/ domingo 16 de junio de 2019

Radio Abierta, la locura está en el aire

Un programa de radio que combate la estigmatización social con experiencia psiquiátrica; logra cimbrar las fronteras entre la normalidad y la anormalidad, entre cordura y locura...

Todos los miércoles a las 12 del día, desde hace 10 años, ocurre el milagro de que las ondas hertzianas de la Ciudad de México se inundan de voces distintas, lúcidas a su manera, que opinan de todos los temas de actualidad y aún de aquellos considerados filosóficos. Lo distintivo de este programa es que está hecho por personas con experiencia psiquiátrica, es decir, que tienen algún grado de locura.

Son personas que nunca habían tenido un espacio para expresarse, ya que la constante es que en lo social, cultural y hasta familiarmente suelen ser acallados.

La costumbre es que debido a su enfermedad otros sean los que hablen por ellos. Se les margina y etiqueta como minusválidos, sin reparar en el hecho de que, salvo casos extremos de pérdida de contacto con la realidad (con “nuestra” realidad, en todo caso), son personas muy funcionales, que estudian, aman, viajan en Metro y conviven con nosotros, muchas veces sin que nosotros lo notemos.

Es la doctora Sara Makowsky la que comenzó dando voz a los locos (ella no tiene reparo en llamarlos así), para poner los micrófonos al servicio de quienes tienen mucho que decir, a su manera, con desparpajo, con inocencia y, las más de las veces, con gran lucidez.

Makowsky es profesora e investigadora de la UAM Xochimilco, y fue quien invitó al psicólogo Alfredo Oliveira a capacitar a un equipo de personas bajo el modelo argentino de Radio La Colifata, la cual es la primera en el mundo conducida por pacientes psiquiátricos.

“Nosotros no decimos que les damos voz. Lo que hacemos en Radio Abierta es crear las condiciones para que estas personas se expresen. Su voz no suele ser escuchada, son voces silenciadas porque la locura es socialmente silenciada. Es institucionalmente silenciada porque muchos de los fármacos que se les prescriben sirven para acallar el delirio. Para la sociedad no hay nada mas insoportable que escuchar la locura. Son silenciados hasta en sus familias”, expresa y detalla que ellos generan las condiciones para que estas personas puedan retomar su propia voz.

Y, a través de la radio, llevan esas voces no escuchadas a la esfera pública, vía la FM en el 94.1 UAM Radio. Y también vía internet, porque Radio Abierta es una plataforma multimedia, que utiliza distintas herramientas digitales para difundir su mensaje. Transmiten en vivo a través de Facebook live y tienen una revista digital llamada Toing, que puede ser consultada en su página web www.radioabierta.net.

Aunque utilizan las nuevas tecnologías para difundir estas voces en la esfera publica, la verdadera magia de un proyecto como el de Radio Abierta, considera, se da cuando llegan a gente que las escucha.

“Lo que quiere decir es que esas voces son alojadas por otro que las escucha y a través de las redes sociales quienes nos están escuchando comentan y mandan mensajes que son leídos aquí. Cuando llegan los mensajes de afuera, regresan a este espacio sonoro de Radio Abierta”, explica-

Es decir, que no sólo hay quien habla, sino que el círculo de la comunicación se cierra cuando hay verdadera interacción con el público.

“También es una puerta política de voces silenciadas que salen. Es una forma de pluralizar la esfera publica. Entonces construimos y hacemos que estas voces suenen y puedan ser escuchadas. Ésa es como la apuesta central de Radio Abierta, y en ese punto yo le diría que cumplimos a cabalidad. ¿Qué nos gustaría?, pues que sean escuchadas estas voces en otras estaciones de radio. Eso nos encantaría, pero, bueno, ahí estamos, no es fácil”.

Sobre la calidad de lo que dicen y expresan los participantes, Makowsky refiere que los suyos son discursos creativos, muy sensibles. Igual la locura está presente, pero proponiendo otra lógica narrativa discursiva, que causa sorpresas. Que quizá no conecta con cosas muy cuerdas, pero sí con conceptos que no acostumbramos escuchar, o que perdimos o que hemos olvidado.

“Creo que son discursos o narrativas que nos atrapan, porque nos conectan con nosotros mismos, con algo de nosotros mismos. La locura interpela, nos interpela, y de eso no nos podemos escapar”.


Marginados y estigmatizados

Sobre las causas de la marginación de quienes padecen enfermedades psiquiátricas, Makowsky asegura que eso tiene que ver con los prejuicios, porque se cree que lo loco no tiene nada que ver con nosotros.

“Pensamos que un loco es loco las 24 horas y tampoco es así. Radio Abierta sirve para combatir la estigmatización social porque cuando uno los escucha dice ‘pues no están tan locos; yo pienso que tiene razón lo que dice´; entonces al escucharse estas voces se cimbran esas fronteras que aparentemente son tan tajantes entre la normalidad y la anormalidad, entre la cordura y la locura, las pone en cuestión. Porque si ustedes los escuchan y dicen ´yo pienso parecido ¿estaré loco? o ¿ellos no están tan locos? o ¿quiénes son los locos? Muchas veces se nota que están mas cuerdos que los cuerdos”.

Otro gran prejuicio, afirma, es que la gente asocia enfermedad mental con peligrosidad, con violencia, con amenaza, como si la ecuación fuera: enfermo mental igual a peligroso.

“Y no es cierto. Si uno revisa las estadísticas, el porcentaje o la presencia de enfermedad mental es mínima en actos delictivos. Por lo tanto tal ecuación es falsa, pero creencias tales son las que sostienen y alimentan los prejuicios, el estigma y el rechazo social. Hay una gran falta de información sobre el tema de las enfermedades mentales”, señala.

Este, detalla, es un efecto fuerte de Radio Abierta, pues cuestiona estas barreras aparentemente tan claras entre quién está bien cuerdo y quien está bien loco.

“Porque además uno cree que los locos están fuera de este mundo. Y en realidad son personas que como usted o como yo, andan en trasporte público, miran televisión, leen los periódicos. Saben y están informados de lo que pasa en México y en el mundo. Son ciudadanos, no marcianos fuera de la sociedad”.

La radio como terapia

Respecto a las propiedades terapéuticas de hacer radio para estas personas, refiere: “Yo diría que tiene efectos terapéuticos muy potentes, porque son personas que tienen muy pocas relaciones sociales, muy pocos vínculos. Muchos están en condición de aislamiento social y lo que hace la radio es generar lazos sociales”.

“Vienen a la radio, conocen gente, se hacen amigos. Después de la radio se van a comer, a tomar un café. Van generando como un tejido de relaciones sociales que de otra manera no hubieran tenido”.

Otro efecto muy potente, asegura Makowsky, es que comienzan a hablar en nombre propio. “No nos olvidemos que estas personas son habladas por otros, son historiadas por los psiquiatras, por los médicos, quienes hablan por ellos. Los familiares también. Y aquí van tomando su propia voz y hablando en nombre propio”.

Menciona que otro efecto que tiene la experiencia de Radio Abierta es que a estas personas, cuando se les asigna un diagnóstico psiquiátrico, automáticamente se les encapsula en él y parece que no pueden ser otra cosa que un bipolar o un esquizofrénico. Para el saber medico, para la familia, en realidad el diagnóstico es una partecita de esa persona. Pero esa persona a lo mejor es músico y toca la guitarra o escribe poemas. O tiene un interés particular sobre el medio ambiente y produce cápsulas ecológicas. O es pintor, o artista, o escribe.

“Participar en Radio Abierta logra que estas personas salgan de ese atrapamiento psiquiátrico y comiencen a reconectarse con otras cosas y con sus intereses particulares. Con deseos que habían estado clausurados por el diagnóstico psiquiátrico. Porque el diagnóstico es una piedra que cae en la vida de un ser humano, lo define y lo atrapa. Ahí adentro eres un esquizofrénico. En realidad, no eres un esquizofrénico, a lo mejor tienes ese diagnóstico, pero eres un pintor o eres no sé, un profesor. Este es otro efecto que produce la radio, también muy potente, que la persona alcanza a comprender que el diagnóstico no es el 100% de sí mismo”.

Los inicios

Sara Makowsky recuerda que cuando comenzaron con este proyecto hace 10 años, lo hicieron ahí, a la vuelta de la UAM Xochimilco, dentro de un albergue para personas en condición de calle, hombres con trastorno mental. Es un Centro de Atención e Integración Total, CAI, que depende del gobierno de la Ciudad de México.

Ellos fueron los primeros a los que se les dio el micrófono. Fueron los fundadores de la experiencia de la Radio Abierta. Con el paso del tiempo llevaron la radio ambulante a hospitales psiquiátricos como el Fray Bernandino y el Instituto Nacional de Psiquiatría. Los que participaban ahí después empezaron a ir a la UAM Xochimilco, donde se transmite en vivo el programa los miércoles a las 12 del día. Unos invitaron a otros y así poco a poco fueron construyendo comunidad.

“En efecto, hacemos comunidad, pero no sólo entre ellos, sino con la comunidad universitaria de la UAM. También con la gente que nos escucha, que es una comunidad virtual que sigue a Radio Abierta a través de internet, de las paginas web, de radio y de Facebook. La UAM es nuestra sede, que tiene una gran hospitalidad y nos asigna un presupuesto, chiquito, pero que nos permite operar y lanzar nuestro programa en su frecuencia”.

Refiere que el programa ya ha sido objeto de estudio en tesis de psicología y antropología, como un caso único en México.


Inclusión social

Fundada en junio del 2009, es la primera radio en México realizada por personas que tienen experiencia psiquiátrica.

Es una radio alternativa que provoca inclusión social a través de la comunicación.

Las sesiones son todos los miércoles de 10 a 13 horas, desde el primer jardín de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco.

En el centro de la propuesta de Radio Abierta se encuentra la apuesta por incluir en la escena pública las voces y las presencias de las personas que han sido siempre excluidas y discriminadas de la sociedad.

¡Escúchalos!

Transmite por Internet 24 horas los 7 días de la semana. www.radioabierta.net

El programa se transmite por UAM Radio 94.1 FM los miércoles a las 12 de día, y se repite a las 16:00 horas y sábados a las 20:00 hrs.

Todos los miércoles a las 12 del día, desde hace 10 años, ocurre el milagro de que las ondas hertzianas de la Ciudad de México se inundan de voces distintas, lúcidas a su manera, que opinan de todos los temas de actualidad y aún de aquellos considerados filosóficos. Lo distintivo de este programa es que está hecho por personas con experiencia psiquiátrica, es decir, que tienen algún grado de locura.

Son personas que nunca habían tenido un espacio para expresarse, ya que la constante es que en lo social, cultural y hasta familiarmente suelen ser acallados.

La costumbre es que debido a su enfermedad otros sean los que hablen por ellos. Se les margina y etiqueta como minusválidos, sin reparar en el hecho de que, salvo casos extremos de pérdida de contacto con la realidad (con “nuestra” realidad, en todo caso), son personas muy funcionales, que estudian, aman, viajan en Metro y conviven con nosotros, muchas veces sin que nosotros lo notemos.

Es la doctora Sara Makowsky la que comenzó dando voz a los locos (ella no tiene reparo en llamarlos así), para poner los micrófonos al servicio de quienes tienen mucho que decir, a su manera, con desparpajo, con inocencia y, las más de las veces, con gran lucidez.

Makowsky es profesora e investigadora de la UAM Xochimilco, y fue quien invitó al psicólogo Alfredo Oliveira a capacitar a un equipo de personas bajo el modelo argentino de Radio La Colifata, la cual es la primera en el mundo conducida por pacientes psiquiátricos.

“Nosotros no decimos que les damos voz. Lo que hacemos en Radio Abierta es crear las condiciones para que estas personas se expresen. Su voz no suele ser escuchada, son voces silenciadas porque la locura es socialmente silenciada. Es institucionalmente silenciada porque muchos de los fármacos que se les prescriben sirven para acallar el delirio. Para la sociedad no hay nada mas insoportable que escuchar la locura. Son silenciados hasta en sus familias”, expresa y detalla que ellos generan las condiciones para que estas personas puedan retomar su propia voz.

Y, a través de la radio, llevan esas voces no escuchadas a la esfera pública, vía la FM en el 94.1 UAM Radio. Y también vía internet, porque Radio Abierta es una plataforma multimedia, que utiliza distintas herramientas digitales para difundir su mensaje. Transmiten en vivo a través de Facebook live y tienen una revista digital llamada Toing, que puede ser consultada en su página web www.radioabierta.net.

Aunque utilizan las nuevas tecnologías para difundir estas voces en la esfera publica, la verdadera magia de un proyecto como el de Radio Abierta, considera, se da cuando llegan a gente que las escucha.

“Lo que quiere decir es que esas voces son alojadas por otro que las escucha y a través de las redes sociales quienes nos están escuchando comentan y mandan mensajes que son leídos aquí. Cuando llegan los mensajes de afuera, regresan a este espacio sonoro de Radio Abierta”, explica-

Es decir, que no sólo hay quien habla, sino que el círculo de la comunicación se cierra cuando hay verdadera interacción con el público.

“También es una puerta política de voces silenciadas que salen. Es una forma de pluralizar la esfera publica. Entonces construimos y hacemos que estas voces suenen y puedan ser escuchadas. Ésa es como la apuesta central de Radio Abierta, y en ese punto yo le diría que cumplimos a cabalidad. ¿Qué nos gustaría?, pues que sean escuchadas estas voces en otras estaciones de radio. Eso nos encantaría, pero, bueno, ahí estamos, no es fácil”.

Sobre la calidad de lo que dicen y expresan los participantes, Makowsky refiere que los suyos son discursos creativos, muy sensibles. Igual la locura está presente, pero proponiendo otra lógica narrativa discursiva, que causa sorpresas. Que quizá no conecta con cosas muy cuerdas, pero sí con conceptos que no acostumbramos escuchar, o que perdimos o que hemos olvidado.

“Creo que son discursos o narrativas que nos atrapan, porque nos conectan con nosotros mismos, con algo de nosotros mismos. La locura interpela, nos interpela, y de eso no nos podemos escapar”.


Marginados y estigmatizados

Sobre las causas de la marginación de quienes padecen enfermedades psiquiátricas, Makowsky asegura que eso tiene que ver con los prejuicios, porque se cree que lo loco no tiene nada que ver con nosotros.

“Pensamos que un loco es loco las 24 horas y tampoco es así. Radio Abierta sirve para combatir la estigmatización social porque cuando uno los escucha dice ‘pues no están tan locos; yo pienso que tiene razón lo que dice´; entonces al escucharse estas voces se cimbran esas fronteras que aparentemente son tan tajantes entre la normalidad y la anormalidad, entre la cordura y la locura, las pone en cuestión. Porque si ustedes los escuchan y dicen ´yo pienso parecido ¿estaré loco? o ¿ellos no están tan locos? o ¿quiénes son los locos? Muchas veces se nota que están mas cuerdos que los cuerdos”.

Otro gran prejuicio, afirma, es que la gente asocia enfermedad mental con peligrosidad, con violencia, con amenaza, como si la ecuación fuera: enfermo mental igual a peligroso.

“Y no es cierto. Si uno revisa las estadísticas, el porcentaje o la presencia de enfermedad mental es mínima en actos delictivos. Por lo tanto tal ecuación es falsa, pero creencias tales son las que sostienen y alimentan los prejuicios, el estigma y el rechazo social. Hay una gran falta de información sobre el tema de las enfermedades mentales”, señala.

Este, detalla, es un efecto fuerte de Radio Abierta, pues cuestiona estas barreras aparentemente tan claras entre quién está bien cuerdo y quien está bien loco.

“Porque además uno cree que los locos están fuera de este mundo. Y en realidad son personas que como usted o como yo, andan en trasporte público, miran televisión, leen los periódicos. Saben y están informados de lo que pasa en México y en el mundo. Son ciudadanos, no marcianos fuera de la sociedad”.

La radio como terapia

Respecto a las propiedades terapéuticas de hacer radio para estas personas, refiere: “Yo diría que tiene efectos terapéuticos muy potentes, porque son personas que tienen muy pocas relaciones sociales, muy pocos vínculos. Muchos están en condición de aislamiento social y lo que hace la radio es generar lazos sociales”.

“Vienen a la radio, conocen gente, se hacen amigos. Después de la radio se van a comer, a tomar un café. Van generando como un tejido de relaciones sociales que de otra manera no hubieran tenido”.

Otro efecto muy potente, asegura Makowsky, es que comienzan a hablar en nombre propio. “No nos olvidemos que estas personas son habladas por otros, son historiadas por los psiquiatras, por los médicos, quienes hablan por ellos. Los familiares también. Y aquí van tomando su propia voz y hablando en nombre propio”.

Menciona que otro efecto que tiene la experiencia de Radio Abierta es que a estas personas, cuando se les asigna un diagnóstico psiquiátrico, automáticamente se les encapsula en él y parece que no pueden ser otra cosa que un bipolar o un esquizofrénico. Para el saber medico, para la familia, en realidad el diagnóstico es una partecita de esa persona. Pero esa persona a lo mejor es músico y toca la guitarra o escribe poemas. O tiene un interés particular sobre el medio ambiente y produce cápsulas ecológicas. O es pintor, o artista, o escribe.

“Participar en Radio Abierta logra que estas personas salgan de ese atrapamiento psiquiátrico y comiencen a reconectarse con otras cosas y con sus intereses particulares. Con deseos que habían estado clausurados por el diagnóstico psiquiátrico. Porque el diagnóstico es una piedra que cae en la vida de un ser humano, lo define y lo atrapa. Ahí adentro eres un esquizofrénico. En realidad, no eres un esquizofrénico, a lo mejor tienes ese diagnóstico, pero eres un pintor o eres no sé, un profesor. Este es otro efecto que produce la radio, también muy potente, que la persona alcanza a comprender que el diagnóstico no es el 100% de sí mismo”.

Los inicios

Sara Makowsky recuerda que cuando comenzaron con este proyecto hace 10 años, lo hicieron ahí, a la vuelta de la UAM Xochimilco, dentro de un albergue para personas en condición de calle, hombres con trastorno mental. Es un Centro de Atención e Integración Total, CAI, que depende del gobierno de la Ciudad de México.

Ellos fueron los primeros a los que se les dio el micrófono. Fueron los fundadores de la experiencia de la Radio Abierta. Con el paso del tiempo llevaron la radio ambulante a hospitales psiquiátricos como el Fray Bernandino y el Instituto Nacional de Psiquiatría. Los que participaban ahí después empezaron a ir a la UAM Xochimilco, donde se transmite en vivo el programa los miércoles a las 12 del día. Unos invitaron a otros y así poco a poco fueron construyendo comunidad.

“En efecto, hacemos comunidad, pero no sólo entre ellos, sino con la comunidad universitaria de la UAM. También con la gente que nos escucha, que es una comunidad virtual que sigue a Radio Abierta a través de internet, de las paginas web, de radio y de Facebook. La UAM es nuestra sede, que tiene una gran hospitalidad y nos asigna un presupuesto, chiquito, pero que nos permite operar y lanzar nuestro programa en su frecuencia”.

Refiere que el programa ya ha sido objeto de estudio en tesis de psicología y antropología, como un caso único en México.


Inclusión social

Fundada en junio del 2009, es la primera radio en México realizada por personas que tienen experiencia psiquiátrica.

Es una radio alternativa que provoca inclusión social a través de la comunicación.

Las sesiones son todos los miércoles de 10 a 13 horas, desde el primer jardín de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Xochimilco.

En el centro de la propuesta de Radio Abierta se encuentra la apuesta por incluir en la escena pública las voces y las presencias de las personas que han sido siempre excluidas y discriminadas de la sociedad.

¡Escúchalos!

Transmite por Internet 24 horas los 7 días de la semana. www.radioabierta.net

El programa se transmite por UAM Radio 94.1 FM los miércoles a las 12 de día, y se repite a las 16:00 horas y sábados a las 20:00 hrs.

Mundo

Ya son 571 los casos de infectados por nuevo coronavirus en China

Hasta la fecha, los servicios sanitarios chinos han realizado seguimiento de 5.897 personas que han estado en contacto cercano con pacientes contagiados

Sociedad

Hacienda confirma medicamento para niños con cáncer tras presiones

La dependencia confirmó que en próximos días recibirán más de 120 mil piezas de 14 medicamentos oncológicos

México

UIF congela 137 mdp a abuelo del niño agresor de Torreón

También le confiscaron 10 vehículos de lujo de reciente modelo

Finanzas

# Data | México, con el crédito de los más baratos de la LATAM

Según el FMI, de 2015 a 2019 en México se registró una tasa promedio para créditos de 6.4%

Moda

¡Viva la Doña! París celebra a la diva María Félix

El diseñador Franck Sorbier tomó inspiración de la herencia yaqui y española de "la Doña"

Justicia

México, estancado en corrupción

Si bien México avanzó en el ranking global ocho sitios, al pasar del lugar 138 al 130 en tan sólo un año de 180 países evaluados, sigue empantanado en el top ten de los países más corruptos en América Latina

Policía

Caen empleados de hotel de la Tabacalera por secuestro

El gerente y la recepcionista son acusados de la privación ilegal de la libertad de una mujer y sus dos hijas

CDMX

Entra en vigor la Ley Olimpia en la ciudad

Esta ley castiga a quien difunda o produzca videos, fotografías o imágenes íntimas y con contenido sexual de otra persona, sin su consentimiento

CDMX

Prepa 9 suspende a maestros señalados de acoso

La medida aplicará de la misma manera en la que otro campus, la Preparatoria 7, propuso la atención a las alumnas