/ miércoles 28 de septiembre de 2016

Enfrenta El Pelón Dominguez la pelea de su vida

Humberto Sainz

CULIACÁN.- Ricardo “Pelón” Domínguez ya lleva casi tres años luchando contra el cáncer, sin embargo los costos de los medicamentos han ido en aumento y ante ello necesita mucho apoyo económico para continuar con sus terapias que son bastante desgastantes.

En estos momentos no son solamente las quimioterapias, sino que también recibe hemodiálisis, con medicamentos con un valor de 15 mil pesos

El primer campeón Azteca, ciertamente continúa recibiendo ayuda del Consejo Mundial de Boxeo gracias a la intervención de su padrino Julio César Chávez, sin embargo no le es suficiente para solventar todos estos gastos.

Fue un 21 de julio del 2014, un día después de su cumpleaños 29, cuando recibe la terrible noticia del parte médico, postrado en la cama 432 del Seguro Social con la energía que le queda después de cinco cirugías en menos de un mes; una para extirpar el tumor cancerígeno del colon, y cuatro más para atender complicaciones, limpiar la infección que sufrió en la herida y que rápidamente se esparcía por su cuerpo.

Un tipo hecho de acero, guerrero de apenas 29 años que hace sólo seis meses peleaba en la arena Monterrey, el "Pelón" recuerda esa noche:

“Ahora sí me dolían los golpes, por ahí del tercer round me sentí mareado y dije, ¿pues que está pasando, por qué me siento así, si me preparé muy bien? A mí me gusta fajarme y entrarle a los chingazos (sic), pero ahí sentía bien fuerte la pegada”.

El cáncer ya estaba en su cuerpo; cobarde, escondido y como siempre sin advertir síntomas de su presencia.

“Después de esa pelea regresé a entrenar y me sentía muy raro, me estreñí y de repente me daba diarrea, cuando empecé a hacer sangre me preocupé y fuimos al especialista de volada”, relata Ricardo.

Evita"caer en la lona"

Las muestras de apoyo llegan cada día, de los primeros en aparecer, Julio César Chávez, casi padrino adoptivo del "Pelón" Domínguez, compañero de juego y después de entrenamiento de sus hijos Omar y Julio.

El camino aún es largo y la recuperación será una letanía; la quimioterapia es un procedimiento agónico.

Una año más tarde, el panorama es menos alentador, el cáncer se aferra a su cuerpo y volvió a presentarse un tumor maligno, esta vez más agresivo, pegado al hueso de su pierna según explicó en su momento su padre Don Octavio.

Desgraciadamente el ¨Pelón¨ está imposibilitado para trabajar en lo único que sabe hacer, boxear; está imposibilitado para mantener a su hija, y evidentemente no puede costear las graves recaídas que ha sufrido en los últimos meses y no han sido atendidas en el IMSS por las razones naturales de nuestro sistema público de salud.

En estos días las cosas se han complicado aún más, pues los costos de los medicamentos que se le aplican ya en su hogar, son muy altos y le es muy difícil solventarlos, por lo que se solicita el apoyo de todos sus amigos.

En el caso de la Asociación de Cronistas Deportivos de Sinaloa, ya fijó fecha para sostener un encuentro recaudatorio de softbol contra el cuerpo técnico de los Tomateros de Culiacán, el próximo martes 4 de octubre en las instalaciones del estadio Gloria Borrego del CCC, en donde se espera se integre toda la población, así como figuras del deporte en apoyo a esta noble causa. Su número de cuenta es 5579209034273521 de Scotiabank.

Humberto Sainz

CULIACÁN.- Ricardo “Pelón” Domínguez ya lleva casi tres años luchando contra el cáncer, sin embargo los costos de los medicamentos han ido en aumento y ante ello necesita mucho apoyo económico para continuar con sus terapias que son bastante desgastantes.

En estos momentos no son solamente las quimioterapias, sino que también recibe hemodiálisis, con medicamentos con un valor de 15 mil pesos

El primer campeón Azteca, ciertamente continúa recibiendo ayuda del Consejo Mundial de Boxeo gracias a la intervención de su padrino Julio César Chávez, sin embargo no le es suficiente para solventar todos estos gastos.

Fue un 21 de julio del 2014, un día después de su cumpleaños 29, cuando recibe la terrible noticia del parte médico, postrado en la cama 432 del Seguro Social con la energía que le queda después de cinco cirugías en menos de un mes; una para extirpar el tumor cancerígeno del colon, y cuatro más para atender complicaciones, limpiar la infección que sufrió en la herida y que rápidamente se esparcía por su cuerpo.

Un tipo hecho de acero, guerrero de apenas 29 años que hace sólo seis meses peleaba en la arena Monterrey, el "Pelón" recuerda esa noche:

“Ahora sí me dolían los golpes, por ahí del tercer round me sentí mareado y dije, ¿pues que está pasando, por qué me siento así, si me preparé muy bien? A mí me gusta fajarme y entrarle a los chingazos (sic), pero ahí sentía bien fuerte la pegada”.

El cáncer ya estaba en su cuerpo; cobarde, escondido y como siempre sin advertir síntomas de su presencia.

“Después de esa pelea regresé a entrenar y me sentía muy raro, me estreñí y de repente me daba diarrea, cuando empecé a hacer sangre me preocupé y fuimos al especialista de volada”, relata Ricardo.

Evita"caer en la lona"

Las muestras de apoyo llegan cada día, de los primeros en aparecer, Julio César Chávez, casi padrino adoptivo del "Pelón" Domínguez, compañero de juego y después de entrenamiento de sus hijos Omar y Julio.

El camino aún es largo y la recuperación será una letanía; la quimioterapia es un procedimiento agónico.

Una año más tarde, el panorama es menos alentador, el cáncer se aferra a su cuerpo y volvió a presentarse un tumor maligno, esta vez más agresivo, pegado al hueso de su pierna según explicó en su momento su padre Don Octavio.

Desgraciadamente el ¨Pelón¨ está imposibilitado para trabajar en lo único que sabe hacer, boxear; está imposibilitado para mantener a su hija, y evidentemente no puede costear las graves recaídas que ha sufrido en los últimos meses y no han sido atendidas en el IMSS por las razones naturales de nuestro sistema público de salud.

En estos días las cosas se han complicado aún más, pues los costos de los medicamentos que se le aplican ya en su hogar, son muy altos y le es muy difícil solventarlos, por lo que se solicita el apoyo de todos sus amigos.

En el caso de la Asociación de Cronistas Deportivos de Sinaloa, ya fijó fecha para sostener un encuentro recaudatorio de softbol contra el cuerpo técnico de los Tomateros de Culiacán, el próximo martes 4 de octubre en las instalaciones del estadio Gloria Borrego del CCC, en donde se espera se integre toda la población, así como figuras del deporte en apoyo a esta noble causa. Su número de cuenta es 5579209034273521 de Scotiabank.