/ martes 16 de febrero de 2016

Miguel Cabrera, un artista del Siglo XVIII

Su genio, que lo convertía en un “artista total”, hizo de Miguel Cabrera el pintor favorito del arzobispo de México, Manuel José Rubio y Salinas, y de órdenes religiosas como la jesuita. Sin duda, es el pintor más conocido del XVIII de entre quienes dejaron su impronta en las magnas obras eclesiásticas, pero a la luz de nuevos estudios, también brilla el talento de otros artistas, por ejemplo, Juan Patricio Morlete Ruiz o Francisco Antonio Vallejo. “Estas nuevas biografías quizá ocasionen que Cabrera comparta su gloria con sus colegas”, sostuvo el historiador del arte Rogelio Ruiz Gomar.

Durante su participación en el Coloquio Miguel Cabrera, las tramas de la creación, título homónimo de la exposición organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) permanecerá hasta el domingo 21 de febrero, en el Museo Nacional del Virreinato (MNV), en Tepotzotlán.

Las investigaciones que se han hecho del pintor nacido en Antequera, hoy ciudad de Oaxaca, dan cuenta de que en sus obras incorporó modelos compositivos de otros artistas europeos y novohispanos, “en una época en la que no existía el llamado copyright”.

En su charla en el MNV, el investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM enfatizó que de los 44 cuadros realizados por Miguel Cabrera para el Templo de Santa Prisca, en Taxco, Guerrero, sobresale la serie dedicada a la vida de la Virgen, plasmada en la sacristía, porque presenta elementos comparativos con obras de la misma temática, hechas por Juan Rodríguez Juárez para la Catedral Metropolitana.

En al menos cuatro de estas pinturas, las variantes son mínimas, y el modelo compositivo es prácticamente el mismo. Lo cierto es que el trabajo realizado por Rodríguez Juárez en los retablos ubicados en los muros laterales de la Capilla de los Reyes, datan de 1726, siendo de sus últimas obras (él murió dos años después); mientras que los de Cabrera están firmados en 1758.

Los pintores novohispanos, dijo el experto, lo mismo Cabrera que Juan Correa —por citar algunos ejemplos— encontraron una fuente común de inspiración en los grabados hechos a partir de las obras de grandes artistas barrocos europeos como Pedro Pablo Rubens. “A veces es una sola figura, en otras una serie de ellas, y con esas recomponen y hacen una unidad”.

El maestro Ruiz Gomar anotó que “con esto no quiero decir que Miguel Cabrera careciera de originalidad. Él se sabía un gran pintor y, por tanto, heredero de una larga y rica tradición que engloba lo mismo a los maestros europeos, como Antonio Palomino o Rubens, pero también escoge modelos novohispanos, sugerencias de Juan Rodríguez Juárez o de José de Ibarra. De alguna manera, esto abre una forma de comprender la gran escuela de pintura en la Nueva España.

“Los pintores como Cabrera estaban al tanto de las publicaciones que les proporcionaban modelos muy variados y combinaban, por lo tanto, imágenes de distintas épocas y temas para adaptarlos a sus intereses, que mezclaban con sus propias tradiciones”.

- Cabrera y la creación total en el Templo de San Francisco Javier

En 1753, Miguel Cabrera e Higinio de Chávez firmaron un contrato para construir y dorar los retablos del Templo de San Francisco Javier, Tepotzotlán. La doctora Consuelo Maquívar, investigadora emérita del INAH, refirió que Cabrera fue el pintor consentido de la Compañía de Jesús en el siglo XVIII, así como en el XVII lo había sido Cristóbal de Villalpando.

La buena relación con el entonces rector del Colegio, el padre Pedro Reales —quien estuvo a cargo del programa iconográfico—, representó una mancuerna que llevó a este espacio a su máxima expresión artística.

/arm

Su genio, que lo convertía en un “artista total”, hizo de Miguel Cabrera el pintor favorito del arzobispo de México, Manuel José Rubio y Salinas, y de órdenes religiosas como la jesuita. Sin duda, es el pintor más conocido del XVIII de entre quienes dejaron su impronta en las magnas obras eclesiásticas, pero a la luz de nuevos estudios, también brilla el talento de otros artistas, por ejemplo, Juan Patricio Morlete Ruiz o Francisco Antonio Vallejo. “Estas nuevas biografías quizá ocasionen que Cabrera comparta su gloria con sus colegas”, sostuvo el historiador del arte Rogelio Ruiz Gomar.

Durante su participación en el Coloquio Miguel Cabrera, las tramas de la creación, título homónimo de la exposición organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) permanecerá hasta el domingo 21 de febrero, en el Museo Nacional del Virreinato (MNV), en Tepotzotlán.

Las investigaciones que se han hecho del pintor nacido en Antequera, hoy ciudad de Oaxaca, dan cuenta de que en sus obras incorporó modelos compositivos de otros artistas europeos y novohispanos, “en una época en la que no existía el llamado copyright”.

En su charla en el MNV, el investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM enfatizó que de los 44 cuadros realizados por Miguel Cabrera para el Templo de Santa Prisca, en Taxco, Guerrero, sobresale la serie dedicada a la vida de la Virgen, plasmada en la sacristía, porque presenta elementos comparativos con obras de la misma temática, hechas por Juan Rodríguez Juárez para la Catedral Metropolitana.

En al menos cuatro de estas pinturas, las variantes son mínimas, y el modelo compositivo es prácticamente el mismo. Lo cierto es que el trabajo realizado por Rodríguez Juárez en los retablos ubicados en los muros laterales de la Capilla de los Reyes, datan de 1726, siendo de sus últimas obras (él murió dos años después); mientras que los de Cabrera están firmados en 1758.

Los pintores novohispanos, dijo el experto, lo mismo Cabrera que Juan Correa —por citar algunos ejemplos— encontraron una fuente común de inspiración en los grabados hechos a partir de las obras de grandes artistas barrocos europeos como Pedro Pablo Rubens. “A veces es una sola figura, en otras una serie de ellas, y con esas recomponen y hacen una unidad”.

El maestro Ruiz Gomar anotó que “con esto no quiero decir que Miguel Cabrera careciera de originalidad. Él se sabía un gran pintor y, por tanto, heredero de una larga y rica tradición que engloba lo mismo a los maestros europeos, como Antonio Palomino o Rubens, pero también escoge modelos novohispanos, sugerencias de Juan Rodríguez Juárez o de José de Ibarra. De alguna manera, esto abre una forma de comprender la gran escuela de pintura en la Nueva España.

“Los pintores como Cabrera estaban al tanto de las publicaciones que les proporcionaban modelos muy variados y combinaban, por lo tanto, imágenes de distintas épocas y temas para adaptarlos a sus intereses, que mezclaban con sus propias tradiciones”.

- Cabrera y la creación total en el Templo de San Francisco Javier

En 1753, Miguel Cabrera e Higinio de Chávez firmaron un contrato para construir y dorar los retablos del Templo de San Francisco Javier, Tepotzotlán. La doctora Consuelo Maquívar, investigadora emérita del INAH, refirió que Cabrera fue el pintor consentido de la Compañía de Jesús en el siglo XVIII, así como en el XVII lo había sido Cristóbal de Villalpando.

La buena relación con el entonces rector del Colegio, el padre Pedro Reales —quien estuvo a cargo del programa iconográfico—, representó una mancuerna que llevó a este espacio a su máxima expresión artística.

/arm

Sociedad

Atacan a balazos a policías de Tamaulipas; hay un muerto y dos heridos

El Gobierno de Tamaulipas emitió una condolencia por el fallecimiento del policía

Sociedad

Entre cantos y lluvia llegan a templo para despedir a sacerdotes jesuitas asesinados

Los cuerpos de los sacerdotes jesuitas volverán a Cerocahui, la comunidad donde sirvieron por décadas a los habitantes de la Sierra Tarahumara

Política

“Corcholatas” de Morena pregonan la unidad y muestran su fortaleza en Coahuila

Morena asegura que la Cuarta Transformación llegará a Coahuila en el 2023

Gossip

Natalia Téllez apadrina la obra MMF amor, deseo, apego y la gente que no entiende la diferencia

Natalia Téllez y Daniel Tovar, apadrinaron el estreno de esta historia sobre el poliamor entre los centennials

Salud

Zenda.la, seguros médicos para todos

Una plataforma ofrece aseguramiento gratuito para cualquier persona y de manera remota, en la que sólo te registras y desde ese momento ya tienes acceso a un plan básico

Mundo

#Data | ¿Cómo vamos con la viruela símica?

Al cierre de la semana pasada se habian confirmado 3 mil 552 casos de viruela símica en el mundo

Finanzas

México no valora a sus inversionistas: presidente de la Cámara Española de Comercio

Hay empresas españolas listas para invertir más porque hay certidumbre, indica Basagoiti

Sociedad

Moderna apuesta por vacunar a los niños

Arturo Vázquez, representante de la farmacéutica, confía en que no tarde la autorización de su vacuna contra Covid-19