/ martes 26 de abril de 2016

“Sé que estás aquí”, novela escrita por la francesa Clélie Avit

POR ROBERTO RONDERO | El Sol de México

Elsa tiene treinta años y adora la montaña. Pero, precisamente a causa de esta pasión, ha caído de una pared helada y ahora yace en una cama de hospital. Hace veinte semanas que está en coma. Aunque ella oye todo, ninguna de las personas que la rodean parece darse cuenta, así transcurre “Sé que estás aquí” (Ediciones BN, 225 páginas), la primera novela escrita por la francesa Clélie Avit, graduada como profesora de fisicoquímica y quien obtuviera el año pasado el Premio Nuevo Talento de la Fundación Bouygues Telecom.

En “Sé que estás aquí” un día, un joven desconocido entra en la habitación de Elsa por error. Thibault no sabe nada de la historia de Elsa, pero empieza a hablar con ella y conoce a sus amigos. Y algo en esa joven dormida, que huele a jazmín y tiene un aspecto muy dulce, lo atrae como un imán a su habitación.

-“Estoy en coma”

“Tengo frío. Tengo hambre. Tengo miedo. Al menos eso creo.

“Hace veinte semanas que estoy en coma e imagino que debo de tener frío, hambre y miedo. Parece absurdo, porque si alguien debe saber lo que experimento, sin duda ese alguien soy yo, pero ahora… solo puedo imaginarlo.

“Sé que estoy en coma porque los he oído hablar de ello. Vagamente. Debe de hacer unas seis semanas que ‘oí’ por primera vez. Si he contado bien”.

Entrelíneas, “Sé que estás aquí” es un relato a una sola voz, desesperante, agónico, un llamado de rescate a un mundo exterior que no se inmuta ante el cuerpo inerte, aparentemente desconectado.

“Hace seis semanas que estoy despierta. Hace seis semanas que nadie se da cuenta. De todos modos, no van a someterme a un TAC las veinticuatro horas del día. Si el sensor que hace “bip” a mi lado, no ha querido mostrar que mi cerebro es de nuevo capaz de hacer funcionar su zona auditiva, no van a arriesgarse a introducir mi cabeza en el escáner por un coste de ochocientos mil euros.

“Todos me creen desahuciada. Hasta mis padres empiezan a rendirse. Mi madre ya no viene tan a menudo. Y al parecer, mi padre lo dejó al cabo de diez días. Solo mi hermana pequeña acude con regularidad todos los miércoles, en ocasiones acompañada de su pareja de turno”.

En la trama de “Sé que estás aquí” Thibault no sabe que Elsa no volverá a despertar, porque en breve la desconectarán de las máquinas que la mantienen con vida. Los médicos así lo han decidido, y la familia ha aceptado. Todos piensan que es imposible que Elsa despierte. No obstante, cada vez Thibault entra en la habitación, ella siente que se le acelera el corazón…

/arm

POR ROBERTO RONDERO | El Sol de México

Elsa tiene treinta años y adora la montaña. Pero, precisamente a causa de esta pasión, ha caído de una pared helada y ahora yace en una cama de hospital. Hace veinte semanas que está en coma. Aunque ella oye todo, ninguna de las personas que la rodean parece darse cuenta, así transcurre “Sé que estás aquí” (Ediciones BN, 225 páginas), la primera novela escrita por la francesa Clélie Avit, graduada como profesora de fisicoquímica y quien obtuviera el año pasado el Premio Nuevo Talento de la Fundación Bouygues Telecom.

En “Sé que estás aquí” un día, un joven desconocido entra en la habitación de Elsa por error. Thibault no sabe nada de la historia de Elsa, pero empieza a hablar con ella y conoce a sus amigos. Y algo en esa joven dormida, que huele a jazmín y tiene un aspecto muy dulce, lo atrae como un imán a su habitación.

-“Estoy en coma”

“Tengo frío. Tengo hambre. Tengo miedo. Al menos eso creo.

“Hace veinte semanas que estoy en coma e imagino que debo de tener frío, hambre y miedo. Parece absurdo, porque si alguien debe saber lo que experimento, sin duda ese alguien soy yo, pero ahora… solo puedo imaginarlo.

“Sé que estoy en coma porque los he oído hablar de ello. Vagamente. Debe de hacer unas seis semanas que ‘oí’ por primera vez. Si he contado bien”.

Entrelíneas, “Sé que estás aquí” es un relato a una sola voz, desesperante, agónico, un llamado de rescate a un mundo exterior que no se inmuta ante el cuerpo inerte, aparentemente desconectado.

“Hace seis semanas que estoy despierta. Hace seis semanas que nadie se da cuenta. De todos modos, no van a someterme a un TAC las veinticuatro horas del día. Si el sensor que hace “bip” a mi lado, no ha querido mostrar que mi cerebro es de nuevo capaz de hacer funcionar su zona auditiva, no van a arriesgarse a introducir mi cabeza en el escáner por un coste de ochocientos mil euros.

“Todos me creen desahuciada. Hasta mis padres empiezan a rendirse. Mi madre ya no viene tan a menudo. Y al parecer, mi padre lo dejó al cabo de diez días. Solo mi hermana pequeña acude con regularidad todos los miércoles, en ocasiones acompañada de su pareja de turno”.

En la trama de “Sé que estás aquí” Thibault no sabe que Elsa no volverá a despertar, porque en breve la desconectarán de las máquinas que la mantienen con vida. Los médicos así lo han decidido, y la familia ha aceptado. Todos piensan que es imposible que Elsa despierte. No obstante, cada vez Thibault entra en la habitación, ella siente que se le acelera el corazón…

/arm

Sociedad

México tiene más personas internadas por consumo de drogas que por alcohol

El informe de Naciones Unidas indica que el consumo de este narcótico puede ir más allá de las áreas cercanas a la frontera con Estados Unidos

CDMX

Estas son las alternativas de transporte ante el cierre de la Línea 1 del Metro

Te decimos cómo puedes trasladarte si ocupas esta línea del Metro

Sociedad

Tiendas en Monterrey no tienen agua ni para sus empleados: así se vive la escasez

En Monterrey, las tiendas se han visto obligadas a racionar la venta de botellas de agua ante la escasez

Sociedad

Empresa inhabilitada en México hará cárcel en Guatemala

Itecsa, subsidiaria de Grupo Tradeco, está a un paso de quedarse con la licitación que asciende a casi 88 millones de dólares

Sociedad

Persecución en Fresnillo, Zacatecas deja un muerto

En el Paseo del Mineral elementos policiacos persiguieron a hombres armados

Virales

El perrito Uber: el lomito con mochila de repartidor y casco, ¡listo para trabajar!

Un hombre decidió equipar a su lomito de una manera muy peculiar, pero anteriormente ya le había creado varios trajecitos

Sociedad

Muere un niño de la familia LeBarón y 4 jornaleros en choque en Chihuahua

Lamentablemente murieron cinco personas, entre ellos un menor de solo 3 años que pertenecía a la familia LeBarón

Política

Segob reconoce incapacidad para atender huelga en Notimex

Admitieron que el conflicto está atascado ya que Sanjuana Martínez está negada a realizar negociación alguna

Sociedad

Inician rehabilitación de carretera 307 y acceso a Playa del Carmen

También se incluye la reparación de un socavón en el kilómetro 265, restauración de losas de concreto y obras de drenaje