/ martes 6 de febrero de 2024

Le hacen justicia a Little Richard, el “inventor” del rock and roll

Un documental de Lisa Cortés busca darle su lugar al que muchos consideran el pionero de dicho estilo musical

Su raza, orientación sexual y personalidad extravagante impidieron que Little Richard, uno de los pioneros del rock and roll, obtuviera en vida el reconocimiento que merecía, según el documental Little Richard: I am everything, dirigido por Lisa Cortés.

La película, que se estrenará en distintas salas de cine, dependiendo del país, fue una de las 15 preseleccionadas al Óscar a mejor documental, aunque finalmente no resultó una de las cinco nominadas a los premios que se entregarán en Hollywood el 10 de marzo.

"La gente que ha estado analizando los orígenes del rock and roll y que puso a Elvis en el trono creo que simplemente no profundizaron lo suficiente, estaban cegados por su propia perspectiva y no tuvieron en cuenta los hechos históricos", dijo la cineasta estadounidense de origen latino.

Mi música derribó los muros de la segregación

Little Richard, músico

Cortés analiza la influencia del cantante, compositor y pianista estadounidense en la música, pero también en la moda y la cultura popular como uno de los primeros ídolos adolescentes, a través de testimonios de John Waters, Tom Jones, Mick Jagger, Paul McCartney o Nile Rodgers (Chic), entre otros.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre bandas de culto

"Él fue el primero en salir maquillado, arrancarse la camiseta y jugar con las normas de género", destaca.


Para la directora, una de las productoras de la oscarizada Precious (2009) y autora también del documental All in the fight for democracy (2020), era importante contar con esos testimonios como prueba de lo "diferente, importante y revolucionario" que fue Little Richard.

"Mucha gente desconoce por ejemplo la relación que tuvieron los Rolling Stones en sus inicios con él", dice en referencia a la época en que la banda británica teloneó al autor de canciones como 'Tutti frutti' y 'Long Tall Sally'.

En el documental, Jagger cuenta que aprendió de él a comportarse como una estrella en el escenario y a interactuar con el público; el cineasta y pionero del kitsch John Waters asegura que Little Richard le inspiró como artista rebelde y que el característico bigote fino que luce es un homenaje a él.

La cinta analiza la influencia del artista, a través de testimonios de John Waters, Tom Jones, Nile Rodgers, Mick Jagger y Paul McCartney, entre otros

Nacido en 1935 en Macon, Georgia, al sur de Estados Unidos, el documental recorre los momentos más significativos de la vida de Richard, marcados por una firme educación religiosa que entraba en conflicto con sus tendencias sexuales -podía salir de una orgía para irse a leer la Biblia, según uno de los testimonios de su entorno- y por el rechazo paterno, un pastor adventista que le echó de casa cuando supo que era gay.

Richard Wayne, como era su verdadero nombre, se dedicó durante años a liberar sus pasiones reprimidas y a cantar por la calle, hasta que un matrimonio que regentaba un club le acogió. Allí vio actuar a Sister Rosetta Tharpe, cantante de gospel y guitarrista, que lo sacó al escenario por primera vez.

Cortés aprovecha esa influencia para reivindicar también a Tharpe como figura "fundacional" de la música popular estadounidense, y quien tampoco ha sido debidamente reivindicada.

En sus comienzos, Little Richard actuaba travestido, con el nombre Princess Lavone, en locales de ambiente 'queer', tolerados aunque ilegales, en plena época de segregación racial, hasta que grabó su primer demo en 1955 y consiguió ser contratado por Specialty Records.

Como herencia de esos inicios con letras más que subidas de tono, el propio músico cuenta que al principio la mítica 'Tutti frutti' era una canción que hablaba de sexo anal, pero que la discográfica le pidió cambiar la letra y así nació uno de los estribillos más famosos del rock, "auamba buluba balambambú".

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Cortés sostiene que a los americanos blancos no les gustaba ver cómo sus hijos adolescentes -un concepto que nació entonces tal y como lo entendemos ahora- enloquecían con la música hecha por afroamericanos y de carácter sensual y sexual, por lo que se inventaron a figuras "aceptables" como Elvis o Pat Boone, quienes también cantaron canciones de Little Richard.

"Mi música derribó los muros de la segregación", dice un Little Richard a quien le tocó entregar varios premios a otros colegas antes de lograr el reconocimiento para sí mismo. Pero no tenía problema en aprovechar ese altavoz para reivindicarse él mismo como "arquitecto" e "inventor" del rock and roll.



Su raza, orientación sexual y personalidad extravagante impidieron que Little Richard, uno de los pioneros del rock and roll, obtuviera en vida el reconocimiento que merecía, según el documental Little Richard: I am everything, dirigido por Lisa Cortés.

La película, que se estrenará en distintas salas de cine, dependiendo del país, fue una de las 15 preseleccionadas al Óscar a mejor documental, aunque finalmente no resultó una de las cinco nominadas a los premios que se entregarán en Hollywood el 10 de marzo.

"La gente que ha estado analizando los orígenes del rock and roll y que puso a Elvis en el trono creo que simplemente no profundizaron lo suficiente, estaban cegados por su propia perspectiva y no tuvieron en cuenta los hechos históricos", dijo la cineasta estadounidense de origen latino.

Mi música derribó los muros de la segregación

Little Richard, músico

Cortés analiza la influencia del cantante, compositor y pianista estadounidense en la música, pero también en la moda y la cultura popular como uno de los primeros ídolos adolescentes, a través de testimonios de John Waters, Tom Jones, Mick Jagger, Paul McCartney o Nile Rodgers (Chic), entre otros.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes sobre bandas de culto

"Él fue el primero en salir maquillado, arrancarse la camiseta y jugar con las normas de género", destaca.


Para la directora, una de las productoras de la oscarizada Precious (2009) y autora también del documental All in the fight for democracy (2020), era importante contar con esos testimonios como prueba de lo "diferente, importante y revolucionario" que fue Little Richard.

"Mucha gente desconoce por ejemplo la relación que tuvieron los Rolling Stones en sus inicios con él", dice en referencia a la época en que la banda británica teloneó al autor de canciones como 'Tutti frutti' y 'Long Tall Sally'.

En el documental, Jagger cuenta que aprendió de él a comportarse como una estrella en el escenario y a interactuar con el público; el cineasta y pionero del kitsch John Waters asegura que Little Richard le inspiró como artista rebelde y que el característico bigote fino que luce es un homenaje a él.

La cinta analiza la influencia del artista, a través de testimonios de John Waters, Tom Jones, Nile Rodgers, Mick Jagger y Paul McCartney, entre otros

Nacido en 1935 en Macon, Georgia, al sur de Estados Unidos, el documental recorre los momentos más significativos de la vida de Richard, marcados por una firme educación religiosa que entraba en conflicto con sus tendencias sexuales -podía salir de una orgía para irse a leer la Biblia, según uno de los testimonios de su entorno- y por el rechazo paterno, un pastor adventista que le echó de casa cuando supo que era gay.

Richard Wayne, como era su verdadero nombre, se dedicó durante años a liberar sus pasiones reprimidas y a cantar por la calle, hasta que un matrimonio que regentaba un club le acogió. Allí vio actuar a Sister Rosetta Tharpe, cantante de gospel y guitarrista, que lo sacó al escenario por primera vez.

Cortés aprovecha esa influencia para reivindicar también a Tharpe como figura "fundacional" de la música popular estadounidense, y quien tampoco ha sido debidamente reivindicada.

En sus comienzos, Little Richard actuaba travestido, con el nombre Princess Lavone, en locales de ambiente 'queer', tolerados aunque ilegales, en plena época de segregación racial, hasta que grabó su primer demo en 1955 y consiguió ser contratado por Specialty Records.

Como herencia de esos inicios con letras más que subidas de tono, el propio músico cuenta que al principio la mítica 'Tutti frutti' era una canción que hablaba de sexo anal, pero que la discográfica le pidió cambiar la letra y así nació uno de los estribillos más famosos del rock, "auamba buluba balambambú".

Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Cortés sostiene que a los americanos blancos no les gustaba ver cómo sus hijos adolescentes -un concepto que nació entonces tal y como lo entendemos ahora- enloquecían con la música hecha por afroamericanos y de carácter sensual y sexual, por lo que se inventaron a figuras "aceptables" como Elvis o Pat Boone, quienes también cantaron canciones de Little Richard.

"Mi música derribó los muros de la segregación", dice un Little Richard a quien le tocó entregar varios premios a otros colegas antes de lograr el reconocimiento para sí mismo. Pero no tenía problema en aprovechar ese altavoz para reivindicarse él mismo como "arquitecto" e "inventor" del rock and roll.



CDMX

Le llueve por dentro a la mitad de la Línea 3

El Metro tapa goteras en andenes con trozos de lámina; suman 60 parches en 10 de sus 21 estaciones

México

Publican en el DOF reformas a leyes de Amparo y Amnistía

Tras un mes de que dichas reformas se aprobaron en el Senado de la República, será este sábado cuando entren en vigor.

Política

“Siempre se juzgan más los liderazgos femeninos”: Manpower

Mónica Flores, presidenta de ManpowerGroup, destaca llegada de Claudia Sheinbaum

CDMX

Colectivos exigen búsqueda de cuerpos en otro predio del Ajusco

Colectivos hallan cadáver y piden tareas de rastreo para descartar presencia de más cuerpos en la zona

Tecnología

¿Apple revivirá ventas de Iphone con IA?

La incorporación del chatGPT a los dispositivos solo será efectivo a partir de la serie 15 Pro y Max, lo cual puede desincentivar a nuevos clientes, según analistas

Mundo

Cierran la cumbre G7 con la mira puesta en China

Presentan acuerdo final con un llamado al cese al fuego en Gaza, la defensa a Kiev y evaden el tema del aborto