/ miércoles 26 de abril de 2017

Rinconcitos gourmets

POR CARMEN SÁNCHEZ En la Ciudad de México existen restaurantes cuyos locales no son de grandes proporciones, pero dentro de sus instalaciones ofrecen una gama de especialidades, ya sea de la cocina nacional o de platillos poco comunes que los hacen favoritos de los capitalinos, quienes llegan por recomendación o casualidad.

Su exterior e interior es sencillo, pero existe algo en estos espacios que invita a conocerlos y probar sus especialidades que finalmente son una fiesta al paladar. Se antoja ir en compañía, porque mientras se goza de su gastronomía, el ambiente que los rodea hace que el tiempo pase rápido.

SABOR MEDITERRÁNEO

En la calle de Medellín, número 224, encontramos el Pasta Lab, Alimentari & Trattoria donde ofrecen pasta fresca, productos importados, vinos y cervezas artesanales, pan y repostería. Su decoración es minimalista. La paleta cromática de su mobiliario es contundente y contrasta con sus níveas paredes.

Preparado por el chef Fernando, de origen italiano, uno de los socios del lugar, junto con Gerardo Garza, el menú contiene algunas de sus innovaciones y de la comida tradicional italiana como la Burrata con rucola e pomodrni, (Burrata con arugula y jitomate cherry), Salciccia al vino e polenta (Chorizo italiano con harina de maíz y col morada en agridulce).

Para quienes quieren sentir el amor filial también está la Lasagna della Nonna, y el Riavioloni di pera e gorgonzola in salsa di noci) (Ravioles de queso gorgonzola y pera, en salsa de nuez), además de postres, así como una selección vitivinícola proveniente del país de la bota, con lo cual el comensal se siente como si estuviera en la bella Italia.

OPCIÓN PARA NOCTÁMBULOS

En pleno Centro Histórico de la CdMx, en Luis Moya 31 para ser precisos, está El Bósforo. A partir de las seis de la tarde abre sus puertas para ofrecer una opción de bebidas para quienes gustan del mezcal y la cerveza. En su entrada se puede ver su barra que inevitablemente invita a la bohemia.

Al subir las escaleras, un tapanco te hace despojarte de toda formalidad con sus cómodos cojines y de esa forma pasarla relajadamente con la bebida, la botana y la exótica gastronomía, además, el repertorio musical es muy bueno, una alternativa diferente.

PASIÓN VINTAGE El nombre parece más largo que su concepto sencillo y acogedor. La Vaca de Muchos Colores, en Manuel Contreras 52, es una café, con cerveza artesanal y platos variados, con sillones vintage y otros elementos eclécticos, sin duda uno de los sitios favoritos de los habitantes de la colonia San Rafael al que cariñosamente le dicen la “vaquita”. Ahí también encuentras infusiones para la relajación y por supuesto música de fondo para acompañar la charla.

POR CARMEN SÁNCHEZ En la Ciudad de México existen restaurantes cuyos locales no son de grandes proporciones, pero dentro de sus instalaciones ofrecen una gama de especialidades, ya sea de la cocina nacional o de platillos poco comunes que los hacen favoritos de los capitalinos, quienes llegan por recomendación o casualidad.

Su exterior e interior es sencillo, pero existe algo en estos espacios que invita a conocerlos y probar sus especialidades que finalmente son una fiesta al paladar. Se antoja ir en compañía, porque mientras se goza de su gastronomía, el ambiente que los rodea hace que el tiempo pase rápido.

SABOR MEDITERRÁNEO

En la calle de Medellín, número 224, encontramos el Pasta Lab, Alimentari & Trattoria donde ofrecen pasta fresca, productos importados, vinos y cervezas artesanales, pan y repostería. Su decoración es minimalista. La paleta cromática de su mobiliario es contundente y contrasta con sus níveas paredes.

Preparado por el chef Fernando, de origen italiano, uno de los socios del lugar, junto con Gerardo Garza, el menú contiene algunas de sus innovaciones y de la comida tradicional italiana como la Burrata con rucola e pomodrni, (Burrata con arugula y jitomate cherry), Salciccia al vino e polenta (Chorizo italiano con harina de maíz y col morada en agridulce).

Para quienes quieren sentir el amor filial también está la Lasagna della Nonna, y el Riavioloni di pera e gorgonzola in salsa di noci) (Ravioles de queso gorgonzola y pera, en salsa de nuez), además de postres, así como una selección vitivinícola proveniente del país de la bota, con lo cual el comensal se siente como si estuviera en la bella Italia.

OPCIÓN PARA NOCTÁMBULOS

En pleno Centro Histórico de la CdMx, en Luis Moya 31 para ser precisos, está El Bósforo. A partir de las seis de la tarde abre sus puertas para ofrecer una opción de bebidas para quienes gustan del mezcal y la cerveza. En su entrada se puede ver su barra que inevitablemente invita a la bohemia.

Al subir las escaleras, un tapanco te hace despojarte de toda formalidad con sus cómodos cojines y de esa forma pasarla relajadamente con la bebida, la botana y la exótica gastronomía, además, el repertorio musical es muy bueno, una alternativa diferente.

PASIÓN VINTAGE El nombre parece más largo que su concepto sencillo y acogedor. La Vaca de Muchos Colores, en Manuel Contreras 52, es una café, con cerveza artesanal y platos variados, con sillones vintage y otros elementos eclécticos, sin duda uno de los sitios favoritos de los habitantes de la colonia San Rafael al que cariñosamente le dicen la “vaquita”. Ahí también encuentras infusiones para la relajación y por supuesto música de fondo para acompañar la charla.