/ martes 20 de octubre de 2020

UNAM recupera literatura de Vlady Kociancich

La publicación de la escritora argentina se presenta hoy en el marco de la Feria del Libro de Oaxaca

Cuando Vlady Kociancich llevó a los editores el boceto de su novela La octava maravilla, hace más de 40 años, fue rechazada por ser una historia demasiada buena para ser escrita por una mujer joven y poco conocida en el ambiente literario de Argentina. Tras insistir en varias editoriales, consiguió que se publicara para entonces convertirse en el mayor éxito de la escritora argentina y del género fantástico de finales del siglo XX.

A manera de homenaje a la literatura de Kociancich -traductora, cuentista y periodista-, Publicaciones UNAM reeditó la novela en la colección Vindictas en una suerte de pago de deuda con la literatura escrita por mujeres que, en diferentes contextos, han carecido de reconocimiento. En este caso, se busca reivindicar a la autora por su propia voz literaria y no sólo por ser alumna de Jorge Luis Borges y de Adolfo Bioy Casares.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Pienso que se han cometido muchas injusticias y en mi caso fue el rechazo de la novela por dos editores. La rechazaban porque yo era desconocida, un editor me dijo que estaba demasiado bien escrita, y mi nombre era demasiado raro y era una mujer hablando de un tema que la escritoras mujeres no tacaban”, recordó Kociancich en entrevista sobre la publicación que se presenta en una charla virtual en la Feria del Libro de Oaxaca.

Foto: Libros UNAM

La novela se distingue por una voz narrativa fantástica. No el relato de fantasía que recurre al terror o la ilusión, sino a un genuino ejercicio de imaginación filosófica, como describió el texto Boiy Casares en el prólogo que hizo en 1982. Y esta fantasía se entiende, explica la autora, como el juego de poder estar en espacios y tiempos paralelos, desconocidos, alternos como afirmaba la teoría de la Relatividad muy discutía en los años 60 y 70.

Pero Kociancich aclara que no era una imaginación nacida en la nada, sino evocada por sus propias experiencias como periodista de viajes, profesión que ejercicio de joven para una revista y que la obligaba a viajar por los sitios más extraños y visitar lugares tan desconocidos como fantásticos.

“Toda esa aventura entre países, estar entre gente de diferentes idiomas y conversaciones que se hacían a veces con señas fue armando la novela en donde el tiempo y el espacio se mueven como en tiempos paralelos y yo leía mucho de la relatividad de la existencia donde uno podía ser otro en otro mundo y a la vez estar un mundo conocido. Por ejemplo, un día visite el castillo de la región de Drácula y si bien no todo esto entró en la novela directamente sí mi experiencia”, afirma.

Si bien la narradora dejó el género de la fantasía, siempre se ha interesado por narrar cómo la realidad rebasa, sin titubeos, la imaginación. Por un ejemplo, menciona la pandemia actual que ha encerrado en cuatro paredes al mundo entero; un relato que en otro tiempo se pensaría producto de la creatividad literaria. Ella misma, confiesa, se pregunta si los meses de confinamiento en su casa no son parte de una novela o cuento suyo.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Cuando Vlady Kociancich llevó a los editores el boceto de su novela La octava maravilla, hace más de 40 años, fue rechazada por ser una historia demasiada buena para ser escrita por una mujer joven y poco conocida en el ambiente literario de Argentina. Tras insistir en varias editoriales, consiguió que se publicara para entonces convertirse en el mayor éxito de la escritora argentina y del género fantástico de finales del siglo XX.

A manera de homenaje a la literatura de Kociancich -traductora, cuentista y periodista-, Publicaciones UNAM reeditó la novela en la colección Vindictas en una suerte de pago de deuda con la literatura escrita por mujeres que, en diferentes contextos, han carecido de reconocimiento. En este caso, se busca reivindicar a la autora por su propia voz literaria y no sólo por ser alumna de Jorge Luis Borges y de Adolfo Bioy Casares.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Pienso que se han cometido muchas injusticias y en mi caso fue el rechazo de la novela por dos editores. La rechazaban porque yo era desconocida, un editor me dijo que estaba demasiado bien escrita, y mi nombre era demasiado raro y era una mujer hablando de un tema que la escritoras mujeres no tacaban”, recordó Kociancich en entrevista sobre la publicación que se presenta en una charla virtual en la Feria del Libro de Oaxaca.

Foto: Libros UNAM

La novela se distingue por una voz narrativa fantástica. No el relato de fantasía que recurre al terror o la ilusión, sino a un genuino ejercicio de imaginación filosófica, como describió el texto Boiy Casares en el prólogo que hizo en 1982. Y esta fantasía se entiende, explica la autora, como el juego de poder estar en espacios y tiempos paralelos, desconocidos, alternos como afirmaba la teoría de la Relatividad muy discutía en los años 60 y 70.

Pero Kociancich aclara que no era una imaginación nacida en la nada, sino evocada por sus propias experiencias como periodista de viajes, profesión que ejercicio de joven para una revista y que la obligaba a viajar por los sitios más extraños y visitar lugares tan desconocidos como fantásticos.

“Toda esa aventura entre países, estar entre gente de diferentes idiomas y conversaciones que se hacían a veces con señas fue armando la novela en donde el tiempo y el espacio se mueven como en tiempos paralelos y yo leía mucho de la relatividad de la existencia donde uno podía ser otro en otro mundo y a la vez estar un mundo conocido. Por ejemplo, un día visite el castillo de la región de Drácula y si bien no todo esto entró en la novela directamente sí mi experiencia”, afirma.

Si bien la narradora dejó el género de la fantasía, siempre se ha interesado por narrar cómo la realidad rebasa, sin titubeos, la imaginación. Por un ejemplo, menciona la pandemia actual que ha encerrado en cuatro paredes al mundo entero; un relato que en otro tiempo se pensaría producto de la creatividad literaria. Ella misma, confiesa, se pregunta si los meses de confinamiento en su casa no son parte de una novela o cuento suyo.

Te recomendamos el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Política

Chocan Alejandro Encinas y Ricardo Monreal por desafuero de diputados

El subsecretario de Derechos Humanos de la Segob reclamó que “se haya excluido del periodo extraordinario de sesiones el asunto del desafuero del diputado Saúl Huerta Corona’’

Política

AMLO defiende consulta popular y no descarta juicios

El presidente también felicitó a quienes participaron en ese ejercicio de la democracia participativa

Finanzas

Juzgado admite concurso mercantil de Altán Redes

Altán Redes es la empresa que opera la Red Compartida bajo la cual funcionan más de una decena de operadores móviles

Política

Chocan Alejandro Encinas y Ricardo Monreal por desafuero de diputados

El subsecretario de Derechos Humanos de la Segob reclamó que “se haya excluido del periodo extraordinario de sesiones el asunto del desafuero del diputado Saúl Huerta Corona’’

Finanzas

Juzgado admite concurso mercantil de Altán Redes

Altán Redes es la empresa que opera la Red Compartida bajo la cual funcionan más de una decena de operadores móviles

Finanzas

Microsoft apoyará a la digitalización de Pymes mexicanas

“Las Pymes fueron afectadas por la pandemia; sin embargo, están abiertas al cambio”, dijo el director nacional de Tecnología en Microsoft México

Sociedad

Escala violencia entre sindicatos en Los Cabos; queman vehículo de delegado

Un delegado de la CTM acusó que emisarios de la CROC destruyeron su vehículo para presionar la cesión del Contrato Colectivo con el Hotel Hard Rock

Sociedad

Bloqueo ferroviario en Uruapan cumple 48 horas

Integrantes del SNTE-CNTE exigen a la autoridad estatal el pago inmediato de salarios a los trabajadores

Sociedad

Pensión del Bienestar comienza su registro; te decimos cómo y dónde inscribirse

El 2 de agosto inicia la incorporación de personas mayores de 65 años para que puedan recibir este apoyo gubernamental