/ martes 21 de marzo de 2017

Juan Carlos Osorio complació a los morelenses

Roger Mixcoac, El Sol de Cuernava

CUERNAVACA.- Justo en la Ciudad de la Eterna Primavera, la Selección Mexicana dio la bienvenida a dicha estación del año. Y lo hizo en Sumiya, donde los jugadores pudieron trabajar en absoluta tranquilidad. El bullicio que suele atrapar a los Tricolores contrastó con la calma del lugar.

Ayer por la tarde y poco después de las 17 horas, el grupo de convocados realizó su primera práctica, justo en el estadio Centenario, previo a los duelos eliminatorios ante Costa Rica y Trinidad y Tobago, correspondientes al Hexagonal final rumbo a Rusia 2018.

El equipo nacional arribó en camionetas hasta la parte de arriba del escenario, ya que en el acceso de abajo, donde ingresan los autobuses, estaba lleno de aficionados que querían ver pasar a los futbolistas. Cuando esto sucedió, la multitud fue a su encuentro, pero la entrada estaba completamente cerrada, ya que se había dicho que no habría acceso. A final de cuentas se llenó una tribuna, previa autorización del cuerpo técnico, que al ver a tanta gente permitió que vieran trabajar a su representativo. De hecho, al concluir la sesión, los seleccionados se despidieron de su gente, que acudió a apoyarlos.

El equipo inició la práctica con acondicionamiento físico, más que nada de relajación y estiramiento, pues unos vienen de pasar una jornada en el futbol mexicano, mientras que otros, además, tuvieron que hacer un largo viaje, procedentes de Europa.

Se hizo futbol en media cancha, donde el técnico Juan Carlos Osorio gritó para hacer algunas correcciones. Los verdes practicaron las salidas por las bandas y los espacios vacios, además de hacer movimientos tácticos. Al final terminaron en un interescuadras y ensayaron disparos a portería, donde estuvo Alfredo Talavera. Ya más relajados, hasta Carlos Vela la hizo de portero y realizó dos o tres lances que fueron ovacionados por alrededor de 600 personas que encontraron un palco de lujo en el Centenario. Fueron 21 jugadores los que estuvieron en la práctica, ya que el morelense Héctor Herrera, a quien toda la gente quería ver, pues fue hecho en esta misma cancha con Pumas Morelos, en la Liga de Ascenso, además Miguel Layún, Guillermo Ochoa y Carlos Salcedo, no llegaron a tiempo para la práctica vespertina, pero los seguidores se conformaron con ver de lejos al “Chicharito”, Oribe, Moreno y Corona. Para hoy, la Selección entrenará a las 9 de la mañana en este mismo escenario, aunque esta vez no habrá acceso.

Sí, una tarde-noche espectacular, sin igual, para darle la bienvenida a la Primavera.


CON LA mala suerte ¡Ya basta!

DESDE la llegada de Juan Carlos Osorio al banquillo de la Selección Mexicana, el Tricolor ha padecido de constantes lesiones, por lo que en cada convocatoria se ha tenido que dar de baja a uno o dos jugadores por este tema.

El director deportivo del Tricolor, Santiago Baños, espera que esta maldición se termine para el verano:

“Ya hay que pararle con la malaria. Nos ha tocado la mala suerte de tener jugadores lastimados, la mayoría han venido lesionados y los hemos tenido que regresar a sus equipos, pero tampoco nos ha ido mal en los resultados”, mencionó el directivo.

Asimismo, Baños explicó que el malestar de Andrés Guardado no es tan complicado como parece, pero deberán tener al jugador del PSV Eindhoven entre algodones.

“Se tomó un estudio, no es nada grave, pero lo suficiente para dejarlo entre 8 y 10 días fuera, entonces estará con nosotros esta semana rehabilitándose y probablemente cuando viajemos a Trinidad él regresa a Holanda”, dijo para Televisa Deportes.

Para finalizar, Santiago afirmó que el portero José de Jesús Corona no trabajó al parejo de sus compañeros debido a un malestar físico.

“Está mejor, hoy ya entrenó, todavía tiene dolor en la cadera por un choque con uno de sus compañeros el fin de semana y mañana en la tarde estará entrenando al parejo”, puntualizó.

Roger Mixcoac, El Sol de Cuernava

CUERNAVACA.- Justo en la Ciudad de la Eterna Primavera, la Selección Mexicana dio la bienvenida a dicha estación del año. Y lo hizo en Sumiya, donde los jugadores pudieron trabajar en absoluta tranquilidad. El bullicio que suele atrapar a los Tricolores contrastó con la calma del lugar.

Ayer por la tarde y poco después de las 17 horas, el grupo de convocados realizó su primera práctica, justo en el estadio Centenario, previo a los duelos eliminatorios ante Costa Rica y Trinidad y Tobago, correspondientes al Hexagonal final rumbo a Rusia 2018.

El equipo nacional arribó en camionetas hasta la parte de arriba del escenario, ya que en el acceso de abajo, donde ingresan los autobuses, estaba lleno de aficionados que querían ver pasar a los futbolistas. Cuando esto sucedió, la multitud fue a su encuentro, pero la entrada estaba completamente cerrada, ya que se había dicho que no habría acceso. A final de cuentas se llenó una tribuna, previa autorización del cuerpo técnico, que al ver a tanta gente permitió que vieran trabajar a su representativo. De hecho, al concluir la sesión, los seleccionados se despidieron de su gente, que acudió a apoyarlos.

El equipo inició la práctica con acondicionamiento físico, más que nada de relajación y estiramiento, pues unos vienen de pasar una jornada en el futbol mexicano, mientras que otros, además, tuvieron que hacer un largo viaje, procedentes de Europa.

Se hizo futbol en media cancha, donde el técnico Juan Carlos Osorio gritó para hacer algunas correcciones. Los verdes practicaron las salidas por las bandas y los espacios vacios, además de hacer movimientos tácticos. Al final terminaron en un interescuadras y ensayaron disparos a portería, donde estuvo Alfredo Talavera. Ya más relajados, hasta Carlos Vela la hizo de portero y realizó dos o tres lances que fueron ovacionados por alrededor de 600 personas que encontraron un palco de lujo en el Centenario. Fueron 21 jugadores los que estuvieron en la práctica, ya que el morelense Héctor Herrera, a quien toda la gente quería ver, pues fue hecho en esta misma cancha con Pumas Morelos, en la Liga de Ascenso, además Miguel Layún, Guillermo Ochoa y Carlos Salcedo, no llegaron a tiempo para la práctica vespertina, pero los seguidores se conformaron con ver de lejos al “Chicharito”, Oribe, Moreno y Corona. Para hoy, la Selección entrenará a las 9 de la mañana en este mismo escenario, aunque esta vez no habrá acceso.

Sí, una tarde-noche espectacular, sin igual, para darle la bienvenida a la Primavera.


CON LA mala suerte ¡Ya basta!

DESDE la llegada de Juan Carlos Osorio al banquillo de la Selección Mexicana, el Tricolor ha padecido de constantes lesiones, por lo que en cada convocatoria se ha tenido que dar de baja a uno o dos jugadores por este tema.

El director deportivo del Tricolor, Santiago Baños, espera que esta maldición se termine para el verano:

“Ya hay que pararle con la malaria. Nos ha tocado la mala suerte de tener jugadores lastimados, la mayoría han venido lesionados y los hemos tenido que regresar a sus equipos, pero tampoco nos ha ido mal en los resultados”, mencionó el directivo.

Asimismo, Baños explicó que el malestar de Andrés Guardado no es tan complicado como parece, pero deberán tener al jugador del PSV Eindhoven entre algodones.

“Se tomó un estudio, no es nada grave, pero lo suficiente para dejarlo entre 8 y 10 días fuera, entonces estará con nosotros esta semana rehabilitándose y probablemente cuando viajemos a Trinidad él regresa a Holanda”, dijo para Televisa Deportes.

Para finalizar, Santiago afirmó que el portero José de Jesús Corona no trabajó al parejo de sus compañeros debido a un malestar físico.

“Está mejor, hoy ya entrenó, todavía tiene dolor en la cadera por un choque con uno de sus compañeros el fin de semana y mañana en la tarde estará entrenando al parejo”, puntualizó.