/ jueves 29 de septiembre de 2016

América venció 1-0 a Veracruz

América cumplió con su gente y calificó a los cuartos de final de la Copa MX Apertura 2016 tras vencer, con solitario gol de Oribe Peralta, por 1-0 a Veracruz en juego disputado en el estadio Azteca.

Ante poco más de 10 mil aficionados, Peralta fue quien anotó el único tanto del partido, al minuto 34, suficiente para acceder a la ronda de los mejores ocho, donde enfrentará a Jaguares de Chiapas.

Con el técnico Ricardo La Volpe desde un palco, pues cumplió un partido de castigo que arrastraba desde su paso con Chiapas, fue Rafael “Chiquis” García quien dirigió al equipo, que contó con Hugo González en la portería en lugar de Moisés Muñoz.

Pocas emociones ofrecieron en la primera media hora de juego, con mínimas opciones de peligro y un conjunto “escualo” más agresivo; la afición parecía caer en desesperación y algunos abucheos se dejaron escuchar, cuando apareció Oribe.

En un tiro de esquina, Peralta salió del área chica y en los linderos de la misma se elevó para conectar de cabeza, el balón picó antes de anidarse e hizo inútil el lance de Pedro Gallese, marcador con el cual se fueron al descanso los azulcremas.

El árbitro del partido fue Adonai Escobedo Rosales, quien tuvo una buena labor. Amonestó a los visitantes Agustín Vucetich y Jesús Paganoni, y a los americanistas Pablo Aguilar y Oribe Peralta.

América cumplió con su gente y calificó a los cuartos de final de la Copa MX Apertura 2016 tras vencer, con solitario gol de Oribe Peralta, por 1-0 a Veracruz en juego disputado en el estadio Azteca.

Ante poco más de 10 mil aficionados, Peralta fue quien anotó el único tanto del partido, al minuto 34, suficiente para acceder a la ronda de los mejores ocho, donde enfrentará a Jaguares de Chiapas.

Con el técnico Ricardo La Volpe desde un palco, pues cumplió un partido de castigo que arrastraba desde su paso con Chiapas, fue Rafael “Chiquis” García quien dirigió al equipo, que contó con Hugo González en la portería en lugar de Moisés Muñoz.

Pocas emociones ofrecieron en la primera media hora de juego, con mínimas opciones de peligro y un conjunto “escualo” más agresivo; la afición parecía caer en desesperación y algunos abucheos se dejaron escuchar, cuando apareció Oribe.

En un tiro de esquina, Peralta salió del área chica y en los linderos de la misma se elevó para conectar de cabeza, el balón picó antes de anidarse e hizo inútil el lance de Pedro Gallese, marcador con el cual se fueron al descanso los azulcremas.

El árbitro del partido fue Adonai Escobedo Rosales, quien tuvo una buena labor. Amonestó a los visitantes Agustín Vucetich y Jesús Paganoni, y a los americanistas Pablo Aguilar y Oribe Peralta.