/ viernes 24 de julio de 2020

Redskins se llamarán Washington Football Team, al menos en 2020

No tendrá ningún cambio en su esquema de color por lo que seguirá utilizando el burdeos y oro, pero el logotipo del indio se fue

Washington, D.C.- El equipo de Washington de la NFL ha dejado de llamarse Redskins y anuló el logotipo que representa la cabeza y las plumas de un indio para denominarse, al menos por esta temporada, Washington Football Team.

La decisión es provisional pues la entidad busca tener más tiempo para consumar una elección permanente del nombre.

El equipo continuará el proceso de retirar el nombre anterior y anularlo de espacios físicos y digitales en los próximos 50 días, de carea al primer partido de temporada regular, el 13 de septiembre, contra los Eagles de Filadelfia.

Foto: AFP



El Washington Football Team no tendrá ningún cambio en su esquema de color, por lo que seguirá utilizando el burdeos y oro, mientras que el logotipo del casco será reemplazado por el número de oro de cada jugador.

El Equipo de Washington debutará con su uniforme número de local, utilizará la indumentaria número 2 fuera de casa, contra los Cardinals de Arizona.

Si bien el equipo de futbol de Washington usa estos uniformes y cascos para la temporada 2020, buscará la opinión de los jugadores, exalumnos, aficionados, patrocinadores y la comunidad sobre el nombre del equipo que usará en el futuro.


El equipo retiró el 13 de julio el nombre que había usado durante 87 años como consecuencia de un estudio en e que quedaron expuestas las reivindicaciones históricas de los grupos nativos del país y la discriminación que alegan sentir por la expresión Redskins.

El dueño del equipo de Washington, Dan Snyder, se había resistido durante años a cambiar el nombre.

Algunos que trabajaban para Snyder dijeron que creían que preferiría vender el equipo que usar un nuevo nombre.

La controversia en torno al nombre fue anterior a la compra del equipo por parte de Snyder en mayo de 1999. Cuando Washington jugó en el Super Bowl XXVI después de la temporada de 1991, había dos mil manifestantes fuera del Metrodome en Minneapolis.

El entonces dueño, Jack Kent Cooke, también resistió la presión del cambio por considerar que no era despectivo.

Foto: AFP


Pero Snyder y la franquicia han estado bajo presión tras las protestas por la muerte del ciudadano de raza negra George Floyd, el 25 de mayo, por un policía en Minneapolis.

Al menos 87 accionistas minoritarios que engloban unos 620 millones de dólares dentro de equipo pidieron a los patrocinadores FedEx, PepsiCo y Nike dejar de hacer negocios con el equipo a menos que se cambiara el nombre.

El 2 de julio, FedEx emitió un comunicado diciendo que le había dicho al equipo que quería que se cambiara el nombre. Los otros patrocinadores siguieron el mismo camino.

La multinacional Amazon, primero, y luego las grandes cadenas de tiendas Walmart y Target también anunciaron que no venderían más la mercancía con el nombre de los Redskins de Washington, mientras que FedEx informó al equipo que eliminaría su nombre del estadio si la temporada 2021 no cambiaba el suyo.

FedEx firmó un acuerdo de derechos de denominación por 27 años por 205 millones en 1998, además que su dueño y CEO, Fred Smith, ha sido un accionista minoritario en la franquicia de Washington desde el 2003.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Washington, D.C.- El equipo de Washington de la NFL ha dejado de llamarse Redskins y anuló el logotipo que representa la cabeza y las plumas de un indio para denominarse, al menos por esta temporada, Washington Football Team.

La decisión es provisional pues la entidad busca tener más tiempo para consumar una elección permanente del nombre.

El equipo continuará el proceso de retirar el nombre anterior y anularlo de espacios físicos y digitales en los próximos 50 días, de carea al primer partido de temporada regular, el 13 de septiembre, contra los Eagles de Filadelfia.

Foto: AFP



El Washington Football Team no tendrá ningún cambio en su esquema de color, por lo que seguirá utilizando el burdeos y oro, mientras que el logotipo del casco será reemplazado por el número de oro de cada jugador.

El Equipo de Washington debutará con su uniforme número de local, utilizará la indumentaria número 2 fuera de casa, contra los Cardinals de Arizona.

Si bien el equipo de futbol de Washington usa estos uniformes y cascos para la temporada 2020, buscará la opinión de los jugadores, exalumnos, aficionados, patrocinadores y la comunidad sobre el nombre del equipo que usará en el futuro.


El equipo retiró el 13 de julio el nombre que había usado durante 87 años como consecuencia de un estudio en e que quedaron expuestas las reivindicaciones históricas de los grupos nativos del país y la discriminación que alegan sentir por la expresión Redskins.

El dueño del equipo de Washington, Dan Snyder, se había resistido durante años a cambiar el nombre.

Algunos que trabajaban para Snyder dijeron que creían que preferiría vender el equipo que usar un nuevo nombre.

La controversia en torno al nombre fue anterior a la compra del equipo por parte de Snyder en mayo de 1999. Cuando Washington jugó en el Super Bowl XXVI después de la temporada de 1991, había dos mil manifestantes fuera del Metrodome en Minneapolis.

El entonces dueño, Jack Kent Cooke, también resistió la presión del cambio por considerar que no era despectivo.

Foto: AFP


Pero Snyder y la franquicia han estado bajo presión tras las protestas por la muerte del ciudadano de raza negra George Floyd, el 25 de mayo, por un policía en Minneapolis.

Al menos 87 accionistas minoritarios que engloban unos 620 millones de dólares dentro de equipo pidieron a los patrocinadores FedEx, PepsiCo y Nike dejar de hacer negocios con el equipo a menos que se cambiara el nombre.

El 2 de julio, FedEx emitió un comunicado diciendo que le había dicho al equipo que quería que se cambiara el nombre. Los otros patrocinadores siguieron el mismo camino.

La multinacional Amazon, primero, y luego las grandes cadenas de tiendas Walmart y Target también anunciaron que no venderían más la mercancía con el nombre de los Redskins de Washington, mientras que FedEx informó al equipo que eliminaría su nombre del estadio si la temporada 2021 no cambiaba el suyo.

FedEx firmó un acuerdo de derechos de denominación por 27 años por 205 millones en 1998, además que su dueño y CEO, Fred Smith, ha sido un accionista minoritario en la franquicia de Washington desde el 2003.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Política

La autoridad no evitó el homicidio del Ray

La CDHM concluyó que en el penal de Atlacholoaya, en donde se encontraba el capo, había pocos custodios y varias armas blancas

Sociedad

Confía el Cuauh en la FGR y no en la estatal

Blanco Bravo consideró que las acusaciones en su contra obedecen a ataques de “narcopolíticos” que quieren el poder rumbo a la carrera presidencial de 2024

Finanzas

Ganancias de Afores bajan 5.4% en 2021

Tras dos años de datos positivos reportaron pérdidas a causa de ajustes por el tope a comisiones para 2022

Moda

Muere la leyenda de la moda André Leon Talley a los 73 años

Leon Talley fungió como exdirector de Vogue, además de formar parte de la sección modística de The New York Times y Women’s Wear Daily

Sociedad

Bajo Observación | Mexicanos se guardan con Ómicron

La cantidad de personas en la calle volvió a estar por debajo de los niveles pre-pandemia: Menos 0.8%

Gossip

Gilberto Navarrete busca un cambio en el sindicato de músicos

Navarrete postulado para ocupar la Secretaría General del gremio; el viernes se realizan las elecciones

Mundo

¿Cuánto confiamos en las máquinas?

Los países occidentales tienden a tener una visión más pesimista de la inteligencia artificial que las potencias emergentes, según una encuesta del Foro de Davos

Moda

Tienes que saber esto antes de una cirugía plástica

La rinoplastia es una de las que más se realiza en México, pero tiene sus riegos

Gossip

Daft Punk el dúo que siempre vivió en el futuro

Homework, su disco debut cumple 25 años, un disco que abrió las puertas del mundo pop a la música electrónica