/ miércoles 1 de septiembre de 2021

Sobreviven librerías de barrio a la pandemia

Libreros de México y España comparten su experiencia ante la crisis por la pandemia

A diferencia de lo que predecía el panorama editorial a finales el año pasado, las librerías independientes han sobrevivido a la crisis sanitaria con estrategias tan simples como construir una comunidad que sostenga a la librería, así lo señalaron editores y gestores culturales de México y España que participaron en la charla “Nuevas librerías para nuevos públicos”, en el Hay Festival Querétaro.

Fue una reunión virtual entre Alonso Salmerón, de la librería El desastre en Ciudad de México; Paula Vázquez de la Lata Peinada en Barcelona; Alberto Sánchez, director de Tremenda Librería en Granada, y Maru Urbina, Letrasconmás, en San Luis Potosí. Los participantes coincidieron en que si bien es cierto el debacle económico a consecuencia de la pandemia, también insisten en que es posible mantenerse a flote debido al interés del lector por la experiencia presencial.

“Parece que el libro ha resistido bien, parece que las librerías también, pero Evidentemente hay países en que la cosas no han ido , aunque sí que en términos generales se han incrementado el índice de lectura, el libro se ha sido un refugio, la venta online ha crecido y en este periodo pandémico han surgido nuevos proyectos editoriales independientes”, refirió Ana Cañellas, directora de la librería Cálamo en Zaragoza, España.

Al coincidir con Cañellas, los libreros participantes compartieron su experiencia durante la pandemia y rompieron con la idea del fracaso de los pequeños comercios. Es el caso de El desastre, a cargo de Alonso Salmerón, quien contó que inauguraron la librería durante la primera reapertura de negocios en la Ciudad de México a finales del 2020, y contra todas las predicciones han conseguido mantenerse con ventas directas al público.

“Nos pareció importante sí atender una comunidad en redes sociales, pero realmente nos dimos cuenta que quienes nos van a proteger es la comunidad local, los compradores de barrio que asisten con frecuencia a la librería y son quienes preguntan cuando abrimos, qué actividades tenemos, esa comunidad física es por la que apostamos”, comentó el joven librero.

En cambio la experiencia de Paula Vázquez de la librería Lata Peinada fue contraria. Su primera reacción ante el cierre físico de su local en el centro de Barcelona fue reforzar su comunidad a través de estrategias digitales como charlas con autores vía zoom, envíos de newsletter y una comunicación directa a través de redes sociales.

“La ventaja que teníamos era que ya habíamos construido una comunidad de lectores en torno a la librería un año antes que inauguramos, entonces esa comunidad lectora fue impulso para una serie de actividades remotas que hicimos este años incluso nos hacían compras futuras de libros en físico para recibirlos cuando la librería abriera, así que apostamos por reforzar ese encuentro online para garantizar la supervivencia ahora que pudiéramos abrir el local”, relató.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Cual sea la estrategia, los libreros confiaron en que la compra presencial del libro físico no desaparecerá, por el contrario la crisis social de la pandemia fortaleció la lectura como un momento de deshago y necesidad emocional.

A diferencia de lo que predecía el panorama editorial a finales el año pasado, las librerías independientes han sobrevivido a la crisis sanitaria con estrategias tan simples como construir una comunidad que sostenga a la librería, así lo señalaron editores y gestores culturales de México y España que participaron en la charla “Nuevas librerías para nuevos públicos”, en el Hay Festival Querétaro.

Fue una reunión virtual entre Alonso Salmerón, de la librería El desastre en Ciudad de México; Paula Vázquez de la Lata Peinada en Barcelona; Alberto Sánchez, director de Tremenda Librería en Granada, y Maru Urbina, Letrasconmás, en San Luis Potosí. Los participantes coincidieron en que si bien es cierto el debacle económico a consecuencia de la pandemia, también insisten en que es posible mantenerse a flote debido al interés del lector por la experiencia presencial.

“Parece que el libro ha resistido bien, parece que las librerías también, pero Evidentemente hay países en que la cosas no han ido , aunque sí que en términos generales se han incrementado el índice de lectura, el libro se ha sido un refugio, la venta online ha crecido y en este periodo pandémico han surgido nuevos proyectos editoriales independientes”, refirió Ana Cañellas, directora de la librería Cálamo en Zaragoza, España.

Al coincidir con Cañellas, los libreros participantes compartieron su experiencia durante la pandemia y rompieron con la idea del fracaso de los pequeños comercios. Es el caso de El desastre, a cargo de Alonso Salmerón, quien contó que inauguraron la librería durante la primera reapertura de negocios en la Ciudad de México a finales del 2020, y contra todas las predicciones han conseguido mantenerse con ventas directas al público.

“Nos pareció importante sí atender una comunidad en redes sociales, pero realmente nos dimos cuenta que quienes nos van a proteger es la comunidad local, los compradores de barrio que asisten con frecuencia a la librería y son quienes preguntan cuando abrimos, qué actividades tenemos, esa comunidad física es por la que apostamos”, comentó el joven librero.

En cambio la experiencia de Paula Vázquez de la librería Lata Peinada fue contraria. Su primera reacción ante el cierre físico de su local en el centro de Barcelona fue reforzar su comunidad a través de estrategias digitales como charlas con autores vía zoom, envíos de newsletter y una comunicación directa a través de redes sociales.

“La ventaja que teníamos era que ya habíamos construido una comunidad de lectores en torno a la librería un año antes que inauguramos, entonces esa comunidad lectora fue impulso para una serie de actividades remotas que hicimos este años incluso nos hacían compras futuras de libros en físico para recibirlos cuando la librería abriera, así que apostamos por reforzar ese encuentro online para garantizar la supervivencia ahora que pudiéramos abrir el local”, relató.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Cual sea la estrategia, los libreros confiaron en que la compra presencial del libro físico no desaparecerá, por el contrario la crisis social de la pandemia fortaleció la lectura como un momento de deshago y necesidad emocional.

Sociedad

Plasman mural en Diario de Xalapa

Estudiantes de 5 países expresaron en la obra la violencia de género que se vive contra las mujeres

Finanzas

Pagar deuda de Pemex costará lo de dos trenes Maya

La operación financiera consistió en intercambiar bonos con vencimientos entre 2024 y 2030 por un nuevo bono a 10 años

CDMX

Metro modifica proyectos; tendrá puesto de control a cambio de dos trenes

La compra de trenes para mejorar tiempos de viaje de la Línea 1 se reducirá para costear pendientes

Mundo

Aumenta a 34 la cifra de muertes por erupción de volcán en Indonesia

Autoridades locales informaron que, al corte de este martes, hay un total de 17 personas desaparecidas

Política

Enrique Alfaro pide a AMLO reforzar seguridad en límites de Jalisco

A pesar de la baja en la incidencia delictiva del estado, el gobernador de Jalisco exhortó al mandatario afrontar la presencia de grupos delincuenciales

Finanzas

En 12 meses Chile registra inflación de 6.7%, la más alta desde 2008

La inflación del país andino quedó muy por encima del rango de tolerancia que marca el Banco Central

Política

Presidencia paga agua y luz para tres casas vacías

La administración de López Obrador adquirió estos inmuebles sin transparentar las razones jurídicas o comerciales

Mundo

Bajo Observación | Ómicron aún no afecta la letalidad del virus

Al momento, la nueva variante no ha afectado el balance de letalidad del virus

Mundo

#Data | China aplía su influencia comercial con EU

Durante septiembre pasado, el 20% de las importaciones de bienes y servicios que EU hizo como economía tuvieron como origen a China, en cambio, el 12.5% provinieron de México y Canadá