/ domingo 1 de septiembre de 2019

Los Morismas de Bracho mezclan la fe con la historia

San Juan Bautista, Carlo Magno y el rey Felipe II, conviven en una de las representaciones religiosas más antiguas y numerosas de México

ZACATECAS. Como cada año, el último fin de semana de agosto los zacatecanos se visten de cristainos o moros para celebrar la fiesta de San Juan Bautista con representaciones de batallas históricas mezcladas con mitos religiosos y mucho folclor.

Las Morismas de Bracho, tradición con 196 años de historia, esperan este año una participación de 19 mil personas en las representaciones que serán vistas por alrededor de 70 mil espectadores.

El martirio de San Juan Bautista, la escenificación de las cruzadas con el pasaje de Carlo Magno y los 12 pares de Francia; así como la representación de la Batalla Naval de Lepanto de 1571, son eventos recreados en esta fiesta, la más grande de Zacatecas.

El cronista Manuel González Ramírez destacó que la entrega de los miles de actores urbanos, le ha valido a las morismas recibir importantes distinciones, como el Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría de Tradiciones Populares en el año 2012.

La celebración que el historiador califica como “la obra de teatro más grande del mundo” en 2014 recibió la declaratoria de Patrimonio Inmaterial del Estado de Zacatecas de parte del congreso local, por ser "una de las tradiciones más coloridas y monumentales del país”.

FALTA CONOCIMIENTO Y RELIGIOSIDAD: ESCOBAR GALICIA

El primer cronista que tuvieron las Morismas de Bracho, Felipe Escobar Galicia, señaló que desafortunadamente más del 90 por ciento de los participantes, a los que llama cófrades, desconocen el origen y el significado esencial de las Morismas.

El carácter de bullicio y diversión –lamentó-en las últimas décadas ha ido relegando el aspecto religioso y espiritual, olvidando aquella defensa de la fe de los cristianos que es representada en Bracho, así como la devoción a San Juan Bautista.

El autor del libro Morismas de Bracho: Parlamentos Originales, opinó que también tiene un lado negativo el crecimiento acelerado del número de participantes: “Esto se disparó muy fuerte, es algo malo porque ya no hay control, nos hace mucha falta la asesoría espiritual”.

El también integrante de la Asociación de Cronistas del Estado de Zacatecas, criticó la falta de información divulgada por la directiva de la cofradía sobre los antecedentes de la fiesta: “Hay muchas personas que hablan, pero sólo hablan con datos de la tradición oral que no embonan con los documentos históricos que hemos estudiado”.

1824, EL ORIGEN DE LA FIESTA

Lo real, según Felipe Escobar, es que esta fiesta inició en 1824 con un grupo de 14 personas encabezadas por Félix Villa, principal interesado en crear una hermandad religiosa. Esta pequeña organización compró un terreno en lo que hoy es la calle de la Primavera, a un costado del templo de San José de la Montaña que entonces se nombraba San José de Gracia, en donde ya hacían algunas representaciones de esta festividad.

Al paso del tiempo, la gente comenzó a interesarse por visitarlos, presenciar y luego participar, con lo que pronto la hermandad creció. Siendo ya 300 personas, en 1836 pidieron a la mitra (arzobispado) de Guadalajara que les autorizara ser cofradía, pero les negaron la petición por carecer de estatutos; al año siguiente cumplieron el requisito y recibieron el nombramiento.

En 1841 se trasladaron a los campos de la Isabelica, pues ya requerían más espacio. Fue hasta 1870 cuando se establecieron en Bracho, para estar más cerca del centro de la ciudad. En el lugar estaba ya restaurada la capilla de San Juan Bautista.

“Es una mentira que se diga que las Morismas se empezaron en Bracho, eso está desmentido con documentos”, enfatizó el historiador. También dijo tener los elementos historiográficos para decir que este año las Morismas están cumpliendo 195 años y no 196 como afirman los líderes actuales de la cofradía.

INTERNACIONALIZACIÓN

El 16 de febrero, en las Lomas de Bracho fue suscrito el acuerdo de hermanamiento entre las Morismas de Bracho y Fiesta de Moros y Cristianos Santas Justa y Rufina, de Orihuela, España. En julio, el secretario de la Cofradía, José Luis Jara García, se convirtió en el primer zacatecano en participar en las Fiestas de Moros y Cristianos, de las cuales adoptará para las Morismas la participación de mujeres y de personas con discapacidad.

ZACATECAS. Como cada año, el último fin de semana de agosto los zacatecanos se visten de cristainos o moros para celebrar la fiesta de San Juan Bautista con representaciones de batallas históricas mezcladas con mitos religiosos y mucho folclor.

Las Morismas de Bracho, tradición con 196 años de historia, esperan este año una participación de 19 mil personas en las representaciones que serán vistas por alrededor de 70 mil espectadores.

El martirio de San Juan Bautista, la escenificación de las cruzadas con el pasaje de Carlo Magno y los 12 pares de Francia; así como la representación de la Batalla Naval de Lepanto de 1571, son eventos recreados en esta fiesta, la más grande de Zacatecas.

El cronista Manuel González Ramírez destacó que la entrega de los miles de actores urbanos, le ha valido a las morismas recibir importantes distinciones, como el Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría de Tradiciones Populares en el año 2012.

La celebración que el historiador califica como “la obra de teatro más grande del mundo” en 2014 recibió la declaratoria de Patrimonio Inmaterial del Estado de Zacatecas de parte del congreso local, por ser "una de las tradiciones más coloridas y monumentales del país”.

FALTA CONOCIMIENTO Y RELIGIOSIDAD: ESCOBAR GALICIA

El primer cronista que tuvieron las Morismas de Bracho, Felipe Escobar Galicia, señaló que desafortunadamente más del 90 por ciento de los participantes, a los que llama cófrades, desconocen el origen y el significado esencial de las Morismas.

El carácter de bullicio y diversión –lamentó-en las últimas décadas ha ido relegando el aspecto religioso y espiritual, olvidando aquella defensa de la fe de los cristianos que es representada en Bracho, así como la devoción a San Juan Bautista.

El autor del libro Morismas de Bracho: Parlamentos Originales, opinó que también tiene un lado negativo el crecimiento acelerado del número de participantes: “Esto se disparó muy fuerte, es algo malo porque ya no hay control, nos hace mucha falta la asesoría espiritual”.

El también integrante de la Asociación de Cronistas del Estado de Zacatecas, criticó la falta de información divulgada por la directiva de la cofradía sobre los antecedentes de la fiesta: “Hay muchas personas que hablan, pero sólo hablan con datos de la tradición oral que no embonan con los documentos históricos que hemos estudiado”.

1824, EL ORIGEN DE LA FIESTA

Lo real, según Felipe Escobar, es que esta fiesta inició en 1824 con un grupo de 14 personas encabezadas por Félix Villa, principal interesado en crear una hermandad religiosa. Esta pequeña organización compró un terreno en lo que hoy es la calle de la Primavera, a un costado del templo de San José de la Montaña que entonces se nombraba San José de Gracia, en donde ya hacían algunas representaciones de esta festividad.

Al paso del tiempo, la gente comenzó a interesarse por visitarlos, presenciar y luego participar, con lo que pronto la hermandad creció. Siendo ya 300 personas, en 1836 pidieron a la mitra (arzobispado) de Guadalajara que les autorizara ser cofradía, pero les negaron la petición por carecer de estatutos; al año siguiente cumplieron el requisito y recibieron el nombramiento.

En 1841 se trasladaron a los campos de la Isabelica, pues ya requerían más espacio. Fue hasta 1870 cuando se establecieron en Bracho, para estar más cerca del centro de la ciudad. En el lugar estaba ya restaurada la capilla de San Juan Bautista.

“Es una mentira que se diga que las Morismas se empezaron en Bracho, eso está desmentido con documentos”, enfatizó el historiador. También dijo tener los elementos historiográficos para decir que este año las Morismas están cumpliendo 195 años y no 196 como afirman los líderes actuales de la cofradía.

INTERNACIONALIZACIÓN

El 16 de febrero, en las Lomas de Bracho fue suscrito el acuerdo de hermanamiento entre las Morismas de Bracho y Fiesta de Moros y Cristianos Santas Justa y Rufina, de Orihuela, España. En julio, el secretario de la Cofradía, José Luis Jara García, se convirtió en el primer zacatecano en participar en las Fiestas de Moros y Cristianos, de las cuales adoptará para las Morismas la participación de mujeres y de personas con discapacidad.

Política

Audios exhiben a candidata Laura Fernández: le pagarían 3 mdp por 20 años

Laura Fernández habría acordado con su esposo pagos mensuales de tres mdp a cargo del erario

CDMX

Alcaldía Cuauhtémoc amenaza a locatarios si no quitan rótulos

Dueños de puestos metálicos denunciaron que los obligaron a quitar logos de sus locales

Valle de México

Contingencia ambiental: ¿Qué autos no circulan este sábado?

Como parte de la fase 1 de la contingencia ambiental habrá restricciones a la circulación en el transporte

Virales

Tierno abuelito lleva comida a su nieta al trabajo en su bicicleta: se hace viral en TikTok

Su gran ánimo, el amor hacia su familia y la actitud que demuestra ante las diversas situaciones de la vida han cautivado a los internautas

Gossip

La leyenda regresa: Top Gun Maverick se anticipa este fin de semana

Aunque su estreno en México está programado para el 25 de mayo, habrá funciones de preestreno de Top Gun Maverick

CDMX

Donará 2 mil 500 bicicletas de Ecobici a UAM, IPN y UNAM

La UAM Azcapotzalco señaló a este diario que las bicis serán entregadas para recorridos casa-escuela

Gossip

Tiktokers inician carrera en la música a través de Raw Music

La disquera Universal Music México y la agencia de influencers Raw Talent unieron fuerzas para impulsar a jóvenes en la industria musical

Gossip

CNCO afina su estilo con La equivocada, el himno de los corazones rotos

El grupo vocal prepara una colaboración con Beéle, en sonido urbano; estrenan el sencillo La equivocada

CDMX

Alcaldía Cuauhtémoc amenaza a locatarios si no quitan rótulos

Dueños de puestos metálicos denunciaron que los obligaron a quitar logos de sus locales