente a una pareja en México busca que la justicia reabra su caso

CDMX

Mauricio Tabe peleará por mayor presupuesto para la Miguel Hidalgo

En entrevista dijo que la demarcación genera tres mil 600 MDP en impuesto predial y sólo recibe mil 400 MDP

Mundo

Lluvias y deslizamientos de tierra en la India dejan 127 muertos

En los últimos años los fenómenos climáticos extremos se han multiplicado como consecuencia del calentamiento global

Deportes

Entre barcas y muelles; Juegos Olímpicos París 2024 se inaugurarán en río Sena

"Tendremos los Juegos más sobrios de los últimos años pues un 95% de las instalaciones ya existen", dijo el Comité de los JO

Mundo

Lluvias y deslizamientos de tierra en la India dejan 127 muertos

En los últimos años los fenómenos climáticos extremos se han multiplicado como consecuencia del calentamiento global

Doble Vía

La neta de los 80 o cómo saltarte una canción del cassette

Andreas Zanetti tiene justamente uno de los shows más populares sobre aquella época, donde recuerda que era una verdadera odisea saltarse una canción del cassette

Sociedad

Ocultan en tiraderos de Cancún toneladas de sargazo

Los empresarios admiten que los tiraderos clandestinos son un problema real, pues faltan estaciones para el tratamiento de miles de toneladas

Gossip

Rosita Pelayo comparte cómo ser feliz aun con las desgracias

Rosita Pelayo presenta su conferencia en la reapertura de El Círculo Teatral

CDMX

Animales en CDMX, sin leyes que los cuiden

El activista Hugo García dice que los policías pueden detener a los comerciantes pero no lo hacen