/ domingo 24 de julio de 2022

La Mora, la novela que se publica por entregas en La Prensa

Cada lunes aparece una trama salvaje de Sammy Loren, un estadounidense viviendo en México

La literatura suele encontrar alternativas para manifestarse. Así ha sido siempre. ¿Cuándo fue la última vez que se publicó una novela o un cuento por entregas en un periódico? La respuesta puede remontarse a muchos años atrás. Quizá décadas. Ahí reside el valor de La Mora, un relato sensual y salvaje que se publica semanalmente en La Prensa. Cada lunes, el lector puede darse un festín de experiencias llanas y peligrosas.

La Mora es una historia tan exótica como creíble, igual que la Ciudad de México: un gringo busca por las calles de la capirucha a una mujer que lo estafó en Estados Unidos. La venganza no lo mueve: es el amor, la lujuria, el morbo por averiguar quién fue la persona que se burló de él y, a la vez, lo enamoró.

El autor de esta comedia negra —traducida por Mariana Rodríguez— es el estadounidense Sammy Loren, quien lleva al lector por diversos rincones de la Ciudad de México: tugurios, cantinas, callejones, fiestas y círculos artísticos no siempre bienaventurados.

“Para mí es un gran honor escribir un cuento de este modo en un periódico tan popular como La Prensa. Un día, leyendo las notas rojas, vagando por la calle todo el día, me di cuenta de lo increíble que sería publicar un cuento al estilo de una serie, porque en su momento yo leí a grandes autores en este formato”, dice en entrevista Sammy Loren, quien lleva algunos años viviendo en México.

Admite que sus amigos en el país son personas de la clase alta, alejadas completamente de algunos mundos que él describe en La Mora. Sin embargo, el autor se entiende a sí mismo como un forajido al que le gusta infiltrarse en los muslos de la ciudad sin temor a los hedores o los resquicios percudidos. Ese fue uno de los motivos por los cuales le sorprendió —y le encantó— la nota roja, un género periodístico que, hace años, tenía incluso dotes literarios.

“Esto casi ya no pasa en Estados Unidos, pero en México hay mucha gente que todavía compra periódicos. Me encanta la idea de que la gente que compra La Prensa —para enterarse de las noticias o leer una nota roja— tenga la oportunidad de leer un cuento”, asegura Loren, quien también se dedica a crear campañas para políticos y grandes corporaciones.

Extranjero al fin, el universo periodístico latinoamericano le parece estrafalario. Ver a una mujer desnuda al lado de un descabezado, dice, fue una experiencia que cambió su sentido de la estética. Abrir las páginas de los diarios sensacionalistas de México para él no fue una ofensa a la moral ni a la vista. Al contrario: asegura fue un imán de sensaciones inexplicables, llenas de vida, morbo y contradicciones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Mi cuento satiriza a los fifís de la Ciudad de México. Por eso me encanta que el lector sea mi público”, apunta Loren. “La mayoría de los amigos que tengo en México son fifís: es mi mundo. Pero tuve el privilegio de conocer personas que vienen de otros mundos y ellos siempre me admitieron en sus fiestas, en sus vidas. Gente que no nació en la Condesa o en Polanco”, afirma.

Actualmente, Sammy Loren trabaja en la escritura de Cartel, Inc., una novela sobre un video artista fracasado que es secuestrado por un cartel mexicano y que es obligado a dirigir los anuncios publicitarios de la organización criminal en TikTok.

La literatura suele encontrar alternativas para manifestarse. Así ha sido siempre. ¿Cuándo fue la última vez que se publicó una novela o un cuento por entregas en un periódico? La respuesta puede remontarse a muchos años atrás. Quizá décadas. Ahí reside el valor de La Mora, un relato sensual y salvaje que se publica semanalmente en La Prensa. Cada lunes, el lector puede darse un festín de experiencias llanas y peligrosas.

La Mora es una historia tan exótica como creíble, igual que la Ciudad de México: un gringo busca por las calles de la capirucha a una mujer que lo estafó en Estados Unidos. La venganza no lo mueve: es el amor, la lujuria, el morbo por averiguar quién fue la persona que se burló de él y, a la vez, lo enamoró.

El autor de esta comedia negra —traducida por Mariana Rodríguez— es el estadounidense Sammy Loren, quien lleva al lector por diversos rincones de la Ciudad de México: tugurios, cantinas, callejones, fiestas y círculos artísticos no siempre bienaventurados.

“Para mí es un gran honor escribir un cuento de este modo en un periódico tan popular como La Prensa. Un día, leyendo las notas rojas, vagando por la calle todo el día, me di cuenta de lo increíble que sería publicar un cuento al estilo de una serie, porque en su momento yo leí a grandes autores en este formato”, dice en entrevista Sammy Loren, quien lleva algunos años viviendo en México.

Admite que sus amigos en el país son personas de la clase alta, alejadas completamente de algunos mundos que él describe en La Mora. Sin embargo, el autor se entiende a sí mismo como un forajido al que le gusta infiltrarse en los muslos de la ciudad sin temor a los hedores o los resquicios percudidos. Ese fue uno de los motivos por los cuales le sorprendió —y le encantó— la nota roja, un género periodístico que, hace años, tenía incluso dotes literarios.

“Esto casi ya no pasa en Estados Unidos, pero en México hay mucha gente que todavía compra periódicos. Me encanta la idea de que la gente que compra La Prensa —para enterarse de las noticias o leer una nota roja— tenga la oportunidad de leer un cuento”, asegura Loren, quien también se dedica a crear campañas para políticos y grandes corporaciones.

Extranjero al fin, el universo periodístico latinoamericano le parece estrafalario. Ver a una mujer desnuda al lado de un descabezado, dice, fue una experiencia que cambió su sentido de la estética. Abrir las páginas de los diarios sensacionalistas de México para él no fue una ofensa a la moral ni a la vista. Al contrario: asegura fue un imán de sensaciones inexplicables, llenas de vida, morbo y contradicciones.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“Mi cuento satiriza a los fifís de la Ciudad de México. Por eso me encanta que el lector sea mi público”, apunta Loren. “La mayoría de los amigos que tengo en México son fifís: es mi mundo. Pero tuve el privilegio de conocer personas que vienen de otros mundos y ellos siempre me admitieron en sus fiestas, en sus vidas. Gente que no nació en la Condesa o en Polanco”, afirma.

Actualmente, Sammy Loren trabaja en la escritura de Cartel, Inc., una novela sobre un video artista fracasado que es secuestrado por un cartel mexicano y que es obligado a dirigir los anuncios publicitarios de la organización criminal en TikTok.

México

Acecha narco mexicano zonas arqueológicas de Guatemala

Autoridades del país vecino dicen que los grupos criminales usan esas áreas para pistas clandestinas

CDMX

Solo identifican al 50% de los feminicidas en casos de la CDMX

En la CdMx se reportaron 313 ilícitos en los últimos 4 años y sólo solicitaron 150 órdenes de captura

Tecnología

IA captura y memoriza sonidos para sordos

Los auxiliares de audio eligen el nivel del volumen, relatan la voz de las personas y son capaces de traducir conversaciones en tiempo real, dice el director de Audioclinic

Elecciones 2024

Por miedo, 16 candidatos de Guerrero se retiran de contienda electoral

Al menos 16 aspirantes decidieron dejar su campaña por temor o amenazas del crimen

Mundo

Han huido 600 mil palestinos de Rafah

EU comienza a entregar ayuda a través de su muelle artificial; no es suficiente, advierte la ONU

CDMX

Detienen a Kevin "N", hijo de "El Ojos", uno de los líderes del cártel de Tláhuac

Kevin y su cómplice eran buscados por autoridades de la capital por los delitos de secuestro, extorsión, cobro de piso y demás delitos