/ domingo 28 de agosto de 2016

¡Sin piedad! Ochoa y el Granada son goleados por Las Palmas

La UD Las Palmas confirmó su gran arranque liguero con pleno de puntos y nueve goles en dos partidos, al pasar por encima de un Granada caótico en defensa, a quien el azar le había permitido igualar el partido al descanso, para sucumbir tras el mismo con cuatro tantos encajados.

Errores individuales y colectivos del conjunto de Paco Jémez fueron aprovechados por un conjunto canario pletórico en el contraataque, ante un rival que, con el inconfundible sello de Paco Jémez, arriesgó demasiado y vio castigado su excesivo atrevimiento con una goleada que da el liderato provisional a los isleños.

El pulso que se preveía por la posesión del balón lo ganó pronto Las Palmas, aunque los primeros minutos fueron algo descontrolados, con llegadas a una y otra portería. De hecho, la primera con peligro la desbarató Javi Varas saliendo a despejar ante Ponce.

El Zhar comenzó a afinar la puntería para los locales con un remate fuera a centro de Vicente Gómez, en una fase en la que el Granada ya empezada a dar síntomas de endeblez defensiva, como indicó que el guardameta Ochoa se vio comprometido hasta por sus propios compañeros con pases más propios de enemigos.

Lee la nota completa en el ESTO

La UD Las Palmas confirmó su gran arranque liguero con pleno de puntos y nueve goles en dos partidos, al pasar por encima de un Granada caótico en defensa, a quien el azar le había permitido igualar el partido al descanso, para sucumbir tras el mismo con cuatro tantos encajados.

Errores individuales y colectivos del conjunto de Paco Jémez fueron aprovechados por un conjunto canario pletórico en el contraataque, ante un rival que, con el inconfundible sello de Paco Jémez, arriesgó demasiado y vio castigado su excesivo atrevimiento con una goleada que da el liderato provisional a los isleños.

El pulso que se preveía por la posesión del balón lo ganó pronto Las Palmas, aunque los primeros minutos fueron algo descontrolados, con llegadas a una y otra portería. De hecho, la primera con peligro la desbarató Javi Varas saliendo a despejar ante Ponce.

El Zhar comenzó a afinar la puntería para los locales con un remate fuera a centro de Vicente Gómez, en una fase en la que el Granada ya empezada a dar síntomas de endeblez defensiva, como indicó que el guardameta Ochoa se vio comprometido hasta por sus propios compañeros con pases más propios de enemigos.

Lee la nota completa en el ESTO