/ viernes 12 de agosto de 2016

La historia judía cobra vida a través de la música en un nuevo museo

El Museo de la Música Hebrea, recién inaugurado en Jerusalén, recupera la historia del pueblo judío a través de una colección única de instrumentos traídos de los cinco continentes que reflejan la fuerte influencia de otros pueblos en las melodías israelíes más tradicionales.

En pleno centro de la ciudad, el Museo es una iniciativa privada de dos judíos francófonos que han puesto cuerpo, alma y mucho dinero para compilar una de las facetas culturales más importantes del judaísmo: la música.

Sus siete salas están dedicadas a estilos tan dispares como la música de los judíos del Yemén, Balcanes, India, Asia Central, Marruecos y, cómo no, la Europea u “occidental”. La séptima es Israel.

Unos estilos que estuvieron, y están aún, fuertemente marcados por los instrumentos que había en esos lugares y que han sido adquiridos en una gira mundial del mentor espiritual del museo, el ultraortodoxo Eldad Levy, o reconstruidos a partir de bocetos.

En otros casos, como el de Siria, que hasta 1950 albergó en Alepo una de las comunidades judías más prominentes, fueron comprados a distancia a través de terceros.

Yaniv Levy, su director comercial, explicó a Efe que “de la misma forma que en la gastronomía aún no existe una comida propiamente israelí, tampoco su música es original, y consta de las influencias musicales que trajeron los judíos de la diáspora”. Así, hoy puede verse en sus vitrinas desde antiguas castañuelas usadas en el Sáhara a rudimentarios instrumentos de cuerda y percusión africanos, pasando por los más sofisticados violines y clarinetes, ambos imprescindibles para la música folclórica klezmer que se desarrolló en la tradición askenazí (centro y este de Europa).

También hay exclusivos laudes árabes, panderetas sirias, cítaras hindúes, violines beduinos, arpas orientales (swarmandal), liras, mandolinas, yembes y, por supuesto, el tradicional “shofar” (cuerno) hebreo, otrora instrumento de uso regular y hoy sólo litúrgico.

Sus techos profusamente decorados, muebles e instrumentos convierten la sala de Marruecos en una de las más bellas de toda la exhibición, que no ahorra tampoco en tecnología 3-D como herramienta museística, entre otras, para recuperar la vida cotidiana en el bíblico templo de Jerusalén.

“La destrucción del templo (por los romanos en el año 70) supone de hecho el comienzo de la historia que narra el museo: los judíos salen al exilio y se ven obligados a crear una nueva tradición musical”, explica Yaniv Levy.

En tiempos antiguos, subraya, el templo era “un centro de música en el que los levitas tocaban (sus instrumentos), esa es la razón por la que nuestro personaje (que actúa de guía en las tabletas) es el ‘Abuelo Levy”.

Y agrega que la razón por la que los judíos empiezan a utilizar otras herramientas musicales es que “los instrumentos que usaban en el templo se los quitaron (los romanos)”.

El Museo de la Música Hebrea, recién inaugurado en Jerusalén, recupera la historia del pueblo judío a través de una colección única de instrumentos traídos de los cinco continentes que reflejan la fuerte influencia de otros pueblos en las melodías israelíes más tradicionales.

En pleno centro de la ciudad, el Museo es una iniciativa privada de dos judíos francófonos que han puesto cuerpo, alma y mucho dinero para compilar una de las facetas culturales más importantes del judaísmo: la música.

Sus siete salas están dedicadas a estilos tan dispares como la música de los judíos del Yemén, Balcanes, India, Asia Central, Marruecos y, cómo no, la Europea u “occidental”. La séptima es Israel.

Unos estilos que estuvieron, y están aún, fuertemente marcados por los instrumentos que había en esos lugares y que han sido adquiridos en una gira mundial del mentor espiritual del museo, el ultraortodoxo Eldad Levy, o reconstruidos a partir de bocetos.

En otros casos, como el de Siria, que hasta 1950 albergó en Alepo una de las comunidades judías más prominentes, fueron comprados a distancia a través de terceros.

Yaniv Levy, su director comercial, explicó a Efe que “de la misma forma que en la gastronomía aún no existe una comida propiamente israelí, tampoco su música es original, y consta de las influencias musicales que trajeron los judíos de la diáspora”. Así, hoy puede verse en sus vitrinas desde antiguas castañuelas usadas en el Sáhara a rudimentarios instrumentos de cuerda y percusión africanos, pasando por los más sofisticados violines y clarinetes, ambos imprescindibles para la música folclórica klezmer que se desarrolló en la tradición askenazí (centro y este de Europa).

También hay exclusivos laudes árabes, panderetas sirias, cítaras hindúes, violines beduinos, arpas orientales (swarmandal), liras, mandolinas, yembes y, por supuesto, el tradicional “shofar” (cuerno) hebreo, otrora instrumento de uso regular y hoy sólo litúrgico.

Sus techos profusamente decorados, muebles e instrumentos convierten la sala de Marruecos en una de las más bellas de toda la exhibición, que no ahorra tampoco en tecnología 3-D como herramienta museística, entre otras, para recuperar la vida cotidiana en el bíblico templo de Jerusalén.

“La destrucción del templo (por los romanos en el año 70) supone de hecho el comienzo de la historia que narra el museo: los judíos salen al exilio y se ven obligados a crear una nueva tradición musical”, explica Yaniv Levy.

En tiempos antiguos, subraya, el templo era “un centro de música en el que los levitas tocaban (sus instrumentos), esa es la razón por la que nuestro personaje (que actúa de guía en las tabletas) es el ‘Abuelo Levy”.

Y agrega que la razón por la que los judíos empiezan a utilizar otras herramientas musicales es que “los instrumentos que usaban en el templo se los quitaron (los romanos)”.

Sociedad

Comando armado embosca a policías de Nuevo León; hay seis elementos muertos

Tres elementos fueron localizados sin vida en el lugar del enfrentamiento, mientras que otros tres fueron secuestrados y posteriormente ejecutados

Sociedad

México, con las 18 ciudades más peligrosas y violentas del mundo, revela estudio del IBD

La gran mayoría de las entidades y municipios no tienen el estado de fuerza necesario para cubrir de manera adecuada los turnos y los sectores de vigilancia

Mundo

Colapso de gradas deja cuatro personas muertas en Colombia

El gobernador de Tolima, Colombia, confirmó el fallecimiento de 4 personas, y se habla de decenas de heridos, sin dar una cifra exacta

Sociedad

Sargazo invade Playa Delfines, en la zona hotelera de Cancún

De acuerdo con la Red de Monitoreo del Sargazo, sólo Playa Delfines presenta un fuerte recale de sargazo

Sociedad

Cardenal de Guadalajara señala que fue retenido por el narco al norte de Jalisco

Reveló que no es la primera vez que le pasa y diceque no es miedo lo que tiene sino precaución

Política

Se debe dar seguimiento al Pacto Migratorio entre México y EU: Colef

El académico José María Ramos señaló que el desafío subyace en cómo se vinculan los programas del gobierno de México y los EU y la manera en que abordan la migración

CDMX

CDMX retira concesión a Ruta 57 por quejas y denuncias en su contra

El gobierno de la CDMX anunció la extinción de 182 concesiones de transporte público, que conformaban la Ruta 57, la cual daba servicio sobre las avenidas Centenario y Las Águilas

Mundo

Colapso de gradas deja 4 personas muertas en Colombia

El gobernador de Tolima, Colombia, confirmó el fallecimiento de 4 personas, y se habla de decenas de heridos, sin dar una cifra exacta

Celebridades

Christian Nodal aparece en la portada de Rolling Stone

El cantante mexicano sigue sumando éxitos y esta vez apareció en una de las revistas más importantes para contar detalles de su historia de vida y carrera