/ lunes 6 de febrero de 2017

Morante y Juli comparten triunfo en 71 Aniversario de La México

Los diestros españoles Morante de la Puebla y Julián López "El Juli" se repartieron hoy el triunfo, en la corrida por el 71 aniversario de la Monumental Plaza de Toros México, al cortar un par de orejas cada uno.

Morante y "El Juli" alternaron con el joven diestro de Aguascalientes, Luis David Adame, quien confirmó su alternativa con una discreta, pero entregada labor, la cual no le redituó al final ningún trofeo.

Los tres espadas lidiaron un encierro de la dehesa de Teófilo Gómez, el cual tuvo una regular presencia física, y un juego muy irregular y complicado por momentos. Se regaló al final un ejemplar de Fernando de la Mora, que fue deslucido.

Morante de la Puebla lidió a "Ramaliego", de 510 kilos, un ejemplar de escaso recorrido y juego, con el que el ibérico poco pudo mostrar, tras ver las pésimas condiciones que tenía para lucir. Después de abreviar, se retiró en silencio.

Con su segundo rival, "Muchacho", de 552 kilos, Morante mejoró en los tres tercios, con un trasteo emotivo, templado y de buen gusto, fiel a su peculiar estilo, lleno de detalles y torería. Luego de lucirse, mató con espadazo para cortar las dos orejas.

Julián López se enfrentó a "Abuelo", de 512 kilos, con el que logró una faena variada y lucida ante un toro de buen juego y al que aprovechó de principio a fin. Luego de un trasteo emotivo, el madrileño malogró todo con el acero, para llevarse al final una ovación.

Con su segundo toro, "Don Marcos" de 513 kilos, "El Juli" mejoró su trasteo anterior, con una faena repleta de inventiva y creatividad taurina, ante un toro que se dejó lidiar y que fue amplio colaborador del madrileño.

Luego de una labor de mucho empeño y valor, Julián López la coronó con estocada en todo lo alto, que le valió para recibir las dos merecidas orejas y ganarse a pulso la salida en hombros de esta magna corrida de aniversario.

Abrió la tarde Luis David Adame con "Cántabro", de 476 kilos, toro de la confirmación de su alternativa y con el que poco pudo hacer, pese a que el burel resultó de buen juego y recorrido. El joven hidrocálido terminó con pinchazos y se fue con palmas.

Con "Cervecero", de 534 kilos, el joven Adame volvió a recibir toda la presión de alternar con un par de enormes figuras de talla mundial, de ahí que su labor pasó casi desapercibida. Falló al matar y se fue en silencio.

Con la idea de poder mostrarse al menos, Adame regaló a "Encinillo", de 549 kilos de Fernando de la Mora, sin embargo, el de Aguascalientes tampoco pudo lucir, luego que el toro se lo impidió, para concluir en silencio y con un aviso.

/cpg

Los diestros españoles Morante de la Puebla y Julián López "El Juli" se repartieron hoy el triunfo, en la corrida por el 71 aniversario de la Monumental Plaza de Toros México, al cortar un par de orejas cada uno.

Morante y "El Juli" alternaron con el joven diestro de Aguascalientes, Luis David Adame, quien confirmó su alternativa con una discreta, pero entregada labor, la cual no le redituó al final ningún trofeo.

Los tres espadas lidiaron un encierro de la dehesa de Teófilo Gómez, el cual tuvo una regular presencia física, y un juego muy irregular y complicado por momentos. Se regaló al final un ejemplar de Fernando de la Mora, que fue deslucido.

Morante de la Puebla lidió a "Ramaliego", de 510 kilos, un ejemplar de escaso recorrido y juego, con el que el ibérico poco pudo mostrar, tras ver las pésimas condiciones que tenía para lucir. Después de abreviar, se retiró en silencio.

Con su segundo rival, "Muchacho", de 552 kilos, Morante mejoró en los tres tercios, con un trasteo emotivo, templado y de buen gusto, fiel a su peculiar estilo, lleno de detalles y torería. Luego de lucirse, mató con espadazo para cortar las dos orejas.

Julián López se enfrentó a "Abuelo", de 512 kilos, con el que logró una faena variada y lucida ante un toro de buen juego y al que aprovechó de principio a fin. Luego de un trasteo emotivo, el madrileño malogró todo con el acero, para llevarse al final una ovación.

Con su segundo toro, "Don Marcos" de 513 kilos, "El Juli" mejoró su trasteo anterior, con una faena repleta de inventiva y creatividad taurina, ante un toro que se dejó lidiar y que fue amplio colaborador del madrileño.

Luego de una labor de mucho empeño y valor, Julián López la coronó con estocada en todo lo alto, que le valió para recibir las dos merecidas orejas y ganarse a pulso la salida en hombros de esta magna corrida de aniversario.

Abrió la tarde Luis David Adame con "Cántabro", de 476 kilos, toro de la confirmación de su alternativa y con el que poco pudo hacer, pese a que el burel resultó de buen juego y recorrido. El joven hidrocálido terminó con pinchazos y se fue con palmas.

Con "Cervecero", de 534 kilos, el joven Adame volvió a recibir toda la presión de alternar con un par de enormes figuras de talla mundial, de ahí que su labor pasó casi desapercibida. Falló al matar y se fue en silencio.

Con la idea de poder mostrarse al menos, Adame regaló a "Encinillo", de 549 kilos de Fernando de la Mora, sin embargo, el de Aguascalientes tampoco pudo lucir, luego que el toro se lo impidió, para concluir en silencio y con un aviso.

/cpg