/ sábado 9 de julio de 2016

De Uriarte y Vanzzini, listos para arrancar en Moscú

La tripulación mexicana conformada por Pedro de Uriarte y Eduardo Vanzzini, al mando de una camioneta Ford Cruiser de manufactura belga, cumplieron este día con los requisitos administrativos y de inspección técnica obligatorios para poder tomar la arrancada de lo que será la sexta edición del Silk Way Rally (Rally Ruta de la Seda). Competencia por demás sui generis que recorrerá 10,774 kilómetros de desierto y diversos caminos entre las ciudades de Moscú y Beijing.

Desde muy temprano, los dos connacionales iniciaron sus actividades en la ciudad capital de Rusia sosteniendo diferentes reuniones de logística con parte del equipo de ingenieros y mecánicos que les darán apoyo a lo largo de la ruta. En dichas tertulias, se afinaron los últimos detalles de la complicada logística que implica un evento con características tan especiales como lo son dieciséis días de duración, el cruce por tres países, el paso por zonas en conflicto bélico y con una temperatura tan variante que de un día a otro que puede cambiar desde los 40 grados centígrados hasta los 20 grados bajo cero.

Una vez detallado el procedimiento a seguir, el equipo Bastion Hotels Dakar Team, en el cual compiten De Uriarte y Vanzzini, se trasladó en su totalidad a la Plaza Roja para pasar la camioneta con el 169 como número de competencia y que lleva los colores de México por la inspección técnica. En ella, los encargados de la seguridad del rally revisaron al cien por ciento la unidad para verificar que cumpliera con lo establecido por el reglamento. Trámite que, sobra decirlo, la tripulación azteca cumplió en toda su magnitud.

La tripulación mexicana conformada por Pedro de Uriarte y Eduardo Vanzzini, al mando de una camioneta Ford Cruiser de manufactura belga, cumplieron este día con los requisitos administrativos y de inspección técnica obligatorios para poder tomar la arrancada de lo que será la sexta edición del Silk Way Rally (Rally Ruta de la Seda). Competencia por demás sui generis que recorrerá 10,774 kilómetros de desierto y diversos caminos entre las ciudades de Moscú y Beijing.

Desde muy temprano, los dos connacionales iniciaron sus actividades en la ciudad capital de Rusia sosteniendo diferentes reuniones de logística con parte del equipo de ingenieros y mecánicos que les darán apoyo a lo largo de la ruta. En dichas tertulias, se afinaron los últimos detalles de la complicada logística que implica un evento con características tan especiales como lo son dieciséis días de duración, el cruce por tres países, el paso por zonas en conflicto bélico y con una temperatura tan variante que de un día a otro que puede cambiar desde los 40 grados centígrados hasta los 20 grados bajo cero.

Una vez detallado el procedimiento a seguir, el equipo Bastion Hotels Dakar Team, en el cual compiten De Uriarte y Vanzzini, se trasladó en su totalidad a la Plaza Roja para pasar la camioneta con el 169 como número de competencia y que lleva los colores de México por la inspección técnica. En ella, los encargados de la seguridad del rally revisaron al cien por ciento la unidad para verificar que cumpliera con lo establecido por el reglamento. Trámite que, sobra decirlo, la tripulación azteca cumplió en toda su magnitud.