/ lunes 27 de noviembre de 2023

Rescatan colección de libros "prohibidos"

En España se inauguró una muestra con publicaciones de distintos tipos que han sido intervenidas, tachadas y hasta mutiladas

La Biblioteca Nacional de España acogerá la exposición ‘Malos libros, la censura en la España moderna’, con 94 obras originales que incluyen libros vedados, intervenidos, tachados y mutilados.

Del total del casi centenar de obras, 87 pertenecen a la Biblioteca Nacional. La muestra está dedicada a los índices de libros prohibidos y expurgados y a su contenido, esto es: a los libros vedados, intervenidos, tachados y mutilados, y también a los perdidos, quemados, emparedados o arrojados a los pozos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe noticias relevantes sobre más negocios disruptores

“Más allá de la batalla contra la herejía, el protestantismo y el libro luterano, que era su propósito originario, los índices alcanzaron también a la historia, a la ficción o a las oraciones y las formas de piedad popular; transformaron la industria editorial, la ordenación de las bibliotecas, la organización de las profesiones y de los oficios en torno al libro, y hasta la concepción de la escritura y de la lectura”, según la institución.


Estos libros determinaron además la percepción de la heterodoxia en otras manifestaciones artísticas, como estampas o medallas, además de que generaron “un clima de recelo, culpa y sospecha ante el libro y la textualidad”.

La exposición se organiza en dos secciones, con preámbulo y epílogo y un breve intermedio entre ambas. En ese sentido, trata de mostrar que la censura de libros puede entenderse como una forma de limitar y erradicar el disenso religioso y político como un instrumento de control social y de creación de convicciones, y como un medio de acceder a las conciencias de los individuos mediante la vigilancia de la lectura y la intervención en la textualidad.

“Sus herramientas más visibles, aunque no las únicas, son la prohibición de libros, su transformación mediante el expurgo -que recorta o tacha selectivamente pasajes de un manuscrito o un impreso-, la actividad de calificación o diagnóstico que determina que un texto es herético, erróneo, escandaloso, peligroso, injurioso o temerario, o la representación de la lectura de los libros malos como un envenenamiento de las almas o de las conciencias”, añade la institución.

Organizada como si de un libro se tratara -con preámbulo, epílogo, dos capítulos y un intermedio- la exposición reúne también varios libros reunidos bajo el título ‘Las huellas del expurgo’, que se trata de obras tachadas, encoladas o con páginas arrancadas.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sin embargo, en esta exposición faltan dos piezas únicas afectadas por la censura y conservadas de forma extraordinaria y azarosa, que debido a que las instituciones custodias no han prestado y que se han incluido a través de una reproducción.

Se trata de un amuleto mágico impreso, la nómina de Barcarrota, y de un grabado erótico del llamado “Opúsculo Toscanini”, el único ejemplar impreso que ha sobrevivido de la primera edición de los célebres Dieciséis modos.




TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

La Biblioteca Nacional de España acogerá la exposición ‘Malos libros, la censura en la España moderna’, con 94 obras originales que incluyen libros vedados, intervenidos, tachados y mutilados.

Del total del casi centenar de obras, 87 pertenecen a la Biblioteca Nacional. La muestra está dedicada a los índices de libros prohibidos y expurgados y a su contenido, esto es: a los libros vedados, intervenidos, tachados y mutilados, y también a los perdidos, quemados, emparedados o arrojados a los pozos.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe noticias relevantes sobre más negocios disruptores

“Más allá de la batalla contra la herejía, el protestantismo y el libro luterano, que era su propósito originario, los índices alcanzaron también a la historia, a la ficción o a las oraciones y las formas de piedad popular; transformaron la industria editorial, la ordenación de las bibliotecas, la organización de las profesiones y de los oficios en torno al libro, y hasta la concepción de la escritura y de la lectura”, según la institución.


Estos libros determinaron además la percepción de la heterodoxia en otras manifestaciones artísticas, como estampas o medallas, además de que generaron “un clima de recelo, culpa y sospecha ante el libro y la textualidad”.

La exposición se organiza en dos secciones, con preámbulo y epílogo y un breve intermedio entre ambas. En ese sentido, trata de mostrar que la censura de libros puede entenderse como una forma de limitar y erradicar el disenso religioso y político como un instrumento de control social y de creación de convicciones, y como un medio de acceder a las conciencias de los individuos mediante la vigilancia de la lectura y la intervención en la textualidad.

“Sus herramientas más visibles, aunque no las únicas, son la prohibición de libros, su transformación mediante el expurgo -que recorta o tacha selectivamente pasajes de un manuscrito o un impreso-, la actividad de calificación o diagnóstico que determina que un texto es herético, erróneo, escandaloso, peligroso, injurioso o temerario, o la representación de la lectura de los libros malos como un envenenamiento de las almas o de las conciencias”, añade la institución.

Organizada como si de un libro se tratara -con preámbulo, epílogo, dos capítulos y un intermedio- la exposición reúne también varios libros reunidos bajo el título ‘Las huellas del expurgo’, que se trata de obras tachadas, encoladas o con páginas arrancadas.

➡️Únete al canal de El Sol de México en WhatsApp para no perderte la información más importante

Sin embargo, en esta exposición faltan dos piezas únicas afectadas por la censura y conservadas de forma extraordinaria y azarosa, que debido a que las instituciones custodias no han prestado y que se han incluido a través de una reproducción.

Se trata de un amuleto mágico impreso, la nómina de Barcarrota, y de un grabado erótico del llamado “Opúsculo Toscanini”, el único ejemplar impreso que ha sobrevivido de la primera edición de los célebres Dieciséis modos.




TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

CDMX

Este domingo se mantiene la fase 1 de Contingencia Ambiental

La Ciudad de México y el Estado de México llevan más de 50 horas bajo contigencia debido a la mala calidad del aire

Finanzas

Muere César Castro, líder de los industriales en Jalisco

Nació en Tepic, Nayarit y estudió la licenciatura en Ingeniería Mecánica Eléctrica en la Universidad de Guadalajara

Sociedad

Grupo armado ataca a policías de Tulancingo, Hidalgo

Sujetos armados a bordo de una camioneta blindada dispararon contra uniformados de Seguridad Pública de Tulancingo, los agresores huyeron 

Mundo

Marcha en favor de Bolsonaro tras acusaciones de golpismo

La marcha fue convocada por el propio Jair Bolsonaro, en Sao Paulo

Sociedad

Cuitzeo, el segundo lago más grande del país pierde 70% de su agua

Está condenado si no se actúa ante la falta de lluvias y la presión que ejerce el cultivo de aguacate, alertan

Sociedad

Alistan bombardeo de nubes para SLP, Michoacán y Tamaulipas

Michoacán, Tamaulipas y SLP preparan gasto de hasta 17 mdp para este programa de la Sader que busca paliar los efectos de la sequía en el país