/ viernes 8 de noviembre de 2019

La retórica del new politician de la 4T

Al parecer, a la clase política dominante le falta preparación, experiencia, cultura y, sobre todo, tolerancia por lo que, ante la falta de argumentos para sostener sus ideas, aplican la descalificación del adversario

A principios de este año, el periódico español El País publicó un artículo titulado El lenguaje de la política degenera hacia la simpleza (26 de febrero, 2019), que refería a un estudio sobre cómo es más frecuente que los políticos tengan como eje de sus discursos a personas y acciones, en lugar de ideas y conceptos. Del pensamiento analítico se ha pasado a la emoción; es un fenómeno global.

En México, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador y su partidoMorena al poder, también cambió el lenguaje de la clase política, conformada en su mayoría por rostros desconocidos que saltaron de ser líderes seccionales a un cargo de alta responsabilidad en el servicio público o a una curul.

En su libro La Seducción de las Palabras, Álex Grijelmo explica que “las palabras arraigan en la inteligencia y crecen con ella, pero traen la semilla de una herencia cultural que trasciende al individuo” (2000: 13)

Foto: El Sol de San Luis

Paco Ignacio Taibo II inauguró el 28 de noviembre de 2018 la retórica del new politician del morenista, al celebrar que en el Congreso eliminarían el candado legal que le impedía convertirse en el director del Fondo de Cultura Económica: "se las metimos doblada”, soltó.

Hoy este argumento podría convencer a más de uno en la oposición y en algunos sectores de votantes frente a decisiones como la cancelación del nuevo aeropuerto internacional de México en Texcoco, el crecimiento de la tasa de desempleo, el desabasto de medicinas, la desaceleración económica o la liberación del Ovidio Guzmán, el hijo de Joaquín El Chapo, en un operativo fallido y precipitado que ponía en riesgo la vida de al menos 200 civiles, y que hasta el día de hoy el Ejecutivo defiende.

QUE TODOS ENTIENDAN

La retórica busca persuadir o disuadir, convencer, Invita a la deliberación. Pero, la Cuarta Transformación apuesta a denostar. El presidente Andrés Manuel López Obrador diseña desde la mañanera el nuevo glosario político: fuchi, guácala, potentados, fifís, ternuritas, entre otras.

La excoordinadora de campaña de Andrés Manuel López Obrador, Tatiana Clouthier defendió el viraje discursivo.

“Parte de lo que llevó a López Obrador a conectar con la gente tiene que ver con usar un lenguaje cotidiano, que la gente entiende, y en donde puede estar o no de acuerdo contigo, pero sabe lo que quieres decir, eso es una ventaja”, sostuvo.

Y lamentó que haya un grupo de la población que “quiere seguir jugando al lenguaje no entendible” para sentirse superior al resto de los mexicanos.

Atrás quedaron las intervenciones en tribuna de los panistas Javier Corral o Juan de Dios Castro. Hoy los discursos en tribuna de los experredistas Pablo Gómez y Porfirio Muñoz Ledo se ven eclipsados por arañazos y amenazas de golpes, como cuando la morenista Irma Juan Carlos, en el marco de las discusiones del Presupuesto de Egresos 2019, amenazó a la panista Ana Paola López con golpearla ante la falta de argumentos para defender su punto de vista. “Esta quiere su chinga”, escribió en un chat de diputados.

La morenista Irma Juan Carlos, presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas Crédito: Enfoque Mazateco.tv

Porfirio Muñoz Ledo, uno de los políticos más reconocidos por su nivel deliberativo, quien era presidente de la mesa directiva de San Lázaro y presenció esta escena, dibujó un gesto adusto para reservar su opinión sobre esta pobreza de lenguaje: “de eso es preferible no hablar”.

Su compañera de bancada, Tatiana Clouthier, y la escritora Elena Poniatowska defienden lo que para Muñoz Ledo es indefendible.

“La sociedad ha estado cansada de usar un lenguaje políticamente correcto porque el lenguaje al que nos acostumbró el PRI es hablar cosas que no son las cosas que quieres decir, sino decir algo para ver quién te entiende o usar un lenguaje muy elevado para que nadie te entienda y entonces sentir que dijiste mucho”, defendió Clouthier.

Elenita, como todos le dicen de cariño, apuntó que ella no cree “en lo rebuscado porque siempre oculta algo”. Y respaldó la nueva retórica al lamentar que los medios de comunicación crucifiquen a López Obrador por utilizar términos que se usan en la sala de la casa, como fuchi.“Hay una naturalidad en sus palabras (…) los periodistas no están acostumbrados a eso”, dijo en breve entrevista durante la entrega de la medalla Belisario Domínguez en el Senado.

Foto: Cuartoscuro

El 5 de septiembre pasado, el subdelegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Michoacán, José Manuel Mireles, calificó de "pirujas" a las concubinas de los derechohabientes,aunque luego se disculpó a petición de Andrés Manuel López Obrador.

Al respecto, el diputado Pablo Gómez reconoció que el lenguaje retrata la cultura del país.

“Es el machismo ancestral que traemos, es claro que hay que borrar eso del mapa”, opinó en una frase cortante para evitar profundizar sobre el tema.

Bernardino Esparza, investigador en derecho por la Universidad La Salle, comentó que el lenguaje de la Cuarta Transformación es denostativo porque carece de argumentación para persuadir o disuadir.

“Ellos han carecido de argumentos y ante la falta de palabras para sostener sus ideas, aplican degradarte o menoscabarte; eso no se puede permitir en los debates”, explicó.

Comentó que esto es muestra de que a los nuevos políticos les falta preparación, experiencia, cultura y, sobre todo, tolerancia. Y recordó que deberían estudiar la Constitución porque ésta deja claro que ninguna persona puede ser denostada por respeto a derechos humanos.

A principios de este año, el periódico español El País publicó un artículo titulado El lenguaje de la política degenera hacia la simpleza (26 de febrero, 2019), que refería a un estudio sobre cómo es más frecuente que los políticos tengan como eje de sus discursos a personas y acciones, en lugar de ideas y conceptos. Del pensamiento analítico se ha pasado a la emoción; es un fenómeno global.

En México, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador y su partidoMorena al poder, también cambió el lenguaje de la clase política, conformada en su mayoría por rostros desconocidos que saltaron de ser líderes seccionales a un cargo de alta responsabilidad en el servicio público o a una curul.

En su libro La Seducción de las Palabras, Álex Grijelmo explica que “las palabras arraigan en la inteligencia y crecen con ella, pero traen la semilla de una herencia cultural que trasciende al individuo” (2000: 13)

Foto: El Sol de San Luis

Paco Ignacio Taibo II inauguró el 28 de noviembre de 2018 la retórica del new politician del morenista, al celebrar que en el Congreso eliminarían el candado legal que le impedía convertirse en el director del Fondo de Cultura Económica: "se las metimos doblada”, soltó.

Hoy este argumento podría convencer a más de uno en la oposición y en algunos sectores de votantes frente a decisiones como la cancelación del nuevo aeropuerto internacional de México en Texcoco, el crecimiento de la tasa de desempleo, el desabasto de medicinas, la desaceleración económica o la liberación del Ovidio Guzmán, el hijo de Joaquín El Chapo, en un operativo fallido y precipitado que ponía en riesgo la vida de al menos 200 civiles, y que hasta el día de hoy el Ejecutivo defiende.

QUE TODOS ENTIENDAN

La retórica busca persuadir o disuadir, convencer, Invita a la deliberación. Pero, la Cuarta Transformación apuesta a denostar. El presidente Andrés Manuel López Obrador diseña desde la mañanera el nuevo glosario político: fuchi, guácala, potentados, fifís, ternuritas, entre otras.

La excoordinadora de campaña de Andrés Manuel López Obrador, Tatiana Clouthier defendió el viraje discursivo.

“Parte de lo que llevó a López Obrador a conectar con la gente tiene que ver con usar un lenguaje cotidiano, que la gente entiende, y en donde puede estar o no de acuerdo contigo, pero sabe lo que quieres decir, eso es una ventaja”, sostuvo.

Y lamentó que haya un grupo de la población que “quiere seguir jugando al lenguaje no entendible” para sentirse superior al resto de los mexicanos.

Atrás quedaron las intervenciones en tribuna de los panistas Javier Corral o Juan de Dios Castro. Hoy los discursos en tribuna de los experredistas Pablo Gómez y Porfirio Muñoz Ledo se ven eclipsados por arañazos y amenazas de golpes, como cuando la morenista Irma Juan Carlos, en el marco de las discusiones del Presupuesto de Egresos 2019, amenazó a la panista Ana Paola López con golpearla ante la falta de argumentos para defender su punto de vista. “Esta quiere su chinga”, escribió en un chat de diputados.

La morenista Irma Juan Carlos, presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas Crédito: Enfoque Mazateco.tv

Porfirio Muñoz Ledo, uno de los políticos más reconocidos por su nivel deliberativo, quien era presidente de la mesa directiva de San Lázaro y presenció esta escena, dibujó un gesto adusto para reservar su opinión sobre esta pobreza de lenguaje: “de eso es preferible no hablar”.

Su compañera de bancada, Tatiana Clouthier, y la escritora Elena Poniatowska defienden lo que para Muñoz Ledo es indefendible.

“La sociedad ha estado cansada de usar un lenguaje políticamente correcto porque el lenguaje al que nos acostumbró el PRI es hablar cosas que no son las cosas que quieres decir, sino decir algo para ver quién te entiende o usar un lenguaje muy elevado para que nadie te entienda y entonces sentir que dijiste mucho”, defendió Clouthier.

Elenita, como todos le dicen de cariño, apuntó que ella no cree “en lo rebuscado porque siempre oculta algo”. Y respaldó la nueva retórica al lamentar que los medios de comunicación crucifiquen a López Obrador por utilizar términos que se usan en la sala de la casa, como fuchi.“Hay una naturalidad en sus palabras (…) los periodistas no están acostumbrados a eso”, dijo en breve entrevista durante la entrega de la medalla Belisario Domínguez en el Senado.

Foto: Cuartoscuro

El 5 de septiembre pasado, el subdelegado del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en Michoacán, José Manuel Mireles, calificó de "pirujas" a las concubinas de los derechohabientes,aunque luego se disculpó a petición de Andrés Manuel López Obrador.

Al respecto, el diputado Pablo Gómez reconoció que el lenguaje retrata la cultura del país.

“Es el machismo ancestral que traemos, es claro que hay que borrar eso del mapa”, opinó en una frase cortante para evitar profundizar sobre el tema.

Bernardino Esparza, investigador en derecho por la Universidad La Salle, comentó que el lenguaje de la Cuarta Transformación es denostativo porque carece de argumentación para persuadir o disuadir.

“Ellos han carecido de argumentos y ante la falta de palabras para sostener sus ideas, aplican degradarte o menoscabarte; eso no se puede permitir en los debates”, explicó.

Comentó que esto es muestra de que a los nuevos políticos les falta preparación, experiencia, cultura y, sobre todo, tolerancia. Y recordó que deberían estudiar la Constitución porque ésta deja claro que ninguna persona puede ser denostada por respeto a derechos humanos.

Política

No hay fecha para mudar la SEP a Puebla: Moctezuma

Moctezuma Barragán afirmó que la SEP despacharía en Puebla desde el 1 de enero de 2018, situación que no se ha logrado

Sociedad

Equipo de García Luna sigue en operación: Hernández

La periodista Anabel Hernández criticó que Calderón, pese a los documentos publicados en reportajes, nunca dio vista a la Secretaría de la Función Pública

Sociedad

Solicitan apoyo federal por violencia de género en la UNAM

Académicas consideran que es necesario un llamado serio que garantice espacios seguros para las mujeres

Finanzas

Disruptores | Zubale: Un soldado en cada consumidor

Allison Campbell y Sebastián Monrroy crearon una plataforma que conecta a marcas con personas comunes y corrientes dispuestas a hacer trabajo de promoción en supermercados

Sociedad

Solicitan apoyo federal por violencia de género en la UNAM

Académicas consideran que es necesario un llamado serio que garantice espacios seguros para las mujeres

Mundo

En el mundo, hay 250 periodistas presos por su trabajo

De los detenidos, 98% son profesionales locales que cubren su país; cifra, cerca de máximos históricos

Sociedad

Equipo de García Luna sigue en operación: Hernández

La periodista Anabel Hernández criticó que Calderón, pese a los documentos publicados en reportajes, nunca dio vista a la Secretaría de la Función Pública

CDMX

Fiscalía será ajena a las luchas políticas: Godoy

Anunció que su tarea inmediata para 2020 es presentar el Plan de Persecución Criminal

Sociedad

García Luna, símbolo del régimen corrupto

UIF congela cuentas del exfuncionario y la FGR dará detalles de la carpeta de investigación