/ martes 18 de junio de 2019

La cultura no es un lujo: De Tavira

Para el director de escena “donde gobernantes y ciudadanos prescinden del teatro, se cae en la intolerancia, la tiranía y los sectarismos"

Luis de Tavira respiró profundo, miró de manera penetrante y elevó la voz: “Que quede claro: El derecho al teatro es un derecho de la sociedad y por lo tanto, una tarea del Estado. La cultura no es un lujo burgués prescindible en tiempos de crisis”.

Ante las actuales condiciones del país, el dramaturgo, pedagogo, ensayista, director de escena y esencialmente hacedor de buenos histriones sostuvo que ese arte está en un momento decisivo donde depende en buena medida de quienes hacen teatro, “pero también de quienes lo aprecian, lo reciben y lo hacen suyo”.

El teatro tampoco es una manifestación folclórica convertida en mercancía de turismo, “es la construcción de la conciencia, el arribo a la condición espiritual de los seres humanos. De esa forma, la tarea de quienes lo hacemos es la personificación, para salir al encuentro del espectador como se sale al encuentro de una relación personal”.

Su expresión corporal acompaña a su pasión al hacer notar que al teatro hay que ir personalmente, “porque no puede ser intermediado por la cámara, ni por la televisión, ni por el teléfono, ni por la Internet. Hay que estar ahí, porque por ser constructor de conciencia, el teatro es parte de la identidad nacional”.

Entrevistado en la Casa del Teatro, ubicada en el Barrio de La Conchita, en Coyoacán, el icónico personaje de las artes escénicas nacido en la Ciudad de México el 1 de septiembre de 1948, destacó que ese arte ofrece a la sociedad los personajes de la catarsis nacional, aquello que permite construir la identidad de nación en la diversidad de la nación misma.

Piensa que no se valora suficientemente la necesidad del teatro, hoy más que nunca; “tendría que estar claro en los responsables de la cultura pública, porque tampoco puede ser una tarea solamente de la iniciativa privada o de la sociedad civil. Es responsabilidad del Estado porque el derecho social del teatro es de la sociedad”.

Lo que pasa, continuó De Tavira, es que la sociedad no tiene teatro y por lo tanto no lo sabe. Las políticas no deben ser el cuestionamiento de si es un derecho de los artistas o si los artistas son un parásito del presupuesto.

“¡No! Son servidores públicos de quienes depende la construcción de la conciencia, sujeto de la libertad y de la democracia”, abundó el experto mientras se acomodaba en un mullido sillón de su oficina.

La democracia, recordó, es un invento del teatro. “Fue Esquilo el primero al que se ocurrió que podíamos liberarnos del cerco de la venganza para entrar en el consenso democrático. "La democracia es un fruto teatral y donde desaparece el teatro, donde gobernantes y ciudadanos prescinden del teatro, se cae en la intolerancia, la tiranía y los sectarismos”, enfatizó.

Luis de Tavira se vislumbra haciendo teatro, se siente lleno de esperanza y ánimo, con ganas de seguir en esta labor y colaborar en la formación de los histriones.

“Porque quien se ocupa de la formación de los actores y las actrices jóvenes, se está preocupando por el porvenir del teatro, y por lo mismo, por el porvenir de la humanidad”, aleccionó el autor de 14 piezas teatrales y ganador en 2006 del Premio Nacional de Ciencias y Artes en el rubro de Bellas Artes.

Subrayó que mientras las personas se sigan reuniendo frente al escenario para convertirse en espectadores de nuestro acontecer, se podrá tener esperanzas para construir una mejor sociedad.

Y por esa y otras razones, De Tavirá seguirá haciendo lo que hace. “Espero que sea posible hacer teatro (...) me ha tocado hacerlo en todas las condiciones, en la hostilidad y en la propiciación”.

Luis de Tavira respiró profundo, miró de manera penetrante y elevó la voz: “Que quede claro: El derecho al teatro es un derecho de la sociedad y por lo tanto, una tarea del Estado. La cultura no es un lujo burgués prescindible en tiempos de crisis”.

Ante las actuales condiciones del país, el dramaturgo, pedagogo, ensayista, director de escena y esencialmente hacedor de buenos histriones sostuvo que ese arte está en un momento decisivo donde depende en buena medida de quienes hacen teatro, “pero también de quienes lo aprecian, lo reciben y lo hacen suyo”.

El teatro tampoco es una manifestación folclórica convertida en mercancía de turismo, “es la construcción de la conciencia, el arribo a la condición espiritual de los seres humanos. De esa forma, la tarea de quienes lo hacemos es la personificación, para salir al encuentro del espectador como se sale al encuentro de una relación personal”.

Su expresión corporal acompaña a su pasión al hacer notar que al teatro hay que ir personalmente, “porque no puede ser intermediado por la cámara, ni por la televisión, ni por el teléfono, ni por la Internet. Hay que estar ahí, porque por ser constructor de conciencia, el teatro es parte de la identidad nacional”.

Entrevistado en la Casa del Teatro, ubicada en el Barrio de La Conchita, en Coyoacán, el icónico personaje de las artes escénicas nacido en la Ciudad de México el 1 de septiembre de 1948, destacó que ese arte ofrece a la sociedad los personajes de la catarsis nacional, aquello que permite construir la identidad de nación en la diversidad de la nación misma.

Piensa que no se valora suficientemente la necesidad del teatro, hoy más que nunca; “tendría que estar claro en los responsables de la cultura pública, porque tampoco puede ser una tarea solamente de la iniciativa privada o de la sociedad civil. Es responsabilidad del Estado porque el derecho social del teatro es de la sociedad”.

Lo que pasa, continuó De Tavira, es que la sociedad no tiene teatro y por lo tanto no lo sabe. Las políticas no deben ser el cuestionamiento de si es un derecho de los artistas o si los artistas son un parásito del presupuesto.

“¡No! Son servidores públicos de quienes depende la construcción de la conciencia, sujeto de la libertad y de la democracia”, abundó el experto mientras se acomodaba en un mullido sillón de su oficina.

La democracia, recordó, es un invento del teatro. “Fue Esquilo el primero al que se ocurrió que podíamos liberarnos del cerco de la venganza para entrar en el consenso democrático. "La democracia es un fruto teatral y donde desaparece el teatro, donde gobernantes y ciudadanos prescinden del teatro, se cae en la intolerancia, la tiranía y los sectarismos”, enfatizó.

Luis de Tavira se vislumbra haciendo teatro, se siente lleno de esperanza y ánimo, con ganas de seguir en esta labor y colaborar en la formación de los histriones.

“Porque quien se ocupa de la formación de los actores y las actrices jóvenes, se está preocupando por el porvenir del teatro, y por lo mismo, por el porvenir de la humanidad”, aleccionó el autor de 14 piezas teatrales y ganador en 2006 del Premio Nacional de Ciencias y Artes en el rubro de Bellas Artes.

Subrayó que mientras las personas se sigan reuniendo frente al escenario para convertirse en espectadores de nuestro acontecer, se podrá tener esperanzas para construir una mejor sociedad.

Y por esa y otras razones, De Tavirá seguirá haciendo lo que hace. “Espero que sea posible hacer teatro (...) me ha tocado hacerlo en todas las condiciones, en la hostilidad y en la propiciación”.

CDMX

Estas son las alternativas de transporte ante el cierre de la Línea 1 del Metro

Te decimos cómo puedes trasladarte si ocupas esta línea del Metro

Finanzas

Pago de pensiones con cuenta corriente afectan el cobro de utlidades: STRM

En la conferencia también presentaron estudios y análisis para solucionar la situación de Telmex

Sociedad

Entre lágrimas entierran a sacerdotes jesuitas en parroquia donde fueron asesinados

Con el repicar de las campanas del templo que los vio predicar por años, los sacerdotes fueron despedidos por decenas de personas

Sociedad

Refinería Olmeca: ¿qué es el periodo de prueba y qué pasará si no lo aprueban?

Tras ser inaugurada el próximo viernes 1 de julio, la Refinería Olmeca entrará en un periodo de prueba, indicó el presidente López Obrador

Sociedad

Inicia vacunación contra Covid-19 en niños de 5 a 11 años en Quintana Roo

En el primer día de la jornada de vacunación se aplicaron un total de 212 primeras dosis al corte del medio día

Sociedad

Identifican a 6 ejecutados como personas desaparecidas en Xcalak, Quintana Roo

El principal móvil de la desaparición de las ocho personas es la disputa por el recale de droga en la costa de Xcalac y Mahahual

Sociedad

México tiene más personas internadas por consumo de drogas sintéticas que por alcohol

El informe de Naciones Unidas indica que el consumo de este narcótico puede ir más allá de las áreas cercanas a la frontera con Estados Unidos

CDMX

En plena veda de pesca, aseguran carne de tiburón en Central de Abasto de la CDMX

Elementos de la Guardia Nacional y Conapesca detectaron el vehículo y la carne de tiburón

Finanzas

Pago de pensiones con cuenta corriente afectan el cobro de utilidades: STRM

En la conferencia también presentaron estudios y análisis para solucionar la situación de Telmex