/ sábado 20 de junio de 2020

Carlos Ruiz Zafón nunca quiso ser popular

Zafón falleció ayer a causa del cáncer que padecía, informó Editorial Planeta

Vender 20 millones de libros en un mundo que cada vez lee menos debiera ser considerado una proeza. Sin embargo, reducir el legado de Carlos Ruiz Zafón —fallecido ayer a los 55 años en Los Ángeles— a un número comercial sería injusto para alguien que decidió mantenerse alejado del aristocrático mundo literario.Ruiz Zafón es el escritor español más exitoso en ventas desde los años ochenta. Un auténtico fenómeno editorial que llevó su novela La sombra del viento a las librerías de todo el mundo, donde se vendieron más de 10 millones de ejemplares, de acuerdo con datos de la Feria Internacional del Libro de Madrid.

Editorial Planeta informó de su deceso, a consecuencia de un cáncer que padecía. "Hoy es un día muy triste para todo el equipo de Planeta que le conoció y trabajó con él durante veinte años, en los que se ha forjado una amistad que trasciende lo profesional", señaló la editorial y agregó que con su fallecimiento, la literatura mundial pierdes a "uno de los mejores novelistas contemporáneos".

Su condición de best-seller lo hizo estar en boca no sólo de la industria editorial, sino de muchos segmentos a los que sólo tienen acceso aquellos autores que se venden como pan caliente. La literatura juvenil fue el terreno en el que sintió más cómodo y eso, de algún modo, lo volvió un rockstar muy sui generis: pese a su popularidad, Ruiz Zafón prefería no aparecer en público. No le gustaba convivir con otros escritores y evitaba el contacto con la crítica. Sus declaraciones a la prensa eran pocas, pero incendiarias. En 2008, soltó la siguiente bomba a El País: "El supuesto mundillo literario es 1% literario y 99% mundillo. La literatura se ha convertido en un gueto de mediocridad, de aburrimiento, de pretensión y de pose".

Aquella declaración alzó la ceja de muchos autores españoles. Ruiz Zafón claramente despreciaba a la literatura de pipa y guante, esa que organiza cenas en el Teatro Real de Madrid. Nunca fue un escritor ni un opinador, porque lo suyo, decía, sólo era fabricar historias de ficción y buenos personajes. De hecho, tanta era su incredulidad en el mundo literario que sostenía que los verdaderos narradores del siglo XXI estaban en el cine y en la televisión.

Los críticos argumentaban que Ruiz Zafón era sólo un fenómeno comercial. Alegaron que, cuando él era joven, había sido el director creativo de varias agencias de comunicación en Barcelona. Algo a lo que el catalán nunca hizo mucho caso. Su interés sólo era escribir y asistir a ferias para convivir con sus lectores, a quienes nunca subestimó intelectualmente: "Los lectores están muy por delante del comentario oficial de la crítica, ese búnker de los años 70 que se ha quedado clavado y al que la gente le ha pasado por encima. Cualquier lector tiene ahora una cultura cinematográfica, televisiva, del cómic o de la fotografía", dijo hace casi 12 años.

Planeta, la editorial que publicó la mayoría de sus libros, lo considera "el escritor español más leído en todo el mundo después de Cervantes" y lo avaló como "uno de los autores más reconocidos de la literatura contemporánea". Sus obras fueron traducidas a más de 50 idiomas y en su palmarés destacan galardones como el Premio Edebé (1993), el Premio Booksense (2005), el Nielsen Golden Book Award (2006) y el Livre de Poche (2006).

Pero quien más lo admiró fue el escritor estadounidense Stephen King, quien en 2001, cuando salió a la venta La sombra del viento, comentó: "Si alguien pensaba que la auténtica novela gótica había muerto en el XIX, este libro le hará cambiar de idea. Una novela llena de esplendor y de trampas secretas donde hasta las subtramas tienen subtramas. En manos de Zafón, cada escena parece salida de uno de los primeros films de Orson Welles. Hay que ser un romántico de verdad para llegar a apreciar todo su valor, pero si uno lo es entonces es una lectura deslumbrante".

Ruiz Zafón publicó en 1993 su primera novela, El príncipe de la niebla, que ganó el Premio Edebé de Literatura Juvenil, con la cual abrió su Trilogía de la niebla, que completaría con El palacio de la medianoche y Las luces de septiembre. Desde 1994 radicaba en Los Ángeles y La sombra del viento (2001), que se convirtió en un fenómeno editorial: traducida a más de 40 idiomas, publicada en 50 países, fue su primera entrega para adultos.

Ambientada en una Barcelona gótica y en un imaginario Cementerio de los Libros Olvidados, la novela se convirtió en una tetralogía con la publicación de El juego del ángel (2008), El prisionero del cielo (2011) y El laberinto de los espíritus (2016), títulos que en conjunto son uno de los grandes fenómenos de las letras contemporáneas a nivel mundial.

Vender 20 millones de libros en un mundo que cada vez lee menos debiera ser considerado una proeza. Sin embargo, reducir el legado de Carlos Ruiz Zafón —fallecido ayer a los 55 años en Los Ángeles— a un número comercial sería injusto para alguien que decidió mantenerse alejado del aristocrático mundo literario.Ruiz Zafón es el escritor español más exitoso en ventas desde los años ochenta. Un auténtico fenómeno editorial que llevó su novela La sombra del viento a las librerías de todo el mundo, donde se vendieron más de 10 millones de ejemplares, de acuerdo con datos de la Feria Internacional del Libro de Madrid.

Editorial Planeta informó de su deceso, a consecuencia de un cáncer que padecía. "Hoy es un día muy triste para todo el equipo de Planeta que le conoció y trabajó con él durante veinte años, en los que se ha forjado una amistad que trasciende lo profesional", señaló la editorial y agregó que con su fallecimiento, la literatura mundial pierdes a "uno de los mejores novelistas contemporáneos".

Su condición de best-seller lo hizo estar en boca no sólo de la industria editorial, sino de muchos segmentos a los que sólo tienen acceso aquellos autores que se venden como pan caliente. La literatura juvenil fue el terreno en el que sintió más cómodo y eso, de algún modo, lo volvió un rockstar muy sui generis: pese a su popularidad, Ruiz Zafón prefería no aparecer en público. No le gustaba convivir con otros escritores y evitaba el contacto con la crítica. Sus declaraciones a la prensa eran pocas, pero incendiarias. En 2008, soltó la siguiente bomba a El País: "El supuesto mundillo literario es 1% literario y 99% mundillo. La literatura se ha convertido en un gueto de mediocridad, de aburrimiento, de pretensión y de pose".

Aquella declaración alzó la ceja de muchos autores españoles. Ruiz Zafón claramente despreciaba a la literatura de pipa y guante, esa que organiza cenas en el Teatro Real de Madrid. Nunca fue un escritor ni un opinador, porque lo suyo, decía, sólo era fabricar historias de ficción y buenos personajes. De hecho, tanta era su incredulidad en el mundo literario que sostenía que los verdaderos narradores del siglo XXI estaban en el cine y en la televisión.

Los críticos argumentaban que Ruiz Zafón era sólo un fenómeno comercial. Alegaron que, cuando él era joven, había sido el director creativo de varias agencias de comunicación en Barcelona. Algo a lo que el catalán nunca hizo mucho caso. Su interés sólo era escribir y asistir a ferias para convivir con sus lectores, a quienes nunca subestimó intelectualmente: "Los lectores están muy por delante del comentario oficial de la crítica, ese búnker de los años 70 que se ha quedado clavado y al que la gente le ha pasado por encima. Cualquier lector tiene ahora una cultura cinematográfica, televisiva, del cómic o de la fotografía", dijo hace casi 12 años.

Planeta, la editorial que publicó la mayoría de sus libros, lo considera "el escritor español más leído en todo el mundo después de Cervantes" y lo avaló como "uno de los autores más reconocidos de la literatura contemporánea". Sus obras fueron traducidas a más de 50 idiomas y en su palmarés destacan galardones como el Premio Edebé (1993), el Premio Booksense (2005), el Nielsen Golden Book Award (2006) y el Livre de Poche (2006).

Pero quien más lo admiró fue el escritor estadounidense Stephen King, quien en 2001, cuando salió a la venta La sombra del viento, comentó: "Si alguien pensaba que la auténtica novela gótica había muerto en el XIX, este libro le hará cambiar de idea. Una novela llena de esplendor y de trampas secretas donde hasta las subtramas tienen subtramas. En manos de Zafón, cada escena parece salida de uno de los primeros films de Orson Welles. Hay que ser un romántico de verdad para llegar a apreciar todo su valor, pero si uno lo es entonces es una lectura deslumbrante".

Ruiz Zafón publicó en 1993 su primera novela, El príncipe de la niebla, que ganó el Premio Edebé de Literatura Juvenil, con la cual abrió su Trilogía de la niebla, que completaría con El palacio de la medianoche y Las luces de septiembre. Desde 1994 radicaba en Los Ángeles y La sombra del viento (2001), que se convirtió en un fenómeno editorial: traducida a más de 40 idiomas, publicada en 50 países, fue su primera entrega para adultos.

Ambientada en una Barcelona gótica y en un imaginario Cementerio de los Libros Olvidados, la novela se convirtió en una tetralogía con la publicación de El juego del ángel (2008), El prisionero del cielo (2011) y El laberinto de los espíritus (2016), títulos que en conjunto son uno de los grandes fenómenos de las letras contemporáneas a nivel mundial.

Finanzas

Cofece pide no aprobar reforma a Hidrocarburos por afectar la competencia

De acuerdo con los comisionados de la Cofece no se establecen conceptos, tiempos y procedimientos claros para llevar a cabo estas suspensiones temporales

Justicia

Caso Odebrecht: Exsenador panista defenderá su inocencia con 20 datos de prueba

Jorge Luis N es acusado de operaciones financieras con recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho

Política

Amaga Salgado con perseguir a consejeros electorales hasta sus casas

“¿No le gustaría al pueblo de México saber dónde vive Lorenzo Córdova? ¿No les gustaría saber cómo está su casita de lámina negra? (…) ¡cabroncito, eh!”, dijo ante seguidores apostados frente al INE

Mundo

Biden pide calma luego de que policía de Minneapolis asesinara a un joven negro

“Creo que hay que esperar a ver lo que muestra la investigación", afirmó el mandatario a los periodistas tras el asesinato de Daunte Wright

Mundo

EU retrasa para septiembre juicio contra el líder de la Luz del Mundo

Será hasta el 27 de septiembre que el juicio contra Naasón Joaquín García de inicio

Finanzas

Cofece pide no aprobar reforma a Hidrocarburos por afectar la competencia

De acuerdo con los comisionados de la Cofece no se establecen conceptos, tiempos y procedimientos claros para llevar a cabo estas suspensiones temporales

Finanzas

Esta es la nueva moneda conmemorativa de 20 pesos

Al frente se encuentra Emiliano Zapato y un campesino arando la tierra. La moneda celebra el centenario luctuoso del Caudillo del sur

Gossip

¡Élite renovado! Aquí la fecha de estreno de su cuarta temporada

Netflix reveló a través de sus redes sociales el estreno de la que podría ser la última temporada de la serie

Política

Fallece padre del exgobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú

“Descanse en paz uno de los mejores hombres que he conocido. Como un segundo padre para mí. Gracias por todo suegro querido”, expresó José Manuel Basave