/ viernes 4 de septiembre de 2020

Paul Auster y Valeria Luiselli coinciden que la política en EU está en una situación peligrosa

En la charla que sostuvieron Auster y Luiselli en el Hay Festival Digital, los novelistas aseguraron que el clima de racismo y otras problemáticas son más frecuentes en el gobierno de Trump

Paul Auster (Newark, Nueva Jersey, 1947) y Valeria Luiselli (Ciudad de México, 1983) confesaron su preocupación por las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Cual sea el resultado el 3 de noviembre, auguran un panorama de crisis social con manifestaciones de violencia como los hechos más recientes en diferentes ciudades a cargo de grupos extremistas.

Ambos escritores, de generaciones y géneros literarios diferentes, coincidieron en que desde su trinchera narrativa pueden generar reflexión no para producir más revueltas sino para concientizar a los votantes sobre la importancia de su participación en las próximas elecciones, aún si su voto es para los Republicanos.

En la charla que sostuvieron Auster y Luiselli en el Hay Festival Digital, los novelistas aseguraron que el clima de racismo, violación a los derechos humanos, atentados violentos contra grupos de migrantes y discriminación a comunidades minoritarias son más frecuentes, y si bien no les interesa hacer militancia por un partido específico, sí consideran necesario que la sociedad reflexione sobre el futuro de Estados Unidos para los próximos cuatro años.

Otras marchas convergían en la tarde cerca de la Casa Blanca, en la recién bautizada Black Lives Matter Plaza. Foto: Reuters

“También tengo miedo de lo que pase después del 13 de noviembre. Hemos visto el primer golpe, en los últimos días hemos visto grupos religiosos con rifles disparándose. Eso es algo que se ha visto mucho y lo vemos en el contexto de los Republicanos y Trump”, apuntó Auster, Premio Princesa de Asturias.

El autor de “4,3,2,1” contó que en las últimas semanas un grupo de escritores se reúnen de manera virtual para promover el voto entre los jóvenes. En diez días han reunido a mil personas a través de charlas de un minuto a cargo de diferentes autores. Auster, en un acto de genuina colaboración, invitó a Luiselli a integrarse al grupo que difunde su trabajo por redes sociales.

“Nuestro enfoque no es votar en contra de Trump, necesitaríamos mucho tiempo para eso, sino que los jóvenes que se sienten frustrados o que piensan que no hay progreso, que se convenzan de votar. Hay que debatir sobre las elecciones, y pensar qué se puede hacer si tenemos cuatro años más a Trump. Estamos en una situación tremendamente difícil”, insistió el también guionista y director de cine.

“Aquí es la cuestión es cómo van a reaccionar los grupos supremacistas si Trump no gana las elecciones, cómo van a ser sus reacciones. Los discursos son como un llamado a la guerra o por lo menos a una especie de reacción. Tienen derecho a levantarse, pero tengo miedo a lo que podría pasar”, añadió la autora de “Papeles falsos”.

Desde sus propias narrativas y temas de interés, ambos escritores han indagado en la construcción histórica de Estados Unidos. Una nación hecha de muchas otras. Luiselli aseguró que es el país con más hispanohablantes, incluso más que España, Argentina o Colombia, y en cambio los hispanos se mantienen como una comunidad minoritaria, temerosa ante el peligro de ser deportados y violentados en sus derechos; tema que la autora indagó con su más reciente libro Desierto sonoro.

Mientras Auster contó cómo la historia de la comunidad judía en Estados Unidos es igual de trágica en el sentido de ser un grupo siempre migrante como lo fueron sus propios padres que encajan en el clásico concepto de una familia judía que aparenta armonía aunque dentro hay problemas de descomposición social.

Si bien ningún de los dos autores les interesa hacer activismo, sí consideran la literatura como un espacio de reflexión. Incluso Auster aseguró que la novela es el lugar donde se da un genuino encuentro íntimo entre dos personas desconocidas.

Auster y Luiselli conversaron también sobre el origen de sus libros, su interés por una literatura consciente, cómo se enfrentan a la realidad y cómo la pandemia de Covid-19 alteró sus vidas.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Paul Auster (Newark, Nueva Jersey, 1947) y Valeria Luiselli (Ciudad de México, 1983) confesaron su preocupación por las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Cual sea el resultado el 3 de noviembre, auguran un panorama de crisis social con manifestaciones de violencia como los hechos más recientes en diferentes ciudades a cargo de grupos extremistas.

Ambos escritores, de generaciones y géneros literarios diferentes, coincidieron en que desde su trinchera narrativa pueden generar reflexión no para producir más revueltas sino para concientizar a los votantes sobre la importancia de su participación en las próximas elecciones, aún si su voto es para los Republicanos.

En la charla que sostuvieron Auster y Luiselli en el Hay Festival Digital, los novelistas aseguraron que el clima de racismo, violación a los derechos humanos, atentados violentos contra grupos de migrantes y discriminación a comunidades minoritarias son más frecuentes, y si bien no les interesa hacer militancia por un partido específico, sí consideran necesario que la sociedad reflexione sobre el futuro de Estados Unidos para los próximos cuatro años.

Otras marchas convergían en la tarde cerca de la Casa Blanca, en la recién bautizada Black Lives Matter Plaza. Foto: Reuters

“También tengo miedo de lo que pase después del 13 de noviembre. Hemos visto el primer golpe, en los últimos días hemos visto grupos religiosos con rifles disparándose. Eso es algo que se ha visto mucho y lo vemos en el contexto de los Republicanos y Trump”, apuntó Auster, Premio Princesa de Asturias.

El autor de “4,3,2,1” contó que en las últimas semanas un grupo de escritores se reúnen de manera virtual para promover el voto entre los jóvenes. En diez días han reunido a mil personas a través de charlas de un minuto a cargo de diferentes autores. Auster, en un acto de genuina colaboración, invitó a Luiselli a integrarse al grupo que difunde su trabajo por redes sociales.

“Nuestro enfoque no es votar en contra de Trump, necesitaríamos mucho tiempo para eso, sino que los jóvenes que se sienten frustrados o que piensan que no hay progreso, que se convenzan de votar. Hay que debatir sobre las elecciones, y pensar qué se puede hacer si tenemos cuatro años más a Trump. Estamos en una situación tremendamente difícil”, insistió el también guionista y director de cine.

“Aquí es la cuestión es cómo van a reaccionar los grupos supremacistas si Trump no gana las elecciones, cómo van a ser sus reacciones. Los discursos son como un llamado a la guerra o por lo menos a una especie de reacción. Tienen derecho a levantarse, pero tengo miedo a lo que podría pasar”, añadió la autora de “Papeles falsos”.

Desde sus propias narrativas y temas de interés, ambos escritores han indagado en la construcción histórica de Estados Unidos. Una nación hecha de muchas otras. Luiselli aseguró que es el país con más hispanohablantes, incluso más que España, Argentina o Colombia, y en cambio los hispanos se mantienen como una comunidad minoritaria, temerosa ante el peligro de ser deportados y violentados en sus derechos; tema que la autora indagó con su más reciente libro Desierto sonoro.

Mientras Auster contó cómo la historia de la comunidad judía en Estados Unidos es igual de trágica en el sentido de ser un grupo siempre migrante como lo fueron sus propios padres que encajan en el clásico concepto de una familia judía que aparenta armonía aunque dentro hay problemas de descomposición social.

Si bien ningún de los dos autores les interesa hacer activismo, sí consideran la literatura como un espacio de reflexión. Incluso Auster aseguró que la novela es el lugar donde se da un genuino encuentro íntimo entre dos personas desconocidas.

Auster y Luiselli conversaron también sobre el origen de sus libros, su interés por una literatura consciente, cómo se enfrentan a la realidad y cómo la pandemia de Covid-19 alteró sus vidas.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer



Mundo

Solo la diplomacia pondrá fin a la guerra en Ucrania: Zelenski

La guerra "será sangrienta, habrá combates, pero terminará definitivamente a través de la diplomacia", señaló el mandatario

Justicia

Caso Ayotzinapa: Zerón vive ‘plácidamente’ en departamento de lujo en Israel

Mientras es buscado por las autoridades de México y la Interpol, el exfuncionario vive bajo los cuidados del socio de Geomatrix

Finanzas

Amagan con huelga en planta Panasonic de Reynosa

Funcionarios de EU solicitaron el miércoles a México investigar si a los trabajadores de esta fábrica se les negaron sus derechos laborales

Salud

Vacunas en adultos: ¿cuáles y cuántas dosis deben aplicarse?

Los esquemas de vacunación para adultos han dejado de ser vistos como un complemento del esquema infantil debido a la falta de programas que lo promuevan

Realeza

Queen, Elton John y Alicia Keys le cantarán a la reina Isabel II en honor al Jubileo de Platino

La BBC fue la encargada de revelar la programación de este acto, que se realizará en el Palacio de Buckingham, el próximo 4 de junio

Mundo

Rusia prohíbe entrada al país a Biden y otros 962 estadounidenses

La lista, además de incluir al mandatario, trae los nombres de Antony Blinken, Lloyd Austin, o incluso Mark Zuckerberg

Mundo

Tiroteo en fiesta de California deja al menos un muerto y seis heridos

La autoridades llegaron a la escena donde una persona fue declarada muerta y las demás víctimas fueron llevadas al hospital

Mundo

EU ofreció vacunas anticovid a Corea del Norte pero que no recibió respuesta

Biden y el presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, expresaron el sábado su preocupación por el brote de Covid-19 en Corea del Norte

Sociedad

Dejan caducar medicamentos contra el cáncer, VIH y diabetes en Tabasco

Medicamentos necesarios para los tratamientos de cáncer en los niños, VIH, diabetes, entre otros, aparecen en la lista de los que caducaron, sin embargo Salud no informa el motivo de la pérdida