/ jueves 27 de abril de 2023

Valeria Vera agradece la inclusión en escena

La actriz confiesa que si no hubiera existido la apertura hacia personajes LGBT+ en el cine y la televisión, su carrera hubiera sido frustrante

A Valeria Vera las tablas se le dieron desde niña. En aquellos castings de los años ochenta, donde entre las filas de miles de niños, ella era uno de los talentos elegidos.

Incluso, cuenta, Raúl Velasco le dio su famosa “patadita de la suerte”, esa que recibieron muchos artistas en el programa Siempre en Domingo. “Si quieren, pueden ver los videos en YouTube para que se rían un poco”, dice.

Sabía que el escenario sería suyo, y a los 11 años ya estaba grabando su primer disco en España. Posteriormente, se dedicó a hacer música junto a Jorge D’alessio.

"Éramos compas y crecimos juntos, creamos el grupo Base. Me tocaron los grandes eventos de aquellos tiempos, como la Rockola Coca-Cola y otros, fue como un gran entrenamiento donde pude expandir mi energía y poner en práctica todos mis conocimientos”, afirma.

Desde niña siempre tuvo el apoyo de su madre, quien la aceptaba tal y como era, con sus preferencias y talentos.

“Soy hija única, y toda la atención a mis intereses estuvo muy presente, tuve una mamá muy libre y enfocada a lo que me hacía feliz y a mi poder de elección”.

Fue a los 25 cuando le entró la curiosidad de tener una carrera como actriz y fue así como llegó a la New York Academy of Art.

“Así llegué a “Amor sin Barreras”, después llegó el momento de tomar la decisión de seguir estudiando, obtuve una beca para una escuela en los Ángeles en la que podías estar dentro de los Estudios Universal, pero llegó Claudia Romero y me pidió audicionar para “Hoy no me puedo levantar”, era el inicio de todo lo que Broadway y Morris Gilbert hacían para México. Me entrevistó Nacho Cano y finalmente me quedé.

“Todo esto me hizo reafirmar que cada vez soy más responsable con lo que quiero comunicar, así sigue mi historia, la de una mujer de 44 años que es como la misma niña de antes”.

Con el paso del tiempo, y con una marcada apertura e inclusión en diferentes producciones internacionales, comenzaron a llegar papeles en los que no tenía que ocultar quién es realmente.

“Empiezan a haber personajes gay, si no hubiera pasado esto, habría sido muy frustrante desarrollarme como actriz. Porque al principio, me tocó que me dijeran: ‘Y si te pongo chichis? O ‘eso no es femenino’, ‘déjate el pelo largo para siempre’, fue muy importante el ser vista, el que no me diera el más mínimo pudor, sino compartir el tipo de amor del que yo vivo, pero, sobre todo, el hecho de que mi comunidad necesitaba ser vista. Soy de las primeras actrices que salió del closet de esa manera hace diez años, y la realidad es que ya nada nos estorba tanto”.

Dice que las redes sociales han ayudado a que esta apertura sea más constante, permitiendo que el público conozca más sobre la comunidad LGBT+ y logrando un camino hacia la inclusión.

“Toda la comunicación en TikTok ha sido importantísima para estos temas y para la forma en cómo hemos globalizado la información. Durante mucho tiempo me estigmatizaron, pensé que sólo me darían personajes de lesbiana o de ruda, pero ya no hay nada que temer, el mundo esta más abierto y cada vez para los que interpretamos, la cuestión de feminidad y masculinidad se disuelve más.

“Mi comunidad necesitaba ser vista. Soy de las primeras actrices que salió del clóset hace diez años, y la realidad es que ya nada nos estorba tanto” | Foto: Lucia Cano

“Esto se demuestra en la película Fuga de reinas, donde interpreto a Estrella, mi personaje más libremente sexualmente hablando, me viene a demostrar que como actriz puedo hacer lo que quiera, y que como tal, puedo ser vista con mayores criterios, que es lo que estamos buscando, esta es la necesidad que tiene la industria de abrirse a que alguien con mis características físicas, sí puede ser mamá, o si puedo casarme con un hombre y que no tiene nada que ver lo que hemos venido aprendiendo. Si me toca como artista deconstruir, qué increíble, eso quiere decir que vivimos en un mundo más empático y libre”.

Otro de sus personajes donde se toma en cuenta su personalidad es el de Sandra, en la serie de Telemundo, Betty en NY, una mujer de carácter fuerte, dentro de una oficina dedicada al mundo de la moda.

“El tema de la inclusión en la industria del espectáculo nos ha generado romper con los moldes y estereotipos, por más incómodo que sea, me hace ser una mujer con un amor propio, segura de quién soy, de amar a las personas, todo esto lo llevamos a escena.

“Tu esencia más pura es cuando eres niño y no vienen cuestionamientos, sino que estos llegan a partir de la primaria donde surgen los egos, donde te dicen ‘¿por qué tú tienes esto y yo no?’, o te quiero besar, sin importar si eres niño o niña, sabiendo que es un instinto de humanos. Estar en un mundo tan mal informado y tan poco empático, ha generado dolor e inseguridad y venimos creando patrones que debemos romper”.

Todo este contexto lo discutió junto con José San Pedro, director y dramaturgo de Principito Awake, un monólogo en que habla sobre un ser humano que nació en un mundo en el que ser quien es, está mal, es raro e inadecuado.

La puesta en escena se encuentra en su segunda temporada todos los martes a las 20:30 horas en La Teatrería.

José San Pedro y yo nos dimos cuenta de que este monólogo estaba viniendo a rescatarnos de lo que no queremos en la vida y nos recordaba todo lo que sí queremos.

El Principito… es tu niño interior que viene a despertarte una experiencia breve y concisa de tu niño anterior. A este lo considero mi mayor reto actoral, he tenido retos físicos que se relacionan con el cansancio, pero esta es mi historia y la cuento desde un lugar con mucha honestidad, me vulnero mucho”.

Valeria interpreta a “EM” y narra el viaje que éste realiza para encontrar su lugar en el mundo, un monólogo en el que se combina la realidad con la fantasía, donde “El Principito”-el niño interior que “EM” había olvidado, regresa una mañana a salvarle de su propia historia y llevarle a un viaje por la Luna, sus recuerdos, los agujeros negros y las estrellas.

La actriz relaciona la temática de la obra con la búsqueda de la aceptación, y que en algunos países del mundo esta no se ha dado aún para la comunidad LGBT+.

“Hablamos del privilegio de vivir en un país como México, donde el matrimonio entre personas del mismo sexo ya es posible. Sin embargo, hay problemas más grandes como los feminicidios, las desapariciones… pero como comunidad LGBT+ estamos avanzando a favor de nuestros derechos”.

Valeria fue nominada en los premios Metropolitanos de Teatro 2022, por Mejor Monólogo y a Mejor Actriz Principal con esta obra.

Actualmente la actriz cuenta con más de 45 proyectos televisivos, cinematográficos y teatrales.

En teatro tiene una amplia trayectoria con obras como Hoy no me puedo levantar, Amor sin barreras, Avenida Q, Chicas católicas, Ni princesas ni esclavas y Divorciadas, entre otras.

Actualmente forma parte de la obra Siete veces adiós, haciendo el personaje del “Lamore”.

Entre sus proyectos de televisión destacan: “Betty en NY”, “El Señor de los Cielos”, “El albergue”, “La casa de las flores 3” y “R”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Y en cine ha participado en Macho, Estrellas solitarias y Casi Divas, además de que protagoniza Fuga de reinas, una producción de Netflix junto a Martha Higareda.


A Valeria Vera las tablas se le dieron desde niña. En aquellos castings de los años ochenta, donde entre las filas de miles de niños, ella era uno de los talentos elegidos.

Incluso, cuenta, Raúl Velasco le dio su famosa “patadita de la suerte”, esa que recibieron muchos artistas en el programa Siempre en Domingo. “Si quieren, pueden ver los videos en YouTube para que se rían un poco”, dice.

Sabía que el escenario sería suyo, y a los 11 años ya estaba grabando su primer disco en España. Posteriormente, se dedicó a hacer música junto a Jorge D’alessio.

"Éramos compas y crecimos juntos, creamos el grupo Base. Me tocaron los grandes eventos de aquellos tiempos, como la Rockola Coca-Cola y otros, fue como un gran entrenamiento donde pude expandir mi energía y poner en práctica todos mis conocimientos”, afirma.

Desde niña siempre tuvo el apoyo de su madre, quien la aceptaba tal y como era, con sus preferencias y talentos.

“Soy hija única, y toda la atención a mis intereses estuvo muy presente, tuve una mamá muy libre y enfocada a lo que me hacía feliz y a mi poder de elección”.

Fue a los 25 cuando le entró la curiosidad de tener una carrera como actriz y fue así como llegó a la New York Academy of Art.

“Así llegué a “Amor sin Barreras”, después llegó el momento de tomar la decisión de seguir estudiando, obtuve una beca para una escuela en los Ángeles en la que podías estar dentro de los Estudios Universal, pero llegó Claudia Romero y me pidió audicionar para “Hoy no me puedo levantar”, era el inicio de todo lo que Broadway y Morris Gilbert hacían para México. Me entrevistó Nacho Cano y finalmente me quedé.

“Todo esto me hizo reafirmar que cada vez soy más responsable con lo que quiero comunicar, así sigue mi historia, la de una mujer de 44 años que es como la misma niña de antes”.

Con el paso del tiempo, y con una marcada apertura e inclusión en diferentes producciones internacionales, comenzaron a llegar papeles en los que no tenía que ocultar quién es realmente.

“Empiezan a haber personajes gay, si no hubiera pasado esto, habría sido muy frustrante desarrollarme como actriz. Porque al principio, me tocó que me dijeran: ‘Y si te pongo chichis? O ‘eso no es femenino’, ‘déjate el pelo largo para siempre’, fue muy importante el ser vista, el que no me diera el más mínimo pudor, sino compartir el tipo de amor del que yo vivo, pero, sobre todo, el hecho de que mi comunidad necesitaba ser vista. Soy de las primeras actrices que salió del closet de esa manera hace diez años, y la realidad es que ya nada nos estorba tanto”.

Dice que las redes sociales han ayudado a que esta apertura sea más constante, permitiendo que el público conozca más sobre la comunidad LGBT+ y logrando un camino hacia la inclusión.

“Toda la comunicación en TikTok ha sido importantísima para estos temas y para la forma en cómo hemos globalizado la información. Durante mucho tiempo me estigmatizaron, pensé que sólo me darían personajes de lesbiana o de ruda, pero ya no hay nada que temer, el mundo esta más abierto y cada vez para los que interpretamos, la cuestión de feminidad y masculinidad se disuelve más.

“Mi comunidad necesitaba ser vista. Soy de las primeras actrices que salió del clóset hace diez años, y la realidad es que ya nada nos estorba tanto” | Foto: Lucia Cano

“Esto se demuestra en la película Fuga de reinas, donde interpreto a Estrella, mi personaje más libremente sexualmente hablando, me viene a demostrar que como actriz puedo hacer lo que quiera, y que como tal, puedo ser vista con mayores criterios, que es lo que estamos buscando, esta es la necesidad que tiene la industria de abrirse a que alguien con mis características físicas, sí puede ser mamá, o si puedo casarme con un hombre y que no tiene nada que ver lo que hemos venido aprendiendo. Si me toca como artista deconstruir, qué increíble, eso quiere decir que vivimos en un mundo más empático y libre”.

Otro de sus personajes donde se toma en cuenta su personalidad es el de Sandra, en la serie de Telemundo, Betty en NY, una mujer de carácter fuerte, dentro de una oficina dedicada al mundo de la moda.

“El tema de la inclusión en la industria del espectáculo nos ha generado romper con los moldes y estereotipos, por más incómodo que sea, me hace ser una mujer con un amor propio, segura de quién soy, de amar a las personas, todo esto lo llevamos a escena.

“Tu esencia más pura es cuando eres niño y no vienen cuestionamientos, sino que estos llegan a partir de la primaria donde surgen los egos, donde te dicen ‘¿por qué tú tienes esto y yo no?’, o te quiero besar, sin importar si eres niño o niña, sabiendo que es un instinto de humanos. Estar en un mundo tan mal informado y tan poco empático, ha generado dolor e inseguridad y venimos creando patrones que debemos romper”.

Todo este contexto lo discutió junto con José San Pedro, director y dramaturgo de Principito Awake, un monólogo en que habla sobre un ser humano que nació en un mundo en el que ser quien es, está mal, es raro e inadecuado.

La puesta en escena se encuentra en su segunda temporada todos los martes a las 20:30 horas en La Teatrería.

José San Pedro y yo nos dimos cuenta de que este monólogo estaba viniendo a rescatarnos de lo que no queremos en la vida y nos recordaba todo lo que sí queremos.

El Principito… es tu niño interior que viene a despertarte una experiencia breve y concisa de tu niño anterior. A este lo considero mi mayor reto actoral, he tenido retos físicos que se relacionan con el cansancio, pero esta es mi historia y la cuento desde un lugar con mucha honestidad, me vulnero mucho”.

Valeria interpreta a “EM” y narra el viaje que éste realiza para encontrar su lugar en el mundo, un monólogo en el que se combina la realidad con la fantasía, donde “El Principito”-el niño interior que “EM” había olvidado, regresa una mañana a salvarle de su propia historia y llevarle a un viaje por la Luna, sus recuerdos, los agujeros negros y las estrellas.

La actriz relaciona la temática de la obra con la búsqueda de la aceptación, y que en algunos países del mundo esta no se ha dado aún para la comunidad LGBT+.

“Hablamos del privilegio de vivir en un país como México, donde el matrimonio entre personas del mismo sexo ya es posible. Sin embargo, hay problemas más grandes como los feminicidios, las desapariciones… pero como comunidad LGBT+ estamos avanzando a favor de nuestros derechos”.

Valeria fue nominada en los premios Metropolitanos de Teatro 2022, por Mejor Monólogo y a Mejor Actriz Principal con esta obra.

Actualmente la actriz cuenta con más de 45 proyectos televisivos, cinematográficos y teatrales.

En teatro tiene una amplia trayectoria con obras como Hoy no me puedo levantar, Amor sin barreras, Avenida Q, Chicas católicas, Ni princesas ni esclavas y Divorciadas, entre otras.

Actualmente forma parte de la obra Siete veces adiós, haciendo el personaje del “Lamore”.

Entre sus proyectos de televisión destacan: “Betty en NY”, “El Señor de los Cielos”, “El albergue”, “La casa de las flores 3” y “R”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

Y en cine ha participado en Macho, Estrellas solitarias y Casi Divas, además de que protagoniza Fuga de reinas, una producción de Netflix junto a Martha Higareda.


Finanzas

Industria de aluminio descarta triangulación comercial de productos originarios de Asia

"Existe disposición de apoyar a la SE para demostrar que los industriales del aluminio mexicanos ejercen acciones para combatir la triangulación", dijo el presidente de Canalum

Política

Xóchitl Gálvez rechazaría incorporación de Emilio Lozoya a su equipo

En sus Conferencias de la verdad, la candidata presidencial Xóchitl Gálvez señaló que las nuevas evidencias confirman "que este es uno de los sexenios más corruptos de la historia"

México

Enfrentamiento en Tierra Caliente de Guerrero dejó 12 muertos

A pesar de una tregua, grupos del crimen organizado se enfrentaron en la sierra de Guerrero

Política

Con Norma Piña en la Suprema Corte hay licencia para robar: AMLO

AMLO dijo que Arturo Zaldívar hablaba con los jueces para frenar la liberación de delincuentes

Sociedad

Encuentran sin vida a otro alpinista extraviado en el Pico de Orizaba

El alpinista fue identificado como Luis Flores Gómez, guía de la expedición

Sociedad

Detienen a tres venezolanos ligados al crimen organizado en Michoacán

Suman 16 extranjeros ligados a grupos del crimen organizado aprehendidos en los últimos cuatro meses