/ martes 20 de diciembre de 2016

Al final, el toro y la gente ponen las cosas en su lugar: Zotoluco

por Manuel Naredo

QUERÉTARO, Qro.-  El pelo ya pinta algo de canas yel cuerpo seguramente resiente el paso de más de tres décadasdedicadas a una compleja, dura y peligrosa profesión. Por eso,Eulalio López Díaz, unido desde niño al mundo del toro bravo,decidió emprender el último de sus ciclos como torero con unalarga temporada por las plazas del país, a manera de despedida.Antes de lidiar a su último toro, que planea pueda ser en la PlazaMéxico, le tocará el turno, en la tradicional corrida de Navidad,a la queretana Santa María, escenario de muchas tardes detriunfos.

La carrera del Zotoluco, mote heredado de lacercanía de su familia con la ganadería de Zotoluca, nunca fuefácil y constituye un tratado de esfuerzo y persistencia, graciasal cual se convirtió en figura del toreo nacional, además deprotagonista de tardes importantes en ruedos europeos, donde seespecializó en las llamadas corridas “duras”, destacando, comoningún otro mexicano en la historia, con los temibles ylegendarios Miuras.

A unos días de su última cita con la aficiónqueretana, accede a la entrevista, y la seriedad seca del inicio dela charla se va trocando en suavidad cultivada por los nostálgicosrecuerdos, como si fuera sintiéndose cada vez más a gusto con eltoro que le ha tocado en suerte. Surgen las reflexiones, losdetalles de los momentos vividos, y también las expectativas deuna vida que, dentro de unos meses, no contará más con el aderezodel nervio de las fechas por cumplir.

“Es difícil hablar de una sola de tarde. Ha habidotardes muy importantes, tanto aquí en mi país como en España ySudamérica”, me dice cuando le pregunto sobre los mejoresmomentos de su trayectoria taurina, de treinta años como matadorde toros y tres de novillero. “Es gracias al trabajo, al esfuerzoy al sacrifico de tantos años como he podido salir a delante enuna profesión tan dura como es el toreo, y sobre todo, como hepodido llegar a ocupar un sitio importante. Como bien dicen, lofácil es llegar, pero lo más difícil es mantenerse”.

“Han sido años de lucha y sacrificio, de irasimilando el toreo e ir superándome día a día. Han sido muchaslas cosas que han pasado en mi vida para poder llegar a esta etapa,retirándome después de casi mil cien corridas de toros, yobviamente, con las mismas ideas, con los mismos valores, losmismos principios, dentro y fuera del ruedo”, sostiene, comoqueriendo apretar apenas en unas frases el cúmulo de instantes quele han dado color a una vida dedicada a la lidia de resesbravas.

Con la sinceridad que le caracterizó como torero enel ruedo, no elude hablar de los momentos negativos cuando asegura:“¿Por qué no decirlo? En ciertas etapas de la vida se sueleperder el piso. Yo no fui ajeno a ello, al contrario. Es la famaque da el toreo, que viene muy de la mano con lo económico, quesuele hacer perder el piso. Pero al final, el toro y la gente ponenlas cosas en su lugar”.

Y el lugar de privilegio del Zotoluco en la FiestaBrava es indiscutible, como lo demuestra este largo periplo defestejos de despedida, donde ha ido pisando casi todos los ruedosdel país, antes de el paseíllo final, en el coso mexicano másimportante, en la capital, donde prevé cortarse la coleta enfebrero venidero. En tierras queretanas estuvo ya, en este ciclo dedespedidas, en San Juan del Río y en Juriquilla, y este sábado lohará en la tradicional Santa María.

“La Santa María de Querétaro ha significado muchopara mí.  Han sido muchas las ocasiones, muchos los veinticincode diciembre…”, recuerda resaltando la despedida en estastierras de Jorge Gutiérrez y mencionando tardes triunfales “yotras no tanto”, como si por unos segundos volviera a vivirlas.“Me llena de nostalgia el poderme despedir de una plaza a la quetanto le debo”.

Cuando le pregunto por los momentos difícilesvividos, por aquellas inevitables insistencias para poder torear,asiente de inmediato. “Sobre todo en los principios, cuando unotrata de hacerse un nombre, de figurar, de formar parte de loscarteles importantes e ir poco a poco escalando peldaños en unaprofesión en la que es difícil abrirse puertas. Muchas veces esaspuertas no se abren, y a veces se presentan las injusticias quetiene el toreo, más fuera del ruedo que dentro”.

“Son muchas las circunstancias que tienen quesuceder para poder ser figura del toreo, para ser toreroimportante, y en base al trabajo poder irse ganando un nombre pocoa poco”, continúa. “Tomar la alternativa, abrirse paso, tratarde triunfar, de alternar con las figuras, de mantenerse en unsitio… Es mucho el aprendizaje que se adquiere a través de lostoros. Yo siento que, de alguna manera, los toreros crecemos unpoquito más, dadas las circunstancias que esta profesión exige,tanto fuera como dentro del ruedo”.

Es inevitable preguntarle por su experiencia europea,cuando se especializó en lidiar las corridas llamadas “duras”,aquellas a las que las figuras les daban, y les siguen dando, lavuelta. Parece que fue ayer cuando en aquellas temporadas se rifóel físico en plazas españolas  francesas, pues mantiene elrecuerdo intacto.

“Afortunadamente tuve la capacidad, y la suertetambién, de haber podido con aquellas corridas de toros de esaimportante y legendaria ganadería que es la de Miura. Eso fue unparteaguas en mi carrera, porque he sido el único mexicano en lahistoria en haber podido matar una camada completa de Miura en unaño, en plazas tan emblemáticas como Sevilla, Madrid, Pamplona oSalamanca, y en Francia en Nimes o Béziers”.  Eso, además, decortarle una oreja a un toro –“del Puerto de San Lorenzo”,recuerda, en esa catedral del toreo que es la Plaza de Las Ventas,en Madrid.

Le pregunto sobre las diferencias de aquella Fiestaque él descubrió en sus inicios como novillero y matador de toroscon ésta que hoy vivimos, y reconoce que ha cambiado, sobre todopor la importación de sangre española para las dehesasnacionales. También recuerda a Miguel Espinosa, Armillita, y aJorge Gutiérrez: “Cuando yo empezaba a sacar la cabeza, adespuntar, ellos estaban en los últimos años de su carrera. Seperdieron muchos toreros en ese lapso, se quedaron en el camino.Ahora comparto carteles con una nueva camada de toreros jóvenesque no rebasan los treinta años de edad. A mí me tocó torear conlos papás de algunos de los muchachos que están funcionandoahora. Para mí es muy satisfactorio el haber podido vivir esaFiesta, con aquellas grandes figuras del toreo, y luego darle lacara a esta nueva camada de toreros”.

“Creo que es algo muy positivo para el toreo,porque la Fiesta en México está ávida de figuras”, me respondecuando le inquiero sobre su opinión sobre esos toreros jóvenes dehoy. “El camino es muy largo todavía, pero el futuro está enlas manos de toreros como Joselito Adame, que con base en susactuaciones, tanto en nuestro país como en Europa, es el másavanzado; como el Payo, un torero duramente castigado, que hapasado las duras y las buenas de la profesión y que está ahora engran momento; como Diego Silveti o Juan Pablo Sánchez… Sontoreros en quienes recaerá el peso de la Fiesta, los indicadospara tratar de seguir manteniéndola y  dando la cara con los deaquí y con los de allá”.

Eulalio López, junto con su esposa, mantienetambién una fundación que procura el apoyo a niños ciegos,aventura a la que le dedica tiempo y pasión. Los porqués de estaaltruista empresa se pueden vislumbrar claramente cuando se abre decapa, como para recibir a un burel en el ruedo, y muestra sussentimientos: “A mí el toreo me ha dado todo. Hay anti taurinosque creen que uno sólo se para frente a un toro para matarlo, perola Fiesta no es solamente eso, la Fiesta es mucho más…”

Le inquiero igualmente sobre sus planes futuros,aquellos que a mediano plazo se vuelven ya inminentes.

“De momento espero poder seguir disfrutando deaquí a febrero, que es cuando tengo la intención de despedirme enla Plaza México”, sostiene de entrada. “Luego me gustaríaestar con mi familia, pues esta es una profesión en la que hay quesacrificar muchas cosas, y lo que más se sacrifica es a lafamilia. Deseo poder estar más tiempo con mis hijos y con mimujer, y también me gustaría seguir ligado a la fiesta de lostoros, de alguna u otra manera; tratar de seguir aportando ideas,un poquito de lo aprendido en el camino, y sobre todo, tratar dedevolverle a la Fiesta un poco de lo mucho que a mí me hadado”.

A manera de despedida le deseo suerte y triunfo en suparticipación en la tradicional corrida navideña de la queretanaSanta María.

“Tanto la afición de Querétaro, como un servidor,nos lo merecemos”, sentencia en tanto reitera: “Aquí ha habidotardes importantes y otras no tanto, pero al final el resultado esmás positivo que negativo. La verdad es que me hace mucha ilusióndespedirme en la Santa María de Querétaro, que es una plaza a laque le debo mucho”.

/cpg

por Manuel Naredo

QUERÉTARO, Qro.-  El pelo ya pinta algo de canas yel cuerpo seguramente resiente el paso de más de tres décadasdedicadas a una compleja, dura y peligrosa profesión. Por eso,Eulalio López Díaz, unido desde niño al mundo del toro bravo,decidió emprender el último de sus ciclos como torero con unalarga temporada por las plazas del país, a manera de despedida.Antes de lidiar a su último toro, que planea pueda ser en la PlazaMéxico, le tocará el turno, en la tradicional corrida de Navidad,a la queretana Santa María, escenario de muchas tardes detriunfos.

La carrera del Zotoluco, mote heredado de lacercanía de su familia con la ganadería de Zotoluca, nunca fuefácil y constituye un tratado de esfuerzo y persistencia, graciasal cual se convirtió en figura del toreo nacional, además deprotagonista de tardes importantes en ruedos europeos, donde seespecializó en las llamadas corridas “duras”, destacando, comoningún otro mexicano en la historia, con los temibles ylegendarios Miuras.

A unos días de su última cita con la aficiónqueretana, accede a la entrevista, y la seriedad seca del inicio dela charla se va trocando en suavidad cultivada por los nostálgicosrecuerdos, como si fuera sintiéndose cada vez más a gusto con eltoro que le ha tocado en suerte. Surgen las reflexiones, losdetalles de los momentos vividos, y también las expectativas deuna vida que, dentro de unos meses, no contará más con el aderezodel nervio de las fechas por cumplir.

“Es difícil hablar de una sola de tarde. Ha habidotardes muy importantes, tanto aquí en mi país como en España ySudamérica”, me dice cuando le pregunto sobre los mejoresmomentos de su trayectoria taurina, de treinta años como matadorde toros y tres de novillero. “Es gracias al trabajo, al esfuerzoy al sacrifico de tantos años como he podido salir a delante enuna profesión tan dura como es el toreo, y sobre todo, como hepodido llegar a ocupar un sitio importante. Como bien dicen, lofácil es llegar, pero lo más difícil es mantenerse”.

“Han sido años de lucha y sacrificio, de irasimilando el toreo e ir superándome día a día. Han sido muchaslas cosas que han pasado en mi vida para poder llegar a esta etapa,retirándome después de casi mil cien corridas de toros, yobviamente, con las mismas ideas, con los mismos valores, losmismos principios, dentro y fuera del ruedo”, sostiene, comoqueriendo apretar apenas en unas frases el cúmulo de instantes quele han dado color a una vida dedicada a la lidia de resesbravas.

Con la sinceridad que le caracterizó como torero enel ruedo, no elude hablar de los momentos negativos cuando asegura:“¿Por qué no decirlo? En ciertas etapas de la vida se sueleperder el piso. Yo no fui ajeno a ello, al contrario. Es la famaque da el toreo, que viene muy de la mano con lo económico, quesuele hacer perder el piso. Pero al final, el toro y la gente ponenlas cosas en su lugar”.

Y el lugar de privilegio del Zotoluco en la FiestaBrava es indiscutible, como lo demuestra este largo periplo defestejos de despedida, donde ha ido pisando casi todos los ruedosdel país, antes de el paseíllo final, en el coso mexicano másimportante, en la capital, donde prevé cortarse la coleta enfebrero venidero. En tierras queretanas estuvo ya, en este ciclo dedespedidas, en San Juan del Río y en Juriquilla, y este sábado lohará en la tradicional Santa María.

“La Santa María de Querétaro ha significado muchopara mí.  Han sido muchas las ocasiones, muchos los veinticincode diciembre…”, recuerda resaltando la despedida en estastierras de Jorge Gutiérrez y mencionando tardes triunfales “yotras no tanto”, como si por unos segundos volviera a vivirlas.“Me llena de nostalgia el poderme despedir de una plaza a la quetanto le debo”.

Cuando le pregunto por los momentos difícilesvividos, por aquellas inevitables insistencias para poder torear,asiente de inmediato. “Sobre todo en los principios, cuando unotrata de hacerse un nombre, de figurar, de formar parte de loscarteles importantes e ir poco a poco escalando peldaños en unaprofesión en la que es difícil abrirse puertas. Muchas veces esaspuertas no se abren, y a veces se presentan las injusticias quetiene el toreo, más fuera del ruedo que dentro”.

“Son muchas las circunstancias que tienen quesuceder para poder ser figura del toreo, para ser toreroimportante, y en base al trabajo poder irse ganando un nombre pocoa poco”, continúa. “Tomar la alternativa, abrirse paso, tratarde triunfar, de alternar con las figuras, de mantenerse en unsitio… Es mucho el aprendizaje que se adquiere a través de lostoros. Yo siento que, de alguna manera, los toreros crecemos unpoquito más, dadas las circunstancias que esta profesión exige,tanto fuera como dentro del ruedo”.

Es inevitable preguntarle por su experiencia europea,cuando se especializó en lidiar las corridas llamadas “duras”,aquellas a las que las figuras les daban, y les siguen dando, lavuelta. Parece que fue ayer cuando en aquellas temporadas se rifóel físico en plazas españolas  francesas, pues mantiene elrecuerdo intacto.

“Afortunadamente tuve la capacidad, y la suertetambién, de haber podido con aquellas corridas de toros de esaimportante y legendaria ganadería que es la de Miura. Eso fue unparteaguas en mi carrera, porque he sido el único mexicano en lahistoria en haber podido matar una camada completa de Miura en unaño, en plazas tan emblemáticas como Sevilla, Madrid, Pamplona oSalamanca, y en Francia en Nimes o Béziers”.  Eso, además, decortarle una oreja a un toro –“del Puerto de San Lorenzo”,recuerda, en esa catedral del toreo que es la Plaza de Las Ventas,en Madrid.

Le pregunto sobre las diferencias de aquella Fiestaque él descubrió en sus inicios como novillero y matador de toroscon ésta que hoy vivimos, y reconoce que ha cambiado, sobre todopor la importación de sangre española para las dehesasnacionales. También recuerda a Miguel Espinosa, Armillita, y aJorge Gutiérrez: “Cuando yo empezaba a sacar la cabeza, adespuntar, ellos estaban en los últimos años de su carrera. Seperdieron muchos toreros en ese lapso, se quedaron en el camino.Ahora comparto carteles con una nueva camada de toreros jóvenesque no rebasan los treinta años de edad. A mí me tocó torear conlos papás de algunos de los muchachos que están funcionandoahora. Para mí es muy satisfactorio el haber podido vivir esaFiesta, con aquellas grandes figuras del toreo, y luego darle lacara a esta nueva camada de toreros”.

“Creo que es algo muy positivo para el toreo,porque la Fiesta en México está ávida de figuras”, me respondecuando le inquiero sobre su opinión sobre esos toreros jóvenes dehoy. “El camino es muy largo todavía, pero el futuro está enlas manos de toreros como Joselito Adame, que con base en susactuaciones, tanto en nuestro país como en Europa, es el másavanzado; como el Payo, un torero duramente castigado, que hapasado las duras y las buenas de la profesión y que está ahora engran momento; como Diego Silveti o Juan Pablo Sánchez… Sontoreros en quienes recaerá el peso de la Fiesta, los indicadospara tratar de seguir manteniéndola y  dando la cara con los deaquí y con los de allá”.

Eulalio López, junto con su esposa, mantienetambién una fundación que procura el apoyo a niños ciegos,aventura a la que le dedica tiempo y pasión. Los porqués de estaaltruista empresa se pueden vislumbrar claramente cuando se abre decapa, como para recibir a un burel en el ruedo, y muestra sussentimientos: “A mí el toreo me ha dado todo. Hay anti taurinosque creen que uno sólo se para frente a un toro para matarlo, perola Fiesta no es solamente eso, la Fiesta es mucho más…”

Le inquiero igualmente sobre sus planes futuros,aquellos que a mediano plazo se vuelven ya inminentes.

“De momento espero poder seguir disfrutando deaquí a febrero, que es cuando tengo la intención de despedirme enla Plaza México”, sostiene de entrada. “Luego me gustaríaestar con mi familia, pues esta es una profesión en la que hay quesacrificar muchas cosas, y lo que más se sacrifica es a lafamilia. Deseo poder estar más tiempo con mis hijos y con mimujer, y también me gustaría seguir ligado a la fiesta de lostoros, de alguna u otra manera; tratar de seguir aportando ideas,un poquito de lo aprendido en el camino, y sobre todo, tratar dedevolverle a la Fiesta un poco de lo mucho que a mí me hadado”.

A manera de despedida le deseo suerte y triunfo en suparticipación en la tradicional corrida navideña de la queretanaSanta María.

“Tanto la afición de Querétaro, como un servidor,nos lo merecemos”, sentencia en tanto reitera: “Aquí ha habidotardes importantes y otras no tanto, pero al final el resultado esmás positivo que negativo. La verdad es que me hace mucha ilusióndespedirme en la Santa María de Querétaro, que es una plaza a laque le debo mucho”.

/cpg

Política

Meade responde a Nestora Salgado: "Ni me retracto ni ofrezco disculpas"

Durante el segundo debate, el candidato acusó a la exlíder de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero de secuestradora

Mundo

El académico Giuseppe Conte será el nuevo primer ministro italiano

El abogado y académico de 54 años de edad fue cuestionado por haber inflado su currículum

Política

El Bronco llama a despertar conciencias entre los votantes

Posteriormente, Rodríguez Calderón viajará al norte del país para iniciar una gira proselitista por el estado de Chihuahua

Literatura

Con la muerte de Philip Roth termina la brillante era literaria en EU

El deceso de Roth, quien durante al menos una década fue mencionado constantemente como uno de los contendientes al Premio Nobel de Literatura, cierra una época

Justicia

Detienen en Nuevo León a "El Mon", operador financiero de los Beltrán Leyva

Se le acusa por los delitos de acecho interestatal y asociación delictuosa para cometer homicidio por contrato

Futbol

Unai Emery, nuevo entrenador del Arsenal

El técnico español reemplaza a Arsene Wenger, quien dejó el club la pasada semana después de 22 años

Mundo

El académico Giuseppe Conte será el nuevo primer ministro italiano

El abogado y académico de 54 años de edad fue cuestionado por haber inflado su currículum

Mundo

Ucrania advierte sobre ciberataque masivo antes de la final de la Champions

El servicio de seguridad estatal ucraniano cree que Rusia está detrás del posible ataque

Política

El Bronco llama a despertar conciencias entre los votantes

Posteriormente, Rodríguez Calderón viajará al norte del país para iniciar una gira proselitista por el estado de Chihuahua