/ martes 16 de abril de 2019

Las piezas que se salvaron y las que consumió el "infierno" en Notre Dame

La catedral de Notre Dame de París, devastada por un violento incendio durante más de doce horas, está en pie pero herida

La catedral de Notre Dame de París, devastada por un violento incendio durante más de doce horas, está en pie pero herida.

Además de los daños en su estructura, a continuación se presenta un balance de los tesoros que están a salvo o se perdieron, mientras se sigue realizando un exhaustivo inventario.

PERDIDOS:

La aguja de la catedral, símbolo emblemático del monumento a 93 metros de altura, agregado por el arquitecto Eugène Viollet-Leduc en 1859-1860 se derrumbó el lunes poco antes de las 20H00.

Foto: AFP

DAÑADOS:

Gran parte de la armadura del tejado quedó destruida y el techo interior dañado.

Una parte de la bóveda se desplomó, según Gabriel Plus, portavoz de los bomberos de París. Pero el ministro de Cultura, Franck Riester, estimó el martes en la tarde que la bóveda debería "a priori mantenerse".

Foto: EFE

El gran órgano del siglo XV, cinco teclados, 109 teclas y casi 8 mil tubos, está a salvo, aún cuando su estructura sufrió al quedar cubierta de escombros, polvo y agua.

El órgano pequeño, que se encontraba bajo la aguja resultó fuertemente dañado por el fuego, según uno de los tres organistas titulares de la catedral, Philippe Lefèvre, que toca desde hace 35 años en Notre Dame.

Foto: Reuters

Aunque en un principio se daba por perdido, el gallo de cobre que decoraba la aguja de la catedral que cayó tras el incendio fue hallado por un grupo de restauradores de monumentos, anunció el presidente de la Federación Inmobiliaria Francesa, Jacques Chanut.

En su interior, el gallo tenía las reliquias de Santa Genoveva y San Denis, así como un fragmento de la corona de espinas de Cristo, que supuestamente protegía a los parisinos.

Sin embargo, la figura apareció dañada y se desconoce si las reliquias están a salvo.


RESCATADOS:

Los dos torres se mantuvieron en pie, los cuales albergan las cuatro campanas de la catedral, que evitaron la caída irremediable de toneladas de bronce, incluida la famosa campana mayor, que por sí sola pesa 13 toneladas.

Las reliquias de las cuales la más preciada es la Santa Corona de espinas puesta, según la creencia católica, sobre la cabeza de Jesús poco antes de su crucifixión. Ésta se compone de un "círculo de juncos unidos en manojos y agarrados por hilos de oro, de un diámetro de 21 centímetros, sobre el cual se encuentran las espinas", según explica el sitio de la catedral.

Otras dos reliquias, un pedazo de la Cruz y un clavo de la Pasión, fueron rescatadas al igual que la Túnica de San Luis.

Foto: AFP

Todas las obras de arte conservadas en la parte del "tesoro" de la catedral, incluida una obra maestra de Jean Jouvenet (1716) del siglo XVIII y vestigio del coro barroco de la catedral.

La Piedad monumental del escultor Nicolas Coustou ubicada detrás del altar: esta Virgen llorona, que recibe sobre sus rodillas el cuerpo de Cristo, encargada por Luis XIV según el deseo de su padre, Luis XIII, y realizada entre 1712 y 1728.

Foto: EFE

Las dieciséis estatuas de los doce apóstoles y cuatro evangelistas monumentales, que adornaban el techo: acababan de llegar a Périgueux (suroeste) para ser restauradas. Fueron instaladas durante la reconstrucción de la aguja, por Viollet-le-Duc.

Los tres rosetones de Notre Dame de París, vitrales que representan las flores del paraíso, se construyeron en el siglo XIII y se renovaron en numerosas ocasiones. Los rosetones norte y sur, los más grandes, tienen 13 metros de diámetro.

Foto: Reuters

La catedral de Notre Dame de París, devastada por un violento incendio durante más de doce horas, está en pie pero herida.

Además de los daños en su estructura, a continuación se presenta un balance de los tesoros que están a salvo o se perdieron, mientras se sigue realizando un exhaustivo inventario.

PERDIDOS:

La aguja de la catedral, símbolo emblemático del monumento a 93 metros de altura, agregado por el arquitecto Eugène Viollet-Leduc en 1859-1860 se derrumbó el lunes poco antes de las 20H00.

Foto: AFP

DAÑADOS:

Gran parte de la armadura del tejado quedó destruida y el techo interior dañado.

Una parte de la bóveda se desplomó, según Gabriel Plus, portavoz de los bomberos de París. Pero el ministro de Cultura, Franck Riester, estimó el martes en la tarde que la bóveda debería "a priori mantenerse".

Foto: EFE

El gran órgano del siglo XV, cinco teclados, 109 teclas y casi 8 mil tubos, está a salvo, aún cuando su estructura sufrió al quedar cubierta de escombros, polvo y agua.

El órgano pequeño, que se encontraba bajo la aguja resultó fuertemente dañado por el fuego, según uno de los tres organistas titulares de la catedral, Philippe Lefèvre, que toca desde hace 35 años en Notre Dame.

Foto: Reuters

Aunque en un principio se daba por perdido, el gallo de cobre que decoraba la aguja de la catedral que cayó tras el incendio fue hallado por un grupo de restauradores de monumentos, anunció el presidente de la Federación Inmobiliaria Francesa, Jacques Chanut.

En su interior, el gallo tenía las reliquias de Santa Genoveva y San Denis, así como un fragmento de la corona de espinas de Cristo, que supuestamente protegía a los parisinos.

Sin embargo, la figura apareció dañada y se desconoce si las reliquias están a salvo.


RESCATADOS:

Los dos torres se mantuvieron en pie, los cuales albergan las cuatro campanas de la catedral, que evitaron la caída irremediable de toneladas de bronce, incluida la famosa campana mayor, que por sí sola pesa 13 toneladas.

Las reliquias de las cuales la más preciada es la Santa Corona de espinas puesta, según la creencia católica, sobre la cabeza de Jesús poco antes de su crucifixión. Ésta se compone de un "círculo de juncos unidos en manojos y agarrados por hilos de oro, de un diámetro de 21 centímetros, sobre el cual se encuentran las espinas", según explica el sitio de la catedral.

Otras dos reliquias, un pedazo de la Cruz y un clavo de la Pasión, fueron rescatadas al igual que la Túnica de San Luis.

Foto: AFP

Todas las obras de arte conservadas en la parte del "tesoro" de la catedral, incluida una obra maestra de Jean Jouvenet (1716) del siglo XVIII y vestigio del coro barroco de la catedral.

La Piedad monumental del escultor Nicolas Coustou ubicada detrás del altar: esta Virgen llorona, que recibe sobre sus rodillas el cuerpo de Cristo, encargada por Luis XIV según el deseo de su padre, Luis XIII, y realizada entre 1712 y 1728.

Foto: EFE

Las dieciséis estatuas de los doce apóstoles y cuatro evangelistas monumentales, que adornaban el techo: acababan de llegar a Périgueux (suroeste) para ser restauradas. Fueron instaladas durante la reconstrucción de la aguja, por Viollet-le-Duc.

Los tres rosetones de Notre Dame de París, vitrales que representan las flores del paraíso, se construyeron en el siglo XIII y se renovaron en numerosas ocasiones. Los rosetones norte y sur, los más grandes, tienen 13 metros de diámetro.

Foto: Reuters

Sociedad

Culiacán se convirtió en pueblo fantasma

Las calles de la capital sinaloense lucieron solas tras la violencia del jueves; pocos salieron a trabajar

Sociedad

Indios son víctimas de trata en México

Las bandas cobran hasta 75 mil dólares por migrante por trasladar a las personas del país asiático hasta EU

Mundo

Violentas protestas en Barcelona deja 182 heridos

La intensidad de los disturbios hizo que por vez primera en la ciudad se desplegara una tanqueta de agua de la policía

Sociedad

Reportan fuga de gas LP en Tepeaca, Puebla

Autoridades aseguran que no se pone en riesgo los habitantes de zonas aledañas

Mundo

Violentas protestas en Barcelona deja 182 heridos

La intensidad de los disturbios hizo que por vez primera en la ciudad se desplegara una tanqueta de agua de la policía

Automotriz

Infiniti un top de lujo

La marca japonesa posee una gran oferta en el concurrido mercado de SUV

Automotriz

Suzuki S-Cross, un compacto versátil

El crossover de la firma japonesa sorprende por su manejo eficiente, seguridad y tecnología

Automotriz

Ford Escape 2020, escapa de la rutina

Ofrece un mejor desempeño y dinamismo gracias al motor, la reducción de peso y la aerodinámica mejorada