/ jueves 7 de abril de 2016

Ambriz, feliz por la final, pero pide mesura

Ecuánime por el triunfo se mostró el técnico del América, Ignacio Ambriz, quien señaló que se logró el objetivo de llegar a la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, pero que todavía faltan dos partidos para poder decir misión cumplida.

“El objetivo lo hemos conseguido de estar en la final, faltan dos partidos para ser campeones, pero estoy tranquilo y contento con mis jugadores, tuvieron que poner lo que hay que poner y nos llevamos un buen resultado, creo que merecíamos más de un gol”, declaró.

Pese a que las Águilas han mostrado un nivel importante, consideró que el top de este equipo es para mirar más alto; me impresiona el convencimiento que tiene cuando son estos partidos.

A su vez, Ambriz dejo en claro que la contundencia no es algo con lo que el equipo este peleado, referente a todas las situaciones que los delanteros americanistas desaprovecharon ante Santos, pero que trabajará arduamente por afinar la puntería. “Estaban muy concentrados y eso me da la tranquilidad que el equipo viene de menos a más, que nos falta mucho para calificar y después pensar en dos partidos de la final, y la importancia que se cierra en casa”, destacó.

Lamentó que para el primer partido de ida de la final de la “Concachampions” ante Tigres no podrá contar con el ecuatoriano Michael Arroyo, ni con Quintero, ambos por suspensión.

/arm

Ecuánime por el triunfo se mostró el técnico del América, Ignacio Ambriz, quien señaló que se logró el objetivo de llegar a la final de la Liga de Campeones de la Concacaf, pero que todavía faltan dos partidos para poder decir misión cumplida.

“El objetivo lo hemos conseguido de estar en la final, faltan dos partidos para ser campeones, pero estoy tranquilo y contento con mis jugadores, tuvieron que poner lo que hay que poner y nos llevamos un buen resultado, creo que merecíamos más de un gol”, declaró.

Pese a que las Águilas han mostrado un nivel importante, consideró que el top de este equipo es para mirar más alto; me impresiona el convencimiento que tiene cuando son estos partidos.

A su vez, Ambriz dejo en claro que la contundencia no es algo con lo que el equipo este peleado, referente a todas las situaciones que los delanteros americanistas desaprovecharon ante Santos, pero que trabajará arduamente por afinar la puntería. “Estaban muy concentrados y eso me da la tranquilidad que el equipo viene de menos a más, que nos falta mucho para calificar y después pensar en dos partidos de la final, y la importancia que se cierra en casa”, destacó.

Lamentó que para el primer partido de ida de la final de la “Concachampions” ante Tigres no podrá contar con el ecuatoriano Michael Arroyo, ni con Quintero, ambos por suspensión.

/arm