/ sábado 9 de abril de 2016

Vela, Reyes y la Real Sociedad contra Barcelona

SAN SEBASTIÁN, España.- La Real Sociedad, con los mexicanos Carlos Vela y Diego Reyes, intentará conseguir un nuevo triunfo en casa ante el Barcelona, que la confirme como su bestia negra, ya que los culés no ganan en San Sebastián desde 2007 y han encajado cuatro derrotas en los últimos cinco años.

Los donostiarras, sin otro objetivo que el de mejorar su posición en la clasificación y firmar la permanencia en la Primera División, conocen el camino para ese triunfo y podrían darle vida a la Liga española, en el tramo final de la competición.

El conjunto vasco, tras su victoria en su visita al Sevilla, tiene la moral a tope, pero su objetivo de hacer doblar la rodilla a los culés choca con las importantes bajas con las que afrontará este partido.

Descontadas ya las ausencias de los jugadores lesionados de media o larga duración, como Sergio Canales, Raúl Navas o Imanol Agirretxe, la lista de bajas es todavía más amplia por las sanciones y lesiones habidas en los últimos días.

Iñigo Martínez, lesionado, Markel Bergara, quien vio la roja ante el Sevilla, Yuri Berchiche por acumulación de tarjetas, además del portero suplente Oier Olazabal y del defensor Carlos Martínez, quedan fuera de la convocatoria.

Eusebio Sacristán, técnico de la Real Sociedad, tiene, no obstante, un fondo de armario ancho y podrá suplir algunas de esas ausencias con jugadores solventes como Aritz Elustondo en defensa o Rubén Pardo en el medio campo.

Tras empatar ante el Villarreal y perder frente al Real Madrid, el Barcelona busca dar un nuevo golpe de autoridad en la Liga española, con una victoria en Anoeta.

Los culés no quieren debilitar más su liderato y esperan mantener a raya al Atlético de Madrid y Real Madrid, sus más inmediatos perseguidores, a seis y siete puntos, respectivamente. Lo intentará en un escenario que en los últimos años no le ha resultado propicio, pues el Barcelona nunca ha ganado en San Sebastián desde que la Real Sociedad regresó a la Primera División, hace seis temporadas.

De hecho, la derrota del año pasado sirvió de punto de inflexión al equipo dirigido por Luis Enrique. Un autogol de Jordi Alba al minuto 2, la incapacidad de darle la vuelta al marcador y la suplencia de Lionel Messi, tras las vacaciones de Navidad, abrieron el debate sobre la idoneidad del nuevo proyecto del técnico asturiano.

Pero a partir de ahí, la reacción del Barcelona ya es de sobras conocida. Los culés enderezaron el rumbo, despejaron las dudas y cerraron el curso con su segundo triplete: Liga española, Champions League y Copa del Rey.

/arm

SAN SEBASTIÁN, España.- La Real Sociedad, con los mexicanos Carlos Vela y Diego Reyes, intentará conseguir un nuevo triunfo en casa ante el Barcelona, que la confirme como su bestia negra, ya que los culés no ganan en San Sebastián desde 2007 y han encajado cuatro derrotas en los últimos cinco años.

Los donostiarras, sin otro objetivo que el de mejorar su posición en la clasificación y firmar la permanencia en la Primera División, conocen el camino para ese triunfo y podrían darle vida a la Liga española, en el tramo final de la competición.

El conjunto vasco, tras su victoria en su visita al Sevilla, tiene la moral a tope, pero su objetivo de hacer doblar la rodilla a los culés choca con las importantes bajas con las que afrontará este partido.

Descontadas ya las ausencias de los jugadores lesionados de media o larga duración, como Sergio Canales, Raúl Navas o Imanol Agirretxe, la lista de bajas es todavía más amplia por las sanciones y lesiones habidas en los últimos días.

Iñigo Martínez, lesionado, Markel Bergara, quien vio la roja ante el Sevilla, Yuri Berchiche por acumulación de tarjetas, además del portero suplente Oier Olazabal y del defensor Carlos Martínez, quedan fuera de la convocatoria.

Eusebio Sacristán, técnico de la Real Sociedad, tiene, no obstante, un fondo de armario ancho y podrá suplir algunas de esas ausencias con jugadores solventes como Aritz Elustondo en defensa o Rubén Pardo en el medio campo.

Tras empatar ante el Villarreal y perder frente al Real Madrid, el Barcelona busca dar un nuevo golpe de autoridad en la Liga española, con una victoria en Anoeta.

Los culés no quieren debilitar más su liderato y esperan mantener a raya al Atlético de Madrid y Real Madrid, sus más inmediatos perseguidores, a seis y siete puntos, respectivamente. Lo intentará en un escenario que en los últimos años no le ha resultado propicio, pues el Barcelona nunca ha ganado en San Sebastián desde que la Real Sociedad regresó a la Primera División, hace seis temporadas.

De hecho, la derrota del año pasado sirvió de punto de inflexión al equipo dirigido por Luis Enrique. Un autogol de Jordi Alba al minuto 2, la incapacidad de darle la vuelta al marcador y la suplencia de Lionel Messi, tras las vacaciones de Navidad, abrieron el debate sobre la idoneidad del nuevo proyecto del técnico asturiano.

Pero a partir de ahí, la reacción del Barcelona ya es de sobras conocida. Los culés enderezaron el rumbo, despejaron las dudas y cerraron el curso con su segundo triplete: Liga española, Champions League y Copa del Rey.

/arm