/ viernes 7 de febrero de 2020

Hojas de papel volando | Una Divina Comedia

El ser viviente tarda siglos para explicarse como ser humano y luego todo esto se resume en una obra magnífica del pensamiento: “La Divina Comedia”, de Dante Alighieri

“A mitad del camino de la vida, en una selva oscura me encontraba porque mi ruta había extraviado...”

Es el comienzo de uno de los poemas fundamentales de la literatura mundial. Es el ejemplo exacto de la creación, el arte, la imaginación, la intensidad, la emoción, la razón, las ideas puestas en cada palabra para mostrar, una a una, las motivaciones, las ruindades y la excelsitud del ser humano: el Purgatorio, el Infierno, el Cielo: todo junto en cada uno de nosotros.

Y eso: lo clásico lo es porque hay obras para las que no pasa el tiempo; queda estático. El ser viviente tarda meses, años, siglos para explicarse como ser humano y luego todo esto se resume en una obra magnífica del pensamiento: “La Divina Comedia”, de Dante Alighieri.

Hace apenas unos días, el Consejo de Ministros de Italia aprobó la celebración de un gran homenaje a Dante Alighieri (1265-1321), y así será en adelante el 25 de marzo de cada año. El ministro de Bienes, Actividades Culturales y Turismo, Darío Franceschini dice que se escogió este día para rendir tributo al escritor florentino, reconocido como padre de la lengua italiana; y esto es porque –dice- la fecha es el inició “el viaje al más allá de La Divina Comedia”.

Mucho se ha debatido sobre esta obra. Desde su lenta presentación al lector como a lo largo de los siglos. Y siempre se le ha visto como un sueño en la que el hombre y mujer encuentran el camino de lo eterno cargado de castigo o redención. Y junto a sus principios religiosos, la obra es magna por su intensidad creativa y por su intensidad literaria.

Para escribirla Dante Alighieri se nutrió de la vida, de su tiempo, y de la de sus contemporáneos; de sus grandezas y bajezas. Fue la auscultación de un hombre del medievo al mundo que le tocó vivir; y aunque la obra tiene claves, señales, rutas y personajes identificados en el cada día de aquellos años, éstos pasan a la historia del pensamiento gracias al modelo que Dante escogió para darles vida permanente. La imaginación el camino, la poesía el vehículo.

Durante di Alighiero –Dante Alighieri- nació el 29 de mayo de 1265 en Florencia. Una ciudad italiana como tantas ciudades medievales de la época: “pequeña, sombría, sin adornos”.

La ciudad amurallada se amontonaba en pequeñas calles que eran túneles malolientes con basura por todos lados y animales domésticos en la vía pública. Las casas y palacios eran construidas de forma útil, sin elegancia, pero sí funcionales. Se dice que ‘cuando la burguesía florentina no pensaba en hacer la guerra pensaba en hacer dinero.’

Dante Alighieri, padre del italiano y autor de La Divina Comedia.

De Dante no hay ningún retrato cierto y no hay un manuscrito mínimo o de su obra. Lo que sí se conoce es la descripción que hace de sí mismo a lo largo de La Divina Comedia, así como su profundo conocimiento. Se le sabe de la aristocracia florentina y que tenía “nobleza de sangre”.

Sus padres están ausentes de la obra pues murieron durante la infancia del autor. En su obra, tanto Francesca de Rímini como Beatriz representan el amor carnal, pero ninguno de sus personajes femeninos el amor maternal. Menos se explica a su padre, quien no era muy querido por sus contemporáneos que lo acusaban de “usurero”. Dante tuvo tres hermanastros con los que se llevó bien y quienes le reconvenían por sus andanzas febriles de juventud.

Esa juventud la vivió en el viejo centro de Florencia, en donde convivió con sus amigos Forese Donati y Guido Calvancanti para sus locuras vitales y participación política. También estudió ahí durante su infancia y juventud. Desde entonces mostraba dotes para la poesía y para la cultura latina: admiraba sobre todo al poeta Virgilio.

Pronto se casó: Hay un acta notarial que indica la fecha de su boda con Gema Donati es el 9 de febrero de 1291. Tuvieron cuatro hijos: Giovanni, Pietro, Jacopo y Antonia.

Participó en política, en la lucha entre Güelfos y Gibelinos. Él con los Güelfos que triunfantes se dividieron en Güelfos blancos y Güelfos negros. Dante de los primeros. Llevó a cabo tareas como emisario y embajador (1300) para proponer en Roma un Tratado de Pax, pero ya ahí el Papa Bonifacio VIII lo obligó a permanecer en la ciudad, por sus propios intereses políticos en Florencia.

Más tarde sufrió exilio: vivió en Verona, Sarzana, Lucca y acaso viajó a París para luego trasladarse a Ravena en donde concluyó “El Paraíso” de su ”Commedia”. Murió en 1321 a los cincuenta y seis años, por malaria. Fue enterrado en la iglesia de San Pier Maggiore –hoy San Francisco de Asís-.

Dante Alighieri llamó “Commedia” a su obra, ya que no es una tragedia y su final es feliz. Fue Giovanni Boccaccio quién le añadió el adjetivo "Divina" durante la época en la que se encargó de leerla y comentarla públicamente por diferentes ciudades italianas, también por ser un poema que canta a la cristiandad. Pero sobre todo es la marcha de la humanidad en busca de la felicidad.

Cada una de sus partes, o cánticas (Infierno, Purgatorio y Paraíso), está dividida en cantos, cada parte consta de treinta y tres, más el canto introductorio suman cien cantos en total. Cada uno está compuesto por estrofas de tres versos endecasílabos o tercetos, que se dice que él inventó.

La obra es alegórica y contiene un rico lenguaje lleno de símbolos y referencias a personajes históricos y de la cultura clásica. Aunque La Divina Comedia es principalmente un poema religioso, que discute el pecado, la virtud y la indiferencia, ‘Dante también debate varios elementos de la ciencia de su época como las implicaciones de una Tierra esférica y las estrellas visibles en el hemisferio sur, o analiza la importancia del método experimental en la ciencia, en “El Paraíso".’

Eso es: Purgatorio, Infierno, Paraíso son los niveles en los que habrá de encontrarse después de la vida el hombre-ser humano.

A Infierno llega Dante ayudado por Caronte que era el barquero de Hades para transportar las almas de los difuntos en su barca: Ahí, en El Infierno están los grandes pecadores, los asesinos, los traidores, los que abandonan la virtud para ser el pecado; los que pecaron en contra de Dios, contra la naturaleza humana y el arte. Y cada uno tiene su propio abismo, que es ese Infierno.

En El Purgatorio –que es una montaña- se expían los siete pecados capitales: soberbia, envidia, ira, pereza, avaricia, gula, lujuria. Pero la expiación tarda, aunque quienes están ahí son resguardados para su próxima ascensión al Paraíso que es el lugar de perfección en la cima de la gran montaña.

En los dos primeros niveles es guiado por el poeta Virgilio: “el amable duque”, “el maestro cortés”, “el sabio gentil que todo sabe”, “el tierno padre” ... Virgilio lo protege y le explica. Lo salva y lo contrasta. Pero es, sobre todo, el guía maestro y amigo; el gran amigo tierno Semper fidelis: Virgilio, un personaje cargado de matices complejos y de misterio. Virgilio es una gran melancolía.

A El Paraíso lo conduce Beatriz; la bien amada, la dulce y gentil Beatriz; la mujer ideal; la más perfecta; la obra mejor acabada del paraíso terrenal y celestial. A ella la conoció Dante a la edad de nueve años en Florencia: tan sólo la vio pasar, pero su amor perduró y se inmortalizó. Ella lo conduce por ese Paraíso que está hecho de sueño y de luz para los bienaventurados.

“Hay círculos en el cielo del Sol, creces en el de Marte, águilas en Júpiter, brillantes escaleras en Saturno... Hay estallidos de luz y el milagro del sonido en todos los espacios que abarca la vista y el oído” ... Es el lugar de perfección. Es el lugar que no tiene límites porque es el todo esperado. Y están ahí quienes no viven tortura por lo que fue su vida sino complacencia y virtud.

Alguna vez Dante diría que, al escribir La Divina Comedia “tuve una visión admirable”. Es una obra de imaginación suprema y de construcción meticulosa y artística. Todo ahí es complejo, pero al mismo tiempo exacto y transparente.

Es “La Divina Comedia” del hombre que había escrito “Vita Nuova” entre 1292 y 1293 a la muerte de Beatriz; “De Vulgari Eloquentia” sobre el habla vulgar; “Il Convivio” en donde pregunta ¿En dónde radica la nobleza, en la sangre o en el alma?

“La verdad que parece una mentira debe el hombre callarse mientras pueda, porque sin tener culpa se avergüence...”


joelhsantiago@gmail.com

“A mitad del camino de la vida, en una selva oscura me encontraba porque mi ruta había extraviado...”

Es el comienzo de uno de los poemas fundamentales de la literatura mundial. Es el ejemplo exacto de la creación, el arte, la imaginación, la intensidad, la emoción, la razón, las ideas puestas en cada palabra para mostrar, una a una, las motivaciones, las ruindades y la excelsitud del ser humano: el Purgatorio, el Infierno, el Cielo: todo junto en cada uno de nosotros.

Y eso: lo clásico lo es porque hay obras para las que no pasa el tiempo; queda estático. El ser viviente tarda meses, años, siglos para explicarse como ser humano y luego todo esto se resume en una obra magnífica del pensamiento: “La Divina Comedia”, de Dante Alighieri.

Hace apenas unos días, el Consejo de Ministros de Italia aprobó la celebración de un gran homenaje a Dante Alighieri (1265-1321), y así será en adelante el 25 de marzo de cada año. El ministro de Bienes, Actividades Culturales y Turismo, Darío Franceschini dice que se escogió este día para rendir tributo al escritor florentino, reconocido como padre de la lengua italiana; y esto es porque –dice- la fecha es el inició “el viaje al más allá de La Divina Comedia”.

Mucho se ha debatido sobre esta obra. Desde su lenta presentación al lector como a lo largo de los siglos. Y siempre se le ha visto como un sueño en la que el hombre y mujer encuentran el camino de lo eterno cargado de castigo o redención. Y junto a sus principios religiosos, la obra es magna por su intensidad creativa y por su intensidad literaria.

Para escribirla Dante Alighieri se nutrió de la vida, de su tiempo, y de la de sus contemporáneos; de sus grandezas y bajezas. Fue la auscultación de un hombre del medievo al mundo que le tocó vivir; y aunque la obra tiene claves, señales, rutas y personajes identificados en el cada día de aquellos años, éstos pasan a la historia del pensamiento gracias al modelo que Dante escogió para darles vida permanente. La imaginación el camino, la poesía el vehículo.

Durante di Alighiero –Dante Alighieri- nació el 29 de mayo de 1265 en Florencia. Una ciudad italiana como tantas ciudades medievales de la época: “pequeña, sombría, sin adornos”.

La ciudad amurallada se amontonaba en pequeñas calles que eran túneles malolientes con basura por todos lados y animales domésticos en la vía pública. Las casas y palacios eran construidas de forma útil, sin elegancia, pero sí funcionales. Se dice que ‘cuando la burguesía florentina no pensaba en hacer la guerra pensaba en hacer dinero.’

Dante Alighieri, padre del italiano y autor de La Divina Comedia.

De Dante no hay ningún retrato cierto y no hay un manuscrito mínimo o de su obra. Lo que sí se conoce es la descripción que hace de sí mismo a lo largo de La Divina Comedia, así como su profundo conocimiento. Se le sabe de la aristocracia florentina y que tenía “nobleza de sangre”.

Sus padres están ausentes de la obra pues murieron durante la infancia del autor. En su obra, tanto Francesca de Rímini como Beatriz representan el amor carnal, pero ninguno de sus personajes femeninos el amor maternal. Menos se explica a su padre, quien no era muy querido por sus contemporáneos que lo acusaban de “usurero”. Dante tuvo tres hermanastros con los que se llevó bien y quienes le reconvenían por sus andanzas febriles de juventud.

Esa juventud la vivió en el viejo centro de Florencia, en donde convivió con sus amigos Forese Donati y Guido Calvancanti para sus locuras vitales y participación política. También estudió ahí durante su infancia y juventud. Desde entonces mostraba dotes para la poesía y para la cultura latina: admiraba sobre todo al poeta Virgilio.

Pronto se casó: Hay un acta notarial que indica la fecha de su boda con Gema Donati es el 9 de febrero de 1291. Tuvieron cuatro hijos: Giovanni, Pietro, Jacopo y Antonia.

Participó en política, en la lucha entre Güelfos y Gibelinos. Él con los Güelfos que triunfantes se dividieron en Güelfos blancos y Güelfos negros. Dante de los primeros. Llevó a cabo tareas como emisario y embajador (1300) para proponer en Roma un Tratado de Pax, pero ya ahí el Papa Bonifacio VIII lo obligó a permanecer en la ciudad, por sus propios intereses políticos en Florencia.

Más tarde sufrió exilio: vivió en Verona, Sarzana, Lucca y acaso viajó a París para luego trasladarse a Ravena en donde concluyó “El Paraíso” de su ”Commedia”. Murió en 1321 a los cincuenta y seis años, por malaria. Fue enterrado en la iglesia de San Pier Maggiore –hoy San Francisco de Asís-.

Dante Alighieri llamó “Commedia” a su obra, ya que no es una tragedia y su final es feliz. Fue Giovanni Boccaccio quién le añadió el adjetivo "Divina" durante la época en la que se encargó de leerla y comentarla públicamente por diferentes ciudades italianas, también por ser un poema que canta a la cristiandad. Pero sobre todo es la marcha de la humanidad en busca de la felicidad.

Cada una de sus partes, o cánticas (Infierno, Purgatorio y Paraíso), está dividida en cantos, cada parte consta de treinta y tres, más el canto introductorio suman cien cantos en total. Cada uno está compuesto por estrofas de tres versos endecasílabos o tercetos, que se dice que él inventó.

La obra es alegórica y contiene un rico lenguaje lleno de símbolos y referencias a personajes históricos y de la cultura clásica. Aunque La Divina Comedia es principalmente un poema religioso, que discute el pecado, la virtud y la indiferencia, ‘Dante también debate varios elementos de la ciencia de su época como las implicaciones de una Tierra esférica y las estrellas visibles en el hemisferio sur, o analiza la importancia del método experimental en la ciencia, en “El Paraíso".’

Eso es: Purgatorio, Infierno, Paraíso son los niveles en los que habrá de encontrarse después de la vida el hombre-ser humano.

A Infierno llega Dante ayudado por Caronte que era el barquero de Hades para transportar las almas de los difuntos en su barca: Ahí, en El Infierno están los grandes pecadores, los asesinos, los traidores, los que abandonan la virtud para ser el pecado; los que pecaron en contra de Dios, contra la naturaleza humana y el arte. Y cada uno tiene su propio abismo, que es ese Infierno.

En El Purgatorio –que es una montaña- se expían los siete pecados capitales: soberbia, envidia, ira, pereza, avaricia, gula, lujuria. Pero la expiación tarda, aunque quienes están ahí son resguardados para su próxima ascensión al Paraíso que es el lugar de perfección en la cima de la gran montaña.

En los dos primeros niveles es guiado por el poeta Virgilio: “el amable duque”, “el maestro cortés”, “el sabio gentil que todo sabe”, “el tierno padre” ... Virgilio lo protege y le explica. Lo salva y lo contrasta. Pero es, sobre todo, el guía maestro y amigo; el gran amigo tierno Semper fidelis: Virgilio, un personaje cargado de matices complejos y de misterio. Virgilio es una gran melancolía.

A El Paraíso lo conduce Beatriz; la bien amada, la dulce y gentil Beatriz; la mujer ideal; la más perfecta; la obra mejor acabada del paraíso terrenal y celestial. A ella la conoció Dante a la edad de nueve años en Florencia: tan sólo la vio pasar, pero su amor perduró y se inmortalizó. Ella lo conduce por ese Paraíso que está hecho de sueño y de luz para los bienaventurados.

“Hay círculos en el cielo del Sol, creces en el de Marte, águilas en Júpiter, brillantes escaleras en Saturno... Hay estallidos de luz y el milagro del sonido en todos los espacios que abarca la vista y el oído” ... Es el lugar de perfección. Es el lugar que no tiene límites porque es el todo esperado. Y están ahí quienes no viven tortura por lo que fue su vida sino complacencia y virtud.

Alguna vez Dante diría que, al escribir La Divina Comedia “tuve una visión admirable”. Es una obra de imaginación suprema y de construcción meticulosa y artística. Todo ahí es complejo, pero al mismo tiempo exacto y transparente.

Es “La Divina Comedia” del hombre que había escrito “Vita Nuova” entre 1292 y 1293 a la muerte de Beatriz; “De Vulgari Eloquentia” sobre el habla vulgar; “Il Convivio” en donde pregunta ¿En dónde radica la nobleza, en la sangre o en el alma?

“La verdad que parece una mentira debe el hombre callarse mientras pueda, porque sin tener culpa se avergüence...”


joelhsantiago@gmail.com

Finanzas

Quintana Roo reactiva la recepción de turistas

Autoridades y empresarios calculan que el 8 de junio el semáforo epidemiológico ya se encuentre en naranja

Finanzas

Empresas improvisan para ganar contratos públicos de vigilancia

Actualmente, Insumos y Servicios en General LACG cuenta con el contrato más valioso entre 98 que distintas dependencias

Política

Secretaría de Economía busca evaluar al INE

El Instituto Nacional Electoral se pronunció en contra de dicha consulta al afirmar que esto viola sus atribuciones como organizador de las elecciones

CDMX

Regresarán a labores 150 mil trabajadores de la construcción

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción en la capital del país, ve con optimismo la reactivación

Finanzas

Quintana Roo reactiva la recepción de turistas

Autoridades y empresarios calculan que el 8 de junio el semáforo epidemiológico ya se encuentre en naranja

Mundo

Aumentan asesinatos de líderes sociales en Colombia

Entre enero y abril de este año se reportó la muerte de 49 activistas en Colombia, lo que representa un alza de 53% respecto a 2019

Finanzas

Empresas improvisan para ganar contratos públicos de vigilancia

Actualmente, Insumos y Servicios en General LACG cuenta con el contrato más valioso entre 98 que distintas dependencias

Finanzas

Cenace busca echar abajo amparos a empresas solares y eólicas

El Cenace señaló que hará válido ante las autoridades respectivas la falta de competencia del juez de conocimiento

Mundo

Ola de calor agravará crisis sanitaria por Covid-19, advierten

OPS anticipa semanas "muy duras" para América Latina, ya encaminada a ser el nuevo epicentro del nuevo coronavirus