/ domingo 7 de abril de 2019

Ramón Vargas: Lo difícil no es llegar, sino mantenerse

El tenor mexicano recibirá el galardón honorífico instituido por la revista Opera News

Considerado uno de los tenores más importantes del mundo, el mexicano Ramón Vargas se inició cantando como solista en el coro de Infantes en la Basílica de Guadalupe y ahora recibirá el galardón honorífico instituido por la revista Opera News, que forma parte del Opera Guild del Metropolitan de New York.

En entrevista telefónica desde Alemania, Vargas comentó: “Me siento muy satisfecho y contento que se me reconozca el trabajo que he hecho” y consideró que este premio le será otorgado debido a “todo este trabajo que viene detrás, son muchos años de constancia”.

Y vaya que lo han sido, ya que cuenta con más de 60 interpretaciones en obras líricas a lo largo de su carrera, además de haberse presentado en teatros como la Ópera Estatal de Viena, el MET de Nueva York, La Scala de Milán, entre muchos otros.

En México no es fácil ser tenor y menos conseguir proyección internacional, pero Vargas lo logró. Al respecto dijo: “Es el resultado de una vida de disciplina, de trabajo, de siempre estar preparándose; es difícil llegar, pero más difícil mantenerse”.

Somos un grupo de mexicanos que estamos haciendo patria fuera de México.

Hace un año el tenor cumplía 35 años de carrera, hecho que le provoca “ponerme las pilas para seguir adelante, para no desfallecer, para continuar mi desarrollo, mi carrera, cantar con compromiso, como siempre lo he hecho”, pues al final su objetivo es “llevar el arte del canto a todos lados”.

Vargas expresó que le da mucha satisfacción poner en alto el nombre de México: “Somos un grupo de mexicanos que estamos haciendo patria fuera de México y esto me hace sentir muy motivado”, pues “nosotros somos como la carta de presentación del país ante los demás países”.

Por el momento no tiene planes de presentarse en algún recinto de México, pero comentó que ojalá pronto “haya una política cultural para el país”, debido a que “desafortunadamente muchos gobiernos consideran que la cultura es como un lujo”.

No, no es un lujo, la cultura y el arte es una necesidad de los pueblos.

Actualmente Ramón Vargas se presentan en Europa: “Ahora estoy en Hamburgo, después voy a estar en Ginebra, en Japón, en Praga y en el Festival Orange en Francia”.

Finalmente se presentará en el Teatro Colón de Argentina, con la ópera “Los cuentos de Hoffmann”, la cual “es una de mis óperas favoritas”, pronunció.

El cantante dijo que “estar todavía activo me motiva para seguir adelante, seguir mejorando, estudiando y aprendiendo nuevos roles”.

En el año 1982 ganó el Concurso Nacional Carlo Morelli, lo cual le dio una mayor proyección y lo llevó a debutar en la ópera Lo Speziale de Hayden, que se presentaba en Monterrey.

Para 1983 obtuvo su primer papel protagónico al interpretar a Fenton en el Falstaff de Verdi, para el año 1990 decidió volverse un cantante independiente, a partir de ese momento comienza a presentarse en teatros de renombre; su gran oportunidad ocurrió en el año de 1992, cuando el Met de Nueva York lo llamó para interpretar la ópera “Lucia di Lammermoor”, en sustitución de Luciano Pavarotti.

Vargas ha sido reconocido con varios premios a lo largo de su carrera, entre los que destacan el Gino Tani, galardón otorgado por la crítica italiana, y el Echo Klassik por mejor cantante del año.


Considerado uno de los tenores más importantes del mundo, el mexicano Ramón Vargas se inició cantando como solista en el coro de Infantes en la Basílica de Guadalupe y ahora recibirá el galardón honorífico instituido por la revista Opera News, que forma parte del Opera Guild del Metropolitan de New York.

En entrevista telefónica desde Alemania, Vargas comentó: “Me siento muy satisfecho y contento que se me reconozca el trabajo que he hecho” y consideró que este premio le será otorgado debido a “todo este trabajo que viene detrás, son muchos años de constancia”.

Y vaya que lo han sido, ya que cuenta con más de 60 interpretaciones en obras líricas a lo largo de su carrera, además de haberse presentado en teatros como la Ópera Estatal de Viena, el MET de Nueva York, La Scala de Milán, entre muchos otros.

En México no es fácil ser tenor y menos conseguir proyección internacional, pero Vargas lo logró. Al respecto dijo: “Es el resultado de una vida de disciplina, de trabajo, de siempre estar preparándose; es difícil llegar, pero más difícil mantenerse”.

Somos un grupo de mexicanos que estamos haciendo patria fuera de México.

Hace un año el tenor cumplía 35 años de carrera, hecho que le provoca “ponerme las pilas para seguir adelante, para no desfallecer, para continuar mi desarrollo, mi carrera, cantar con compromiso, como siempre lo he hecho”, pues al final su objetivo es “llevar el arte del canto a todos lados”.

Vargas expresó que le da mucha satisfacción poner en alto el nombre de México: “Somos un grupo de mexicanos que estamos haciendo patria fuera de México y esto me hace sentir muy motivado”, pues “nosotros somos como la carta de presentación del país ante los demás países”.

Por el momento no tiene planes de presentarse en algún recinto de México, pero comentó que ojalá pronto “haya una política cultural para el país”, debido a que “desafortunadamente muchos gobiernos consideran que la cultura es como un lujo”.

No, no es un lujo, la cultura y el arte es una necesidad de los pueblos.

Actualmente Ramón Vargas se presentan en Europa: “Ahora estoy en Hamburgo, después voy a estar en Ginebra, en Japón, en Praga y en el Festival Orange en Francia”.

Finalmente se presentará en el Teatro Colón de Argentina, con la ópera “Los cuentos de Hoffmann”, la cual “es una de mis óperas favoritas”, pronunció.

El cantante dijo que “estar todavía activo me motiva para seguir adelante, seguir mejorando, estudiando y aprendiendo nuevos roles”.

En el año 1982 ganó el Concurso Nacional Carlo Morelli, lo cual le dio una mayor proyección y lo llevó a debutar en la ópera Lo Speziale de Hayden, que se presentaba en Monterrey.

Para 1983 obtuvo su primer papel protagónico al interpretar a Fenton en el Falstaff de Verdi, para el año 1990 decidió volverse un cantante independiente, a partir de ese momento comienza a presentarse en teatros de renombre; su gran oportunidad ocurrió en el año de 1992, cuando el Met de Nueva York lo llamó para interpretar la ópera “Lucia di Lammermoor”, en sustitución de Luciano Pavarotti.

Vargas ha sido reconocido con varios premios a lo largo de su carrera, entre los que destacan el Gino Tani, galardón otorgado por la crítica italiana, y el Echo Klassik por mejor cantante del año.


Justicia

MCCI revela participación de Lozoya en empresa de Londres

Mexicanos contra la Corrupción (MCCI) reveló que Lozoya participaba en la empresa Royal Exchange (TEG Capital) Limited

Sociedad

Adelantan periodo vacacional escuelas de Acapulco

El secretario de Educación Guerrero, Arturo Salgado, afirmó que se aplicarán descuentos a maestros que de manera injustificada adelanten el periodo de asueto

Justicia

Desaparecen tres jóvenes en Veracruz, el mismo día

Astrid Carolina y David Nieva fueron localizados con vida, falta localizar a Cristián Vivero de 23 años desaparecido desde el viernes pasado

Finanzas

Ebrard alista mensaje sobre avances en T-MEC

De acuerdo a la Secretaría de Relaciones Exteriores, Ebrard estará acompañado por el subsecretario para América del Norte Jesús Seade

Valle de México

Krav Maga, la técnica para matar del monstruo de Toluca

“¿Quieres aprender a matar?, no hay nada mejor que el Krav Maga", afirmaba el presunto asesino en su cuenta de Facebook

Virales

¡Con groserías! Cura regaña a niña y desata tremenda discusión

El video fue grabado a escondidas por los feligreses que se encontraban presentes

Justicia

Lozoya escondió ser accionista mayoritario de empresa en Londres: MCCI

Mexicanos contra la Corrupción (MCCI) reveló que Lozoya participaba en la empresa Royal Exchange (TEG Capital) Limited

Sociedad

Coneval pondrá en línea plataforma sobre derechos sociales

Dicho sistema contará con más de 100 indicadores, los cuales serán medidos con tres criterios