/ lunes 23 de abril de 2018

Sergio Ramírez dedica Premio Cervantes a manifestantes muertos en Nicaragua

Autor de "Margarita, está linda la mar" y "Adiós muchachos", Ramírez, 75 años, participó el domingo en Madrid en una manifestación contra la "represión" en Nicaragua

MADRID.- El escritor nicaragüense Sergio Ramírez dedicó el Premio Cervantes, que le fue concedido este lunes en España, a la memoria de los manifestantes "asesinados" en su país en las violentas protestas contra una polémica reforma del sistema de pensiones.

Al iniciar su discurso en el acto de entrega del galardón, considerado el Nobel de las letras hispanas, en la Universidad de Alcalá, cerca de Madrid, dijo que lo dedicaba "a la memoria de los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados en las calles por reclamar justicia y democracia".

Asimismo, Ramírez, con un lazo negro en la solapa de la chaqueta por los sucesos en su país, que han dejado 25 muertos, honró "a los miles de jóvenes que siguen luchando sin más armas que sus ideales por que Nicaragua vuelva a ser República".

Nicaragua ha sido escenario de una ola de violentas protestas, saqueos y choques con la policía contra la reforma del sistema de pensiones, que aumentó las contribuciones obreras y patronales.

Buscando calmar los ánimos ante los sucesos callejeros más violentos en sus 11 años de gobierno, el presidente Daniel Ortega anunció el domingo que revertía la reforma. No obstante, una marcha planeada para este lunes seguía convocada y los estudiantes prometían continuar su movimiento.

undefined

"Yo aspiro a la paz, que cese esta represión absolutamente absurda contra la población civil, sobre todo contra los jóvenes", había indicado Ramírez, crítico de Ortega, a la televisión pública española TVE justo antes de iniciarse el acto en el que el rey Felipe VI le entregó el Premio Cervantes, el primero recibido por un centroamericano.

Autor de "Margarita, está linda la mar" y "Adiós muchachos", Ramírez, 75 años, participó el domingo en Madrid en una manifestación contra la "represión" en Nicaragua.

Miembro de un grupo de intelectuales y líderes civiles contra la dictadura de Anastasio Somoza, fue vicepresidente de Daniel Ortega durante la Revolución Sandinista, entre 1985 y 1990.

Pronto se distanció de Ortega y actualmente es una de las voces mas críticas del presidente nicaragüense, aun cuando abandonó la acción política en 1995 tras postularse sin éxito a las presidenciales en su país.

MADRID.- El escritor nicaragüense Sergio Ramírez dedicó el Premio Cervantes, que le fue concedido este lunes en España, a la memoria de los manifestantes "asesinados" en su país en las violentas protestas contra una polémica reforma del sistema de pensiones.

Al iniciar su discurso en el acto de entrega del galardón, considerado el Nobel de las letras hispanas, en la Universidad de Alcalá, cerca de Madrid, dijo que lo dedicaba "a la memoria de los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados en las calles por reclamar justicia y democracia".

Asimismo, Ramírez, con un lazo negro en la solapa de la chaqueta por los sucesos en su país, que han dejado 25 muertos, honró "a los miles de jóvenes que siguen luchando sin más armas que sus ideales por que Nicaragua vuelva a ser República".

Nicaragua ha sido escenario de una ola de violentas protestas, saqueos y choques con la policía contra la reforma del sistema de pensiones, que aumentó las contribuciones obreras y patronales.

Buscando calmar los ánimos ante los sucesos callejeros más violentos en sus 11 años de gobierno, el presidente Daniel Ortega anunció el domingo que revertía la reforma. No obstante, una marcha planeada para este lunes seguía convocada y los estudiantes prometían continuar su movimiento.

undefined

"Yo aspiro a la paz, que cese esta represión absolutamente absurda contra la población civil, sobre todo contra los jóvenes", había indicado Ramírez, crítico de Ortega, a la televisión pública española TVE justo antes de iniciarse el acto en el que el rey Felipe VI le entregó el Premio Cervantes, el primero recibido por un centroamericano.

Autor de "Margarita, está linda la mar" y "Adiós muchachos", Ramírez, 75 años, participó el domingo en Madrid en una manifestación contra la "represión" en Nicaragua.

Miembro de un grupo de intelectuales y líderes civiles contra la dictadura de Anastasio Somoza, fue vicepresidente de Daniel Ortega durante la Revolución Sandinista, entre 1985 y 1990.

Pronto se distanció de Ortega y actualmente es una de las voces mas críticas del presidente nicaragüense, aun cuando abandonó la acción política en 1995 tras postularse sin éxito a las presidenciales en su país.

Sociedad

CanSino debe más de la mitad de las vacunas

La farmacéutica china ha entregado poco más de 14 millones de dosis de las 35 millones que pactó

Finanzas

Debe General Motors definir situación sindical en Silao: Kenneth Smith

Su participación tiene que ser más activa, o será "un balazo en el pie": Smith

Política

Violencia de género marcó comicios 2021, reconoce el INE

La participación de las mujeres no estuvo exenta de descalificaciones y amenazas, señalan consejeras

Sociedad

Alianza de Medios Mx: Estado reconocerá responsabilidad en desaparición de periodista Alfredo Jiménez Mota

Este Acuerdo de Solución Amistosa "no implica que se cierra el caso; se repara a la familia pero continúa la búsqueda de justicia y la exigencia al Estado mexicano", señaló la SIP

Mundo

Arrastra México más de 120 años de desigualdad

El 10% de la población gana 30 veces más que el 50%: revela informe; los pobres poseen más deudas que patrimonio

Mundo

Bajo Observación | Europa no puede sacudirse su sexta ola de contagios

Hace un año, en la última semana de noviembre, tuvieron un millón 400 mil contagios

Gossip

El intérprete de punk que ahora difunde el folclore

Goran Bregović, ahora muestra en sus viajes por el mundo el folclore de los Balcanes 

Gossip

Mon Laferte cierra el año como una artista consagrada

La cantautora ofrecerá tres fechas en el Teatro Metropólitan

Gossip

Selena Gómez producirá serie en español

La serie documental Mi vecino, el cartel, está basada en un crimen real