/ lunes 12 de septiembre de 2016

Román “Chocolatito” González, dispuesto a revancha con Cuadras

  • SE MERECE UNA OPORTUNIDAD, DIJO

LOS ÁNGELES, California. (Notimex).- Con las huellas de la batalla en el rostro, el boxeador nicaragüense Román González aseguró que Carlos Cuadras merece una revancha, consciente de que nadie le había pegado como el mexicano.

“Se merece una oportunidad, fue una gran pelea, me inflamó los dos ojos, lo importante es que el público salió satisfecho con una gran pelea. Tiene un gran mérito, aguantó”, dijo el pugilista, quien se proclamó campeón supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Aunque el mexicano dejó en claro que el resultado de la batalla no fue justo, el “Chocolatito” se mostró feliz con su victoria, “fue una pelea ampliamente ganada, me mandaron presionar, se movía bien, era el campeón y venía en las mejores condiciones”.

Agregó que el “Príncipe” combinó bien sus manos, “fue un gran peleador que aguanta mucho, sentí un poquito pesado cuando amarraba, gracias a Dios con la condición pudimos soportar los 12 asaltos”.

Con esta victoria, Román logró su cuarto título mundial en diferentes categorías y mejoró lo hecho por su ídolo Alexis Argüello, quien se agenció tres, aunque señaló que jamás lo superará, “siempre será el número uno”.

Sobre qué seguirá en su carrera, el actual monarca mosca y supermosca del CMB señaló que se quedará en las 115 libras, en espera de hacer una pelea más antes de medirse con otro rival de nombre.

“Me gustaría hacer una o dos peleas más y luego con (el japonés) Naoya Inoue o con el ‘Gallo' (Juan Francisco Estrada), con cualquiera de los dos. Es la primera vez que me inflaman, pero hay que darse cuenta que vienen peleas más difíciles”, apuntó.

  • SE MERECE UNA OPORTUNIDAD, DIJO

LOS ÁNGELES, California. (Notimex).- Con las huellas de la batalla en el rostro, el boxeador nicaragüense Román González aseguró que Carlos Cuadras merece una revancha, consciente de que nadie le había pegado como el mexicano.

“Se merece una oportunidad, fue una gran pelea, me inflamó los dos ojos, lo importante es que el público salió satisfecho con una gran pelea. Tiene un gran mérito, aguantó”, dijo el pugilista, quien se proclamó campeón supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Aunque el mexicano dejó en claro que el resultado de la batalla no fue justo, el “Chocolatito” se mostró feliz con su victoria, “fue una pelea ampliamente ganada, me mandaron presionar, se movía bien, era el campeón y venía en las mejores condiciones”.

Agregó que el “Príncipe” combinó bien sus manos, “fue un gran peleador que aguanta mucho, sentí un poquito pesado cuando amarraba, gracias a Dios con la condición pudimos soportar los 12 asaltos”.

Con esta victoria, Román logró su cuarto título mundial en diferentes categorías y mejoró lo hecho por su ídolo Alexis Argüello, quien se agenció tres, aunque señaló que jamás lo superará, “siempre será el número uno”.

Sobre qué seguirá en su carrera, el actual monarca mosca y supermosca del CMB señaló que se quedará en las 115 libras, en espera de hacer una pelea más antes de medirse con otro rival de nombre.

“Me gustaría hacer una o dos peleas más y luego con (el japonés) Naoya Inoue o con el ‘Gallo' (Juan Francisco Estrada), con cualquiera de los dos. Es la primera vez que me inflaman, pero hay que darse cuenta que vienen peleas más difíciles”, apuntó.